dilluns, 2 de maig de 2022

Els Graus: Agulla y Aresta dels Marges, otro safari...

Reseña tuneada de la de 'Joan Asín

Después del safari con Jordi M., el viernes había quedado con Josep María y al comentarme que eligiera yo una vía para ir, me acordé de la entrada de Joan Asín en su blog sobre esta combinación de vías, escalando primeramente la vía A Prop (vía abierta por J. Canals y J. Rovira en 1996 que originalmente contaba con algún clavo y espit y se recomendaba llevar bicoins y que actualmente ha quedado ¿restaurada? con 5 parabolts, 2 clavos y una sabina con un trozo de cuerda lazada) y luego su prolongación por la arista, que se desconoce su equipador y fecha de primera ascensión. 

Reseña de 'Rocjumper'

Acordamos almorzar en Cal Anna para acabar de concretar la logística y con un buen día sin demasiado calor, ya nos dirigimos hacia Collbató. Al equiparnos acordamos que Josep María se encargaba de los flotantes y ya nos dirigimos hacia la Agulla dels Marges, fácil de identificar.


Agulla dels Marges y a su derecha la Roca del Sioux

Llegamos rápido a pie de de la vía A Prop y primer sorpresa, ya que Josep María se había dejado en el coche los totems, y como quien no tiene memoria, tiene que tener piernas, le tocó volver a buscarlos. Mientras esperaba su regreso, vinieron tres escaladoras para escalar deportiva al vecino sector de Roca del Sioux.

Para pagar su penitencia, acordamos que Josep María que le tocaría escalar de primero la vía A Prop y después de reposar algo, ya se puso manos a la obra y escaló esta antigua vía 'renovada'.

Inicia la vía a la derecha de una pequeña aguja adosada a la dels Marges, con aspecto de roca bastante cutre, y viendo un primer parabolt que está algo distanciado y sirve para proteger un pequeño resalte (IV+) en el que a un metro a su izquierda hay aún un viejo clavo camuflado entre la vegetación que también se puede utilizas. Después se tumba algo (IV) y luego ir algo en diagonal a la izquierda hacia un vertical resalte en el que en su parte inferior encontraremos otro clavo muy próximo al siguiente parabolt. Supera este tramo es lo más difícil del largo (V o algo más) y lo más factible es hacerlo por su margen izquierda utilizando una fisura de dedos que es mejor de lo que parece en principio. Se sigue como en dirección a un gran desplome y  encontrando otro parabolt y de ahí ya se esquiva este gran desplome hacia la derecha en dirección a un gran sabina seca en la que hay un trozo de cuerda lazado. Este tramo es de roca a vigilar encontrando algo más arriba un parabolt que ayuda a que las propias cuerdas no rocen con algún bloque que pueda saltar. Después ya se supera un resalte encontrando un último parabolt y llegando a la R-1 a los 40 metros compuesta de un único parabolt con un maillón y con un trozo de cuerda que lo une con la instalación de rápel que está en la otra vertiente.



En A prop
Reunión de rápel de la Agulla dels Marges

La instalación de rapel compuesta de un clavo y un parabolt unidos por cordinos que también pasan por una raíz y con un maillón para rapelar. Además la cuerda que une la R-1 con esta instalación acaba de rematarlo. Desde esta instalación tenemos unas buenas panoramicas de las escaladoras que estaban en la Roca del Sioux.

Escaladoras a la Roca del Sioux

Con corto rápel de unos 4 metros se alcanza el collado que forman la Agulla dels Marges y la Roca del Sioux donde encontraremos un clavo en la parte de la Agulla dels Marges y en el otro margen hay unas sabinas y un cercano parabolt que ya corresponde al propio largo. A partir de aquí ya corresponde a la ya mencionada anteriormente vía 'nueva' (que alguien a denominado como Aresta dels Marges) en la que hay diversos parabolts y que podremos optar donde montar las reuniones según gustos o longitud de las cuerdas que se lleven, ya que todas son a reforzar con flotantes. 

Sigo con el primer largo de la Aresta dels Marges que desde la instalación del rápel parecía algo muy vertical. Desde el collado la apariencia ya es otra. Se encuentra un muy cercano parabolt junto a una sabina y se sigue algo en diagonal a la derecha hacia un desplome donde se ubica un visible parabolt. Aqui es conveniente colocar cinta extensible para aminorar el roce, ya que hay que flanquear hacia la izquierda para evitar el mencionado desplome (IV+) y encontrando un puente de roca ya colocado se sigue y se encuentra en el suelo una reunión con dos parabolts y maillon, que es mejor saltarse y remontar un pequeño resalte que sube hacia una pequeña aguja y luego destrepar a su collado posterior (no es difícil, pero impresiona) para remontar un pequeño resalte (III) que una vez superado y caminando unos 10 metros ya nos permite poder montar la R1 de la Aresta en un árbol, a unos 50 metros.


En el primer largo de la Aresta


Llegando a nuestra R-1
Desde la citada R-3 se ve un parabolt del final del segundo largo Via d'en Pitu
Reseña Escalatroncs de la 'Vía d'en Pitu'

Sigue Josep María caminando y llega a un visible parabolt en el margen izquierdo de una gran lastra (por el otro lado de la lastra sigue el tercer largo de la Vía d'en Pitu) Sigue recto con un paso curioso (IV+) y llega a lo que había sido originalmente la R-3 de la Vía d'en Pitu con dos parabolts, uno de los cuales ya no tiene chapa y decide montar ahí nuestra R-2 a unos 30 metros.



En nuestro segundo largo de la Aresta
Mientras vemos diversas cordadas en sectores deportivos
Nuestra R-2 de la Aresta (antigua R-3 Vía d'en Pitu)

Recupero el largo y sigo con el siguiente, subiendo a la vira sobre la que por su parte central sigue la Vía d'en Pitu, y flanqueando algo a la derecha hay un parabolt desde el cual se baja a una canal hacia la derecha hasta un buen árbol al pie de un resalte con un visible y alejado parabolt sobre un desplome. La placa de acceso a este desplome permite colocar algún flotante y una vez llegados al parabolt, que desde la R-3 parecía un paso muy desplomado de grado muy alto, y que una vez allí se trata de un paso atlético de V y luego ya se va tumbando hasta encontrar el siguiente resalte que ya pertenece al siguiente largo, pudiendo aprovechar el primer parabolt y uniéndolo con una sabina que hay en el suelo, a unos 40 metros.







Xavi en nuestro tercer largo
Nuestra R-3 de la Aresta


Josep María en nuestro tercer largo
En nuestra R-3

Recupera Josep María el largo y encuentra algún rastro de huesos de cabra y al llegar a la reunión tomamos algo de respiro.

El siguiente largo inicia superando el parabolt que hemos podido utilizar como de reunión con un paso que ya tiene cierta guasa, siguiendo en diagonal a la izquierda hacia un visible clavo lazado con un trozo de cuerda en un tramo de roca que ofrece dudas, pero que sirve para asegurar el chapaje de un algo elevado parabolt. Superar este resalto puede ser el V más difícil de toda la vía y una vez superado ya se sale andando hasta encontrar un arbolito donde poder montar nuestra R-4 de la Aresta a unos 25 metros y en la base del siguiente resalte.

En nuestro cuarto largo de la Aresta
Y en la R-4

Recupero el largo y en el paso pa flanquear hacia el clavo, se me parte un trozo del bolo en el que estaba cogido y un poco más y hago un 'botafumeiro'. Después del pequeño susto ya iba testando todos los bolos. Llego a la reunión y veo que en siguiente resalte hay 3 parabolts, el segundo de los cuales está demasiado elevado, pudiendo en caso de caída quedar estampado en la repisa inferior. Una vez superado este resalte ya se sale caminando para montar reunión de un parabolt visible gracias a un cordino de color rojo que hay para ello y que reforcé con el totem calabaza a unos 30 metros.

Xavi superando el último largo de la vía
Y Josep María llegando a la última reunión
Foto final vía

Recupera el largo Josep María y viendo que ya podemos recoger cuerdas y arreglar material, también aprovechamos para tomar algo.

Reponiendo fuerzas

Después del descanso ya seguimos subiendo con trazas de camino y diversas 'fitas' hasta alcanzar el Camí de les Bateries' y unos metros a la derecha alcanzamos la 'Taca Blanca', desde la que ya podemos tomar la 'Drecera dels Graus' que nos permite en unos 30 minutos alcanzar el punto de partida donde tenemos el coche aparcado.

?taca Blanca'



En el descenso reconocemos alguno de los tramos que acabábamos de escalar

Contentos con la actividad ya nos dirigimos a Cal Anna para darnos un merecido homenaje y acabar de comentar la actividad realizada.