dilluns, 7 de gener de 2019

Primeras escaladas del 2019 algo calurosas: Turó de Cal Beco i Garraf

Después de unos días fríos, este finde, que servía para iniciar las escaladas del 2019, ha sido más de ambiente primaveral, pudiendo escalar en manga corta....

Para el sábado quedamos con Montsey Jordi F. para hacer una matinal de escalada deportiva en el 'Turó de Cal Beco' (Les Castetes d'en Muntaner), donde no volvíamos desde mayo.


Al llegar al aparcamiento un poco más y ya no cabemos, lo que nos hizo temer lo peor, pero al decidir subir a los sectores Pasovich / Wild West pudimos estar escalando sin aglomeraciones.

Reseñas de Fernando Micó

Iniciamos las escaladas en el margen izquierdo del Sector Pasovich, donde Jordi y Montse ya habían escalado y para mi era la primera vez, y como suele ocurrir muchas veces, optas por escalar una vía que sen apariencia parece fácil para calentar y después resulta más peleona de lo esperado. En este caso no se si por error en las reseñas, se trataba de la vía Final Feliz, pero en la roca está grabado el nombre de Atila...

Iniciamos con el convencimiento de que era un 'simple V' y ya nos hizo sudar de valiente, tanto por la estupenda temperatura que hacía como por alguno de los pasos peleones que tiene. Son 22 metros y cuenta con 7 parabolts, con una dificultad de V+ 'duro'...




 Montse en Final Feliz




Jordi en Final Feliz

Seguimos con Atila con también 22 metros y 7 parabolts, con un tramo en el que alejan los seguros y con un tramo final con roca algo 'sobada'.


Jordi en Atila

Xavi en Atila


Montse en Atila

Seguimos con Tinder sorpresa, graduada de V+, prácticamente concentrada la dificultad en las tres primeras chapas, siendo el resto más 'amable' que las vías anteriores. Vía de 22 metros con 7 parabots.

Xavi en Tinder sorpresa
Jordi en Tinder sorpresa

Montse en Tinder sorpresa

Vemos que a la reunión de esta última vía, también van a parar dos vías del sector Wild West: Barry guay y Sex bomb, que aunque en la guía aparecen como de 6a, la segunda puede tener un aso más duro que la primera.

Seguimos con Barry guay que todo el rato resigue una fisura/diedro con una dificultad bastante homogénea y muy agradable de escalar, en comparación con las dos primeras vías que habíamos escalado. Vía de 22 metros con 8 parabolts.


Montse en Barry guay

Xavi en Barry guay

Cuando le tocó el turno a Jordi ocurrió una de esas 'cosas raras' que pueden pasar escalando y que demuestra que no hay nada que sea fiable al 100%. Cuando estaba superando uno de los resaltes del diedro debió de presionar, sin querer, el mosquetón de la chapa (entre la 4ª / 5ª) y al elevarse, la cinta cayó con el otro mosquetón pasado por la cuerda hasta el anterior parabolt. Con Montse nos quedamos mirando sin entender que había pasado y advirtiendo a Jordi que fuese con cuidado. Cuando llegó a la siguiente chapa le explicamos lo ocurrido...


Jordi en Barry guay

Seguimos con Sex bomb, a la derecha de la anterior,  vía de 22 metros con 8 parabolts con un paso de arrancada que es lo más fuerte de la vía, aunque también en la zona intermedia hay otro desplome bastante atlético.


Jordi en Sex bomb


Montse en Sex bomb

Xavi en Sex bomb

Como Jordi tenía compromisos sociales, dimos por acabada la matinal, con mejor sabor de boca de lo esperado al comenzar. Bajamos a Vallirana a darnos un buen homenaje y aprovechamos para comentar algún futuro plan.

Para el domingo, después de recoger el carbón correspondiente de los 'Reyes Majos', quedamos con Xacó para hacer alguna escalada en Garraf. Mientras picábamos algo en el bar Antonio, mirando posibilidades vimos una que inicialmente pensamos que ninguno de los dos habíamos escalado (al final Xacó no tenía claro si ya la había probado y se había bajado):


Desde el aparcamiento ya vimos que no había nadie escalando y mientras nos equipábamos apareció otra cordada que escalaron a nuestra derecha y coincidimos en la R-2.

Panorámica de la pared con el inicio de vía marcado

Al llegar a pie de vía mirando la roca del primer largo, no parecía muy sugerente, con un tramo que incluso parecía fango solidificado. Después la realidad es que aunque hay que  ir con precaución, no es tan mala como parecía y con pasos interesantes, aunque el equipamiento no sea ninguna maravilla (espits y buriles), se puden colocar piezas adicionales, creo que en los 30 metros hasta la R-1, unas 8 expansiones. Arrancó Xacó y enseguida empezó a recordar que ese tramo le recordaba que por allí ya había estado...La reunión cómoda de varios espits junto a un árbol que sirve de referencia para localizar la vía.

En el primer largo de Gaudí


El segundo largo empieza recto sorteando el frondoso árbol chapando un primer espir, para luego seguir en diagonal a la izquierda, donde encontraremos otro par de espits, llegando a unas viras desde las que vemos a su izquierda un anclaje de cuerdas que sirven para poder alcanzar reunión de rápel  si se viene de las vías de más a la izquierda. Solo queda cruzar unas repisas tumbadashacia la derecha, con roca suelta, hasta alcanzar a los 20 metros la R-2 de 3 espits y un parabolt y alguna cadena.

 Xacó asegur´ndome en el segundo largo
 En la R-2
En los metros finales del segundo largo

Cuando ya nos reunimos los dos en la R-2, empezamos a dudar de por donde salir, ya que se veían varias posibilidades y al no verlo claro, optamos por la solución más lógica y fácil que es salir en diagonal a la derecha (IVº) hacia un parabolt visible, aunque hay un espit algo tapado por la vegetación, apenas salir de la reunión. Desde ese punto se sigue el espolón por donde encontramos la salida de la vía Bavaresa con un par o tres de anclajes más (IV+/V), llegando a la R-3 a los 30 metros con parabolts y argollas para rapelar.

Buscando salida hacia la Bavaresa

Sigo ya por la salida de la 'Bavaresa' y como en la anterior ocasión con Jordi C. y Assumpció, enlazó este último largo con todo el tramo cableado que hay para salir de allí , haciendo reunión a unos 50 metros.

 Xacó asegurándome en el último largo y por detrás la cordada vecina
Acabando la vía...
 Foto fin de la vía

Estuvimos un buen rato disfrutando de la espléndida temperatura y ya emprendimos el descenso accediendo a la arista cimera y luego hacia la izquierda, para así bajar tranquilamente caminando sin tener que bajar por los curiosos destrepes de la otra vertiente de la arista

 Parece como si hubieran crecido las fitas...

Y nada mejor que acabar la matinal tomando algo en la terraza del bar Antonio, que estaba bastanyte concurrida, dada la buena temperatura reinante. Como es habitual también comentamos algún róximo plan.

En resumen un finde con clima más bien primaveral y sin grandes proezas, pero pasando buenos momentos en buena compañía...






2 comentaris:

Jaumegrimp ha dit...

Bon anys amics ! jo encara no m'he pogut estrenar, però no em queixo que el final de l'any l'he aprofitat be.
A veure quan ens tornem a trobar, que fa molt temps que no ens veïem.

Xavier Díez Mercero ha dit...

Igualment Jaume. Jo nomès surtu dissabte/diumenge, però cap problema per tornar a fer alguna escalada junts...