jueves, 8 de abril de 2010

Escalando por la Terra Alta


Desde que apareció en el Vertex nº 202 (Septiembre/Octubre 2005) un artículo sobre las últimas aperturas que se habían efectuado titulado los Estrets d’Arnes, que tenía ganas de volver por este rincón de nuestra geografía. Años atrás era uno de los lugares obligados para ir de colectiva de la SEAM-AEC, al menos una vez cada año, y variando cada vez el tipo de vino con el que nos suministrábamos (Falset, Gandesa, Mora…).

Los motivos para retrasar esta visita fueron numerosos (lesiones, climatología adversa, lejanía…), por eso cuando la semana pasada mencionó Laura como un posible punto para ir de Semana Santa, no dudé, y más al ver que la previsión meteorológica, no era del todo mala. También me picaba un poco la curiosidad de ver el desastre provocado por el incendio del año pasado.

Así que, nuevamente con Carlos y Laura, marchamos el jueves hacia Horta de Sant Joan. A las 13h ya dejamos el coche en el aparcamiento del camino que conduce hacia Els Estrets y decidimos ir a hacer deportiva(sólo primeros largos) a uno de los sectores más 'alejados' (L’Espill), pero que cuenta con 6/7 vías de hasta 70m, perfectamente equipadas con parabolts, sobre buena roca y con la graduación de las vías ‘amable’. Comentar que vimos una vía nueva a la izquierda de ‘Héroes abstenerse’ de 2 ó 3 largos, de la que trampeamos el primero (¿6b…?). Como toma de contacto para el primer día estuvo bien y además estuvimos completamente sólos.

Carlos en la vía Diedre de L'Espill
Laura en la vía Surploms de L'Espill


Al día siguiente tocada vía larga y escogimos la ‘Caspa i càries’, que lo que más nos costó fue el encontrar su comienzo. Una buena foto para encontrar tanto esta vía como la ‘Salshishes tibetanes’ aparece en el blog de: ”Gronsa Sud-Cara Oest”

La vía consta de 9 largos, completamente equipados con parabolts. En el único punto en el que pueden aparecer dudas es en la ubicación de la R-4, ya que está en una repisa entre árboles, al que accederemos en un flanqueo de derecha a izquierda. Este punto marca el cambio de estilo de la vía, ya que si hasta aquí se trata de placas tumbadas, a partir de aquí se pone más vertical, con pasos de Vº, sobre todo en el 8º largo. La panorámica desde la cima vale la pena.
Carlos y Xavi en R-4 de Caspa i càries

Panorámica de Les Moles del Don desde la Gronsa

Laura y Carlos en el 6º largo de Caspa i càries

Laura y Carlos en R-7 de Caspa i càries
Los tres en la cima de la Gronsa Sud

Como comentario diré que en el Vertex se comenta que en el descenso tendremos que efectuar un rápel de 25m, y donde actualmente hay instalados cordinos y argolla para rapelar nos obliga a efectuar uno de 33m; así que ‘cuidadín’…

Rematamos el día volviendo a L’Espill y esta vez acabamos hasta arriba la ‘Surploms’.

El sábado aprovechando que seguía la bonanza meteorológica, optamos por otra de las vías de la Gronsa Sud: ‘Salshishes tibetanes’ de parecido estilo a la del día anterior, algo más fácil y con un bonito largo de diedro/chimenea (7º largo). El equipamiento también es a base de parabolts. También acabamos el día haciendo deportiva en la Placa del Camí, donde desde luego el grado está bastante más ‘apretado’.


Carlos en el 3er largo de Salshishes tibetanes

Xavi en la tirada más bonita de Salshishes tibetanes

Xavi en el 8º largo de Salshishes tibetanes

Hay que felicitar a los equipadores (M. Huguet e I. Monsonís) por el buen trabajo realizado y por haber logrado convencer al propietario de los terrenos (Fundació Territori i Paisatge, de la Obra Social de Caixa Catalunya) para que subvencionaran un buen número de nuevos equipamientos así como otros re-equipamientos de vías que ya estaban algo ‘caducadas’.

El domingo y como última actividad, dado lo inhóspito que se levanto el día y como deferencia con Laura, que no había ascendido a la cima de Les Roques d’en Benet, optamos por hacer la excursión mencionada, y de bajada dar toda la vuelta entorno a estas moles rocosas. Animo a realizar esta excursión para poder contemplar una de las mejores vistas de Ports de Beseit.
Panorámica de la zona arrasada por el fuego

Arco de roca que encontramos dando la vuelta a Les Roques d'en Benet

En resumen ha sido una buena actividad, que me ha servido para constatar que, por suerte, el incendió no llegó a alcanzar a la parte más significativa de esta bella zona.

Como último detalle no quiero dejar de mencionar la buena labor realizada por el Parc Natural dels Ports para informar sobres las zonas de escalada y las restricciones existentes (como ejemplo, en estas fechas no se puede escalar ni en las paredes Este de Les Gronses ni en las Roques d’en Benet entre las vías Lluisa y la del Buitri), para lo cual han instalado unos carteles al pie de las paredes advirtiendo de las fechas en las cuales no se debe escalar en las mismas.
Paredes de Les Gronses con restricciones de escalada