jueves, 3 de febrero de 2011

Colectiva de la SEAM a la Serra de Prades

Este fin de semana había programada inicialmente una salida colectiva de la SEAM de la AEC a Solius, pero los pronósticos metereológicos aconsejaban cambiar de rumbo y dirigirnos hacia el Sur a la Serra de Prades y dormir en el refugio de Mont-ral.

El sábado11 personas nos encaminamos hacia Alcover: Carlos, Lourdes, Pau, Artur, Marta, Beate, Oriol, Yolanda, Agustí. Toni y Xavi (después de una noche con fuertes tormentas en Barcelona) para almorzar y decidir donde escalar ese día, si el tiempo lo permitía.

Dado que dormiríamos en Mont-ral. acabamos por tomar la decisión más cómoda y escalar en el sector Terra negra de Mont-ral, en el que existen numerosas vías de grado asequible, aunque alguna ya algo 'sobada', y con algún 6a para entretenerse.

Al llegar al campo de fútbol, donde se aparca, el termómetro marcaba 4º y una ligera brisa que a los 'novatos' en esta escuela hacían dudar sobre las posibilidades de una escalada 'agradable'. Como casi siempre sucede en esta escuela fue llegar al sector y un agradable sol sin nada de viento nos recibió, dejándonos pasar una buena jornada.

El grupo escalando en Terra Negra

Por la noche nos abandonaron Carlos y Lourdes que regresaron por tener otro tipo de obligaciones y el domingo se añadieron al grupo Josep Emili, Sara y Carme (a la cual hacía unos años que no veía y que hace algún tiempo junto con Josep Emili hicieron cima en el McKinley).

La logística para el domingo quedó clara: escalar en el sector de La Riba de la Paret dels Roixells, llamada por algunos Plaques del Nas, y comer en el 'Área de Guissona' de Montblanc, en la que por 5€ te pones hasta las botas...

El día se levanto algo nublado y frío, pero al llegar a la pared poco a poco se fue arreglando y acabamos disfrutando de una buena jornada de escalada.

Artur en Y Yo el petete
Pau en la Via del Sostre
Beate en Y Yo el petete
  Carme acabando Palomeque presente

Todos pudimos disfrutar  de una manera u otra de un agradable día de escalada y me alegro de ver que viene una nueva generación de escaladores en la Agrupa con ganas de hacer actividad.

El final de la actividad, tal como se había planeado, fue celebrado con una copiosa comida en el lugar indicado anteriormente.