diumenge, 14 d’octubre de 2018

Finde variado y variable en el Pilier de Saint Martin y en el sector Good is Clean

Parece que ya el verano está dejando paso a un otoño más revuelto, sobre todo este finde con la anunciada entrada de los restos del huracán Leslie.


Inicialmente habíamos planeado con Jordi C. y Assumpció hacer una salida por la 'Catalunya Nord' con el objetivo principal de escalar la clásica al Pilier de Saint-Martin. Viendo como iban avanzado las previsiones decidimos modificar los planes y hacer una escapada rápida el viernes para subir y bajar en el día, cosa no tan descabellada gracias a las buenas comunicaciones que hay para acceder y teniendo en cuenta que la aproximación es de 4 minutos.


Jordi y Assumpció ya la habían escalado hace algún tiempo y tenían ganas de repetirla, así que no hubo problemas para ponernos de acuerdo. El viernes de camino hacia la frontera, el tiempo no estaba nada claro y unas densas nubes con algo de niebla nos hizo temer lo peor. Por suerte, nada más pasar a la vertiente norte y acercarnos a Perpignan, empezamos a ver como asomaba el sol y ya vimos la silueta del Canigó. Paramos a tomar unos cafés en Vernet-les-Bains y ya nos dirigimos a Casteil donde aparcamos el automóvil. Aunque es muy cercano al Pilier, no hay una visión del mismo y cuesta de creer que esté allí.

Inicio de la 'dura' aproximación...

Hay que iniciar la aproximación siguiendo las marcas de PR que se dirige hacia la Abadía de Sain-Martin-du-Canigou, pero al encontrar un cruce en el que el PR se desvía hacia la izquierda por fuertes pendientes, hay que seguir recto por camino plano y unos metros después llegamos a la amplia plataforma de pie de vía, con una mesa de picnic al lado.

Pie de vía...
...y la mesa para picnic...

Vemos que hay equipadas un buen número de vías deportivas de netre 15 y 30 metros, mayoritariamente equipadas con anclajes químicos y algún parabolt. Casi todas indica su grado de dificultad. Advertimos que el primer largo de la Normal han sido sustituidos casi todos sus parabolts por químicos. 

Por la noche debió caer una buena tormenta y como el primer tramo de la vía está orientado algo hacia el oeste, permanecía algo húmeda. Jordi solicita comenzar la vía y sin problemas le dejamos comenzar.

A pesar de estar graduado de IV+ la humedad ha que de la apariencia de ser bastante más. Suerte que el equipamiento da mucha confianza y pasando algo de 'miedo' conseguimos superar el primer largo, con la esperanza de que algo más arriba ya nos tocaría el sol. Este primer largo va siguiendo una serie de diedritos al final de los cuales encontramos una reunión de una de las vías deportivas, siguiendo por unas placas algo por su izquierda, que al estar algo mojadas es donde más atención tuvimos que prestar, llegando finalmente a la R-1 de 4 parabolts en una plataforma bajo unos desplomes. En el largo unos 13 seguros, la mayoría químicos.




En el primer largo

Sigue Jordi con el segundo largo con un bonito inicio en diagonal a la derecha para sortear el desplome (IV+), encontrado a la salida del mismo otra reunión de una de las vías deportivas, siguiendo por una especie de espolón (IV/IV+) que nos conduce a la R-2 a unos 30 metros,en un gran castaño, haviendo encontrado en el largo unos 7 químicos. Aquí ya la roca , salvo al inicio, ya está seca.


En el segundo largo

La tercera tirada en una de las más largas y va sorteando la vegetación cogiendo una sucesión de placas con buena roca y algo tumbadas (IV), llegando a los 45 metros a la R-3 en un 'roble bífido'. En el recorrido encontramos 10 seguros (químicos en su gran mayoría).


En el castaño de la R-2 y en el tercer largo

Cambiamos cuerdas y ya sigo de primero el resto de la vía. El cuarto largo inicia caminando para alcanzar la base de un resalte donde encontramos el paso más difícil de la vía (Vº) en un espolón vertical al final del cual encontramos una repisa pequeña bajo un buen árbol, montando la R-4 a los 35 metros. En el recorrido encontramos 5 parabolts.






En el cuarto largo

El quinto largo inicia en diagonal hacia la izquierda hacia un resalte vertical y fisurado encontrando el paso más difícil (v) en el punto que pasamos al otro lado del espolón y seguimos ahora en diagonal hacia la derecha (IV+) hasta llegar a una buena plataforma donde encontraremos a los 35 metros la R-5 de dos clavos y un parabolt. En el largo ocho parabolts.




En el quinto largo
R-5

El sexto largo inicia en diagonal a la derecha y una vez superado un pequeño resalte se describe una ligera diagonal a la izquierda para después seguir una sucesión de placas de V-, con un paso puntual de V después del cual ya se vuelves a describir una diagonal hacia la izquierda hacia un pequeño árbol donde encontraremos la R-6 a los 35 metros, de 3 parabolts y el referido árbol. En el largo 10 parabolts.



En el sexto largo
En la R-6 con la  Abadía de Sain-Martin-du-Canigou 

El séptimo largo es ya el último y consiste en una travesía aérea hacia la derecha por una afilada arista en el que encontraremos unos 5 parabolts. No existe la cuerda fija que indica una de las reseñas, aubque si que hay un doble parabolt unido con un troazo de cuerda (¿reunión de otra vía?). En un collado encontraremos una reunión de parabolts habilitada para rapelar, que pasaremos de largo hasta llegar a una amplia plataforma con un buen árbol donde podemos montar la R-7 a los 25 metros.






En el séptimo largo
 Al final de la vía nos sorprende ver cactus a esta altitud...
 Foto de la cordada al final de la vía

Después de un rato de descanso,emprendemos el descenso, que siguiendo las 'fitas' que hay desde el final de la vía, nos conduce a una empinada canal que desciende en paralelo a la propia vía, con tramos delicados si se produce un resbalón. Finalmente después de toda la tensión de la bajada, volvemos al pie de vía y nos encontramos de prácticas, escalando a un grupo de unos 15 gendarmes del Grupo de Rescate de Montaña.

 La canal de bajada en la que hay que prestar atención...

Mientras esperaba que acabaran de bajar Jordi y Assumpció me estuve fijando como escalaban los gendarmes y todo iba según lo que yo entiendo como 'normal'; habían varios escaladores escalando en tope rope (la roca aún estaba húmeda) y todos con el casco puesto y escalando con normalidad, hasta que veo que uno de los veteranos, que parecía ser de los que mandaba, coge una cuerda se pone los pies de gato y empieza a escalar una de las vías que parecía con los seguros más distanciados y sin casco, va subiendo, chapa un primer seguro a unos 4 metros y sigue hacia el segundo, que también estaba a 4 metros del anterior y cuando ya casi estaba llegando a ese seguro resbala con las manos es una especie de tubo de órgano y tiene la suerte de sólo bajar 2 palmos... creo que si no se llega a parar podría haber llegado al suelo con malas consecuencias...Entre los gendarmes nadie dijo nada pero todos se miraban de reojo...

Bajamos a Vernet-les-Bains confiando que siendo media tarde aún encontraríamos algo para poder comer, pero esta claro que los franceses tiene otras costumbres y no encontramos ninguno de los bares que nos dieran nada de comer. Por suerte al pasar frente a uno de las panaderías, al escucharnos hablar en catalán, un vecino nos aconsejó amablemente que probáramos un tipo de mini pizzas sobre una  especie de tortas con varios ingredientes como jamón y queso y con eso acabamos de 'botellón' en la plaza mayor del pueblo comiéndonos las pizzas y degustando las birras que llevaron Jordi y Assumpció...


Vernet-les-Bains

De regreso para casa, nuevamente al pasar la frontera pasamos lloviendo.pero por suerte no asaba de esa zona.

Para el sábado viendo que en cualquier momento empezarían las anunciadas lluvias quedamos con Jordi y Assumpció para hacer deportiva por Montserrat y quedamos en Cal Anna de El Bruc, donde también habían quedado Montse, Marisol, Manel, Luis, Gilbert, Jose, María, Ferràn y Ramón. De camino para allí, en Martorell llovía y ya me hice a la idea que tomar algo podría ser la mayor actividad del día.

Al encontrarnos ya no llovía pero viendo el plan Jordi y Assumpció prefirieron ir a escalar a Solius, que les queda más cerca de su casa. Los demás estuvimos haciendo tiempo y entonces me vino el recuerdo de un sector de deportiva que no está demasiado alejado y que ninguno habíamos escalado:


Hicimos la cómoda aproximación y llegamos al sector. Nos distribuimos y fuimos escalando de izquierda a derecha:

-PLORS A MITJANIT. vía en teoría la más fácil del sector (V), pero que tiene un paso de bloque ente el 1er y el 2º parabolt que 'Déu n'hi do' (difícil graduar). Después de ese paso ya queda sólo otro parabolt antes de llegar al descuelgue a unos 12 metros. Es una vía de esas que si la escalas lo primero que piensas es si en este sector la vía más fácil es tan dura... pero por suerte no todas están graduadas de la misma forma.


Montse en Plors a mitjanit

-PELEGRÍ ROQUER: vía de 6a de igual descuelgue que la vía anterior y con 4 parabolts, con el paso clave en la superación de un desplome.

 Ramón en Pelegrí roquer y Luis en Vulcanus
Montse en Pelegrí roquer y Jose en Vulcanus

-VULCANUS: vía de V+ con 6 parabolts en 15 metros con un primer tramo de placa fina, seguido de un diedro bavaresa que conduce a un pequeño desplome y con una placa final más 'amable'. Personalmente una de las vías más bonitas del sector por su variedad.


 Luis en el tramo de placa de Vulcanus
 Montse en el tramo de placa de Vulcanus 
Montse en el tramo de bavaresa de Vulcanus  
 Montse en el tramo de desplome de Vulcanus 
Montse en el tramo final de placa de Vulcanus

-MAG UR EL XHAMAN: Se trata de una variante de la vía anterior, con la que se une en el paso del desplome. Entrada expuesta al estar el primer parabolt algo alto, pero después es una escalada mantenida que siendo difícil no tenía ningún paso tan explosivo como el de las dos primeras vías. En total 5 parabolts.


 Montse en Mag Ur el Xhaman

 Montse en Mag Ur el Xhaman y María en Vulcanus

Marisol asegurando a Manel en Vulcanus y María a Gilbert en Mag Ur el Xhaman

Mientras descansábamos vemos como Ramón y Ferràn escalan Dimisión imposible, un 6c de 25 metros semi-equipado:


Ferràn en Dimisión imposible y María en Mag Ur el Xhaman

-BASTAIX: vía de 15 metros con 5 parabolts de V+, pero con un paso de entrada de bloque que es bastante más. Si se entra por su izquierda es más 'humana'. El resto, placa vertical que se toma en diagonal a la derecha y con un último paso para entrar en el descuelgue.


Montse en Bastaix

Con estas vías la gran mayoría tuvimos suficiente y decidimos ir a tomar algo a El Bruc, quedando Ramón, Ferràn y María peleándose con un potente 7a+: El clan de l'ós cavernari.

Tal como ha evolucionando la meteo, puedo decir que me doy por satisfecho con la actividad realizada que ha sido variada y compartida en buena compañía...