miércoles, 19 de enero de 2011

Otra vez en La Cajoleta

Mientras estábamos con Carlos en la '2ª Nit d'escalada i Espeleologia' acabamos de concretar la actividad para el domingo, esta vez con Joaquim y Doris. Se me ocurrió hacer la combinación de Bego-Miguel-Kush a la Agulla de Can Jorba y la Aresta Brucs (vía blava) de La Cajoleta, con lo que se suman 350m de escalada sin sobrepasar el Vº y enclavado en ese bello rincón de Ecos.

Lo más duro del día fue el levantarse, habiendo dormido apenas 5h. Con el reglamentario almuerzo en el bar Anna, acabamos de concretar la actividad del día y tuvimos un convidado inesperado de última hora: el amigo Xacó que se había quedado 'colgado'. Se añadió al grupo y entonces decidimos que las cordadas serían: Carlos-Doris y Xacó-Quim-Xavi.

Al llegar al pie de la pared había una cordada en la primera reunión de la Bego-Miguel-Hush y una cordada empezando la Sol solet. Al poco tiempo aparecieron otro par de cordadas, una para cada una de las vías.

Nos dividimos las tiradas de manera que Xacó haría de primero los tres primeros largos y Xavi acabaría la vía y enlazaría con los tres/cuatro largos de la Cajoleta.  

Nos tocó aún hacer el primer largo a la sombra, pero por suerte no era un día típico de invierno y la temperatura era agradable.
Xacó en el primer largo

A partir de ahí ya salimos al sol y rápidamente se suceden los largos:
Xacó en el segundo largo
Carlos en el segundo largo
Xacó en el tercer largo
Quim en el tercer largo
Xavi en el cuarto largo
Xavi en el quinto largo

En la parte final apareció una cordada que venía de hacer la vía Gloria y que enlazaron con la Aresta Brucs, que eran conocidos de Xacó:

Llegamos a la cima y estuvimos esperando a Carlos y Doris. En cuanto aparecieron fuimos rápidamente hacia el rápel:
Carlos y Doris en el final de la Bego-Miguel-Kush

Sin prisas pero sin pausas nos encaminamos hacia La Cajoleta, ya sabiendo exactamente donde empezaba la vía, ya que era en el mismo punto azul en la que dos semanas antes iniciamos la 'Esquivabolas'.


Doris asegurando a Carlos

No llevábamos la reseña y no recordaba cuantas reuniones había, así que empezamos el primer largo, en el que encontramos 1 parabolt y montamos la reunión, de dos parabolts a los 30m, junto a la sabina bien visible desde el suelo y que sirve de referencia para encontrar el recorrido.
Xavi en el primer largo

El segundo 'corto' de 20m nos lleva a la R-2 de dos parabolts, encontrando un parabolt en el recorrido. Montamos la reunión por miedo de que si nos la saltábamos, ya nos obligaba llegar a la cima, pero desde luego que la mejor opción es saltársela.

Xavi en el segundo largo

l tercer largo inicia en dirección al gran desplome, encontrando algún buril en el camino y a los 30m se llega a la R-3 de dos parabolts, que en esta ocasión pasamos de largo, uniendo el tercero con el cuarto largos.
Pasando de la tercera reunión...

El cuarto largo es el más bonito, con diferencia, de la vía y bastante 'cosido'. Un primer tramo vertical, seguido de un flanqueo bajo la gran bola cimera y siguiendo posteriormente por el diedro de su margen derecho. La reunión se puede elegir en uno de los dos árboles que hay al acabar el diedro, con lo que habremos escalado 60m enlazando ambos largos. Si se hace la tercera reunión, podemos llegar a la reunión que hay bajo la cima de la 'Esquivabolas'.
Xavi al inicio del flanqueo
Carlos se saltó la segunda reunión y llegó hasta la tercera

Una vez en la cima vimos una cordada en una de las vías de Kush y Roger del Montgrós. Montamos el corto rápel y optamos en el collado hacer otro rápel, en este caso de 60m que ya nos dejó cerca del camino de regreso.
Doris en el largo rápel

El tiempo ya nos acuciaba y tal como decía Xacó, cuando ver estos colores sobre la roca, más vale estar cerca del final del camino:

Al filo del último rayo de sol llegamos al coche, cansados pero contentos por la actividad.