lunes, 14 de julio de 2014

Esquivando la calor en Anoiram (La Pastereta)

El sábado habíamos quedado con Jordi F. y Montse para escalar en Montserrat, sin ningún plan concreto, pero con un pensamiento claro: que estuviera a la sombra. Almorzamos en el bar Muntanya de Collbató y mientras hacíamos los cafés empezamos a mirar reseñas. Varias opciones hasta que Jordi dice ¿y la Anoiram de La Pastereta?  La respuesta fue rápida: vamos, ya que cumplía varios requisitos: sombra a la mañana, equipada lo 'justo' en lo difícil y recorrido que aparentemente prometía...
Reseña del blog de 'Joan Asín'

Al parecer lo del nombre de la vía es el de la hija de Joan Asín invirtiendo el orden (Mariona). Hacemos la aproximación desde la Vinya Nova y aún tuvimos que avisar a un par de coches de gente que iba a hacer actividad por la zona y que habían aparcado en la pista en dirección Collbató, que al parecer desconocían de las multas que impone la guardia urbana de esa población, así que nos hicieron caso y se fueron a aparcar el coche a la Vinya Nova...

Subimos sin prisas pero sin pausas y con algo de calor:
Montse estrenando camiseta (regalo de Jordi)
Panorámica de La Pastereta, sector izquierda

Al llegar a la base de la pared, además de recibirnos una cabra, nos encontramos con otras tres cordadas.

Una de las cordada eran escaladores galos que empezaban la Viatge Apatxe que nos hicieron compañia tanto en el ascenso como en el descenso.

Dudamos por ubicar el principio de la vía, que en la guía de Luichy aparece bastante separada de la Viatge Apatxe y en realidad sólo les separan un par de metros. Mirando la foto de la reseña de Joan A. acabamos por ver el recorrido. Los compis me ceden el honor de empezar la vía. El largo empieza fácil pero al no haber seguros siempre tienes la duda de si ¿la estaré cagando...?. A los 25m encuentro un puente de roca equipado con un cordino que me confirma que estoy en la vía, pero sigo para arriba y no veo el par de parabolts que tendría que encontrar y pensando que ya estaba embarcado, decido atravesar una zona de roca podrida que me permite llegar a una canal con alguna sabina cutre que me permite hacer reunión improvisada.
Jordi en las placas del primer largo

Jordi entrando a la improvisada R-1

Mientras aseguro la reunión veo que la pequeña 'cagada' nos iba a ir bien para el segundo largo, ya que de esta manera evitábamos el flanqueo que hay desde la verdadera reunión para ir a buscar el espolón del segundo largo. Coge el relevo Jordi y con mucha precaución en los primeros metros, ya que las propias cuerdas tiraban piedras. Llega al espolón y va encontrando un par de clavos antes del primer espit. Roca donde hay que prestar mucha atención. El tramo de V/V+ está bastante bien equipado, que hace que a pesar de la roca, se pueda ir subiendo. Ahora bien, el resto del largo es de aquellos para ir prestando mucha atención con la roca, ya que tampoco es fácil emplazar seguros para poder  relajar la mente...
 Jordi en el 2º largo y los galos en la Viatge Apatxe
 Jordi en el tramo de V/V+ del 2º largo
Asegurando desde nuestra R-1 improvisada

 Montse con precauciones para no tirarme piedras...
En la R-2

La R-2 es una cómoda plataforma junto a un árbol y para seguir con el tercer largo hay que ir hacia fisura hacia la derecha, elevarse un par de metros y pasarse sobre la placa de la derecha, de buen Vº sobre buena roca y asegurada con dos parabolts. Después en diagonal hacia la izquierda  donde un cordino en un árbol nos marca el recorrido. A partir de ahí tramos de tierra, roca cutre, etc. hasta llegar a la reunión que hay al pie del último muro
Un par de imágenes de Jordi en el tercer largo
 Cuarto largo de Viatge Apatxe
Montse en el tercer largo, en el árbol con cordino

Nuevamente me dejan mis compis hacer de primero, el largo en teoría más difícil (6a). Se trata de una placa vertical con un primer seguro alto y con el paso más difícil para llegar al segundo sobre buena roca. A partir de ahí ya entramos en la fisura equipada suficientemente y en el que alternaremos con tramos de roca mediocre (doy fe de que me quedé con un bolo en la mano y fue del canto de un euro que no me fuera abajo con el).
En el paso fino de entrada del cuarto largo
 En plena fisura
 Montse mirando de reojo la roca...
En el último largo de Viatge apatxe
Jordi en el cuarto largo

 En la R-4
Selfie en la cima

En la cima vemos que la cordada de Viatge Apatxe también están en la cima. Hacemos las fotos de rigor, donde por cierto pudimos ver a nuestro alcance la Roca de Sant Cugat que la semana pasada tanto nos despistó...
En el centro la Roca de Sant Cugat
Los galos preparando el rápel de Viatge apatxe y Jordi y Montse hacia El Kraken

 Montse: la fotógrafa fotografiada
Instalando el rápel en El Kraken

 Rapel de 58m desde la cima hasta la R-2 de El Kraken
 Los compañeros rapelando Viatge apatxe
Montse en el último rápel

Bajamos hacia Collbató y que mejor celebración que una buenas bravas ...

En cuanto a la vía, tal como describía su autor, en una vía de aventura con roca delicada, en resumen para 'coleccionistas', aunque vale la pena por el entorno que la rodea y en nuestro caso por la buena compañía que hemos disfrutado...

1 comentario:

joan asin dijo...

Ei bona aquesta, je,je. La via és d'aventura total, per arribar a la R1 després del pont de roca cal seguir pel ressalt què tenim al davant amb una acte de fe. On vau fer la R1 vosaltres quedes a la vertical de la caiguda de pedres.