diumenge, 17 de març de 2013

¿Columpiada del Servei Meteorològic de Catalunya?

El tema de las previsiones meteorológicos últimamente se está poniendo en cuestión si se ven influenciados por la actual crisis económica. La razón es sencilla: si un viernes o el día anterior a un puente se informa que el tiempo será nefasto, la reacción en cadena es infalible: anulaciones de reservas en todo el mundillo de la hostelería y las consiguientes pérdidas económicas.

Hasta ahora la táctica usada era la de dar una previsión 'dudosa' que no fuera categórica respecto a anunciar una borrasca que pueda aguar nuestros planes, para que así la gente pueda ver una posible puerta abierta a que el 'marrón' se pueda desplazar hacia otro lugar.

Esta táctica ya la observé hace años que era empleada en Chamonix. El motivo era claro, ya que si en pleno mes de agosto se anuncia una fuerte borrasca de 10 días con tiempo horrible, la población se vacía, con las consecuentes perdidas para restaurantes, campings, hoteles, refugios, etc., en cambio si se anuncia entrada de frente nuboso con ligeras posibilidades de desplazarse más hacia el norte, la gran mayoría sigue aguantando por ver si el tiempo mejora definitivamente. Lo que sí tenían mucho cuidado era en no dar un avance de buen tiempo claro si pudiera haber ciertas dudas, ya que eso siempre implicaba que alguien podía palmar...

Este sábado el pronóstico anunciado el viernes era de aumento de temperaturas y buen tiempo hasta media tarde, cuando ya entraría un frente lluvioso, así que el viernes llamé a Jordi y  Assumpció para ver que planes tenían. Me comentan que querían ir a la vía 'Camí de l'Alsina' (buena reseña en rocktopo). Esta vía ya la había hecho con Pepe hace un tiempo y me dejó buen recuerdo.

El sábado al levantarme ya noté que la subida de temperaturas anunciada no se había producido, pero al menos en Barna si que hacía sol. Al acercarnos a Monistrol de Montserrat ya se empezaba a ver un tiempo bastante diferente a lo anunciado: 6º y cantidad de nubes sobre el macizo.

A pesar de esto, y confiando que el pronóstico había sido otro, seguimos con el plan. En el Monasterio el tiempo ya era 'plomizo':
 Llegada al Monestir

Llegamos al pie de vía y la temperatura era bastante fría. Igual que con Pepe, decidimos entrar por la variante de la derecha, mucho más asequible, pero no por ello deja de tener su 'gracia'. Decidimos partirnos la vía de manera que Jordi haría de primero la primera mitad y yo el resto.
 Cantimplora artesana olvidada por alguien a pie de vía
Jordi en el primer largo

La entrada del primer largo ya de por sí es algo rara, pero con el clima de frío reinante, todavía se hacía más curiosa. Jordi duda algo en encontrar la primera reunión, ya que hay que cruzar un tramo de bosque algo indefinido.

El segundo largo tiene un tramo inicial, que con el frío reinante, decidimos pasarlo 'cómodamente':
 Jordi en el segundo largo
 Xavi asegurando desde R-1

Jordi monta la R-2 al principio del bosque (hay 2 trozos de cuerda que señalan donde montarla), Cruzamos el bosque y vemos una cordada de tres que estaban el la parte superior de la ¿Vía del Xas?. Sigue el tiempo bastante cubierto. Jordi comienza el tercer largo y cuando llega a la mitad empieza la 'fiesta'y una buena tormenta empezó a  caer,
Jordi justo antes de empezar a llover.

Descuelgo a Jordi y ya con todo el material empapado emprendemos la huida por la feixa de escape.


Suerte que pudimos retirarnos rápidamente y la cosa no fue a más. Intuyo que no hemos sido los únicos que hemos 'pringado'...

Estamos aún en invierno, aunque sea sólo por una semana...




1 comentari:

Jaumegrimp ha dit...

Doncs avui els que hem pringat per culpa de la MALA predicció hem estat nosaltres, ens hem acostat a Rubies i el vent no era fluix com anunciàven sinó fort i gelat amb temperatura a 0º i núvols que anàven tapant el sol, ens hem glaçat i baixat!!!