dimarts, 3 de setembre de 2013

El Puro de Camarasa: buena escalada para el verano

El pasado 27 de julio cuando subíamos hacia el Peguera, casualmente al pasar por Camarasa vimos a una cordada en el Puro de Camarasa, que casualmente eran compañeros de Lo Gall (Mamer y Joan) y me quedó en la retina esa imagen.

Cuando el viernes me llama Mika y me comenta que ha visto la piada en Lo Gall de 'El Puro' rápido quedamos para el día siguiente.

Llegamos al aparcamiento y ya vemos la silueta de nuestro objetivo, con una cordada en el segundo largo de Cinderella:

Otra cordada de 3 también se estaban preparando con la intención de hacer Fiesta Birmana. La aproximación no ofrece duda y en pocos minutos estamos al pie de nuestro objetivo:

Mientras Mika va progresando por el bonito y técnico primer largo (6a+), bueno para 'calentar' para el siguiente, la cordada de Fiesta Birmana evoluciona en paralelo. La R-1 a los 25m en una repisa más o menos cómoda.
En el tramo más 'peleón' del primer largo
Los compañeros en la 'R' de Fiesta Birmana

El segundo largo empieza por una placa muy técnica con cuatro metros muy técnicos, para acceder a la base de la fisura, donde en una de las 'baumas' un 'cachondo' ha colocado un muñeco de un murciélago, que ha primera instancia 'da el pego':
Sobre la placa técnica
El 'ratpenat'

La fisura hace un arco hacia la izquierda con pasos atléticos, hasta llegar donde la fisura comienza a dibujar un arco hacia la derecha donde un paso duro (6c para los buenos Ao/6a+ para los no tan buenos). La fisura sigue con pasos no tan duros, pero en los que hay que ir bien de 'pila' y a los 35m se llega a la R-2 que coincide con la de la Directa en una buena repisa. Por cierto Mika la pasó 'limpia'.
Auto-retrato en la R-2

De repente vemos caer cuerdas desde la cima y esperamos a que acabasen de rapelar. Casualmente el segundo que bajaba era el 'patriarca' de la zona (Juan Gutierrez). Empiezo el tercer largo, que es de la Directa, sospechando que 3 seguros en dos metros presagiaban que no iba a ser fácil. No se si por la 'tralla' de los largos anteriores, pero me costó mucho poder superar este tramo y ya sin más complicaciones, aunque más fácil también hay que `tibar' para llegar a la cima de esta emblemática aguja.

Mika en la R-2
Escalando los últimos metros de El Puro

A pesar de que la reseña indica que con un sólo rápel de 60m se llega al suelo, al bajar mirando desde arriba daba la sensación de que las cuerdas no llegaban al suelo (¿será de 62m?) y preferimos fraccionar el rápel utilizando la R-1 de Cinderella.

Descansamos un rato, viendo que el resto de escaladores ya habían marchado. Sabíamos que a la derecha de la directa están la Fiesta Birmana y la Fiesta Vikinga, pero no sabíamos su graduación, y optamos por la Fiesta Vikinga. Después por la red descubrimos la reseña:

Largo muy atlético de placa con agujeros, que comparada con el segundo largo de la Cinderella, parece algo menos dura (¿6b+?). El compañero casi la saca a vista, pero un pequeño error le obligó ha hacer un reposo. Yo que ya iba castigado de la Cinderella y de la tralla del día anterior en La Rampa de l'Esfinx, al llegar a la R-1, donde por cierto comenzaba a tocar el sol, vi que lo mejor era irse al bar, y así lo hicimos.
 Pie de vía
 Largo atlético
Rapelando para ir al bar

Buena jornada con buen ambiente y resolviendo una cuenta pendiente de hacía años.


2 comentaris:

Lo Gall ha dit...

De lo mejor de Camarasa
LO SERGI

Jaumegrimp ha dit...

Es veu potent aquest Puro! enhorabona aneu forts.