miércoles, 14 de septiembre de 2016

Volviendo a la Dent d'Orlu: I Cal Ana + Pink Floyd ('a la francesa')

Este finde me apunté a una salida colectiva de los compañer@s de la SAME-UEC Gràcia con destino a la Dent d'Orlu. Como suele ocurrir en este tipo de eventos a la gente le cuesta acabar de decidirse, por los motivos más variados...

Tras varias circunstancias acabamos siendo; Ani, Albert, Anna, Rubén y Xavi, aunque Anna solo subía para escalar el sábado. Para aprovechas mejor el finde quedamos para salir el viernes por la tarde, a pesar de haber una previsión de la meteo nefasta y que se cuplió la noche del viernes a sábado, con lo que nos tocó hacer buena parte del viaje con un buen chaparrón, aunque por suerte al llegar a Orlu ya no llovía apenas. De madrugada volvió a caer alguna borrasca así que tuvimos que adaptarnos a las circunstancias y nos levantamos sin demasiadas prisas para dar tiempo a que se secara la pared, ya que el sol ya empezaba a aparecer..

Panorámica de la cara Sud-Este

Como la previsión era de que a partir de las 17 horas podría pasar otro frente acabamos por decidir nos por una vía que ya había escalado con Gustavo M. en 2001 en otra colectiva de la SEAM-AEC: I Cal Ana.
Reseña 'CAFMA'

La idea parecía buenas ya que las vías de esa zona son todas rapelables, con lo que si el tiempo empeoraba, rápido para abajo. La aproximación se hace algo 'dura' ya que los 45 minutos que indica alguna reseña, puede que sea demasiado 'ajustada'. Hay algún tramo que supongo que por alguna tormenta fuerte, ha dejado el camino algo desaparecido y hay que ir al tanto de seguir exactamente por donde está marcado si no se quiere perder tiempo.

En uno de los momentos que iba Anna delante quedamos todos sorprendidos al ver una víbora, no muy grande, pero en estado excitado emitiendo el típico silbido de los documentales cuando ves que se tira a picar... Al bajar ya fuimos todos con la 'paranoia' de no volver a encontrala, pero ya no la vimos...

Llegamos y vimos que solo los primeros metros tenían algún tramo húmedo y que después parecía todo seco, algo que costaba de creer. Nos repartimos de manera que Anna y Xavi irían primeros, seguidos de Ani, Albert y Rubén.

Rompo el fuego y afrontó el primer largo que es el más fácil de la vía (5b) y el más corto (30 metros) y el primer parabolt está algo alejado y cruzando un tramo que estaba algo húmedo (coloco el allien amarillo para proteger un posible patinazo). Después un pequeño resalte vertical de unos 4 metros, donde se encuentra la máxima dificultad del largo, siguiendo después por un tramo más relajado y en un último tramo se efectúa una marcada diagonal hacia la izquierda para entrar en la R-1.


  Anna en el primer largo

Tal como llega Anna sigue con el siguiente largo mientras Ani va escalando de primera el 1er largo. El primer tramo también cuenta con el primer parabolt algo alejado y una dificultad de 5c/5b. Tramo de placas de adherencia con algún resalte intermedio y justo en la parte final del largo vien un tramo en diagonal hacia la derecha con unos pasos de adherencia, que fue de lo más duro que encontramos en toda la vía y eso que 'solo' estaba graduado de 5b+. Es un tramo de aquellos que si vas un palmo más arriba o abajo de lo que se debe, la cosa puede parecer hasta incluso 6a, llegando a los 45 metros a la R-2 en una exigua repisa no demasiado cómoda.

 Anna en el primer tramo del segundo largo
Ani en el primer largo
Anna asegurada por Xavi desde R-1 y Ani acabando el 1er largo

Continuo por el tercer largo, que sigue inicialmente por un tramo de placa vertical (5b), con un tramo vertical con un seguro alejado (3/4 metros) que parece mucho más difícil de lo que en realida es, y donde a medida que subes, van apareciendo los cantos, para después ir dibujando una diagonal hacia la derecha para llegar a una fisura atlética con cierto desplome, donde en forma de bavaresa se consigue superar (5c, o algo más, aunque no es obligado). Una vez superado el resalte, se describe una ligera diagonal hacia la izquierda, llegando a los 35 metros a la R-3 en una cómoda repisa. Mientras Rubén escala el segundo largo de primero.

 Anna en el tercer largo
Rubén iniciando el 2º largo
Rubén asegurando desde la R-2 a Albert y Ani

Sigue Anna con el cuarto largo que va enlazando una sucesión de placas intercaladas con resaltes, que aun estando graduada de 5b, es más técnica y mantenida que el primer largo, llegando a los 40 metros a la R-4 en una buena repisa. Mientras por detrás Ani consigue superar sin demasiados problemas el 'durillo' tercer largo.
Anna en el cuarto largo
Ani en el curioso 3er largo

El quinto largo nos pareció a todos el más bonito de la vía, con seguros distantes, y donde se debe ir 'navegando' para ir encontrando el recorrido, sorteando un par de desplomes y con tramos verticales con bastante aire bajo los pies (5c), llegando a los 40 metros a la cómoda R-5. Por detrás Rubén sigue con el cuarto largo.

Anna en el tramo final del quinto largo
Rubén iniciando el 4º largo y Albert asegurando desde R-3
Ani en el 4º largo

El sexto largo desde la R-5 aparenta ser muy tranquilo y sin apenas dificultad, cuando la realidad es que aún sorteando algún tramo de repisas herbosas también hay que suprerar un par de resaltes 'peleones' (5c) que hace que no haya que bajar la guardia, llegando a los 48 metros a la R-6, donde acaba la vía, aunque se pueda empalmar con la 'Assurance tout spits' y después 'Le Lézard' con otros tres largos más (5c+/6a/5b) y 120 metros más, pero nosotros ante el miedo que en cualquier momento apareciese el 'marrón', dimos ya por buena la actividad, y como la R-6 tampoco es para estarse mucho rato, empezamos a rapelar, cruzándonos con los compañeros, que Rubén estaba disfrutando del bonito quinto largo:
Anna en el primer resalte del sexto largo

 Un par de imágenes de Rubén en el 5º largo

Seguimos rapelando de reunión en reunión, ya que las longitudes de los largos impiden poder saltarse alguna reunión, excepto los dos primeros largos que con un largo rapel de 60 metros se llega desd la R-2 al suelo. Les dejamos las cuerdas preparadas y esperamos viendo como acaban la vía y después descienden.

Rapelando el tercer largo
Mientras esperamos les acercamos el calzado...

Por suerte los pronósticos no se cumplen y a pesar de que aparecen algunas nubes, no cae ni una gota y podemos bajar plácidamente hacia el aparcamiento. Nos despedimos de Anna que tenía que marchar y empezamos a planear la actividad para el domingo.


Estuvimos barajando varias posibilidades y mientras que Ani y Rubén se decidieron por la Dalles Blanches, con Albert nos decantamos por la 'Pink Floyd':

Reseña 'CAFMA' del sector de vías más repetido de la cara Este

La Dalles Blanches esta semi-equipada con parabolts 'espaciados', con una dificultad máxima de 4c, con 11 largos y 350 metros y donde lo más difícil es localizar el recorrido de los dos primeros largos. Después ya se resigue por un diedro evidente.

En cuanto a la Pink Floyd que fue abierta en agosto de 2004 por compañeros de la SEAM-AEC (David, Gustavo M. y Miguel G.), fue retro-equipada en octubre de 2006. En 2012 escaladores de la zona tomaron una discutible decisión de 'remodelar' completamente la vía.

Reseña original (made in 'Gustavo Mañez')

Las variaciones que se han efectuado son:

-Según la reseña publicada por el CAFMA, la vía inicia en la 'Vire des isards', prescindiendo del primer largo, al ser de más de 60 metros y con dos parabolts, de manera que utilizan la R-1 original, también de dos parabolts, como R-0 de la remodelada. Todo el resto de equipamiento original ha sido serrado convenientemente.

-Con la 'excusa' de querer convertirla en una vía que pudiera descongestionar la vecina 'Tapes sans dalles' y argumentando que los escaladores franceses utilizan cuerdas de longitudes que no se ajustan a los metros de los largos originales (70/55/55/55/55/60/60/45) han procedido a hacer desaparecer las reuniones originales y a partir de la referida R-0, han añadido algún largo, quedando de las siguientes longitudes: 35/30/40/35/30/30/40/35/40/40. La única reunión que coincide en su emplazamiento es la de la antigua R-5 que coincide con la R-6 remodelada.

-Los largos 8º y 9º han sido modificados del recorrido original para evitar juntarse con la 'Fleur de rhodo', aunque finalmente se junta con ella a unos 25 metros de la cima.

-Indican en la reseña que con 9 exprés es suficiente, que creo que pudieran haber ese nº de anclajes en algunos de los largos de 40 metros. Aunque en total hay más parabolts que anteriormente, tampocoo hay que pensar que es una vía sin compromiso y que poco obligada...

Por la mañana al llegar a la 'la poêle à frire' (denominación del lugar donde acaba la pista de acceso a la vertiente Este) un escalador francés, de Latour-de-Carol y que hablaba un buen catalán, aunque 'algo afrancesado', se interesa por ver a que vía íbamos. Al mostrar nuestras intenciones y explicarle que teníamos curiosidad por ver el tipo de remodelación que se había hecho, le mostramos la reseña original. Mostró tanto interés que le facilitamos una fotocopia y le hicimos mención del malestar que habían creado a sus aperturistas al haberse efectuado esta remodelación sin haber contactado con ellos y nos dio a entender que posiblemente quien había decidido tal acción (¿Gérard Pouliquen?) no había podido (¿?) comunicarse para informar de su intención, pero que intentaría hacerle llegar la información. También nos comentó que ya había una cordada de camino hacia la vía y que él con su compañera también iban a repetirla.

Sin más demoras comenzamos la aproximación y enseguida apreciamos que el camino se ha repintado convenientemente con marcas amarillas y que no hay dudas de por donde va.

Vertiente Norte de La Dent d'Orlu
 Panorámica desde el final de la Crête de la Llau hacia el Collet de Brasseil
Parte final del recorrido de la Normal de La Dent d'Orlu

Al llegar al referido collado ya vemos la distribución de cordadas: unos en el 1er largo de Pink Floyd reformada, otros empezando Fleur de rhodo, una cordada en el 2º largo de Supersé. 
 Cordadas por la cara este
 Ani y Rubén iniciando Dalles Blanches

Decidimos hacer la vía con la nueva visión francesa para poder evaluar mejor su acción. La grimpada hasta la R-1 original, si se sigue bien la 'Vire des isards' (como hizo Albert) es sin complicaciones, ahora bien si tiras más por la izquierda, casi por donde iba el original 1er largo, y con trekkings, como me pasó a mi, cuidadín... Esta reunión es la única que conserva en todo el resto de vía los anclajes originales.

 R-1 original que ahora se utiliza de R-0 de la remodelada

Como llega primero Albert a la R-0, le toca a él comenzar con el primer largo de 35 metros y según reseña de 5a+, aunque como sucede en muchas de las vías que he escalado en la Dent d'Orlu, parece que a los franceses les gusta 'apretar' la graduación en el 1er largo. Podríamos decir que es un un 5b con algún paso puntual de algo más y todo.... La reunión no es especialmente cómoda.

 Albert en el 1er largo remodelado
En el inicio de Dalles Blanches

En cuanto a los anclajes viejos, se han serrado y han quedado bastante disimulados, costando de ver en algún lugar.

 Anclaje original debidamente cortado...

Sigo con el 2º largo de 30 metros y una dificulta de 5b, que parece más acorde con la realidad. La R-2 en una repisa más o menos cómoda.

 Albert en el 2º largo remodelado

Sigue Albert con el 3er largo de 40 metros y una dificultad de 5b, de placa con un par de resaltes más curiosos'. R-3 también relativamente cómoda.

 Albert en el 3er largo remodelado
 Rubén en la zona intermedia de Dalles Blanches
En la zona intermedia de Dalles Blanches

Sigo con el 4º largo, de 35 metros y que curiosamente aparece graduado de 4c. Puede que la mayor parte del mismo si que sea de esa dificultad, pero los 10 últimos metros, que son de adherencia, me dieron la sensación de ser bastante más. Aquí si que la reunión es incómoda, ya que han colocado los parabolts encima de un desplome para quedar asegurando colgando de ellos y los pies en placa inclinada. Originalmente este desplome se superaba y la reunión estaba en una buena repisa.

 Albert en el 4º largo remodelado

Sigue Albert con el 5º largo de 30 metros y una dificultad de 4c, según reseña, también de placa con un par de resaltes más 'curiosos'. R-5 también relativamente cómoda.

 Albert en el 5º largo remodelado

Sigo con el 6º largo, de 30 metros y que también aparece graduado de 4c. Como en los otros anteriores, puede ser la dificultad 'promedio', pero con algún paso puntual más difícil. La R-6 sí que es cómoda y coincide su ubicación con la de la original R-5.

 Albert en el 6º largo remodelado
 R-6 remodelada donde se pueden ver los anclajes originales d la R-5

Sigue Albert con el 7º largo que cruza una fisura algo herbosa de izquierda a derecha con un paso atlético para incorporarse a las placas de la derecha, llegando a los 40 metros a la R-7 en una buena repisa.

 Albert en el 7º largo remodelado

Sigo con el 8º largo que a mi ya me parece que ya no coincide con el recorrido original y primero por placas relativamente fáciles (4c) se va ganado altura, encontrando en la parte final un diedro a la izquierda en el que se puede colocar algún flotante. Este tramo podría ser casi de 5b (¿?), llegando a los 35 metros a la R-8, tampoco demasiado cómoda.

Albert en el 8º largo remodelado 

Sigue Albert con el 9º largo que desde luego transcurre alejado de la original, según dicen para no juntarse con la Fleur de rhodo, para lo cual describe una gran diagonal, en el que hay un paso para superar un desplome, que en la reseña se gradúa de 5b y que parece bastante más. Después sigue la diagonal con pasos mantenidos de placa técnica, que no permiten relajarse, llegando ya después por un tramo más 'amable' a los 40 metros a la R-9 en una buena repisa. Aquí vemos que la cordada francesa que venía por detrás escalaban con uuna cuerda de 80 metros y habían empalmado algún largo.


 Albert en el 9º largo remodelado que transcurre por un recorrido 'nuevo' 
 Los compis en Dalles Blanches iban a la par con nosotros

El 10º largo ya se trata de en diagonal a la izquierda ir a buscar el último largo de la Fleur de rhodo, coincidiendo los últimos 25 metros y llegando a una buena reunión en la cresta cimera a los 35 metros aproximadamente.

 Albert escalando los últimos metros, ya de Fleur de rhodo
 Ani y Rubén en el último largo de Dalles Blanches
 Ani asegurando a Rubén desde la 'quasi' cima y Albert observando
 Rubén en los últimos metros de escalada d Dalles Blanches
Auto foto de la cima
En la cima

En la cima vemos una pareja de ingleses que habían escalado 'Les enfants de la dalle' (unos 1100 metros de escalada) y estaban en la cima a las 16h, nada mal teniendo en cuenta que él llevaba algo así como una rodilla 'biónica'. Después vimos que debieron hablar con la cordada de franceses que llevábamos por detrás y se ofrecieron a que bajaran con ellos por la vertiente norte y después acompañarles al aparcamiento de la vertiente sur, lo cual les ahorró un buen 'tute'...

Un rato en la cima esperando a Ani y Rubén y después de reponer fuerzas, para abajo y de vuelta para casa, cansados pero contentos por la actividad y que desde luego el viernes por la noche al llegar a Orlu no podíamos pensar que íbamos a poder escalar los dos días sin problemas. El ambiente entre nosotros también ha sido excelente, así que que más se puede pedir...

En cuanto a la Pink Floyd, si hubiera sido una vía nueva, es para pensar que vale la pena escalarla y que te deja un buen recuerdo, motivo por el que actualmente se está repitiendo más que la vecina Tapes sans dalles (donde por cierto, a su inicio han colocado un cartel advirtiendo que en la vía hay un gran bloque con peligro de desprendimiento...), pero claro si la has escalado anteriormente y sabes toda la historia, te quedas un poco 'mosca' viendo que han actuado con poco respeto con una vía que no habían abierto ellos...