miércoles, 6 de enero de 2016

Primeras escaladas del 2016: Cherokee (Roca dels Tres) y Via dels Culés+Tarannà domèstic (Paret del Devesó)

Después de reposar el primer día del año, de la escalada en el Cap de Mort y de los festejos de fin de año, para el sábado quedamos con Jordi F. y Xavi J. para escalar en Montserrat, a pesar de que las previsiones no nos hacía albergar muchas esperanzas, ya que anunciaban que hasta al mediodía estaría medio tapado con bajas temperaturas por el aire y que después iría empeorando pudiendo caer alguna gota....

En el bar Anna de El Bruc, como suele pasar en días así, encontramos a muchos conocidos y todos dudando que hacer y alargando el almuerzo para ver si el tema mejoraba. Hablanco con Xacó se animo a venir con nosotros y salimos en dirección al Vermell del Xincarró con la idea original de ir a la Iván del Timbaler del Bruc. Mientras íbamos hacia allí cada vez lo teníamos menos claro y entonces me vino a la cabeza una vía más corta de hacer y que pensaba podría quedar más resguardada:

Reseña de la vía 'Cherokee'

A esta roca sólo había ascendido una vez por la vía Càmara-Ollé con el compañero Mariano hace casi 33 años y evidentemente no recordaba nada, ni aproximación  ni ningún otro dato. Jordi también recordaba vagamente que había escalado esa misma vía con Úrsula pero tampoco recordaba mucho. Por suerte Xacó ya la había escalado más de una vez y ya se sabe que cuando vas con alguien que conoce el camino, la historia es bastante diferente...


Al llegar a pie de vía el viento daba una sensación 'patagónica'

Nos repartimos de manera que Xacó iría conmigo en la primera cordada, Jordi con Xavi J. vedrían detrás. Empezó a escalar Xacó y el frío en las manos ya hizo que desde la primera chapa abandonase la idea de hacerla toda en libre. Tal como está equipada se puede ir trampeando tranquilamente con algún paso de V/V+, llegando a los 30 metros a la R-1, que queda justo en la vertical del inicio del segundo largo.


Xacó evolucionando por el 1er largo
 Xavi en el 1er largo
Xacó en la R-1 y Jordi en el 1er largo
Un helicóptero/taxi al vernos nos sobrevoló 
(suerte que no pueden volar a menos de 200 m. de las rocas...)

Al llegar a la R-1 dudábamos si seguir o no y me dió el punto de seguir. Tiene cuatro chapas  que desploman y que es donde más pegaba el viento, levantando los estribos para 'putear' al personal. Después sigue un tramo vertical con algún paso de V/V+ y después ya se va tumbando hasta llegar caminando a la R-2 a los 30 metros en una amplia repisa.

 Xacó asegurando a Xavi en el 2º largo
 Xavi J. consiguió hacer todo el 1er largo sin tocar las chapas (tiene merito con las rasca que hacía)
Xacó en el 2º largo
 
 Xacó llegando a la R-2
 Jordi asegurando a Xavi J. en el 2º largo

La reunión está equipada para rapelar, pero al decirles a los compañeros que pegaba menos aire, ya nos decidimos por hacer cima todos. De esta R-2 solo queda hacer un corto largo de 20 metros de IIIº sin ninguna expansión. Lo curioso de la reunión, que Xacó la hizo de un solo parabolt, al no ver los otros dos, que estaban medio enterrados bajo piedras sueltas (también hay un viejo buril sin chapa, más visible). Al llegar Jordi a la cima nos desveló el secreto: es una instalación que montó él con otros compañeros del GRAE para hacer prácticas de rescate con camillas de manera que configuraron unas tirolinas con las vecinas agujas de la Miranda de la Portella y El Dauet.

 Xacó en el 3er largo
 Desde la cima ningún escalador/a a la vista...
Miranda de la Portella y Dauet
Desde la cima se ve donde tenemos aparcados los coches 
 Jordi en el 3er largo 
 Detalle de donde están escondidos los 3 parabolts de la R-3 
Jordi en la escondida reunión de la cima
 Xavi J. en el 3er largo
Foto cima

Dado el frío que habíamos pasado, ya dimos por buena la actividad y decidimos que lo mejor que podíamos hacer era ir a tomar algo caliente nuevamente al bar Anna. De la cima se baja con un rápel de 20 metros (de una sabina con cordinos y maillón) que nos sitúa en el collado norte que une la Roca del Tres con La Miranda de la Portella y de ahí hay instalado otro rápel hacia el sur pñor una canal que actualmente se encuentra limpia de vegetación. Al final del rápel vimos parabolts de la vía 'C.E.C.(25 anys del Centre Excursonista de Calella)'

En el rápel instalado en el collado norte

Al llegar a la base de la pared, el tiempo parece que mejora, al contrario de lo que se había anunciado. Pudimos ver los parabolts de la 'Cuchi-cuchi' de la Roca de les Vuit.

Inicio d la Cuchi-cuchi
Roca de les Vuit  bajo la Miranda de la Portella
Panorámicas del Ponent Inferior y Superior

Cuando casi estábamos llegando al aparcamiento nos cruzamos con una vaca con no demasiadas buenas intenciones y en el momento que la esquivé por su derecha, se fue directo hacia Jordi, que no tuvo más remedio que poner tierra de por medio...




Después del pequeño susto, ya nos reunimos los cuatro y tal como habíamos acordado nos fuimos a dar un buen homenaje culinario, aprovechando después para plantear alguna futura escalada.

Para el domingo nos había llegado mensaje de Albert que proponía una salida a Malanyeu para l@s alumn@s del último curso de Glacera, aprovechando la estancia de unas socias de la SAME-UEC Gràcia que actualmente están 'exiliadas' por motivos laborales, La verdad es que al final acabamos apuntándonos los que habíamos sido sus profesores en lugar de ell@s, que por un motivo u otro al final no pudieron venir.

Hablamos con Xacó para recogerle por Manresa y encontrarnos en Cal Rosal para almorzar con el resto (Albert, Berta y María?). La previsión marcaba que estaría nublado por casi toda Catalunya, excepto en la parte norte, así que parecía que tendríamos margen por la mañana para poder escalar algo. Estiramos bastante el tiempo del almuerzo y llegamos al aparcamiento muy pasadas las 11h y con una temperatura de unos 5º.

Mientras que Albert y sus compañeras querían escalar la 'Adéu Espanya', yo me acordé de unas reseñas de Joan Baraldés de un par de vías a la izquierda de la Aina:

 'Via dels culés'

Mientras llegábamos a la pared el sol ya empezaba a calentar el frío ambiente (por la noche había caído algo de agua-nieve) y en toda la pared solo vimos otro par de cordadas.


Paret del Devesó

Llegamos al pie de la Aina y cada cordada fuimos a por nuestro objetivo. Nuestra vía comienza a unos 40 metros a la izquierda y es fácil de identificar gracias a un parabolt que hay a unos 4 metros del suelo en un tramo vertical (Vº). Se sigue con ligera tendencia hacia la derecha encontrando algún que otro puente de roca equipado hasta llegar a otro tramo más técnico donde encontraremos otro parabolt (V+) y a partir del cual ya hay que ir navegando para esquivar la vegetación y siguiendo el rastro de algún puente de roca (Vº), llegando a la R-1 a los 35 metros en una buena plataforma (1 parabolt).

Jordi superando el primer parabolt del 1er largo

Jordi en el tramo técnico del segundo parabolt
Xacó y Jordi en la R-1 señalando por donde sigue la vía
Xavi entrando a la R-1
R-1: parabolt + sabina

Mientras Jordi escalaba el 1er largo Xacó escucho una voz familiar y le dio un grito: era Amadeu, el aperturista de la segunda vía que queríamos escalar. Sigue Jordi con el 2º largo que inicia flanqueando hacia la derecha para luego remontar unos metros hasta llegar a una placa con pasos bonitos de adherencia (IVº) y donde encontraremos un puente de roca, llegando a un tramo de bosque en el que montaremos la R-2 a los 25 metros de un buen árbol (son visibles puentes de roca del siguiente largo.

Jordi en el 2º largo y asegurando desde la R-1

Cambiamos de cuerdas y Xacó sigue con el 3er largo de buena roca con algún paso atlético (Vº) asegurado con varios puentes de roca y un cordino 'pintoresco' en un 'boix' y udiendo reforzarl al gusto con friends, aliens, totem o lo que se lleve y montando la R-3 a los 25 metros en otro buen árbol.

 Xacó iniciando el 3er largo
Jordi en el 3er largo
 'Boix' pintoresco...
 Xacó asegurando desde R-3
 Jordi entrando a la R-3

El 4º largo es el de mejor roca con tramos verticales. Primero describe ligera diagonal a la izquierda , donde encotramos un puente de roca equipado, para luego seguir juego de fisuras que nos llevan al muro final donde hay que esforzarse (V+), don de se puede proteger al gusto, y llegando a la R-4 en la arista cimera, de un parabolt y una sabina a los25 metros.

Xavi asegurando a Xacó en inicio 4º largo
 

Xacó en el 4º largo
Xavi asegurado por Xacó en el 4º largo
Jordi en el 4º largo
Jordi asegurado por Xacó en el 4º largo

Tal como se indica en la reseña, vamos a buscar los rápeles de la 'Aina', que la semana anterior había escalado con Vero y volvemos a hacer los tres rápeles, solo que esta vez en el 2º rápel al recuperar las cuerdas se quedó una por encima del paso de 6a. Jordi remontó y por suerte pudo desbloquear la cuerda sin tener que hacer dicho paso y destrepando volvió a la R-1 de Aina, y ya sin más problemas llegamos al suelo.

 Xacó llegando a la R-3 de Aina
Xavi en el 1er rápel
 Vemos una cordada saliendo por ¿La Carla...?
Jordi en el 2º rápel 
Jordi escalando un tramo del 2º largo de Aina

Llegamos al suelo y como aún teníamos tiempo seguimos con el plan y vamos a buscar el inicio de la Tarannà domèstic, a unos10 metros a la izquierda del inicio de la Aina. No encontramos el nombre pintado que se comenta en la reseña de Joan, pero vimos un puente de roca bastante arriba que ya nos sirvió para situarnos. Esta vez me tocaba a mi escalar de primero, así que comence con precaución ya que esta vía no ha sido tan repetida y siempre puede saltar algo, pero sin problemas voy subiendo por este largo de IVº con algún paso puntual de IV+ y en el que vamos encontrando 3 puentes de roca y montando la R-1 a los 50 metros junto a un gran árbol, que monté de un puente de roca y un par de camalots.



Xavi en el 1er largo de Trannà domèstic
Xacó y Jordi llegando a la R-1

Miramos hacia arriba y viendo que se puede hacer perfectamente en un solo largo, sigo enlazando el 2º y 3er largos quedando un largo bastante continuo sobre roca buena y pasos atléticos de Vº (fregando el V+...) y donde encontraremos algún puente de roca equipado para marcar el recorrido. La R-2 está en una plataforma con un puente de roca  y la R-3 en la arista cimera con un parabolt, a unos 10 metros a la izquierda de la R-3 de la Aina.


 Xavi en el 2º+3er largos
 Xacó en el 2º largo
 Xacó asegurado por Xavi en el tramo final de la vía
 Xacó y Jordi en el tramo final de la vía
Jordi acabando la vía
 Xacó y Xavi encaminándose a la R-3 de Aina
Jordi Rapelando

Esta vez rapelamos rápidamente sin ningún incidente y cuando estoy empezando el primer rápel recibo una llamada de Albert preguntando donde estábamos y quedamos en que nos veíamos en Can Anglada.

Al llegar al pueblo salió Amadeu, que supongo que estaba intrigado por saber quien eramos y estuvimos charrando un rato mientras hacíamos material. Fuimos a reunirnos con el resto y nos dimos un buen homenaje gastronómico, en mi caso con una buena 'sopeta' y estofado de ternera...

Hablando de como les había ido la vía a los compañeros, al enterarnos de como había ido la reunión de la CUP, Albert aprovechó para hacer el comentario irónico del día, refiriéndose a que se debería modificar el nombre de la vía ¿Adeu Espanya...?.

En cuanto a nuestras vías, encontramos que ambas son buenas para la práctica de colocación de 'cacharros', pero que indudablemente el segundo tramo de la Tarannà domèstic es lo mejor del día...

En resumen un primer fin de semana del 2016 un poco condicionado por el clima, pero que ha servido para empezar bien el año...