dijous, 10 de maig de 2018

De bien nacido es ser agradecido...


Hoy quiero agradecer a los compañeros Len y Alberto su acción de devolverme una cinta con dos mosquetones que nos quedó olvidada el día que escalamos en la 'Talaia Gran'.

Hay que reconocer que la tecnología que a veces puede ser motivo de críticas por su abuso, en esta ocasión me facilitó la labor, ya que cuando Jordi F. me envió un whatsapp con la imagen capturada de Instagram de que Len había encontrado una exprés, sin especificar donde y viendo los mosquetones marcados que aparecían en la foto, y como fue él el que los había marcado, rápido los reconoció y me pedía confirmación.

Evidentemente reconocí la cinta y mosquetones, pero como ya habían pasado un par de semanas y ya dudaba que día fue en el que la perdí, ya que habitualmente cuando escalas con personas de confianza tampoco te preocupas demasiado por ver si algo no aparece.

Me puse en contacto con Len con mi inglés macarrónico y al final me puso en contacto con su compañero de cordada Alberto y diciéndole las últimas escaladas que había efectuado acabé descubriendo que había sido en la Talaia Gran y había quedado en el árbol en el que se efectúa el segundo rápel.

Quedamos en contacto y como prueba le llevé otra cinta con iguales mosquetones y sin problema me entregó el preciado trofeo.

Agradezco enormemente su detalle, ya que se seguro que no todo el mundo hubiera hecho lo mismo y nos despedimos esperando encontrarnos otro día en alguna pared...