dijous, 30 de juny de 2011

Buscando mejor clima en la Dent d'Orlu

Este puente tocaba salida colectiva de la SEAM-AEC programada desde hace bastante tiempo y a la que a final fuimos 11 personas. Assumpció, Beate, Cristina, Dorys, Jordi, J. Emili, Laura, Sara, Xavi's (2) y Yolanda.

Falló una parte de la sección que estaban triunfando en el Montblanc, sino podíamos haber batido record de asistencia...

Como ascensión principal de la salida decidimos ascender la 'Tapas sans dalle', vía que fue mi primera ascensión de este magnífico pico junto con Jordi y Mariano en 1996. Aquel día nos tuvimos que enfrentar con una sorpresa inesperada al encontrarse la placa de acceso al desplome del 7º largo (el paso más duro de la vía) completamente empapada. Jordi nos sacó del apuro demostrando mucha sangre fría...

El sábado aprovechamos para hacer algo de tochos en la cercana escuela de Auzat. Al llegar nos encontramos un numeroso grupo de los gendarmes de rescate de montaña que bajaban de hacer prácticas (habían ocupado casi todo el aparcamiento con sus coches).
El grupo en Auzat por la tarde, casi pasando frío

El sábado a las 8h estábamos en el aparcamiento de acceso a la cara Este, que los franceses denominan 'la poêle à frire' (la sartén). Había varios vehículos con personal que aún estaban recién levantados, lo cual nos permitió creer que podríamos acceder los primeros a la pared este. Nos equipamos con las cordadas ya decididas. Laura-Yolanda-Xavi, Dorys-Beate-cristina, J. Emili-Sara y Jordi-Assumpció y empezamos la aproximación a buen ritmo. Al llegar a la Crête de la Llau nos encontramos con el primer contratiempo, Assumpció llego para informarnos que Jordi se encontraba físicamente algo tocado y prefería dar media vuelta. En ese momento una cordada de franceses nos adelantó, aunque por suerte su destino era la vía contigua a la nuestra: Les dalles blanches.

Al llegar al Collet de Brasseil pudimos ver que ya había cordadas en la Supersé y en la Zinkéria en los terceros largos aproximadamente. El pie de vía está claro:

En el inicio se ven mejor los parabolts de Les Dalles blanches que se dirigen en diagonal a la derecha, que los  más viejos y mezclados con espits de la Tapas sans dalle que salen con ligera tendencia a la izquierda. Como siempre una buena reseña es la de 'escalatrons':

Iniciamos rápidamente al ver que empezaban a aparecer cordadas por detrás y puse el 'turbo'. Por detrás hubo un pequeño percance con una cordada de franceses que se 'colaron' provocando un lío de cuerdas que provocó malestar en el resto de nuestras cordadas. Uno de los franceses llevaba una camiseta del mismo color que la que llevaba Dorys y eso nos hizo creer que nos seguían a buen ritmo. Luego en la parte final ya descubrimos que finalmente dos cordadas se había interpuesto entre nosotros. La segunda cordada a diferencia de la primera, si que les pidió permiso para adelantarles, cosa que no todo el mundo tiene la delicadeza de hacer...
El grupo desde la R-1

En la guía de Jean-Denis Achard la define como la vía lógica para iniciarse de primero en vías de pared para escaladores de 5c de deportiva. Yo haría una pequeña apreciación y aunque los dos pasos más difíciles, que en la reseña de la guía están marcados como de 5b 5c+, están ambos con un trozo de cuerda anudada que facilita el poder trampear ambos pasos, esa graduación para gente de estatura no muy elevada creo que dista bastante de la realidad. En ambos casos cuesta llegar a los cantos si no se quiere tocar nada que no sea la roca...
Yolanda en el primer paso curioso
El paso clave de la vía con cuerda de 'ayuda' instalada... 
Laura una vez superado el tramo 'peliagudo'

El resto de la vía es una sucesión de placas para practicar la adherencia y sorteando algún tramo herboso en la parte final de la vía:

En la cima nos tocó una buena espera soleada (3h 30') hasta que por fin nos reunimos todos en la cima. Mientras esperábamos fuimos hablando con todas las cordadas que iban saliendo de las vías: Supersé, Zinkéria, etc, pero los que más me sorprendieron fueron una cordada formada por un catalán y un francés que venían de la Durendalle (700m, 6b), completada por la Arête Est y que luego para completar la jornada les quedaba el largo y 'tortuoso' descenso hacia el parking del Pont de Bisp de la cara Sur (unas dos horas, si no te lías...).
Primera cordada de la colectiva en la cima: Laura, Yolanda y Xavi
Y por fin el resto de cordadas...
Como siempre las vistas panorámicas desde la cima impresionantes

El domingo quien más quien menos se levanto algo 'cansadillo' y optamos por volver a Auzat. Esta vez el clima fue totalmente diferente al del viernes, ya que literalmente, la roca 'quemaba'. Hicimos unas pocas vías y comimos junto al río en una buena sombra.
Escaladora francesa en la vía Grimsel, un 6a técnico y variado

En resumen una buena colectiva que para muchos fue su primera vía de más de 10 largos...

2 comentaris:

El Royo ha dit...

Nosaltres anem aquest finde. Ja veig que caldrà matinar (jeje, cap problema per mi... ja em coneixes). Si vols repetir, ja saps on sóc, hi ha gent que surt divendres i gent que surt dissabte.

JAUME ORS ha dit...

Ara també fara un any varem estar en aquest lloc idil.lic i volem tornar per setembre !!!! Abraçades.