dijous, 13 de setembre de 2018

Matinal Agulla del Romaní y reencuentro con Le Caroux


Como viene siendo habitual los últimos años ('2016' y '2017') el amigo Albert R. lanzó una propuesta de salida colectiva a través de la SAME-UEC Gràcia para aprovechar estos días festivos. En esta ocasión propuso volver a 'Le Caroux', donde ya estuvimos en 2011 y de donde guardaba buenos recuerdos.

Por unos motivos u otros la 'colectiva' quedó reducida a tres personas: Albert, Gerard y yo, con el condicionante que Albert tenía compromisos familiares que  le impedían poder salir hasta la tarde del sábado.

Ante este plan lancé una propuesta para el sábado hacer una matinal motserratina a Jordi F. y Montse que aceptaron. Viendo el post del amigo 'Jose Walero' que recientemente había escalado una de esas vías cortas, pero intensas, con buena roca, orientada al oeste y bastante equipada, fue aceptada esta opción:

Reseña 'Escalatroncs'


Como no tenía clara la ubicación de esta aguja, como es habitual consulte  el 'Montserrat Pam a Pam' y ya vi que su autor no tenía identificada ninguna aguja con esa denominación. Gracias a la buena reseña de los hermanos Masó de otra vía a esta aguja, acabé de entender el enigma, ya que dicha roca originalmente era simplemente denominada como Roca nº 164:



Quedamos, como es habitual, en Cal Anna en El Bruc, para acabar de cerrar la logística y después de los cafés y alguna conversación con alguno de los habituales, sin más perdidas de tiempo nos dirigimos a Can Maçana y emprendimos el camino de aproximación por Coll de les Portelles-Refugi d'Agulles-PR C-78-Torrent del Lloro. Encontramos sin demasiado problema el acceso al pie de vía, aunque hay que advertir que hay que subir un tramo más largo de lo que pensábamos por el Torrent del Lloro, justo cuando el camino marca una gran curva hacia la izquierda en dirección al Dit. En cerca de una hora realizamos la aproximación.

 Ubicación pie de vía
 Panorámica desde proximidades del Torrent del Lloro...
...y por fin vemos la pared que buscábamos...

Aprovechamos para picar algo y como Montse iba de estreno de pies de gato y casco le engañamos para que escalara el primer largo, con un primer tramo, de unos 10 metros, muy fino y técnico (6a+ ó Ae/V) hasta llegar a una pequeña 'bauma' desde la que hay que salir hacia su derecha con una dificultad de V+ y manteniendo la verticalidad. Después ya poco a poco va descendiendo su dificultad hasta la R-1, que está equipada para rapelar. Aunque el largo está perfectamente asegurado con 14/15 espits en 30 metros (por cierto algunos estaban bastante poco apretados y luego Jordi los fue 'collando', sobre todo uno que estaba casi suelto), hay que 'apretar'. Pareció que a Montse los nuevos gatos le dieron un punto de seguridad y realizó perfectamente a vista este laborioso largo. Cuando me tocó el turno me equivoqué en un movimiento y me fui abajo con un 'cigronet' en la mano y ya acabé volviendo a hacer el paso sin más consecuencias.

 Montse iniciando el 1er largo


 Jordi en el 1er largo
 Jordi entrando a la R-1

 Xavi en el 1er largo
En la R-1

Tal como llegamos pide Jordi el material para seguir con el segundo largo, que inicia en diagonal a la derecha con un tramo vertical estilo 'Gorros' de una dificultad de IV+/V hasta llegar al tercer espit donde encontraremos un paso más atlético (V+) y a partir de ahí disminuye la dificultad (IV+) hasta llegar a una fisura terrosa y con roca delicada que permite acceder a la cima, donde montaremos la R-2 de una sabina, a los 45 metros, habiendo encontrado 8 espits.







En el segundo largo
 Foto cima
 Panorámica de El Dit, La Monja, El Lloro,...
...y un escalador en el Morro Plà...
El imponente Dit...

El descenso en un fácil destrepe de unos 10 metros  por la vertiente nordeste y desde el collado bajar por la canal de la izquierda con tramos de tierra en el que hay que ir saltando de árbol en árbol y por la que volvemos a pie de vía regresando a Can Maçana por el mismo recorrido.

En el destrepe...
Escaladores en L'Arbret y en la Bola de la Partió

Nos dimos un pequeño homenaje en Cal Anna, donde volvimos a encontrar a algun@s escalador@s conocid@s y ya nos despedimos para que yo pudiera regresar a casa para coger los bártulos y emprender el viaje hacia Le Caroux (gran escuela de gneis en las proximidades de Bèziers, que desde Barna hay una distancia similar como ir a Riglos y tardando unas 3h 30'.

En esta ocasión utilizamos de campo base la furgo de Gerard y la ubicamos en el aparcamiento bloggers a la entrada de Les Gorges d'Héric, donde hay servicios y fuente para abastecernos de agua, además de bar para tomar alguna 'birra'...

Albert había conseguido la última guía editada en 2016:


Desde la edición de esta guía se han efectuado nuevos equipamientos en la zona de la vertiente de Madale y podremos obtener información en: 'Nouvelles escalades au Caroux'

El domingo planteamos como primera actividad la ascensión de la Arête Sud-Ouest de La Viallat y según las circunstancias enlazar posteriormente con la Arête Sud-Ouest de L'Aiguille Deplasse.


 Panorámica desde el camino de Gorges d'Héric
 Aiguille Viallat y en la parte superior el característico 'Le bec d'Oiseau'
Aquí ya empieza la subida de verdad...

En la aproximación entablamos conversación con un par de veteranos escaladores de la zona que nos dieron alguna información interesante y que nos acompañaron hasta el desvío del camino de acceso hacia la 'Piste des Charbonniers', camino equipado con tramos de cuerdas y cadenas y que sube a la izquierda de 'l'Arête des Charbonniers' clásica vía de unos 200 metros y unos 7 largos con dificultades de hasta IV+; ambos sistemas se utilizan para alcanzar la 'Piste des Aiguilles' (marcas rojas) por la que se accede a las diferentes agujas: Godefroy, Deplasse y Viallat.

En el camino nos encontramos con un senderista de la zona con el que subimos hasta la Piste des Aiguilles y que nos permitió ganar tiempo al conocer él perfectamente el terreno, con lo que conseguimos que en 1h 45' llegar a la base de nuestro objetivo:

 Se  alternan 'fitas' y marcas de pintura
 Cordada en la Arête des Charbonniers
 ...superando fuerte desnivel...
 ... incluso con tramos de cables/cadenas/cuerdas...
 ..y por fin empieza a asomar nuestro objetivo...
...al que por fin llegamos...
Reseña de la última guía del Caroux

Al llegar al pie de 'Arête Sud-ouest' vemos que el cielo estaba más nublado de lo esperado y nos hacía temer algo por nuestra actividad. Empezó Albert con un primer corto largo de unos 20 metros por una fisura de III atlético alcanzando la R-1 en la que hay un bloque rodeado de un trozo de cuerda.

 Albert en el 1er largo
R-1
El segundo largo inicia Albert por una placa (III+) subiendo inicialmente recto hasta llegar a un clavo bajo un paso atlético que no ve claro y prefiere seguir hacia la derecha hasta una fisura (con friend con vieja cinta) (IV/IV+) bajo un pequeño desplome, en el que hay que efectuar un paso de decisión, que tampoco acaba de ver claro y prefiere bajarse para no perder más tiempo, acabando el largo Gerard que supera el paso siguiendo por una fisura donde puede colocar algún flotante, llegando a los 40 metros a la R2 con bloques en la cima del gendarme a la izquierda en una plataforma (2 viejos pitones).


 En el 2º largo, primero lo prueba Albert...

...y finalmente lo acaba Gerard...
R-2

Sigue Gerard y enlaza dos largos, accediendo a La Taillante donde se encuentra unos de los tramos más bonitos y mantenidos de la vía superando un vertical espolón con regletas que permiten que la dificultad no supere el IV/IV+ (según reseña, ainque personalmente pienso que algún pado es de V° del bueno), llegando a la R-3 a los casi 60 metros, de dos vetustos clavos y un bloque y habiendo encontrado en el largo diversos clavos (4/5).


 Gerard superando La Taillante

Albert y Xavi en el 3er largo

Hacemos cambio de cuerdas y escalo el siguiente fácil largo de II/III que en unos 40 metros nos permite llegar a una plataforma bajo el desplome del famoso 'le bec d'oiseau' donde montar la R-4 en un buen árbol.

Este lago inicia en diagonal a la derecha hacia un visible clavo, en el lado izquierdo de la arista (III), girando en diagonal a la derecha hasta la parte desplomada, donde encontramos otro clavo, para luego atravesar a la derecha (desplome) para restablecerse sobre el lado derecho de la arista (un paso de  IV impresionante pero bien protegido: le Bec d'Oiseau, que bien podría ser V°). R5 cerca de la antecima.

En Le Bec d'Oiseau

Atravesar la antecima y bajar una brecha. Pasar una pequeña pared (III+) y ya fácil hasta la cumbre.

En el último largo

Llegando a la cima
Panorámica desde la cima
Foto cima
La Deplasse

El descenso consiste en un rápel algo desplomado de unos 30 metros hacia el norte que nos deposita en unas viras en las wue se ven 'fitas' que hay que ir siguiendo y con numerosos destrepes en los que hay que ir atento. Aunque son las 14:30, sabiendo lo largo del descenso y que las nubes nos hacían sospechar que podría caer algo de agua, optamos por bajar dando algo devuelta descendiendo por el empinado y empedrado 'Sentier des Gardes' que nos conducirá nuevamente al camino de les Gorges de l'Héric

En el rápel de Viallat
Y siguiendo las 'fitas'...
Cara norte de la Viallat

En el descenso nos vamos fijando en las paredes de enfrente, entre las que destacaban las de Le Minaret:

Le Minaret desde el Sentier des Gardes
Actualmente todos los cruces de caminos están bien señalizados

Al llegar al fondo del valle Albert y Gerard encontraron una buena poza para darse un baño, que en mi caso fue solo de pies...


Después del baño nos dimos un pequeño homenaje con unas cervezas artesanales locales...


Antes de cenar ya habíamos elegido la próxima ascensión:

Le Minaret. 'Arête Sud' (3) salida Directe (3')

Esta vez el lunes el clima era radiante sin ninguna nube y ya nos esperábamos pasar algo de calor, aunque al final no fue nada que no se pudiera soportar. Seguimos los mismo pasos que el día anterior, solo que esta vez, el desvío lo encontraremos algo antes. Una señal como de prohibido subir a senderistas (supusimos que se debía tratar de esto) nos hizo dudar. A los pocos minutos ya nos encontramos una zona de deportiva perfectamente equipada con anclajes químicos distanciados a 90 cm, creo que tal como dictan las normas federativas francesas...

 Al poco rato ya vemos nuestro objetivo...
...y en el desvío esta señal nos hace dudar...

Seguimos por el camino, también marcado con 'fitas' y marcas de pintura, hasta llegar un punto cuando se visiona un característico gendarme al que hay que dirigirse, más o menos 'a saco' con alguna que otra trepada. A los 45' aproximadamente encontramos el pie de vía que estaba 'marcado' con un viejo cordino de una rama.
 En este punto solo nos quedaba trepar hasta el árbol que se ve a la izquierda...
...y en el encontramos este cordino...

Al no ver ningún clavo ni expansión, estuvimos un buen rato dudando hasta que Gerard le dió por trepar un par de metros y entonces vio el primer clavo, que en la reseña señalaba que se podía reforzar con un empotrador. Con esto ya se anima y él mismo ya escala el primer largo que lo une con el segundo. Primer tramos por placa vertical bastante técnico (5b+) en el que encontramos otro par de clavos y al no ver clara una posible reunióm cómoda, sigue por una sucesión de placas más tumbas (III) que conducen a un roble seco, no demasiado fiable, pero junto al que hay una gran bloque que se puede lazar y utilizar como R-1 a los 55 metros.



En el primer largo

El siguiente largo sube contorneando algo por la derecha un desplome y luego sorteando el siguiente por la izquierda (IV) hasta montar la R-2 en un buen árbol al pie de una arista, aunque Gerard hizo alguna pequeña variante para darle algo más de emoción. Este largo está limpio de seguros.


En el segundo largo

Aquí decidimos que los 120 metros de arista nos los partíamos con Albert, escalando yo los primeros 60 y después el ya alcanzaría la base del torreón final. Escalada fácil de IIº con algún paso puntual de IIIº y reuniones en algunos de los árboles que iremos encontrando.


En el 3r largo (primero de la arista)

Sigue Albert con una escalada igual al anterior y monta reunión en un árbol al inicio de la gran repisa. Después efectuaremos un pequeño cambio de reunión hasta un gran bloque con un cordino y un maillón en su base que sirven de R-4 bis.


Ya empieza a asomar el torreón somital
En la R-4 y accediendo a la R-4 bis

Descansamos un rato y empezamos a estudiar si escalaríamos por la salida directa. Es aspecto es de una fisura desplomada en el que hay 4 clavos en los primeros 10 metros, el primero de ellos, ya bastante alto, y con una repisa debajo que daba algo de 'yuyu'.

Suerte que Gerard está fuerte y atacó el largo, resoplando al principio, pero consiguiendo encadenarlo. El tramo inicial, aunque marcado de V+, nos pareció de 6a/b. Después ya va siguiendo por fisuras y una chimenea desplomada, con otro pasito 'gracioso' (V o algo más) y llegando bajo la cumbre para montar la R-5 a unos 30 metros aprovechando unos bloques. Cuando nos toca subir a Albert y a mí, trampeamos el asunto como buenamente pudimos, pero nos quedó claro que no era V+. Una vez en esta reunión, subimos en ensamble hasta la propia cima.






 En la salida directa al Minaret
En la R-5 bajo la cima

Disfrutamos un rato de las panorámicas y empezamos a buscar las opciones de descenso. Vimos en el collado que hace entre las dos puntas una reunión de parabolts, pero para llegar a ella se ve un curioso destrepe. En cambio por la vertiente norte se ve un árbol con 4 cordinos y dos maillons por la vertiente norte, que con un rápel de 3o metros nos de jan en una amplia canal, que luego remontaremos para bajar por el lado este de Le Minaret.



Después del rápel remontamos la canal

Toca otra bajada entretenida con destrepes, trozos de canal de árbol en árbol y finalmente llegamos a un camino con marcas rojas, que nuevamente nos conducen al camino de las Gorges d'Héric, donde se aprovecha para refresarse algo en una de las pozas.

Después aprovechamos para hacer una visita a una cava ahora que empieza la época de la vendimia y hacer alguna compra.



Época de vendimia...

Para el martes como tampoco era cuestión de llegar muy tarde optamos por una vía de 4 largos con una aproximación de unos 45 minutos: 'Classique du Pilier a la Grand Paroi d'Arles'. Al parecer ha sido restaurada por la FFME con anclajes químicos.




Reseña de la Guía del Caroux

Almorzamos en nuestro campo base y esta vez debemos desplazarnos hasta el valle de l'Orb (Lamalou o le Poujols), y subir hacia las gorges de Colombières, por el col de Madale, Rosis y el col des Avels. Del col, ir en direction de la granja de la Fage y aparcar poco después (200 m) en un gran parking, donde ya encontramos un desvío hacia dicha granja con una barrera cerrando el paso.

Hay que seguir la pista que sube a la izquierda del aparcamiento al inicio con marcas de PR:




Indicador al inicio de la pista
En el camino de aproximación...

Seguimos hasta que se ve un desvío a la dereha dejando la pista y ya encontrando el camino que va por encima de todas las paredes, encontrando un cartel indicador después de unos 40 minutos, cuando ya parecía que nos debíamos haber pasado de largo:

Cartel desde el que ya descendemos hacia la pared

Bajada marcada con 'fitas' y algo de pintura y al llegar a un collado ya se ve el perfil de nuestro objetivo. El pie de vía se identifica gracias a unas piedras sicadas con los nombres correspondientes.

 Panorámica del Pilier...
 Panorámica del primer largo
Pie de vía

Estudiamos la reseña y viendo lo ajustados de los grados, acabamos por repartirnos los largos de manera que para mi el primero, para Gerard 2º y 3º y para Albert el cuarto. A pesar de que la reseña el primer largo como un 'inocente' IVº, enseguida vemos que nada más lejos de la realidad. Inicialmente se ve un químico a unos 4/5 metros y otro en la parte final del gran diedro. Inicio muy peleón por fisuras romas (IV que me parece como un buen V) y luego en diagonal a la izquierda hacia el diedro mencionado en el que podremos ir colocando flotantes o tricams al gusto (dificultad de IV/IV+, con algún paso puntual de posible V) hasta llegar en su parte superior al segundo químico que se encuentra a un metro a la izquierda del diedro, bajo una zona desplomada, que hay que superar por su izquierda. Se accede a una cornisa que sube hacia la izquierda (IV), donde encontraremos un tercer químico. Seguir hasta un árbol sobre el cual encontraremos la R-1 a los 30 metros de dos químicos en una cómoda repisa.


En el primer largo

Toma el relevo Gerard iniciando hacia la derecha en travesía en diagonal, encontrando un par de químicos, con pasos de adherencia (IV+), alcanzando un pequeño diedro que termina bajo un techo; ciendo en la parte superior izquierda un tercer químico, debiendo atravesar en ligera subida a la izquierda con los pies sobre pequeños agarres y las manos en la fisura ancha y horizontal, con un paso duro para alcanzar un pequeño bloqueque sirve para reincorporarse en la ancha plataforma (graduado de V+ con apariencia de 6a duro), legando a la R-2 a los 25 metros, y también de dos químicos en una cómoda repisa.





En el segundo largo

En el tercer largo tuvimos algo de problemas para saber exactamente por donde va la vía, ya que son tres las vías que ascienden bastante próximas en este tramo. Subir todo recto algunos metros hasta un químico, antes de atravesar completamente a la derecha hacía una repisa sobre el lado opuesto del pilar; donde encontramos otro químico, ara luego, salir a la izquierda pasando bajo un bloque desplomado para entrar en una ancha fisura en diagonal a la izquierda, pudiendo colocar flotantes, hasta alcanzar un enebro, que se evita por su derecha. Aquí al pasarnos de una vía a otra posiblemente encontramos dificultades de Vº, para terminar el largo a los 40 metros encontrando la R-3 de dos químicos en una buena repisa.


En el tercer largo
R-3

Toma el relevo Albert ascendiendo hacia la izquierda y pasando sin darse cuenta por cerca de otra reunión de dos químicos (IVº), llegando a un pequeño diedro con resaltes verticales hasta alcanzar una buena plataforma a los 25 metros, con unos bloques que facilitan el poder montar la R-4



 En el cuarto largo
Foto cima

Regresamos por el mismo camino d aproximación, ahora con una temperatura más elevada y nos cruzamos con algún senderista que iban de recorrido. Al llegar al aparcamiento una mujer que estaba por allí nos insistió para visitar las Gorges de Colombières, donde poder refrescarse.

Un bonito rincón para acabar la estancia

Y ya con esto dimos por acabada la actividad y de vuelta para casa. Desde luego es una escuela que vale la pena su visita, aunque hay que vigilar con las graduaciones de las reseñas y tener en cuenta las largas aproximaciones que hay que efectuar en algunos casos.Como en otras zonas, es difícil de no querer volver...












3 comentaris:

El Royo ha dit...

El rapel del Minaret, de l'arbre amb bagues i maillon, és al costat Sud. Des de la canal es remonta la bretxa per baixar caminant/destrepant per l'altra banda, costat Nord-Nordest.
Lloc encisador, el Caroux.

Jaumegrimp ha dit...

L'Agulla del Romaní! gairebé costa mes trobar l'agulla que escalar-la ha ha ha
que tal la George Hàrrison? nosaltres vam fer fa temps la Ringo Starr i era aventurera i divertida, la vostra sembla que tiba mes, llàstima no saber d'aquesta quan vam fer la Ringo, vam anar-hi el 2011 i aquesta estava acabada d'obrir i no se'n sabia res...

Xavier Díez Mercero ha dit...

Jaume la George Harrison es molt interesant i el 6a+ no ès obligat gràcies a que està ben asegurada. Lo millor es combinar amb altre/s via/es...