dimarts, 20 de setembre de 2022

Volviendo por Sant Llorenç de Montgai a la Paret del Pont: Vías Lo Gall Llop y De L'Alba

 


Este sábado estuvo el plan en el aire hasta el último momento, por una serie e circunstancias y finalmente acordamos con Jordi F. de subir nuevamente hacia Camarasa y Sant Llorenç de Montgai, en el que personalmente no había escalado desde el tradicional 'Encuentro entorno aniversario Pepe Guerrero', que por cierto fue algo accidentado. Las temperaturas que hemos sufrido durante todo el verano han hecho que no hubiera mucha motivación para ir por allí a escalar, pero justo este sábado parecía que daba algo de tregua y no serían tan altas.

Como la vía que escalamos con 'Joan Asín' y 'Joan Prunera' nos dejó buen sabor de boca (Lo Gall Llop), pareció un buen momento para repetirla con Jordi y redondearíamos el día con alguna otra escalada.

Reseña original de Juan Gutiérrez

Como suele ser habitual fuimos directamente a Cal Pere para almorzar, encontrándonos con Pepe Guerrero y Gilbert. Casualmente también estaban por allí Lluis Olóndriz (que es a quien se dedicó la vía que íbamos a escalar) que estaba con Amadeu y que también iban a escalar por la Paret del Pont. También estaba un grupo de lo 'Lo Gall' que iban a repetir unas vías que recientemente habían abierto Montse y Emili (que también estaban en el bar), en el Sòcol del Mont-Roig. Al llegar, la temperatura muy agradable parecía que auguraba un buen día de escalada.

Después de almorzar tranquilamente y ponernos al día de novedades de la zona, como el rumor que está corriendo de que en la Paret de les Bagasses quieren instalar más redes metálicas en la zona de Desenlace Inesperado para evitar posibles caídas de piedras sobre la vía del tren lo que supondría la imposibilidad de escalar los primeros largos de algunas de las vías contiguas, ya nos dispusimos a ir a nuestro primer objetivo. 

Casualmente aparcamos junto al vehículo de  Lluis y Amadeu y nos explicaron que el acceso más rápido es el que se ha habilitado justo en el extremo izquierdo de la Paret del Pont y a poca distancia del tramo de pista cimentado al inicio por el que después acaba el descenso de esta pared. Bien marcado con 'fitas' en pocos minutos se accede cómodamente al pie de vía que es fácil de identificar.

Para no tener dudas...

Al llegar nos encontramos con la sorpresa de que estaba una pareja escalando el primer largo y casualmente eran Laura Sánchez (más conocida en Instagram por 'Laurinske') y Xavi Junqué. La verdad es que fue Laura quien me reconoció y me dijo quien era (suerte de eso, ya que con lo mal fisonomista que soy, no la habría reconocido). Justo estaba Xavi asegurando a Laura para comenzar el primer largo que tiene un tramo bastante técnico de 6a (no obligado). A modo de broma comentaba que se sentía presionada al ver que la observábamos, pero sin problemas resolvió rápido su escalada.

Laura asegurada por Xavi en el tramo más técnico

Para no incordiar, dejamos que casi estuvieran en medio del segundo largo para iniciar Jordi la escalada y como no, también resolvió sin problemas este corto (20 metros), pero bonito largo y de igual forma al recuperar el largo también lo conseguí yo.

'Xavi J.' en el segundo largo
Y Laura recuperando el segundo largo

Jordi en el primer largo
Xavi J. en el tercer largo
Amadeu en la Normal
Xavi finalizando el primer largo

Tal como llegué a la R-1 ya me dispuse para seguir con el segundo, que inicia con un gran flanqueo de IV al inicio y que después pasa a IV+ y donde aún siendo 'fácil' te lo has de mirar más. Hay que prestar atención el tramo anterior a la R-2 al haber algo de tierra y donde casi se junta con la vía 'Dragon Rut'. Este largo también de 20 metros.



Xavi en el segundo largo
Jordi asegurando desde la R-1 y recuperando el segundo largo

Desde la R-2 vemos al lado, en la 'Vía Normal', a Lluis y Amadeu que estaban dudando por que vía seguir en la parte superior. Recupera Jordi y sin más dilación sigue con el tercero que comenzó fuerte pasando de la primera chapa a tercera al ver más difícil parar a chapar el segundo que continuar y en ese momento le patinó un pie que provocó el acto reflejo de cogerse a la cinta. El resto del largo lo solvento perfectamente en libre (6a/V/IV), pero aún teniendo la precaución de poner cintas extensibles,, al ser un largo tan sinuoso, las cuerdas se debieron encastar en alguna fisura y después el problema lo tuve yo para recuperar el material. Afortunadamente al haber tanta chapa pude resolver el problema trampeando, pero con una sensación al flaquear por el gran desplome y ver que colgaban unos 3 metros de las cuerdas por debajo los pies, sin que Jordi por mucho que se esforzaba, no podía más que recuperar palmo a palmo la cuerda., la sensación que daba era de mucho respeto por el posible 'botafumeiro' que podía dar. Hasta que no llegué junto a un árbol, donde ya comienza el tramo de V. Desde luego que los 35 metros del largo se me hicieron más largos que la anterior vez. Arriba aún estaban Laura y Xavi y ya nos despedimos ya que ellos seguían viaje.

Jordi en el tercer largo
Al ver que no corrían bien las cuerdas ya estaba pensando como resolver el tema

Reposamos un rato y hablando que más podríamos escalar, Jordi recordó otra víaque le taltaba por escalar y que yo ya había escalado junto a Mamerto y Jordi Clariana: 'Vía de l'Alba':

 
Reseña original 'Vía de l'Alba'

Bajamos tranquilamente y al llegar al tramo que conduce a la carretera (que por cierto ahora han asfaltado todo el tramo que quedo afectado por las obras), vimos un cartel a modo de recordatorio y que tristemente sorprende que aún hoy día se tenga que insistir:


Accedimos nuevamente para volver a pie de vía de Lo Gall Llop para recoger algo que habíamos dejado por allí, y ya seguimos flanqueando hasta llegar al inicio de la vía, tambíén fácil de identificar:
 

Como estaba Jordi animado ya quedamos que él escalaría los dos largos y que yo haría el cambio de reunión.. La vía inicia claramente hacia un clavo no demasiado lejano visible por un cordino que cuelga. Después ya en diagonal a la derecha se va a buscar el diedro en el que se van encontrando numerosas sabinas con cordinos lazados. Al acabar el diedro bajo un desplome, se sale hacia la izquierda para luego efectuar un tramo en diagonal a la derecha y después otro ya definitivo hacia la izquierda que conduce a la gran vira y en el que a los 35 metros se llega  a la R-1 de anclajes químicos y algún parabolt.






En el primer largo de L'Alba

Desde la R-1 vemos que al final de la pared estaban Lluis y Amadeu que ya habían terminado la faena y ya marchaban a Cal Pere, donde después también nos encontraríamos. Hago el cambio de reunión pasando de largo una reunión de parabolts de la Pim Pam y llegue a un puente de roca equipado con un cordino y algo a su izquierda está una roca con el nombre de la vía, que está algo 'sucia' y cuesta más de ver (a unos 15m de la R-1). Sobre ella y en una fisura hay otro cordino en el inicio del segundo largo. Se igue por unas gradas (III) que llevan hasta el pie de la gran chimenea en la que se encentran una buena sabina lazad y un par de puentes de roca ya lazados con cordinos. Advertir que del último que está bajo el gran techo, hay que bajar un poco y salir hacia la izquierda para encontrar un parabolt 'escondido' para proteger el paso más espectacular que difícil (V-). Después casi se junta con el final de la vía COVID 19 encontrando otro parabolt y ya se llega a los 30 metros y donde a parte de 2 parabolts con argollas, han quedado para la posteridad un montón de espárragos utilizados en las labores de 'arreglo' para la carretera. La temperatura había subido algo, pero sin alcanzar los 30º que tantos días se han superado ampliamente.


En el segundo largo de L'Alba

Recogimos cuerdas y material y nuevamente nos dirigimos a Cal Pere a darnos un buen homenaje. Al llegar nuevamente coincidimos con Montse y Emili por una parte y Lluis y Amadeu por otra. Mientras comíamos aparecieron l@s companys de 'Lo Gall' que había escalado las tres vías nuevas del Sòcol del Mont-Roig y con algún incidente que otro que a alguno ellos le ocasionó tener que visitar el hospital para que le hicieran un pequeño 'zurcido'.