dimarts, 8 de maig de 2018

Escalada revival en Els Mollons

El dia del 'currante' habíamos quedado con Albert, Montse y Jordi F. para hacer una matinal por Frares, al estar inicialmente previstas lluvias a partir de las 17h, pero resultó que a primera hora en Barna ya estaba pegando una buena 'tamborinada'.

Quedamos igualmente para almorzar en Cal Anna para ver como evolucinaba la meteo.

Al llegar al Bruc no llovía, pero estaba el cielo completamente encapotado. Alargando el almuerzo llegó el momento de tomar alguna decisión y optamos por subir hacia Cam Massana, pero al ir a coger el auto, parecía que se empezaba a despejar hacia Igualada y entonces Albert tuvo la idea de ir a Els Mollons a escalar una vía mítica del Anoia: Apia y que yo hacía unos 29 años que no escalaba. La última vez que estuve fue con un curso de la ECAM en el que fui de colaborador junto con Javier Aznar y Manolo Lobe,  entre otros. Aún recuerdo que cuando empezábamos a escalar la primera reseña que vi de esta vía fue en:

Del libro: 'Bartomeu Puiggrós: Les muntanyes que vaig estima'
Reseña más actualizada

Albert ya había estado no hacía muchos años en un día de climatología parecida y no le fue difícil recordar el camino de aproximación.

Panorámica desde el aparcamiento

Al llegar, me dio la misma sensación de como si fuera la primera vez que estuviese, no recordando nada de la vía. Pronto nos percatamos que había una cordada haciendo deportiva y gracias a una placa metálica con el nombre, fácilmente encontramos el pie de vía.

Inicio Vía Apia

Actualmente hay unas 5 ó 6 vías deportivas en ese sector y equipadas, alguna de ellas, como para poder ir de cursillos.

Tomó la iniciativa Albert y enlazó un primer tramo de la vía Apia con un vía de su izquierda algo más difícil y al llegar a la reunión en una gran vira, siguió flanqueando por la misma hadta llegar a otra reunión de 2 espits y un parabolt que ya utilizó como R-1.






En el primer largo y R-1

Subí con Montse pisándome los talones y rápido nos reunimos con Albert. Seguí y enlace lo que antiguamente eran dos largos llegando a la cima y montando reunión en la de encima de la Paret Negra, junto a una sabina que antes era por donde se rapelaba para descender, ya que no vi que en el suelo junto al mástil de la senyera cimera hay un buril que permite junto con alguna de las otras sabinas poder también montar reunión.

En el segundo largo

Este largo primero sube unos 3 m en la vertical de la R-1, hasta encontrar u a buena sabina que podremos lazar, y luego sigue por la derecha junto a un diedro/canal donde encontraremos la máxima dificultad de la vía (IV+) encontrando 3 expansiones bastante seguidas. Más arriba en una plataforma encontraremos una doble expansión que puede servir de reunión. Si seguimos, ya por terreno más fácil llegaremos a otro resalte con un parabolt en su margen derecho y en la parte superior, donde desploma algo, podremos equipar un gran puente de roca, que una vez superado encontraremos otra doble expansión que también puede servir de reunión.

Si se prefiere se puede llega hasta la cima donde una estelada actualmente marca la cima. En el suelo, algo escondido, hay un viejo buril que junto con alguna sabina puede servir para montar reunión . En mi caso no lo vi y ya fui unos 3 metros más allá y aproveché la reunión de la Paret Negra.







Y llegamos a la cumbre...

En vez de rapelar preferimos descender por la vertiente norte donde encontraremos algún tramo de cadena y cuerdas que nos permiten llegar al collado y después bajar por la cara este, también llamada Paret Negra.


En el descenso...

Vimos algunas vías equipadas en plan deportivo pero con algunos anclajes que hacen dudar de su calidad. Escalamos una vía de V+ de unos 20 metros que nos sirvió para completar algo la corta matinal.





Escalando en la Paret Negra

Una corta pero aprovechada matinal que me sirvió para redescubrir esta pionera escuela del Anoia. Una vez en casa ya pude comprobar que en la guía de Luichy 'Barcelona y alrededores' aparece buena información de todas las vías existentes, que en total son unas 31 vías, de entre IV y 7b y algún proyecto por encadenar y una longitud de entre 8 y 50 metros. Alguno de los anclajes existentes, tienen apariencia algo dudosa, pero bueno, no es un mal sitio para ir en ocasiones como esta...