domingo, 21 de agosto de 2016

Escalando por el Pirineo Occidental: Pic d'Artouste-Dalle du Maillet-Héas-Pic des Sarradets-Muraille Cap de Long

Con mi tocayo Xavi J. quedamos para hacer una salida por Pirineos Occidentales por su vertiente Norte, con algunas ideas en la agenda, pero sin un plan estricto. Lo único que concretamos era en ir primero al lugar más alejado, que en este caso era el refugio de Larribet, e ir marchando hacia el Este paulatinamente.

El primer día llegamos al aparcamiento junto a la Maison du Parc Nacional y nos equipamos como para poder pasar un par o tres de días en el refugio de Larribet. Con el consiguiente 'monstruo' en la espalda, las dos horas de aproximación para hacer los 600 metros de desnivel que tocan remontar se alargaron bastante más...

 Maison du Parc Nacional


Aproximación 'costosa'...

El refugio a tope al coincidir con el fin de semana y sorpresa al llegar y encontrarnos a unos compañeros de Vva i la Geltrú, que casualmente también nos habíamos encontrado con Xacó en nuestra estancia en 'Cavallers'. Mientras cenamos barajamos las posible vías a escalar y acabamos por decidirnos por la más larga y exigente para este primer día:


 Reseña y mapa de acceso y descenso de 'Lanochedelloro'
Reseña de 'Mendiak'

Madrugamos, aunque sin exceso, y efectuamos la aproximación en los 60 minutos que se informa en las reseñas. Al llegar una cordada francesa estaba comenzando y parecían un guía con una clienta.

Panorámica de la pared desde Lac de Batcrabère 

Nos distribuimos los largos y quedamos que para mi los impares, así que empiezo con el primer largo que inicia por una entretenida placa con buen canto (4b/c) que conduce a un primer desplome que se supera fácilmente y continuando nuevamente por placa nos situamos bajo un techo que hay que superar con un paso bastante atlético (5/b/c  o algo más...), pero muy bien asegurado. R-1 a los 45/50 metros con 10 parabolts en el largo y un par en la reunión.

 La cordada que nos precedía en el 1er largo
Xavi en el 1er largo
Xavi J. en el 1er largo

2º largo de placa tumbada y bastante lisa (5b/c) en la que en sus 40/45 metros encontramos 10 parabolts). R-2 de 2 parabolts.

Xavi J. en el 2º largo
Xavi en el 2º largo

3er largo de transición que se inicia por la izquierda para luego desplazrse en diagonal a la derecha (3b) y tomar un pequeño resalte (4b) que nos permiten alcanzar a los 45/50 metros la R-3 de dos parabolts, encontrando unos 5/6 parabolts en el mismo.

Xavi en el 3er largo

4º largo de placa de adherencia con un par de pasos más finos (5b) en el que encontramos 10 parabolts en sus 45/50 metros hasta llegar a la R-4 de dos parabolts.

Xavi J. iniciando el 4º largo
Xavi en el 4º largo

5º largo también de transición (3b), por terreno indefinido que gracias a sus 6 parabolts podemos alcanzar la R-5 a los 45 metros, de dos parabolts.

Xavi en el 5º largo

6º largo idéntico al anterior solo que de 40 metros y con 5 parabolts (3b) que nos conduce a la R-6 de dos parabots junto al inicio de una gran veta de ofita de color marrón.

Xavi J. iniciando el 6º largo
Xavi en la R-6

7º largo por placa bajo la veta de ofita, que superamos en diagonal a la derecha para seguir nuevamente por placa (4b/c) hasta la R-7 de dos parabolts a los 35/40 metros y en el que encontramos 7 parabolts.

Xavi en el 7º largo
Xavi J. en el 7º largo

8º largo que sigue por placa (4b) el diagonal a la izquierda hasta llegar al pie de un gran diedro, momento en el que flanquearemos hacia la derecha para llegar a los 45 metros a la R-8 de dos parabolts, encontrando 5 más en el mismo.

Xavi J. finalizando el 8º largo
Xavi en el 8º largo

9º largo en el que ya hay que esforzarse. Primero se sigue por una canal con roca a controlar y donde encontramos algún clavo, además de parabolts (4c), cruzando después hacia la derecha otra veta de ofita hasta llegar a una placa vertical donde encontramos la máxima dificultad del largo (5c), llegando a los 50 metros a la R-9 de dos parabolts y habiendo encontrado 11 seguros.

Xavi en el 9º largo
Xavi J. en el 9º largo

10º largo que inicia por placa fina (5c) con movimientos técnicos que nos conducen a un diedro abierto, al final del cual encontramos la R-10 de dos parabolts a los 40 metros y habiendo encontrado otros 10 en el mismo.

Xavi J. en el 10º largo
Xavi en el 10º largo

 11º largo inicia cruzando hacia la izquierda una repisas herbosas que conducen a la base de un muro (5b), llegando a los 30/35 metros a la R-11 de dos parabolts y en el que hemos encontrado 6 parabolts.

Xavi en el 11º largo
Xavi J. en el 11º largo

12º largo que inicia por un tramo de placa de presa 'escasa' resiguiendo una fisurilla donde encontramos la máxima dificultad (5c/6a) para luego irse tumbando hasta llegar a la confluencia de dos canales, en la que debemos tomar la de la derecha hasta alcanzar un ttramo de cresta fácil que nos permiten alcanzar la R12 de dos parabolts a los 40 metros, habiendo encontrado 8 más en su recorrido.

Xavi J. en el tramo técnico del 12º largo

13º largo se inicia subiendo primero caminando por unas placas herbosas que nos conducen bajo un resalte vertical bastante mantenido (5b/b+), llegando a los 50 metros a la R-13, de dos parabolts y encontrando otros 6 en el mismo.

Xavi el 13º largo
Xavi J. en el muro final del 13º largo

14º largo que resigue una sucesión de placas (5b) hasta alcanzar la arista donde encontramos a los 25 metros la R-14 de dos parabolts y encontrando 4 más en el recorrido.

Xavi J. iniciando el 14º largo

A partir de este punto hay que hacer un cambio de chip ya que la vía se convierte aquí en más de tipo alpino. Este 15º largo comienza bajando a una brecha a partir de la cual ascenderemos siguiendo el camino más lógico entre bloques hasta alcanzar el filo de la cresta (4b) que ya seguiremos por su margen izquierdo. Encontramos 3 puentes de roca 'fabricados' con broca y una cinta en un gran merlet. A pesar de que en alguna reseña indica que hay un parabot en la R-15, nosotros no lo vimos y montamos la reunión bastante aérea a los 55 metros con tres totems.


Xavi en el 15º largo
Xavi J. finalizando el 15º largo

El 16º largo sigue bajando por la cresta (3b) con roca a vigilar, hasta alcanzar una zona herbosa que cruzaremos hasta llegar a la base de una canal donde encontramos un parabolt para reforzar y montar la R-16 a los 50 metros. Aquí ya nos pilla la sombra. Hay la posibilidad d escape hacia la derecha por unas viras que conducen a la cresta que baja de la cima.

Xavi asegurando desde R-15
Refugio de Larribet desde la parte final de la vía

El 17º largo asciende por entre zona de bloques junto a un desdibujado diedro hasta alcanzar a los 30/35 metros la R-17 de dos parabolts. Encontramos algún clavo en el recorrido, vigilando la roca.

En el tramo final del 17º largo

La 'guinda' de la vía está en el 18º largo y último, con un muro vertical con algún resalte desplomado y con canto algo romo, de unos 8 metros, que aparece graduado de 6a y que nos pareció bastante más obligado de lo que indican las reseñas. Después tramo de placa entre bloque bastante mantenido (5c) hasta alcanzar a los 30/35 metros la R-18 que deberemos equipar. Sin duda el largo más difícil de la vía.
 El largo 18º, la 'guinda' de la vía...

Grimpamos un tramo hasta una buena plataforma al sol, donde comemos y bebemos para recuperar fuerzas. 

Foto cima Punta 2816m

Emprendemos el largo descenso, que según reseña es de dos horas, comenzando en flanqueo hacia el Oeste y enseguida empezamos ha encontrar 'fitas' que nos van marcando el camino hasta encontrar unas tarteras que provienen de la cima del Artouste y bajar sorteando alguna placa de nieve, que por suerte apenas tenemos que pisar en dirección al Lac de Betbielh y después dirigirse hacia un visible collado a la derecha donde ya encontramos el camino marcado de blanco y rojo de la H.R.P. 

Seguimos descendiendo junto a tramos de torrente y cuando llevamos un rato deberemos de vigilar ya que hay que desviarse hacia la derecha (según se baja) remontando un tramo hasta llegar a una arista en el que veremos los lagos de Batcrabère y descenderemos hasta cruzar el torrente que baja de estos lagos y remontaremos hasta alcanzar el camino por el que hemos efectuado la aproximación a la mañana.

Llegada al refugio 'triunfal' y francamente bastante cansados que nos hacen reflexionar mientras cenamos, de nuestro plan inicial, ya que después del tute, vemos dudoso el escalar al día siguiente, así que consideramos que lo mejor es descender al valle y buscar un camping, que siempre es más barato que permanecer en el refugio.

El lunes nos levantamos tranquilamente y después de almorzar estuvimos hablando con la encargada del refugio y comentaba sobre esta vía que se está convirtiendo en una 'clásica' del Pirineo que se ha de tener muy presente tanto la vía como su largo descenso, que no me quiero ni imaginar si te pilla mal tiempo...

Bajando nos dimos un buen baño de pies junto a la Cabane Doumblas que siempre relaja y nos fuimos cruzando con numerosos caminantes que disfrutaban del buen tiempo reinante. Tal como llegamos al aparcamiento nos dirigimos hacia uno de los campings de Luz-St-Sauveur para establece nuestro nuevo campo base.
Nuestro 'hotel' cedido por el amigo Jordi V.

El martes que iba a ser de descanso coincidió con el único día de mal tiempo, aunque sin exagerar. Mi tocayo propuso subir a Gavarnie  en donde ha estado bastantes veces escalando cascadas en invierno, pero que no lo había visto en verano. En mi caso la última vez que estuve en verano fue hace nueve años con Joaquim, Carlos y Núria con los que escalamos la 'Vía Clásica del Mur de la Cascade':

Con un utensilio muy útil para esta vía...

A pesar de que tenía ser un día de descanso decidimos darnos hasta el circo y en principio aunque nublado no parecía que fuera a peor:



Agradable paseo hacia el Circ de Gavarnie

Pero al llegar al Hotel la niebla ya hizo acto de presencia y decidimos regresar al pueblo...


Comimos en Gavarnie y al volver al camping empezamos a plantear la actividad para el miércoles y revisando la guía de Luichy 'Plaquettes dans les Vallées des Gaves' nos surgió un par de posibilidades en el valle de Troumouse: Dalle du Maillet y Héas:


Reseñas de 'Xabier Larretxea'

Reseña 'Lanochedelloro'

Aunque la previsión era de buen tiempo, amaneció bastante nublado y ya nos hizo temer por nuestros planes. Emprendimos el desplazamiento hacia Troumouse y viendo que la parte superior estaba muy nublado, desistimos de subir hacia la Dalle du Maillet y nos dirigimos hacia la zona de Héas, pero resulta que está orientada hacia el oeste y tenía pinta de que íbamos a pasar frío. Como aún era temprano decidimos subir a conocer el Lac des Gloriettes y una vez allí dar la vuelta al lago, para así dar tiempo para que el sol se animara, como así sucedió.

 Sobre el Lac des Gloriettes se ve bastante roca con posibilidades...
Oveja con ¿pelaje punki?

Al regresa del paseo el sol ya apareció definitivamente y acabamos por decidirnos de subir hacia la Dalle du Maillet:



Aparcamos en el lugar indicado y vemos nuestro objetivo, al que llegamos en los 30 minutos anunciados.

Al llegar a la base de esta pared calcárea, vemos una cordada francesa que estaban para empezar a escalar la vía más corta del sector: La Faucille et le Maillet (Vº / 110 metros). Xavi J. propone que nos metamos en la contigua Tonton coinceurs, que es la mejor equipada de la pared (V+ -V obligado- /215 metros).

Empiezo con el 1er largo que inicia con pequeño desplome atlético y sigue por un bonito muro de tubos de órgano que poco a poco se va tumbando hasta alcanzar un último resalte en bavaresa para alcanzar una gran repisa a los 45 metros donde encontramos la R-1 de dos parabolts, habiendo encontrado otros 7 en el mismo. Cuando está subiendo Xavi J. vemos que dos cordadas más llegaban a la base de la pared que acabaron metiéndose unos en nuestra vía y los otros en la Babylon by bus (V+ -V obligado- /215 metros / llevar algún friend opcional). Después nos enteramos que eran Xavier Grané y amigos.

Xavi en el 1er largo
 Xavi J. en el 1er largo
Cordada francesa vecina en su segundo largo

El inicio del segundo largo es lo más difícil de la vía (5b/c) superando uun resalte vertical de tubos d órgano, que al estar muy asegurado se puede superar relajadamente, siguiendo una placa que se va tumbando, para ir poco a poco con tendencia a la izquierda hasta llegar a los 50 metros a una gran repisa herbosa donde encontramos la R-2 de dos parabolts, encontrando otros 11 en el mismo.


 Xavi J. en el tramo más técnico de la vía en el 2º largo
Xavi en el 2º largo
A la izquierda los Xavi's y a la derecha los vecinos franceses (foto Xavi Grané)

El 3er largo es corto, pero si no se llevan cuerdas de 70 metros, mejor no saltarse la reunión. Inicia con un resalte vertical (4b/c) y seguir más tumbado y fácil hasta alcanzar otra repisa herbosa donde encontramos a los 15 metros la R-3 de dos parabolts, habiendo encontrado otros tres en el mismo.

Xavi J. en el 3er largo
'Plantación' de edelweis...

El cuarto largo transcurre por una compacta y mantenida placa de 5b, en el que van apareciendo los cantos a medida que se ascienden,encontrando un paso de adherencia en la parte superior que hace esforzarse algo y después ya con tendencia a la izquierda acabamos encontrando a los 55 metros la R-4 de dos parabolts, habiendo encontrado en el mismo 11 parabolts


Xavi J. en la magnífica placa del 4º largo
Xavi entrando a la R-4

El 5º y último largo es una placa tumbada en la que casi te vas tropezando para enganchar los parabolts subiendo en adherencia (3b), llegando a los 50 metros a la R-5 de dos parabolts, habiendo encontrado otros 8 en el mismo.


Xavi en el fácil, pero bonito, 5º largo
Xavi J. demostrando la inclinación del 5º largo...

Dudamos si bajar andando o rapelar y acabamos optando por rapelar y en cuatro rápeles volvemos a pie de vía. Podíamos haber enlazado con otra vía, pero optamos por subir a ver el circo de Troumouse, para amortizar los 5 € del peaje de la carretera y acabar escalando a la tarde en Héas.

Rapelando la vía

De nuevo en el coche comimos algo y subimos hasta el final de la carretera, aunque las nubes nos fastidiaron algo la visibilidad.

¿La Munia? asomando entre las nubes desde aparcamiento Circ de Troumouse

Siguiendo el plan bajamos a pasar la tarde en Héas y fuimos al sector de vías largas (también hay uno de deportiva más a la derecha. Se trata de una escuela de roca gneis con más musgo del deseado, de unos 100 metros y que al haber sido abiertas sus vías por abajo, su equipamiento es bastante más distante de las zonas deportivas usuales.

Dudas al identificar la vía elegida al existir actualmente un par de vías más de las que aparecen en la guía de Luichy. Creo que acabamos metiéndonos en la Monsieur le Lapin (100 metros / 6a-a+).

La verdad es que me encontré incómodo desde que empecé a escalar en la vía y Xavi que se 'curró' los tres largos acabó la vía y yo a mitad del tercer largo acabé saturado y descendiendo sin acabar la vía, cosa que hacía muchos años que no me ocurría...

 Xavi J. en el 1er largo
Xavi J. en el 2º largo

Y con esto ya dimos por acabado el activo día y mientras cenamos ya acordamos que el jueves lo emplearíamos para escalar en el Pic de Sarradets a una vía que nos dio buena impresión al ver su reseña:

Me hacía gracia volver a esta pared en la que con Carles B. y Jordi Ll. en el 94 escalamos la Directe, una vía que transcurre muy próxima a la Classique y que nos dejó muy buen sabor de boca, aunque también pasamos ciertos nervios al efectuar el descenso lloviendo de forma tenue, pero que al no conocerlo nos 'estresó' algo...

En aquella ocasión se podía acceder con el vehículo hasta el Port de Boucharo, pero desde ya hace tiempo se construyó una zona de aparcamiento en el Col de Tentes, lo cual incrementa en 20/30 minutos la aproximación que hicimos en su día.

Al llegar a las 9h ya tuvimos algún problema para aparcar, ya que es punto de partida para los que van a ascender a la Brèche de Roland, Taillon o Gabietous, así como los que van a escalar por la zona. La temperatura 6º...
Taillon y Gabietous desde Col de Tentes

La aproximación en su mayor parte no exige superar un gran desnivel en su primera parte (unos 70 metros hasta el Port de Boucharo) y después con leves subidas se van recorriendo toda  la base de Gabietous y Taillon, hasta que se llega a una zona del torrente donde comienza el ascenso al Col des Sarradets, que estaba a la sombra, y donde sorprendentemente nos encontramos con una placas de hielo que dificultaban cruzar el torrente y pudimos ver un cierto caos al ver un montón de caminantes cada uno intentando cruzar por donde podía, a pesar de haber marcas de pintura roja que más o menos señalizan el camino a seguir.

Después de unos 300 metros de desnivel y unos 90 minutos, llegamos al mencionado collado donde al sol reponemos fuerzas y empezamos a ver la pared:


Las panorámicas son excepcionales ya aquí:
 Vignemale
 Marboré
Brèche de Roland

Vemos que en el refugio de Serradets se están efectuando obras con una importante grúa que estropean algo las fotos y que durante la ascensión nos acompañó como fondo musical el ruido de los 'currantes' taladrando, cortando, etc.

El acceso a la base de la pared está marcado con 'fitas', aunque hay que vigilar de no meterse por medio de alguna placa de nieve. Vemos un par de cordadas de franceses, que parecían guías con clientes, que estaban iniciando nuestra vía y otra de maños que estaban más a la derecha que iban buscando la Classique.

La vía es la de mayor recorrido de esta pared al escalar un par de largos del zócalo que hay bajo los prados que son la base de inicio de la mayoría de vías.

Recorrido aproximado de La Brecha de Ronaldo

Una gran 'fita' marca el inicio de la vía, aunque también sirve de referencia un gran puente de roca equipado con un trozo de cuerda a unos 10 metros y algo a la izquierda, donde se supera un pequeño resalte (IV) que da acceso a una placa de canalizos (IV+) donde ya se visualizan los tres parabolts que hay en el largo, llegando a los 50 metros a la R-1 en una buena repisa con dos parabolts y argolla para rapelar.
Xavi en el 1er largo

Xavi J. en el 1er largo

El segundo largo va recorriendo una serie de placas que inici algo tumbado y va ganando verticalidad hasta encontrar el primer parabolt a unos 10 metros donde inicia el tramo más técnico (V+) y donde encontraremos otro par de anclajes para ya después seguir por un tramo mantenido de IV+/V en el que se puede equipar al gusto, llegando a los 35 metros a la R-2 de igual características a la primera.


 Xavi J. en el 2º largo
Xavi acabando el 2º largo

Ahora ya vemos la parte principal de la pared y vemos que las cordadas francesas ya están en el 4º largo y los maños, algo perdidos se han metido por unas viras y han accedido en medio de nuestro tercer largo y han montado dicha R-3.


Caminando para llegar a la R-2 bis

Recorremos caminando por las placas herbosas hasta la base de una placa inicial de unos 10 metros con un buen canalizo central y en la que se puede ver un parabolt algo alto (V) (no hay reunión en la base) y que permiten alcanzar la repisa donde hemos visto a los maños empezar el largo. Se sigue por un tramo vertical en el que se van enlazando fisuras (V+) donde encontramos otro par de parabolts que dan acceso a un tramo de espolón muy elegante (IV+), con otro par de parabolts, que permite que a los 45 metros se alcance la R-3 de 2 parabolts con argolla.


Xavi en el 3er largo

Al alcanzar a los maños les enseñamos la guía y ven que su objetivo estaba más a la izquierda y describiendo un marcada diagonal, consiguen ya su objetivo, aunque la verdad se han perdido lo mejor de esa vía que es el primer largo.

Xavi J. en el 3er largo

El cuarto largo inicia por la derecha siguiendo una especie de canal (IV) que permite alcanzar al esbelto pilar donde está el tramo marcado como más difícil de la vía (6a/a+) y protegido con 3 parabolts en unos 10 metros. Después seguir por un aéreo espolón de III+/IV que nos permite equipar al gusto, hasta llegar a los 55 metros a la R-4 de iguales características a las anteriores.

La cordada maña recuperando la vía Classique

Xavi J. superando el bello pilar del 4º largo
La Brèche de Roland cada vez más concurrida..

El 5º largo inicia por la izquierda por un atlético diedro que se va desplomando en el que se ueden ir colocando piezas y que a media altura lo mejor es abandonarlo por su margen derecho tomando una fabulosa placa de regletas que permiten ir ganando altura (V+) hasta llegar a los 20 metros al primer parabolt. Después se va resiguiendo una serie de lajas (IV/IV+) encontrando otro parabolt y llegar a una buena repisa, donde parecía lógico encontrar la reunión, pero que en su margen derecho se dibuja un pequeño diedro de unos 5 metros y con un parabolt en su base que ya nos permiten alcanzar una exigua repisa donde a los 55 metros encontramos la R-5 de igual características a las anteriores.

Xavi en el 5º largo
Xavi J. en la zona de lajas del 5º largo

Curiosamente el tramo de diedro de inicio del 6º largo, marcado de V+, fue lo que nos pareció más duro de toda la vía. Cantos romos y mala posición para poder colocar piezas hacen que durante unos 8 metros haya que apretar de verdad. Después ya se sigue en diagonal a la izquierda hasta llegar a los 10 metros al primer parabolt junto a una laja que mejor no tocar. Después se va resiguiendo un agradable espolón (IV+), donde encontraremos 3 parabolts más y llegando a los 45 metros a una buena repisa donde encontramos la R-6, tambiés con un par de parabolts.

Xavi J. una vez superado el tramo más comprometido del 6º largo
Xavi entrando a la R-6
Aquí también encontramos edelweis...

El último largo graduado de 6a/a+ se lo dejo al compañero que está más fuerte. Inicia superando un resalte sobre el que encontramos la penúltima reunión de la Classique, que sale desde ella en diagonal a la izquierda, y nuestra vía sigue recto hasta llegar a la base deun atlético espolón donde hay enclavados dos parabolts. El primero se supera por su izquierda, si tienes la envergadura para llegar a un canto salvador e incorporase a una repisa, por la que si se es bajito, como es mi caso, desde la izquierda se puede acceder al segundo parabolt y afrontar un último paso técnico hacia la izquierda que ya después fácilmente nos permite alcanzar la cresta cimera y llegar a la R-7, en la que no vimos los parabots y montar cómodamente dicha reunión.

 Xavi J. alcanzando la penúltima reunión de la Classique...
...y afrontando los últimos metros de la vía
...y Xavi acabando la vía...

En la cima nos encontramos con la cordada maña con la que estuvimos compartiendo conversación y nos intercambiamos cámaras de fotos para inmortalizar el momento. Picamos y bebimos mientras disfrutábamos del espléndido día y no menos bonitas panorámicas que se disfrutan desde la cima de este emblemático pico.



 Colección de fotos desde la cima

Mientras contemplamos como había unos cuanto que bajaban de la Brèche de Roland hacia el refugio utilizando la larga pala de nieve que conducía hasta el utilizando la vieja técnica del 'culen-bajen'.

 Panorámica del Col des Sarradets

Tocaba emprender el descenso, del que apenas tenía recuerdos y la verdad es que me sentí un poco presionado al confiar todos en mi memoria para ir descendiendo. Se trata de ir destrepando por donde asciende la ruta normal por tramos bastante empinados que sin ser difíciles (II/III),hayy que ir con mucha atención. En el tramo final encontramos una instalación de rápel que en unos 2 metros que nos dejan en la pequeña rimaya que se supera fácilmente.

 La 'mini' rimaya
 Efectuando el corto rápel

En el collado nos despedimos de los compañeros maños y aún pudimos ver la imagen singular del pedazo de grúa que han montado para las obras del refugio:


Ya sólo nos quedó hacer el camino de regreso hasta el Col de Tentes con sol hasta el Port de Boucharo y de ahí ya a la sombra hasta el aparcamiento.

La jornada ha salido redonda aunque desde luego nos deja algo cansados así que por la noche planteando la logística decidimos que al día siguiente de relax cambiaríamos de valle y nos instalamos en un camping en Fabian que nos serviría para acceder a cómodamente a nuestra última actividad en Camp de Long, donde hacía 19 años que no volvía, desde que con Marià y Jordi Ll. habíamos estado escalando en la Crête des Trois Conseillers y en la Normal del Ramougn.


Esta vía que fue abierta en 2004 y se 'retro-equipó' en 2007 añadiéndole unos cuantos parabolts. Puede que sea una de las vías de menos aproximación en Pirineos (10 minutos). Nosotros íbamos con la reseña de Xabier Larretxea:




Por la tarde nos acercamos para ver si localizábamos el pie de vía y finalmente la localizamos. El problema fue de que al no disponer d más información desconocíamos la cantidad de vías que ahora ya hay abiertas. En estas imágenes extraídas de la red ya se ve que hace tres años ya estaban abiertas estas vías y seguro que actualmente son más:



La pared que está orientada hacia el Este garantiza, si hace buen tiempo, que desde primera hora toca el sol. Recogimos todo del camping con la idea de escalar y ya emprender viaje de regreso y hacia las 9h ya estábamos en el aparcamiento.

Trois Conseillers-Neouville-Ramougn desde la presa
Muraille de Cap de Long

Llegamos al pie de vía, junto un amplio triángulo de granito blanquecino, y nos jugamos con una piedra para ver quien empezaba y esta vez le tocó a Xavi J..

1er largo inicia con un tramo fino de placa (4c) para posteriormente ir resiguiendo un diedro tumbado, llegando a los 40 metros a la R-1 de dos parabolts para rapelar, encontrando otros 3 en el mismo.

Xavi J. en el 1er largo
Xavi en el 1er largo

En el 2º largo empezaron nuestras dudas al ver que empezaba a no cuadrar la reseña. Salgo recto de la reunón y siguiendo por una sucesión de placas (4c) encuentro una reunión a los 30 metros, habiendo encontrado tres parabolts.

Xavi en lo que creíamos 2º largo
Xavi J. en el 2º largo

Sigue Xavi J. por el supuesto 3er largo y no ve chapas hacia la derecha tal como marca la reseña, y sí en cambio recto hacia arriba. Después de chapar dos parabolts, vemos claro el error, al haber seguido por la Tout Inox, y destrepa hasta la reunión para rapelar hasta una reunión, que después resultó ser la R-0 de La Part des Anges, un par de metros por encima de nuestra verdadera vía.

 Xavi J. 'embarcado' por la Tout Inox
Rapelando a la R-0 de La Part des Anges

Desde esa reunión yn flanqueando un par de metros a la derecha, por fin recuperamos el recorrido y Xavj J. disfruta del largo más bonito y fotogénico de la vía que sigue por placa tumbada (5b/c), donde encontramos un par de parabolts, hasta encontrar una barrera de techos que iremos flanqueando por debajo con tramo de bavaresa invertida más espectacular que difícil (5c) y muy bien asegurada con 4 parabolts. Al llegar a la punta de los techos se sigue por un espolón (5c) con otro par de parabolts, que se puede reforzar con alguna pieza y llegando a los 35 metros a la R-3.

A un par de metros ya encontramos la verdadera R-2...


Xavi J. en el vistoso 3er largo

El 4º largo inicia con una sucesión de placas en diagonal a la derecha protegido con 4 parabolts (5b) hasta llegar a un vertical y atlético diedro donde encontramos otros tres parabolts, llegando a los 35 metros a la R-4, con dos parabolts, en una buena repisa y a la sombra de un buen árbol.

Xavi en el 4º largo
Entrando a la R-4
 Panorámica desde la R-4

El 5º largo y último es uno de esos (saliendo por la ruta original), que piensas que mejor no hubieran abierto más de 15 metros y haber acabado la vía ahí, ya que en la canal de salida hay una verdadera jugada de gesto y donde es prácticamente imposible asegurarse. En los primeros 15 metros se sigue junto a un diedro con un par de parabolts y después hay que hacer un paso de literalmente 'al-pino' y trepar por el mismo hasta encontrar más arriba otro parabolt. Después ya la mencionada canal. Después nos fijamos en la variante que se abrió posteriormente por la izquierda (¿6a?).

 Xavi J. iniciando el 5º largo...
...y en el paso 'al-pino' del 5º largo

Salimos a los prados superiores y reposamos un rato comentando el mal gusto de boca que nos había dejado este último largo, teniendo en cuenta la belleza de los dos largos anteriores. El descenso está bien 'fitado' y en 30 minutos regresamos a la presa sin mayores contratiempos y damos por finalizada la actividad de esta buena semana pirenaica, que dentro de todo ha estado bastante completa, aunque siempre queda algún proyecto pendiente, que también es buenos para así volver a ir...