dimarts, 9 d’octubre de 2018

Finde variado: deportiva al Mirador de Garreta (Queralt) y clásica en El Ditet y Agulla Fàcil

Este finde otra vez pendiente de los cambios climáticos para confirmar los planes, aunque ya con la idea inicial del sábado dedicarlo a escalar deportiva y el domingo algo de aventura por Frares Encantats.



Para el sábado inicialmente quedamos con Xavi J. y María para escalar deportiva por el Berguedà, sumándose finalmente al plan Montse, lo cual hacía más fácil la logística.

Recordando el día que con Jordi F. y Juan Carlos escalamos 'Arnau Oleguer + Queraltina' y vimos al escalar la Queraltina que estaban equipando numerosas vías a derecha e izquierda de dicha vía, pero ya con carácter de deportiva. Algo más a la izquierda desde el 2009 ya se habían abierto unas cuantas vías:


Interesante guía con mucha información..

Gracias a la actualizada guía 'Berguedà Vertical', ha aparecido mucha información actualizada de los numerosos sectores del Berguedà, entre los que se encuentra el Mirador de Garreta, en el que figuran 27 vías de entre 8 y 32 metros, de las deportivas, y la mencionada Queraltina, que cuenta con 79 metros. Las dificultades entre III+ y 6b+.

Lancé la propuesta y aunque estuvimos barajando otras posibilidades, acabamos por decidirnos entre los cuatro de visitar el sector. Al llegar la niebla daba una sensación de día poco agradable, aunque la verdad es que frío no hacía demasiado, hasta que ya lució a media mañana un buen sol. Lo bueno que tiene el sector es que los pies de vía están a la sombra, así que aún estando orientado al sur, se puede escalar buena parte del año.

Al llegar había escalando un par de cordadas en las vías de la derecha de la Queraltina (que por cierto ahora tiene una 'Q' pintada a su inicio para poder distiguirla del resto, al no ser una via deportiva) y optamos por ir escalando de derecha a izquierda:

 'En set vetes' (5b)
'En Xan cletes' (5c)

 'García Encenalls' (5c)
`Toni virutas' (5b)
'Castell Berguedà' (5b)
'40 àngels' (5c)
'Tots sants' (6a)
'Soca' (5b)

Fueron cambiando los vecinos, y marcharon las dos cordadas iniciales y vinieron otras dos, y ya habiendo acabado con todas las vías de la derecha de la Queraltina (sin contar las cuatro que hay unos 100 metros más a la derecha de III, III+, IV y V), nos traslados algo más a la izquierda, encontrando un par de vías que ya nos sirvieron para Montse y para mi para dar por acabada la jornada con: Toporoc (6a+ de  25 metros) y por miedo al grado marcado le hicimos un tope rope a su vecina Beneida (6b+ que acaba en el mismo descuelgue de Toporoc con una sección central dura, pero que el resto se dejaba escalar). Xavi J. y María se fueron a escalar 'Aromas de Queralt' (6a ).




 'Toporoc' (6a+)
'Beneida' (6b+)

Contentos con la actividad por su cantidad y calidad acabamos en Berga tomando algo y aprovechando para ponernos al día de nuestras actividades veraniegas.

En el momento que estaba escribiendo este post han publicado los compañeros de 'Berguedà Vertical' la triste noticia de alguien se ha dedicado a escanear toda la guía y la está haciendo circular por la red. Posiblemente en otros países esto podría ser motivo de un fuerte castigo a través de procesos legales, pero aquí nunca nos hemos concienciado del grave perjuicio que ocasionan este tipo de acciones y que desde luego pueden desanimar a personas que han trabajado con el fin de dar a conocer al resto de escalador@s las vías abiertas en sus escuelas. Espero que todos nos concienciemos y que no se haga circular esta guía...

Durante la semana el infatigable Escalatroncs publicó una reseña que me picó la curiosidad, ya que el día que escalamos en la Agulla del Romaní ya me fijé en esta roca (El Ditet) y en su vecina, la Agulla Fàcil.

Desde Ag. del Romaní: El Ditet (flecha roja) y Agulla Fàcil (flecha azul)

Tal como indica Eduard, la vía Martí Andreví es fácil de combinar con alguna vía cercana. Busqué y encontré la información de Joan Prunera y ya vi que podríamos algún día enlazar las dos vías:


En cuanto esta vía de la Agulla Fàcil, al leer la guía de Frares Encantats de Daniel Brugarolas acabé de entender lo de los dos nombres. En 1988 Andreu Carrión y Xavi Vidal abrieron una vía dedicada a Pere Camins (caído en El Jiso) con poco equipamiento y la denominaron Vía del Jabato. Posteriormente en 1991 Cristina Freixes y Enric Castellnou abrieron la vía del Senglar con algunos espits, pisando la vía anterior. Evidentemente en esos años no habían las posibilidades de encontrar información existentes actualmente y muchas veces era complicado encontrar alguna reseña de vías poco divulgadas.

La verdad es que cuando le envié las reseñas a Jordi F. le añadí el comentario de que podría ser una buena actividad para un día con buena meteo, pero al final la anunciada borrasca no llegó a Montserrat y acabamos por decidirnos de probar suerte. A última hora contactó Alfons E. (con el que coincidimos en 'Todra'), con Jordi y acabamos quedando para encontrarnos en Cal Anna.  El domingo en Barna estaba algo tapado pero no llovía y al llegar a Montserrat el cielo estaba despejado, aunque la temperatura ya había bajado considerablemente.

Al llegar a Can Massana vimos que había bastante movimiento provocado por la:


Nos equipamos y emprendimos la aproximación y hasta Coll Guirló nos fuimos cruzando con participantes de la  'Caminada'. Al tener la primera visión de nuestros objetivos ja vimos que la Martí Andreví nos tocaría escalarla a la sombra, ya que está orientada al oeste de El Ditet, aunque luego la Jabato o del Senglar ya la podríamos escalar al sol.


La aproximación casi idéntica a la Aguja del Romaní, y al llegar a las cercanías del Dit nos embarcamos algo hacia la derecha y aparecimos casi al pie de la vía Auqué-Muñoz ó Aresta Brucs del Ditet. Ya vimos claro que era más a la izquierda y gracias a las fotos que colgó Eduard localizamos el pie de vía, en el que hay una pequeña 'fita' y una flecha grabada.


Nos abrigamos convenientemente y mientras con Jordi picábamos algo, Alfons ya se anima y pide comenzar él escalando el primer largo. Sin problemas le cedimos la cuerdas y afronta los desagradables primeros metros de la vía, por el tipo de roca, entre resbaladiza y con alguna lastra que puede saltar y donde la vegetación no permite ver la primera expansión, aunque por suerte hay varias sabinas que permiten ir asegurando la ascensión. (IV/IV+). Unos 8 metros más arriba, la escalada cambia sustancialmente, mejorando la roca y tumbándose por unos metros y ya pudiendo ver el primer espit en un resalte vertical, y un par de metros más arriba veremos un segundo espit, encontrando una escalada vertical y técnica (V) donde hay que saber ir encontrando los cantos que permiten la progresión. Del segundo espit ya hay que dirigirse en diagonal a la izquierda (Vº fino al principio ) hacia un árbol donde montar la R-1 a los 20 metros.




 En el primer largo
En la R-1

Cuando llegamos a la R-1 Alfons se anima a continuar y ya acordamos que con Jordi nos repartiríamos la siguiente vía. El segundo largo inicia por la izquierda del árbol de la R-1 con un primer espit cercano y desde el que para llegar al segundo espit hay que hacer un buen paso de Vº para levantar los pies y superar el pequeño desplome. Sigue la escalada siendo vertical, y con bastante aire bajo los pies con un primer tramo de IV+ hasta llegar al 3er espit, desde el que unos metros más arriba ya vemos el cuarto espit que marca la dirección que debemos emprender. Un tramo con más canto (IVº) nos permite alcanzar un clavo, donde la empieza a tocar el sol. El tramo hasta la cima, aunque es fácil (IIIº) hay que vigilar por las numerosas piedras sueltas que pueden caer con el simple movimiento de las cuerdas, llegando finalmente a la R-2, a los 30 metros, en la propia cima en una sabina bastante exigua y en la cual hay algún cordino con un maillón, que sirve posteriormente como instalación para rapelar.



 En el segundo largo
 R-2
Foto cima

Hacemos las fotos de rigor y empezamos a pensar que opción optar para rapelar de las comentadas por Eduard: un rápel de 50 metros por la vertiente norte, hacia la base de la Agulla Fàcil o bajar en dos rápeles, uno de 5/10 metros hasta el collado con la Agulla Fàcil y de ahí otro de 55m  hasta el pie de vía de la Jabato ó del Senglar. Inicia Jordi el descenso y llega, gracias al chicle de las cuerdas,  al inicio de la vía. Al intentar recuperar las cuerdas ya vemos que esta opción es problemática y que lo mejor es fraccionar en 2 rápeles el descenso. Al bajar veo un viejo buril en el tramo desplomado y en el collado encuentro una agrupación de sabinas lazadas con 3 cordinos y un maillón. Cuando rapelamos da la sensación de que estas sabinas son más inestables de la exigua sabina de la cima. Y nos reunimos de nuevo con Jordi, pudiendo recuperar fácilmente las cuerdas.



En el primer rápel al collado...
...y en el segundo desde el collado...

Toma la iniciativa Jordi con el primer largo de la vía en el que sólo hay un buril con un viejo mosquetón, que no sabemos si alguien lo dejó para poder resaltar su ubicación o si fue por un abandono. Aunque la dificultad no pasa de IV° aquí una equivocación se paga muy caro. Coloca algún tricam i laza algún merlet y puente de roca, llegando a los 55m a la R-1 de 2 buriles con chapa.





En el primer largo

Subimos con Alfons y al llegar a la reunión nos hace una demostración de como poder reforzar la reunión, que ya queda a prueba de bombas.


Refuerzo con bricolage de la R-1

Cambiamos cuerdas para poder seguir yo con el segundo largo. Ya vemos la reunión original de la Jabato por encima y a la derecha de la fisura que nace a la izquierda de la R-1. También a la izquierda cruzando un tramo desplomado se ven 2 espits de la Senglar.  El largo inicia cercana a la atlética fisura (IV+/V), en la que se pueden colocar tricams i algún flotante y bajo el desplome se abandona la fisura hacia la izquierda para chapar el primer espit. Hay que afrontar el desplome vigilando algo la roca y casi no se puede chapar el segundo espit hasta que ya se supera (V° 'del bueno'), algo por la izquierda, el desplome. Con la 'tramposa' no se puede chapar correctamente al ser una chapa de espit por la que no entra el mosquetón...





Después ya se va tumbando y la escalada es más relajada, describiendo una diagonal hacia la izquierda hasta encontrar el tercer espit. Aquí estamos por encima del collado por el que hemos rapelado del Ditet. Ya desde ese espit toca una larga excursión por placas de IV/III, pudiendo colocar algún tricam y si lo ves algún puente de roca. La R-2 a los 45 metros, bajo la cabeza somital y compuesta de 3 buriles con chapa.


Acabando el segundo largo

Sigo con el tercer largo y que en la reseña de Joan parece que describa una diagonal hacia la derecha más marcada de lo que es en realidad y no veo el único espit que hay. Coloco un buen allien y sigo hacia arriba con dificultad de III+/III, con roca a controlar y llegando a la R-3 a los 15 metros, en la propia cima, de dos buriles con chapa.


En el tercer largo

 Foto cima
El Bacallà
 La Monja al fondo
 El Dit en primer plano
 Agulla del Romaní

Disfrutamos un buen rato de las panorámicas y vimos una cordada que estaba sobre la Cua del Bacallà y otra cordada en una aguja que no acabamos de identificar.


El lunes salimos de dudas al colgar Eduard una foto por Instagram y revelar que junto a Mohawk habían escalado:


El nombre de Agulla Fàcil es motivado por que se puede subir y bajar andando de ella, y ya advertidos por el relato de Joan Prunera, emprendimos el descenso hacia el este  hasta encontrar la canal que sube hacia el Frare Gros, que por cierto, después de las lluvias de este año, están muy deterioradas con numerosos árboles caídos y rocas por todos lados que dificultan su tránsito. Al volver por el Torrent del Lloro aún vimos en la cima de la Roca de Nadal a los compañeros.



Volvimos a Can Massana y nos despedimos de Alfons que tenía algún compromiso y con Jordi nos fuimos a dar un buen homenaje en Cal Anna:


Contentos con la actividad comentamos la actividad de la jornada y como siempre planteamos algún posible futuro plan. En resumen un finde que inicialmente no tenía muy buenas previsiones y que al final ha salido bastante redondo con dos jornadas bien diferentes en cuanto al tipo de escalada y en ambas compartidas en buena compañía...