dimarts, 7 de juny de 2022

Miranda de la Cajoleta: Via Xirucaires

Para el domingo habíamos quedado con Jordi F. de escalar alguna vía por Montserrat y me vino a la memoria que hace algún tiempo hablando con Mamerto salió a la conversación las clásicas 'Chirucas' que fueron para mucha gente las primeras botas de montaña que tuvimos.

Las inolvidables Chirucas

A raíz de la conversación investigué por la red y primero vi que actualmente la marca se vendió a una empresa de La Rioja donde siguen teniendo una buena variedad de productos 'Chiruca'. Lo que me sorprendió también es que los infatigables hermanos Masó habían abierto en 2011 una vía denominada 'Xirucaires', en la Miranda de la Cajoleta:


Viendo que es una vía que orientada al oeste, teníamos garantizada sombra toda la mañana, así que se la propuse a Jordi, después de saber exactamente donde estaba la Miranda de La Cajoleta y ver que está justo enfrente de La Cajoleta al otro lado del Torrent del Migdia. Le pareció bien y fuimos hacia El Bruc para tomar algo en Cal Anna, sin saber que era el día de la fiesta del 'Timbaler del Bruc':



Al llegar como aún era temprano no había aún mucha gente, así que tomamos algo y ya nos fuimos hacia Vinya Nova para dejar el coche aparcado a la sombra. Nos equipamos y nos dirigimos hacia el acceso del 'Camí dels Francesos' que abandonaremos justo en el Coll de l'Ajaguda.

Desde el Camí dels Francesos ya vemos L'Ajaguda
Y ya alcanzamos el Coll de l'Ajaguda

En menos de una hora conseguimos llegar y a pesar de haber efectuado casi todo el camino a la sombra, las camisetas quedaron empapadas. Ahora tocaba una de las partes difíciles de la vía: encontrarla. Se sigue el camino que desciende hacia el Torrent del Migdia  y primero se intuye la canal que por la derecha de la Miranda de la Cajoleta por la que posteriormente se desciende y algo más adelante se intuye entre la vegetación la silueta de la roca. Sorteando 'aritxols' conseguimos llegar a pie de vía, donde por cierto ya no está el puente de roca que se describe en la reseña original.

El aspecto de la roca es de algo musgosa al no tocar el sol y son visibles los parabolts que hace once años se colocaron. Nos repartimos los largos y me quedo con el primero, que es más técnico pero con 5 parabolts y buenas posibilidades de colocar flotantes. La roca es de bastante buena calidad excepto en los últimos metros. Inicialmente se sube recto hasta el cuarto parabolt (V) y después ya en diagonal a la derecha (IV/IV+) y después de colocar un buen flotante veo que tenía a escasos 2 metros l quinto parabolt. De aquí se sigue algo hacia la derecha coincidiendo que la roca es a controlar y que el sol daba en la cara hasta alcanzar la R-1 a los 30 metros (no 25), de dos parabolts.



Xavi en el primer largo
R-1
Jordi finalizando el primer largo
Asegurando desde R-1 y panorámica de 'El Fartó del Torrent del Migdia'
Buena panorámica de La Cajoleta y Plecs del Llibre

Recupera Jordi el largo y empezamos a mirar el 'pirulo' que hay que superar y con aspecto algo 'cutre' y para el que según la reseña es conveniente llevar un cordino de 3 metros para lazar el 'Fartó' (al parecer es un tipo de dulce típico valenciano). 

Empieza el largo Jordi y con precauciónva subiendo colocando un buen flotante en el interior de la chimenea y un poco más arriba consigue lazar un bloque empotrado. La placa de la derecha de la chimenea no tiene demasiados buenos agarres y por su izquierda la imagen es que se puede romper en cualquier momento. Después, como casi siempre, no es tan malo como puede parecer. Consigue llegar a la parte alta y con el cordino lazar el fartó y en la placa de la derecha coloca un buen totem negro. El paso clave es cuando estás de pie sobre el fartó y chapando el parabolt y hay que pasarse a la placa con un paso muy vertical (V) y en el que si patinas una vez superado el parabolt, puedes caer sobre el 'pirulo'.  La roca afortunadamente es buena y al poco rato ya se ha tumbando y bajando la dificultad progresivamente (III/II) hasta llegar a la cima y descender hasta el collado de la otra vertiente para montar la R-2 de uno de los árboles que hay.






En el espectacular segundo largo
En la R-2

Y ya que estoy en la cima, otra foto hacia Plecs del Llibre...

Nos cambiamos calzado y recogemos cuerdas y material para afrontar los tramos 'embrossats' de la canal de bajada que apuntan los Masó en su reseña. Hicimos la primer parte del descenso bastante cómodo, lo cual ya nos sorprendió, pero a media canal la cosa se complicó por la multitud de vegetación y 'aritxols' que nos impedían avanzar. Jordi con la navaja aún fue haciendo algo de labor de jardinero, pero recomendaría si alguien se quiere aventurar, mejor llevar tijeras de jardinero y evitar arañazos.


Cuando por fin alcanzamos el camino el alivio fue grande. Nos fuimos nuevamente al Coll de L'Ajaguda para descansar y ya sin más problemas emprendimos el descenso nuevamente por el Camí dels Francesos.

Cartel al inicio del Camí dels Francesos

Recogimos el coche y fuimos nuevamente a Cal Anna, donde nos encontramos con Carme y Xacó que venías de escalar la 'CADE de la Miranda de la Portella' y estuvimos compartiendo mesa y conversación con ellos.

En resumen una curiosa vía de la factoría Masó donde hay que escalar y tener en cuenta el safari, tanto de alcanzar el pie de vía como el del descenso, pero es el peaje que hay que pagar para escalar a la sombra.