dimarts, 7 de juny de 2022

Buen clima en Coll Roig y repitiendo Vía 'K'


 

El sábado acordamos salir con Jordi C. y Assumpció y tal como estaban las previsiones de temperaturas altas, uno de los lugares donde parecía que aún se mantendrían moderadas las temperaturas era en Coll Roig y optando por repetir la 'Vía K', del compañero de club Gustavo:

Reseña original
Reseña 'Joan Prunera'

Quedamos en Ripoll para tomar unos cafés y ya nos subimos hacia Coll Roig, donde al llegar nos recibió con una agradable temperatura de 18º. En el aparcamiento sólo 3 ó 4 coches más, alguno de ellos conocidos de Jordi. Nos equipamos y ya fuimos hacia nuestro objetivo con una agradable sensación térmica.


Rápida y cómoda aproximación hasta pie de vía

Acordamos que Jordi escalaría de primero el largo inicial. La arrancada y hasta la tercera chapa, no tienen desperdicio (V), con un tramo de adherencia  que hay que visualizar bien los movimientos. Después se alcanza un pequeño resalte con un paso atlético (IV+) y se prosigue por un tramo de placas más tumbado (III/II) por el que se llega a un último resalte con una arrancada con una fisura de deos que ya está bastante sobada, y donde al estar el parabolt al lado, no es nada obligado, pero desde luego que ya no es IV+, alcanzando la R-1 a los 50 metros aproximadamente. En el largo unas 9 chapas y cuantos flotantes se quieran colocar.

R-0










En el primer largo

Tal como llegamos a la no demasiado cómoda R-1, procedimos con Assumpció hacer el corto y vistoso tramo de arista (II) de unos 10 metros y llegar al collado por donde discurre el camino de descenso.



En el cambio de reunión para llegar a la R-1 bis
El camino de descenso

Sigue Jordi con el segundo largo cruzando una buena placa hasta alcanzar un parabolt para proteger un paso de IV+ saliendo algo por su izquierda. Después un tramo en vertical en el que la dificultad va disminuyendo progresivamente y luego hay que  desplazarse en diagonal a la derecha hasta alcanza a los 25 metros la R-2 en el que se ha fabricado una buena plataforma.




En el segundo largo

Efectuamos cambio de cuerdas para así poder yo escalar de primero el bonito tercer largo donde es un festival de puentes de roca y fisuras para colocar empotradores o flotantes y con una dificultad de III/IV se alcanza a los 35 metros la R-3.









En el tercer largo y foto final vía

Aún estando escalando a pleno sol, la ligera brisa que soplaba hacía que la temperatura, aún habiendo subido, seguía siendo agradable. Estuvimos un rato contemplando el paisaje y ya plegamos cuerdas y nos repartimos el material para regresar al aparcamiento tranquilamente y desplazándonos de nuevo a Ripoll para darnos un cumplido homenaje.

En resumen un buen inicio de puente con una escalada agradable en buena compañía.