dimarts, 31 de maig de 2022

Intento Tal Faràs Tal Trobaràs y Gorro Frigi: Vía Òptima, como escalar buscando sombra y casi acabar pasando frío

Seguimos con una primavera juguetona que hace que se tengan que hacer planes con posibilidades de tener varias opciones alternativas.

El sábado quedamos con Josep María para volver a Malanyeu con la intención de probar la combinación de vías propuesta por Manel&Ita: 'Tal faràs Tal trobaràs i Monges Mascles'. La vía Tal Faràs Tal Tobaràs se abrió en 1987 por A. Pagès y J. Armengol con espits y en 2011 se restauró sustituyendo las expansiones por parabolts. La aproximación aún la pudimos hacer con temperatura agradable y nos costó un rato acabar de visualizar el inicio de la vía. Lo que hay que hacer es buscar el inicio de la Stoc de Coc y empezar un par de metros hacia la izquierda describiendo una diagonal hacia un visible puente de roca equipado con un trozo de cordino. Este tramo después de tantas lluvias ha quedado bastante tapado de vegetación.



Panorámicas desde camino de aproximación

Se anima Josep María por comenzar y coloca un flotante antes de llegar al puente de roca y después ya llega al mismo. Las dudas vinieron al seguir viendo la posibilidad de ir hacia la izquierda hacia una visible sabina o bien seguir algo por la derecha sorteando vegetación con algo de tierra. Lo estuvo probando de varias maneras  y acabó por colocar una cinta en una pequeña, pero sólida, sabina para dar algo de confianza. Veía que si arrancaba hacia arriba, ya no había posibilidad de retroceso y viendo que no tenía el día opto por bajar medio descolgado de la sabina, medio destrepando hasta volver a pie de vía.

Josep Maria en el primer largo

La verdad es que siempre que ves al compañer@ bajarse de un largo, se activa en el cerebro una especie de alarma pensado 'Uf si se ha bajado, por algo será...'. Cogí todo el material que había acarreado el compañero, y al menos aprovecha el tener pasada cuerda hasta la mencionada pequeña sabina (IV+/V). Al llegar ya vi que el primer parabolt estaba unos 5m más arriba. Me desplacé hacia la izquierda hacia la gran sabina y de ahí por placa técnica de buena roca, conseguí llegar a la primera chapa de la vía (puede que V sea algo corto, y que casi podríamos decir que es V+). Siguiente parabolt a unos 4 metros y con parecida dificultad. A partir de esta segunda chapa se ve un alejado puente de roca lazado con un trozo de cuerda. Se asciende hacia el mismo, pudiendo colocar algún flotante, y con una dificultad mantenida de Vº que va cargando los biceps, se alcanza y se visualiza otro par de puentes de roca también equipados con cordinos siguiendo la escalada bastante técnica. En el último puente de roca ubicado bajo un pequeño desplome que por debajo forma como una fisura en diagonal hacia la derecha, que hay que seguir para después superar dicha fisura para ir en dirección a la última y alejada chapa del recorrido (V del bueno) y cuando se chapa ya se puede uno considerar afortunado. Aún queda seguir algo en diagonal hacia la izquierda hacia una fisura con una gran sabina, que después se puede lazar, para ya finalmente alcanzar a los 45 metros la R-1 de dos parabolts unidos con cadena y con argolla para poder rapelar.  

Le toca el turno a Josep María y recuperar el largo y a medida que va subiendo ve claro que no es su día, así que en cuanto llega a la reunión, donde ya el sol apretaba de verdad, no hace falta mucho para que nos pongamos de acuerdo y con un rápel de 40 metros estuviéramos de nuevo en pie de vía.  




Recuperando el largo
R-1

Dicen que una retirada a tiempo es una victoria, así que otro día será. Bajamos a comer algo a Berga y comentamos las sensaciones que habíamos tenido escalando este largo que, aparentemente según reseñas, es muy accesible y después no lo es tanto...

El domingo con las previsiones que había habíamos optado por escalar algo a la sombra y optamos por la Vía Òptima al Gorro Frigi, que para mi sería la sexta vez (las anteriores veces con 'Jordi C./Assumpció', 'Alberto Alcántara', 'Montse/Judit', 'Bernat/Angi' y la última con 'Susana E.') y esta vez compartiríamos la escalada junto a Jordi F., Susana E. y Marià (a última hora tuvimos una baja inesperada, la de Ismael, por indisposición).

Reseña original Guillem Arias
Reseña 'Rocjumper'

La salida de Barcelona el domingo fue muy accidentada al encontrar la Diagonal cortada al tráfico por una prueba deportiva que ni nos habíamos enterado que se realizaba:


La idea inicial era haber tomado unos cafés en Monistrol de Montserrat, pero ya con el retraso con el que llegamos, nos agrupamos en un sólo coche y ya subimos hacia el Monestir. Fuimos hacia el cremallera y por suerte Marià comentó que al ser un transporte público deberíamos llevar la consabida mascarilla. En el Monestir paramos un momento para tomar los cafés y ya en el cremallera no tuvimos que esperar mucho rato para subir.

Esperemos que esta imagen con el tiempo pase a ser sólo un mal recuerdo

Al llegar arriba cielo azul intenso que hacía prever día caluroso. Vimos alguna cordada que estaban empezando a escalar y nosotros pensando que en aquella vertiente iban a pasar calor. Llegamos al desvío del Camí de Sant Jeroni remontando hacia un collado y descendiendo por la otra vertiente hasta pie de vía. Al llegar una pareja se estaba preparando para iniciar la vía y nos esperamos ya viendo que iban por faena y no nos iban a entorpecer. Nosotros ya habíamos acordado que las cordadas iban a ser Susan-Jordi y Marià-Xavi y les cedimos la delantera.

Esperando turno en pie de vía

Inicia Susana y le cantamos los movimientos del primer tramo, que es donde radica la mayor dificultad, aunque no sea obligada. Mientras vemos que la cordada que nos precede en la R-1 se estaban abrigando y vemos como algo de nubes estaban tapando el cielo. Llega a la R-1 Susana, que por cierto está a 30 metros, no 45 como aparece en varias reseñas. El grado también es muy variopinto según que reseña se mire: desde V- hasta 6a (que cada uno le ponga lo que más le apetezca, pero yo tengo muy claro lo que no es...). Una vez superadas las primeras 5 chapas, la dificultad ya disminuye progresivamente a IV+ y IV. En el largo 16 parabolts.




En el primer largo

Mientras escalo el primer largo, ya veo que Jordi estaba en finalizando el segundo largo de 45 metros y una dificultad de III/IV encontrando 11 parabolts en su recorrido. Cuabdo sube Marià me acabo de abrigar antes de que él siga escalando de primero el segundo largo.


Susana recupera el segundo largo mientras yo monto la R-1
Jordi asegurando desde R-2
Jordi y Susana en la R-2

Mientras Marià ya recupera el largo Susana ya afronta el tercer largo, que inicialmente estaba con unos metros bastante 'podridos' pero que la cantidad de repeticiones efectuadas han conseguido dejar bastante limpio. Inicialmente se decía que era incluso V+ este corto tramo, siendo el resto III/IV y encontrando un total de 15 parabolts.

Susana en el tercer largo
Mientras Jordi asegurando desde R-2

Jordi asegurando a Susana en el tercer largo

Marià sigue con el segundo largo y sin problemas alcanza la R-2, desde donde me asegura para poder recuperar el largo. El tiempo seguía bastante fresco.

Marià en el tercer largo
Y abrigado en la R-1 con el Rave, La Campana y El Sentinella detrás

Tal como llego a la R-2 ya enlazo con el tercero y ya veo que los compañeros ya estaban acabando la vía. Escalo el largo y justo llegar a la R-3 veo que vuelve a salir el sol y aprovecho para quitarme ropa antes de recuperar cuerdas a Marià.

Marià finalizando el tercer largo

Tal como llega Marià sigue con el cuarto largo que tiene una arrancada fina (IV+) que hay que vigilar, pasando después a tramos mas sencillos (IV/III) y con un par de resaltes intercalados de IV+, llegando a la R-4 a los 45 metros, algo antes de la cima y habiendo encontrado 13 parabolts en el recorrido.


Marià en el cuarto largo

Recupero el largo y ya sigo hasta la cima donde estaban Susana y Jordi esperando. El sol vuelve a ser radiante. Hacemos las correspondientes fotos cimeras y recogemos material y cuerdas.

Susana-Jordi
Marià-Xavi
Y las dos cordadas
Plegando cuerdas

Nos dirigimos hacia el descenso donde ya había alguna cordada descendiendo y para ganar tiempo mientras Jordi baja un primer rápel de unos 25 metros y la otra cordada estaba montando el segundo rápel. Bajamos Susana y yo y antes de que Marià bajara y para ganar tiempo, Jordi fija una cuerda y con ella rapela sin interferir con la otra cordada. Baja Marià y ya podemos recupera la cuerda y unirla con la que había fijado Jordi para rapelar y así coordinadamente bajamos sin más dilación hasta la canal.

Ya en el Camí de Sant Jeroni decidimos bajar hacia el Monestir por el atajo que nos lleva hasta Santa Anna y de ahí ya por las escaleras hasta el Monestir nuevamente.

Fuimos a comer algo al Bar La Roca de Monestir donde después también nos encontraríamos con conocid@s (entre ellos Marisol, Manel y Montse). Buena forma de acabar una jornada que parecía iba a ser muy calurosa y después no lo ha sido tanto