martes, 8 de septiembre de 2015

La fascinación de Gaudí por Montserrat

Montaje de fotos en parte de 'Montserrat'


Desde que la 'A.E.C.' cambió la ubicación de su local, cada vez que paso por la Sagrada Familia y veo el 'Cavall Bernat', me surgía la idea de relatar un poco sobre la historia de este magnífico personaje y en especial su relación con 'Ca La Montse'. Sin querer profundizar en la larga trayectoria de este afamado arquitecto, busqué información por la red y entre otras destaco: 'Gaudi 1', 'Gaudi 2' y 'Gaudi 3'.



Del genial arquitecto catalán (Reus 25/6/1852 – Barcelona 7/6/26) hay muchas y buenas biografías que nos pueden informar de muchos aspectos de su vida y sobre todo de sus obras, entre las que destacan sobremanera:
'Casa Batlló' Barcelona (1904-1906)

'Casa Milà / La Pedrera' (Barcelona) (1906-1912)

'Cripta de la Colonia Güell' (Santa Coloma de Cervelló) (1908-1917)

'Palau Güell' (Barcelona) (1884-1889)

'Parc Güell' (Barcelona) (1900-1914)

'Temple Expiatori de la Sagrada Familia' (Barcelona) (1883-1926)

Pero lo que quiero destacar en este caso es la profunda admiración que el arquitecto profesaba por Montserrat. Su primer encuentro con la ‘montaña mágica’ lo tuvo siendo estudiante de arquitectura y colaborando con el arquitecto Francisco del Villar en el proyecto del Camarín y su capilla posterior, aprovechando el ábside de la Abadía de Montserrat, en el que consiguieron crear uno de los lugares más mágicos de la Iglesia, en el más puro estilo romántico, con gran policromía. Por anotaciones encontradas del propio arquitecto se sabe que el entonces joven Gaudí tuvo un protagonismo importante en la colocación de frisos y estatuas, y es por tanto probable que la situación de los ocho gigantescos ángeles y sus extrañas posiciones de manos y brazos no fueran ajenas al joven estudiante de arquitectura.

Posteriormente (entre 1900-1907) Gaudí colaboró en un interesante proyecto colectivo, el Rosario Monumental de Montserrat. Ubicado en el camino a la Santa Cueva de Montserrat, se trataba de una serie de grupos escultóricos que evocaban los misterios de la Virgen que se rezan en el Rosario. En este proyecto intervinieron los mejores arquitectos y escultores de la época, y es una singular muestra del modernismo catalán. Gaudí proyectó el Primer Misterio de Gloria, que aludía al Santo Sepulcro, con una estatua de Cristo resucitado, obra de Josep Llimona, y el grupo de las Tres Marías esculpido por Dionís Renart.
'Rosari Monumental de Montserrat' (I Misterio de Gloria)

Un proyecto monumental ideado por Gaudí para Montserrat, que no se llegó a realizar: habría consistido en coronar el Cavall Bernat (una de las agujas más emblemática de la montaña) con un mirador en forma de corona real, incorporando a la pared un escudo de Cataluña de veinte metros de altura.

Otro proyecto relacionado con Montserrat fue el que realizó para la familia Güell en 1895, diseñando una capilla funeraria para el monasterio de Montserrat, obra irrealizada de la que se conocen pocos datos.


Cuando Gaudí empezó a dirigir la construcción del templo de la Sagrada Familia, sólo estaba construida la cripta, en la que modificó los capiteles, que pasaron de ser de estilo corintio a otro estilo inspirado en motivos vegetales. Gaudí evolucionó desde el primer proyecto neogótico hacia su estilo particular naturalista, orgánico, adaptado a la naturaleza; una de sus fuentes de inspiración fue las Coves del Salnitre en Collbató (Barcelona). Gaudí opinaba que el gótico era imperfecto, porque sus formas rectas, su sistema de pilares y arbotantes no reflejaba las leyes de la naturaleza, que según él, es propensa a las formas geométricas regladas, como son el paraboloide hiperbólico, el hiperboloide, el helicoide y el conoide.


Centrándonos en el Portal del Naixement (el situado en la calle Marina), este está dividido en tres zonas:  la central denominada Portal de la Caritat, la de la derecha (Portal de la Fe) y la de la izquierda (Portal de l'Esperança).

El portal de l'Esperança, es mucho más pequeño que el central y sobresale algo menos de la fachada, tiene una sola puerta, contiene también una vegetación exuberante en este caso acuática, puesto que en este portal se representan escenas de la fuga de Egipto y también del sacrificio de los santos inocentes. Al pie de los pedestales, encontramos fauna acuática y ocas. El portal está presidido por una estatua de San José con el niño Jesús de pie, figurando también imágenes de San Joaquín y Santa Ana. La linterna culmina con un pináculo que representa las montañas de Montserrat (el Cavall Bernat) y encima el grupo de los desposorios de la Virgen y San José. En el extremo superior, una corona imperial sobre una estrella poliédrica lo corona.

   Dos vistas generales del Portal de la Esperanza        
Desposorios de Maria y José             Ángeles trompeteros
Los apóstoles Bernabé y Simón con la montaña de Montserrat en medio

Le gustaba el contacto con la naturaleza, por lo que posteriormente se hizo miembro del Centro Excursionista de Cataluña (1879), entidad con la que realizó numerosos viajes por toda Cataluña y el sur de Francia. También practicó durante un tiempo la equitación, y hasta su vejez caminaba unos diez kilómetros diarios.

Todo lo citado anteriormente corrobora el ya citado vínculo que existió en Gaudí y Montserrat. En cuanto al tema propiamente de escalada citar que en 1996 promovido por el ya desaparecido 'Josep Barberà' se produjo la única escalada (creo que se puede afirmar que aún es así) que se ha efectuado a esta 'roca' y que finalmente no pudo culminar el citado malogrado escalador...



Bueno ya no me extiendo más y sólo dejar constancia de esta parte de la historia que para algunos puede ser desconocida...



2 comentarios:

Jordi Joan GV dijo...

Molt bé, noi!
M'ha agradat aquest petit treball de investigació-divulgació.
Gràcies!

Manuel Punsola i Mitjans dijo...

M'ha agradat, sobretot lligar en Josep Barberà i els seus "cavalls" a la Sagrada Familia i Gaudí, desconeixia del tot el tema...!