lunes, 11 de enero de 2016

Y al segundo intento sí: SAME a La Falconera

Después de la pequeña aventura que tuvimos en 'La Falconera' y al tener más información a través de un compañero socio de la AEC (Xavi O.) ya tenía claro donde nos embarcamos la anterior vez, así que solo quedaba esperar la ocasión. A media semana Albert me comenta que tenía el domingo libre para escalar algo y me propone para volver a intentar la vía y dicho y hecho quedamos de acuerdo.

Reseña de la 'SAME' más ajustada a la realidad

La previsión de la 'meteo' no era de lluvia pero si de viento y nada más llegar ya vimos, mientras tomábamos un 'gracioso café' en el bar del puerto deportivo, al oír que los entendidos de náutica decían que ellos no salían a navegar con ese viento...



Nos equipamos mirando de reojo al cielo y al llegar al inicio de la vía ya nos tuvimos que poner los para-vientos. La ventaja esta vez era que ya conocía bien el recorrido de los dos primeros largos, así que no perdimos tiempo y esta vez inicié yo la vía. A los 40 metros aproximadamente me encontré nuevamente con la R-1:

R-1

En el 1er largo

Sin problemas emprende Albert el segundo largo, siguiendo el evidente recorrido.

En el 2º largo

Nos reunimos en la R-2 y le explico a Albert por donde fuimos la anterior vez. Dibujamos mentalmente el recorrido y empiezo el largo clave de la vía, no por su dificultad, sino por la incógnita de saber encontrar el recorrido. Inicio sobre la propia R-2 en ligera diagonal ascendente hacia la izquierda cruzando un diedro/canal y entonces veo el puente de roca que Jordi había renovado:


En ese momento lo vi más claro, en lugar de llegar hasta ese puente de roca, hay que descender 3/4 metros hasta llegar a una vira que hay que ir siguiendo e ir remontando de tanto en tanto. Hay algo de vegetación que tapa el recorrido y después de unos cuantos metros me encuentro con un clavo, lo cual me alegró bastante, y después un par de puentes de roca. Llegué a una amplia repisa donde podría haber montado la reunión, pero seguí flaqueando esperando encontrar un parabolt, según la información recibida por el compañero de la AEC Xavi O., que no llegué a ver y cuando llevaba 55 metros y las cuerdas rozaban bastante monté una improvisada reunión con un puente de roca el totem rojo y el camalot del 3. Aquí ya estamos a resguardo del viento y ahora toca quitarse ropa...

Entrando a la improvisada R-3

Desde la reunión creemos ya ver el largo teóricamente más difícil y Albert va remontando en diagonal a la izquierda y en unos 20 metros llega a la R-4 donde hay un buril viejo, aún utilizable, otro con la chapa partida y un clavo.

En el 4º largo


El 5º largo, de unos 20 metros, empieza superando un pequeño desplome a la izquierda de la reunión, sobre el cual encontramos bastante seguidos dos clavos vetustos. Sigue con una fisura donde veo un empotrador bastante nuevo abandonado y lo chapo sin mirarlo mucho para seguir un poco hacia la derecha para buscar un canto algo elevado en una laja, sobre la cual después hay que colocar los pies. Una vez hecho este movimiento ya podemos chapar un buril de los originales, de 43 años de antigüedad, que protege (¿?) un paso de adherencia que ya nos permite desplazarnos hacia la izquierda para buscar una buena fisura donde podemos colocar alguna pieza para ya elevarnos, siguiendo hacia la izquierda, y entrar a la R-5, de un solo buril, pero con una buena fisura a su izquierda, donde se puede reforzar convenientemente. El largo está graduado de Vº...

 El añejo buril del 5º largo
R-5

Sube Albert y con un solo movimiento consigue quedarse con el empotrador en la mano. Sin más problemas llega a la reunión. Las imágenes haciendo el largo con el mar debajo son muy vistosas...


En el bonito 5º largo

Desde esta reunión tenemos una buena panorámica de la pared y creo que distingo por donde nos metimos en la anterior visita. Parece increíble  como puede surcar la vía que estamos recorriendo  con una dificultad moderada por estos impresionantes muros. Albert incluso comenta que si la vía fuera en sentido contrario, parecería como que llegar hasta el otro extremo de la pared fuera un proyecto imposible...
Buena panorámica de La Falconera

El 6º largo, de unos 30 metros, tiene una primera mitad que resigue un diedro, que en su parte final se supera por el lado izquierdo,  (IV/IV+). Se alcanza como si fuera la cima de una aguja y después viene un paso curioso, al tener que descender un par de metros para poder saltar a la pared de enfrente, donde entramos en un tramo de roca excepcional de buena y que luego en un terreno no demasiado definido hay que alcanzar un árbol, que según la información recibida era visible por un cordino, que no vemos. Dudamos si nos habíamos equivocado de árbol, pero al ver el buril que hay al iniciar el 7º largo, nos confirmó que estábamos en el buen camino.

 En el 6º largo

Del árbol de la R-6 hay que superar un resalte vertical en el que en su base esta el mencionado buril, también con buena roca y con unas fisuras que permiten asegurarse convenientemente (IV+) y después ya se accede a un tramo en el que hay que ir sorteando vegetación y montar la R-7 en cualquiera de los árboles que hay arriba (unos 30/40 metros, según el árbol elegido).

 En la parte final de la vía visión del fuerte oleaje

Aquí ya recogemos material y como ya tenía controlada la bajada, sin problemas descendemos  hacia el aparcamiento.



Desconocía Albert si esta vía había sido abierta por alguien de la SAME de la UEC Gràcia y después buscando la información encontré en un post del blog de 'Joaquim Llòria' que la vía había sido abierta por el ya desaparecido Josep Sánchez, Ramón Martínez (compañero del anterior en la clásica Sánchez-Martínez de Diables) y Angelina Vidal, en 1972, entrando desde el mar con dos barcas inflables...

Mientras picamos algo en el bar clásico de Garraf comentamos que desde luego es una vía con cierto compromiso (no por su dificultad) ya que si tienes que abandonar por algún problema, mejor no pensarlo...

En resumen una buena jornada que me ha permitido quitarme una pequeña 'espina'...

2 comentarios:

Jaumegrimp dijo...

Bona explicació de la via, enhorabona ! és impresionant escalar tan aprop del mar i mes el dia que ho vau fer amb aquest una mica enfadat!

Xavier Díez Mercero dijo...

Si Jaume, tota una experiencia. Un conegut el mateix dia estava fent La Falconera i van quedar remullats al primer tram...