miércoles, 8 de julio de 2015

Objetivo cumplido: dos días escalando a la sombra en Sector Pell Roja y Vía D'en Martí (Esperó de Cal Fité)

Tal como ha empezado el verano los planes para este finde eran claros sobre una cuestión: escalar a la sombra. 

En principio el sábado tenía pensado acabar un trabajo pendiente en casa pero al llamarme Jordi C. proponiéndome hacer una matinal en Montserrat, la tentación era grande y pensé que podría hacer las dos cosas. El sector que había elegido con Assumpció era: 
Reseña de 'Natura 100'

Este sector al que hacía tiempo que no iba puede que sea el más popular de los abiertos por Joan Vidal, lo cual ha provocado que alguna de sus vía ya empiece a estar bastante 'sobada', ya que durante los siete años de vida del sector ha recibido numerosas visitas... En esta época del año hasta las 13h se puede escalar a la sombra, así que cumplía las condiciones para hacer una matinal...

Alas 10h llegamos al sector, en principio no hacía excesiva calor, y sólo estaban un par de escaladores que estaban almorzando y aún no habían comenzado a escalar, así que pudimos elegir con que vía empezar. Jordi me comentó que la última vez que estuvieron, escalaron la Bolquers i papilles y que aunque teóricamente es vía más fácil del sector, tal como está de pulida, resulta más fácil escalar cualquier de los IV+ ó Vº de al lado. Así que empezamos por la Mohicans rebels:
 Jordi, Assumpció y Xavi en Mohicans rebels

Empiezan a llegar más escaladores y nos sorprende ver a un 'fanatic' que iba con el pie escayolado y con muletas. Evidentemente era un espectáculo verle escalar...aunque fuera en tope rope...

Jordi comenta que todas las veces que había estado en el sector se había quedado con las ganas de escalar el Esperó de la Martina, vía muy estética y con cierto ambiente y que en esta ocasión estaba a nuestra disposición:

Xavi, Assumpció y Jordi en Esperó de la Martina

Desconocía que se hubiera abierto una vía a la izquierda de esta última vía con la que comparte reunión y que a posteriori vimos que aparece graduada de 6a. Al descolgarme me dió la sensación de que parecía algo más de lo que se indica y preferí hacerle un tope rope. Conseguí encadenarla pero me dió la sensación de ser una vía que para hacer a vista exige llevar bien algo más que 6a...

 Xavi en la nueva vía
Jordi en la misma vía

Viendo que el sol se estaba acercando aún pudimos escalar la Pipa de Pau:

Y tal como esperábamos a las 13h llegó de pleno el sol, momento que sirvió para dar por acabada la actividad, que aunque breve ha estado suficiente para pasar una buena matinal. Al bajar hacia el aparcamiento los 38º que marcaba el termómetro nos hacen coger más ganas de ir rápido al bar para hidratarnos, lo cual hicimos convenientemente. La tarde aún pude aprovechar para acabar mis 'deberes' pendientes...

La actividad del domingo surgió la semana pasada bajando de 'La Monja' íbamos hablando con Anna C. cuando me comentó que había estado recientemente escalando un  vía de esas que tenía en la lista de pendientes y que por una cosa u otra no había encontrado el momento de ir. Lo que me acabó de motivar fue que me dijera que a la mañana estaba a la sombra:
Reseña de 'Escalatroncs'


Después en casa descubrí que la mejor reseña de la vía es la que aparece en la guía del Solsonès:

Buscando más información por la red del Solsonès descubrí que Oskar y Pere hace un tiempo editaron un 'pdf' muy interesante de escalada deportiva en 'La Vall de Lord':

Con el primero que hablé para ir al Solsonès fue con Jordi F, y después se añadió Xavi J. y Jordi V. (más conocido por 'Fanàtic' y que se inició en la escalada con la SEAM-AEC y que hacía tiempo que no nos veíamos). Así que haríamos una doble cordada de Jordi's-Xavi's.

El domingo paramos a almorzar en Sant Llorenç de Montgai y descubrimos que había una concentración de 'Gegants':

El acceso ha mejorado desde que se abrió la vía (ya hace 18 años) y la subida a Cal Fité actualmente es una pista cimentada. Evidentemente hay que procurar no molestar a los vecinos y mejor aparcar en la curva anterior.
Desde Cal Fité ya se ve el recorrido de la vía

Empieza a notarse la calor y aunque la aproximación es relativamente corta (unos 15/20 minutos) llegamos con las camisetas mojadas...
Cal Fité desde pie de vía

Recuperamos el aliento y Jordi V./Xavi J. nos ceden el honor de ir delante ya que la vía había sido propuesta por nosotros y aunque no me entusiasma demasiado hacer la primera tirada de las vías y más en este caso en el que el aspecto de la roca en el inicio es más que dudoso (pero la verdad es que la roca está bastante saneada, pero no por ello hay que seguir prestando atención), pero al final me animo y arranco. Entrada algo desplomada en la que podemos colocar un buen friend mediano. El primer espit está a unos 5m del suelo en la base de una fisura bastante atlética, encontrando otro bastante cerca (V o algo más...). Se sigue con ligera tendencia hacia la izquierda encontrando un tercer espit en una repisa que deberemos seguir por un tramo de roca a controlar.Seguiremos ascendiendo en dirección a una canal bastante vertical, encontrando un clavo algo vetusto en su inicio y a media canal otro espit (IV+/V). La canal nos conduce a una repisa con dos árboles, el superior con un cordino colocado, y a su derecha encontramos a los 25m la R-1 de dos espits.
Superando el primer desplomillo
 Llegando al primer espit
 R-1
 Jordi F. saliendo de la fisura atlética
Jordi F. entrando a la repisa de la R-1

Mientras Jordi V. arranca en el primer largo, Jordi F. me toma el relevo y sigue con el segundo largo. Un cercano clavo a un escaso metro con la cabeza muy pequeña que los mosquetones normales no entran. Un par de metros más arriba está el primer espit que no se ve hasta que llegas a su altura. Se sigue por placa en diagonal a la derecha encontrando entonce un tramo bastante técnico de placa (con una fisura en su margen derecho) protegido con otros tres espits (V o algo más...), superado el cual llegamos a la parte superior de la placa que está sorprendentemente separada de la pared, y que cruzaremos hacia la izquierda encontrando otro espit (IV+) desde el cual llegamos a un gran árbol donde a los 25m montamos la R-2.

Jordi F. en el primer espit
 Xavi asegurando en la R-1 mientras Jordi V. está acabando el 1er largo
 Jordi V. en la R-1 y Xavi saliendo del rimer espit
 Llegando a la parte final de la placa técnica del 2º largo
Llegando al último espit del 2º largo

El tercer largo es la clave de la vía y en nuestro caso el único que hicimos con sol. Saliendo de la R-2 en diagonal a la izquierda y sorteando algún bloquecillo que otro que pueden moverse iremos encontrando un par de clavos antes de llegar al primer espit. 
 Xavi J. entrando a la R-2

Se sigue por placa cada vez más vertical y en dirección al espolón que la limita por su izquierda alternado clavos con espits. Aunque se pueda trampear en mi opinión hay pasos de V+ obligados y pasado en libre parece más un 6b duro por su continuidad...


Cuatro imágenes de Xavi en el tercer largo

A los 45m encontraremos la fabulosa R-3 de tres espits en una amplia plataforma, encontrando en el largo 7 clavos (el que tenia la cabeza pequeña ya tiene el cordino colocado) y 8 espits.

  Jordi F. y Jordi V. en el tercer largo
 Jordi V. en el tercer largo
Sant Llorenç de Morunys desde la R-3

Después de este trabajoso largo le cedo el honor a Jordi F. para que haga los dos que quedaban. El cuarto largo es de apenas 15m y con un único espit y algún paso atlético de IV+. Se inicia el largo hacia la izquierda siguiendo la fisura con un primer resalte atlético. Seguimos hacia una especie de 'llastra' empotrada que aparentemente puede parecer que pueda salirse y que en realidad está fuertemente anclada. Paso desplomado con mega presas, tras el cual seguiremos los últimos metros en diedro y con bastante aire bajo los pies... hasta llegar a la R-4 de tres espits.

 Jordi F. en el cuarto largo
Jordi V. en el tramo final del tercer largo
Xavi asegurando desde la placentera R-3
Entrando a la R-4

El quinto largo es uno de los más bonitos de la vía. Primero se sube por un diedro perfecto equipado con 4 espits y que podremos completar si se desea colocando piezas en el diedro. El diedro queda interrumpido por un gran bloque que podemos superar directamente (Vº del 'bueno'...) o esquivar por su izquierda . Después se llega a una zona de roca algo descompuesta para alcanzar un diedro a la izquierda, no tan bonito como el anterior, pero más fácil. Encontraremos 3 espits y veremos un par de parabolts que se han ubicado con algún fin (o para equipar una vía desde ella o para rapelar por allí...) y que hacen despistar, ya que la vía en realidad sigue ahora hacia la derecha por una chimenea de IVº que nos permite llegar a los 35m a la R-5 de dos espits.
 Jordi F. en el bonito 5º largo
Xavi asegurando desde la R-4
Xavi J. entrando a la R-4
En la chimenea final del 5º largo
 Jordi V. acabando el 5º largo
Jordi V. y Xavi J. en la R-5
Foto cima de las dos cordadas de Jordi's-Xavi's
Panorámica del Port del Compte desde final de la vía

Ahora venia la parte que mas nos preocupaba que era encontrar el descenso, ya que a pesar de que en la reseña se indicaba que era evidente y que con un par de rápeles se descendía, comentarios más recientes decían que no habían encontrado los rápeles y que habían tenido que destrepar con tramos curiosos.

Desde la R-5 nos dirigimos hacia la izquierda siguiendo un tramo de sendero pisado que va bajando pronunciadamente hasta llegar a una zona que parece quedarse cortado el descenso. Entonces nos fijamos que había un trozo de cuerda bastante ennegrecida como que se hubiera utilizado ara un corto descenso de unos 8m y que destrepamos sin demasiado problema, con cierto miedo de pensar queera una 'encigalada'. Después del destrepe flanqueamos en horizontal a la izquierda y entonces ya localizamos una instalación de rápel en un buen árbol con dos cordinos y un maillon y que con un rápel de unos 35 metros ya nos dejan en la base de la pared.
Xavi J. en el rápel

Descendemos por alguna tartera en diagonal hacia la derecha hasta volver al pie de vía y regresar por el mismo camino por el que accedimos. Ahora ya el sol toca de pleno a la pared.
Los diedros del quinto largo quedan bien marcados por las sombras

Llegamos al aparcamiento y el termómetro marca 38º, así que rápido volvemos al bar de Sant Llorenç de Morunys para poder comer algo y sobre todo hidratarnos convenientemente. En la vía no hemos pasado calor, pero en el descenso ya ha sido otra cosa...

En fin una vía curiosa en un lugar 'bucólico y pastoril' que bien vale una visita, aunque eso si sabiendo lo que nos vamos a encontrar, y como siempre en buena compañía...







2 comentarios:

Jaumegrimp dijo...

Ei Xavi, fa dies que li tinc l'ull posat a aquesta via, i no hi hem anat per pot de la calor...així que el matí a l'ombra?

Xavier Díez Mercero dijo...

Només vam tenir sol al tercer llarg, començant a les 11:30. Al baixar ja estava tota la paret al sol..