miércoles, 12 de enero de 2011

Interesante vía de la Plantació: Infinity

Desde que los hermanos Massó informaron de la apertura, hace casi dos años, de la vía Infinity, que tenía ganas de hacerle una visita. Más aún cuando apareció la reseña de 'escalatroncs': "Infinity"

Empiezan los contactos para el fin de semana y en principio quedamos para ir una mini-colectiva con Carlos, Laura, Josep Emili y Sara. A última hora tuvimos la 'baja' de Sara.

Se nota que el personal se ha comprado la guía de La Plantació, ya que de ser una zona con muy pocos visitantes, ahora es fácil encontrarnos con otros escaladores, sobre todo si es para hacer una de las vías que en la citada guía 'recomiendan', como es el caso de la Infinity.

Lo único que no acababa de ver claro cual es la aproximación mejor para acceder a la Roca dels Col·leccionistes, ya que se puede acceder: desde el aparcamiento del Clot de la Mònica, siguiendo el camino que sube hacia Sant Joan (marcas azules), pasando junto a la Pastereta hasta que en un 'collet' tomaremos la bifurcación hacia la izquierda (marcas amarillas y blancas) del Camí de Les Artigues. Lo seguimos hasta que, pasada una torrentera encontremos una gran 'fita' en el margen derecho que nos conduce al Torrent dels Llorers, que se convierte en una canal equipada con escalones metálicos, algunos de ellos algo chafados, no se si por acciones naturales o de algún vándalo. Aquí tuvo Josep Emili un pequeño resbalón que le dejó un prominente 'chichón' de recuerdo. Una vez superados los escalones remontamos con tendencia a la izquierda ('fitas') hasta llegar al pie de vía, en el margen izquierda de la canal (flecha y letra ‘I’ grabada). 
Carlos y Xavi en el Torrent dels Llorers
Laura en el tramo de los escalones

La otra opción es seguir el mismo recorrido, pero en lugar de coger el desvío hacia el Torrent dels Llorers, seguir por el Camí de Les Artigues hasta las proximidades de la roca de Estalvis del Porró donde otra gran 'fita' nos marca el inicio de un sendero hacia la derecha, que bordeando todo el pie de la roca y siguiendo por un tramo algo 'matojero' nos conduce hasta el pie de vía de la Infinity.
Carlos, Josep Emili y Xavi en las proximidades del inicio de la vía

Nosotros tomamos la primera opción a la ida y regresamos por la segunda. Aquí los tracs del amigo Carlos:


Me costaría decidirme por decir cual de las dos opciones es la más indicada, pero por variar se puede hacer una en cada sentido...

Tal como me temía al llegar al inicio de la vía, ya había una cordada de tres personas acabando el primer largo. Tuvimos suerte que eran 'experimentados' y apenas tiraron piedras, ya que la pega que tiene esta vía es que si hay alguien en la parte final, es bastante probable que, sólo con el movimientos de las cuerdas, baje algún 'pedrusco'.

Nada más empezar la primera impresión no es demasiado buena ya que la roca da la sensación de no ser demasiado buena y el primer seguro aleja un pelo, ya que al parecer en la primera ascensión se dejó instalado un puente de roca, que ya no existe. Pero para mi sorpresa a medida que iba ganando altura, la sensación de 'buenas vibraciones' iba en aumento. Un arranque de Vº, con tramos intercalados de IV+ con un tramo final de IIIº nos dejan en la R-1 a los 30m en una cómoda plataforma con unos buenos árboles que nos permiten equipar una sólida reunión. En el largo 8 espits nos protegen suficientemente.
Xavi iniciando el primer largo

El segundo largo empieza seriamente con una placa muy técnica con movimientos sinuosos que durante el tramo de los 3 primero espits no permiten ningún descuido (V+). Después la cosa se va relajando: IV+, IV, III y un pequeño aleje con un espit algo escondido hacia la derecha (a Carlos le costó encontrar y es que de verdad que no se intuye donde está), para acceder a un último paso de IVº antes de llegar a los 25m a la R-2, de dos espits Buena roca en todo el largo (excepto una 'llastra' que el Josep Emili ya se llevó por delante) y en total 8 espits.
 Carlos en el tramo fino del segundo largo
Carlos en el segundo largo y cordada superando el desplome del tercero

El tercer largo empieza en diagonal a la derecha para buscar el pedestal que hay bajo un gran desplome, donde encontraremos un primer espit. Aquí la roca 'mosquea' un poco y hay que elegir bien los agarres. Accedemos al desplome con tendencia hacia la derecha, donde gracias a uno de esos agarres que no ves hasta que lo tocas, te permite superarte y después de chapar el segundo espit, rápidamente volver hacia la izquierda donde alcanzaremos la salida del desplome donde chapararemos el último espit. Aquí está el paso más peliagudo, ya que se trata de un paso de decisión y no parar... (creo que se acerca más la graduación de 'escalatrons' de 6a que el 6b que marca en la guía). Después unos 20m de 'alegría' hasta la R-3,de 3 espits. No es difícil  (IVº y III+) pero cuesta más pararse a buscar donde poder meter algo que llegar a la reunión. De todas maneras es uno de esos sitios que está prohibido caerse...

Aquí nos empezó a tocar algo el viento y esperando a que salieran Josep Emili y Laura para hacer conjuntamente el último largo y no apedrearlos. Como no llegaban acabé descolgándome por Carlos hasta la punta del desplome y viendo que todo iba bien, ya me quedé para hacer alguna foto.
Xavi sobre el desplome
Laura y Josep Emili en la segunda reunión
Josep Emili saliendo del desplome
Laura llegando al último espit del desplome

Una vez acabamos de hacer el último largo, que por desgracia es de lo más cutre, con mucha tierra,piedras sueltas, etc. A prestar mucha atención si llevamos gente por debajo.
Desde la cima recordamos con Carlos la reciente ascensión a la Integral Josep Barberà

En la cima también hay dos opciones para el descenso: podemos bajar en un rápel de unos 50m desde una encina bajo la cima de la cota 472A hacia el Este y bajar de nuevo hacia el pie de vía, o acceder a la Cota 472 y desde una savina un poco más abajo, con un rápel de 35m orientado hacia el Oeste que nos deja en la canal que baja del Porró hacia Els Estalvis del Porró. La opción mejor varía según por cual de los caminos queramos volver.

Panorámica de la Roca dels Col·leccionistes

Pudimos aprovechar esta tregua que de momento nos está ofreciendo este invierno, con temperaturas bastante moderadas. De regreso ya inspeccionamos varias posibles vías para poder volver próximamente por esta, hasta ahora, olvidada zona de Montserrat.