dilluns, 21 de juliol de 2014

Sábado a la sombra en The Wall y domingo descubriendo El Brull 'Lolo'

Este fin de semana lo tenía apalabrado con Judit con la idea inicial de hacer alguna vía el sábado y el domingo me enseñaría la escuela de El Brull (sector 'lolo') que ella ya conoce de varias visitas, dada su proximidad a su vivienda.

El jueves me lanza la propuesta de The Wall a L'Elefant y le digo que adelante, pero que tuviera presente que por la reseña puede parecer más fácil de lo que en realidad es.
Reseña de 'Escalatrons'
Reseña original de The Wall

El viernes me llama Jordi F. y se apunta para el sábado. Quedamos en Monistrol M. a hacer unos cafés y luego en un solo coche subimos al Monestir. Sin prisa pero sin pausa hacemos la aproximación con bastante calor, pero con la seguridad de escalar a la sombra.
 Judit y Jordi subiendo al Pas dels Francesos
 Jordi y Xavi en el Pas dels Francesos
Subiendo al Coll de la Normal de La Mòmia



Una cordada en la Boy-Roca de L'Elefant

Al llegar había 'tráfico denso' en la vía; una cordada de tres en el segundo largo, una de dos en el primer largo, y otra de dos que llegaron detrás nuestro. Aunque explicado así puede parecer una situación un poco agobiante, la realidad fue que nos dejamos espacio suficiente entre todos y pudimos las cuatro cordadas hacer tranquilamente la vía.

Me toca empezar ese primer largo de The Wall, que a pesar de que aparece en muchas reseñas como de IV+/V, más vale no ir justo en el V si no se quiere tener problemas. A pesar de que la vía ha sido reequipada con material de la FEEC (por cierto hay bastantes parabolts bastantes flojos y alguno que tiene la pinta de no estar muy bien colocado), sigue habiendo mucho aire entre los seguros. Llego a la reunión y aún la comparto un corto tiempo con el segundo de la cordada precedente:
Xavi en el primer largo
Jordi asegurando y otra cordada esperando...
Escalador de la cordada precedente saliendo de la R-1

Empiezan a subir Judit y Jordi detrás de mánager-asesor, y aunque había tenido la impresión desde el suelo que parecía más fácil, después comprobó que había que 'pelear', pero bueno a pesar de que le costó, consiguió hacerlo.


Judit y Jordi en el primer largo

El segundo largo lo hace Jordi que sin problemas y llega a la R-2, donde ya empezaba a tocar el sol. Judit se le da mejor este segundo largo y el desplome final lo resuelve sin demasiadas complicaciones.


 Tres imágenes de Jordi en el segundo largo
 Asegurando a Jordi en la R-1




Galería de imágenes de Judit y Xavi evolucionando en el segundo largo

Mientras Judit subía hubo un diálogo muy divertido entre ella y Jordi al recriminarle que no le recuperaba suficientemente la cuerda y entonces vino a la memoria la gran canción de la Trinca: 'No ve d'un pam' y evidentemente cada uno tenía una visión diferente sobre lo que era un palmo de cuerda...

Vuelvo a coger la iniciativa y acabo haciendo de primero el tercer largo, que siendo el más fácil, tampoco permite despistarse, ya que la distancia que hay entre el primer clavo y el primer parabolt es de unos 10m...
Xavi en el tercer largo
 Jordi y Judit en la R-2
Un par de imágenes de Judit en el tercer largo

Nos reunimos rápidamente los tres en la cima y estamos un rato disfrutando del paisaje, hasta que ya la calor empieza a apretar y empezamos rápidos el descenso. Como aún teníamos desplegadas las cuerdas, aseguramos la breve detrepada para darle más confianza a Judit y ya nos pusimos las trekking y plegamos cuerdas. Aprovechamos en el descenso para hacer una visita a Sant Salvador, donde no había nadie en ese momento, pero parece que hay alguien viviendo.
En la cima de L'Elefant
 La Mòmia
 Cavall Bernat, Diables, Sant Jeroni,...
 Flautats
 Asegurando el breve destrepe
Sant Salvador

En Monistrol paramos a picar algo y casualmente nos volvimos a encontrar con los compañeros que en La Pastereta coincidimos el día de la Funció clorofíl·lica (ellos estaban en la Vilmanbar) y que ya nos habíamos visto a primera hora en el aparcamiento. Desde luego que buenos escaladores somos todos cuando estamos ya en el bar con la cerveza (o similar) en la mano...
Reponiendo fuerzas en Monistrol

El domingo le tocaba a Judit hacer de 'Cicerone' en una escuela del Osona que yo aún no conocía: 'El Brull'. Vimos que dado el pronóstico climático de bastantes nubes y lluvias a partir de las 17h (al final no llovió hasta las 20h) podía ser un buen día para escalar allí.
Reseñas de El Brull 'Lolo' de Fernando M.

No es que sea una escuela 'secretivo'. pero la verdad es que no hay mucha información, así que lo mejor es ir con alguien de la zona...

El grado está 'apretado', tal como ya sospechaba, pero el rincón vale la pena.Sorprende la diferente textura que tiene la roca de vías que incluso están casi juntas, pudiendo pasar de excelente calidad a ser una roca 'podrida'. Solo encontramos a dos cordadas más, así que tranquilidad absoluta. 

En cuanto el tipo de escalada, también es variada, aunque todas tienen algún tramo bastante atlético...y con vías de una media de 20/25 metros, mayoritariamente equipadas con parabolts, aunque también vimos algún anclaje químico.
 Judit en A...E... (V+/6a) atlética con roca delicada al principio y más técnica en la parte superior
 Xavi en Aranya Escocessa (6a, o algo más...)
 Judit también en Aranya Escocessa
 La mayoría de vías tienen el nombre y grado orientativo
 Judit en el paso 'tonto' de entrada de Divertiment (V+)
 La parte superior de Divertiment es toda una 'joya' de roca 
 Xavi al pie de La tercera (6a, o algo más...)
 Judit en el paso de entrada de La tercera

 Evolucionando en La tercera
Descendiendo de la vía

Hicimos un recorrido por toda la base de la pared y pudimos ver que aún tenemos vías que podemos hacer para próximas visitas...


1 comentari:

Gustavo Mañez Garrido ha dit...

Cuando estuve por ahí,un dia de lluvia con Annalisa y su hija,vi que aun había mucha roca,y pocas vías;pero siendo una zona de interés local,que los del País,la desarrollen a su gusto.