diumenge, 7 de setembre de 2008

TRIGLAV: EL GIGANTE ESLOVENO

Hace un par de años se planteo en la AEC el hacer un campamento de verano en Eslovenia y a raíz de ello empecé a buscar información sobre escaladas y ascensiones de todo tipo en Eslovenia. Lo primero que me sorprendió es la escasa información existente en otro idioma que no fuera el esloveno.

En cuanto escalada deportiva en 2005 apareció una buena guía: “SLOVENIJA Sportnoplezalni vodnik” de la editorial SIDARTA, que tiene el detalle de aparecer la información en Esloveno, Alemán, Italiano e Inglés. Ni el francés ni el español aparecen… En total hay información de unas 79 escuelas y de 3200 vías.

Por lo que respecta a información de vías más alpinas, se publicó en el número 24 de la revista Campo Base un especial con artículos sobre el Triglav, varias escaladas “selectas” y un apartado sobre cascadas de hielo. Evidentemente todos los artículos están en el idioma de Cervantes.

Por internet se pueden encontrar “cosillas”, pero como ya he dicho, el idioma es un gran problema… Caben destacar:
-Sociedad de Montañeros de Eslovenia www.pzs.si
-Asociación de Guías de Montaña http://zdruzenje-gvs.si
-Agencia de Outdoor y Oficina de Guías www.exo-adventures.com
-Mountaineering and Hiking: http://www.hribi.net/default.asp?lng=1
-Parque Nacional del Triglav: www.tnp.si

En este caso me voy a centrar en la ascensión al Triglav, que por si alguno no lo sabe, tiene la pared calcárea más grande de Europa, ya que su pared Norte con una amplitud de 3 Kms. de ancho y una longitud de unos 1800 metros de desnivel, impresiona nada más verla. Cara Norte del Triglav

En Eslovenia dice la tradición popular que “es obligación de todo buen esloveno el, al menos una vez en su vida, el haber ascendido al Triglav”. Tanto en el escudo de armas como en la bandera nacional eslovena aparece su silueta.

Remontándonos a la primera ascensión, efectuada en 1778 por cuatro jóvenes de Bohinj, que fue en la misma época que al Montblanc, hay que apreciar la gran diferencia entre ambas ascensiones, ya que si bien el pico más alto de los Alpes tiene unas dificultades “glaciares” para su ascensión, en cambio en el Triglav, que en verano no presenta restos de nieve dada su altitud (2864m) y latitud, pero con unas dificultades técnicas sobre roca destacables, ya que hoy en día si no existiesen las cuerdas fijas, escalones, cables y demás “ayudas” en la parte final del recorrido, estaría al alcance de un número bastante más reducido de alpinistas de los que habitualmente suben año tras año.

Como siempre que la política se mezcla en otros asuntos, el Triglav no fue la excepción y supuso una “guerra” abierta entre los alemanes y los eslovenos para ver quien abría el mayor número de rutas de dificultad, quien construía el refugio mejor, etc. Así llegamos al año 1895 cuando Jacob Aljaz, un monje de Mojstrana, compró el terreno que cubre la cima donde edificó una torre metálica que aún hoy en día funciona como refugio en un mini “cilindro-vivac” en la propia cima.

Años atrás los alemanes habían construido el primer refugio por la cara Este (hoy denominado Stanicev som) y como respuesta, el citado Jacob Aljaz compró el último terreno “plano” que existe por la cara este antes de los pasos escarpados que dan acceso a la cima. Edificó un nuevo refugio que estaba a unos 200m más arriba de desnivel y a una hora de camino del alemán, denominándose Kredarica. Esta “historia fue utilizada posteriormente en las Guerras Mundiales como símbolo de la lucha de los eslovenos frente a los agresores germanos.

EL TRIGLAV

Puntos de partida:

Los principales puntos de acceso al Triglav en encuentran en los valles de Vrata, Kot, Krma, Pokljuka, Bohinj y Zadnjica (Trenta).

Mapas:

-Julijske Alpe – Vzhodni del (Julian Alps – East Part), 1:50.000
Planinska zveza Slovenije, 1994
-Julijska Alpe – Triglav 1:20.000
Planinska zveza Slovenije, 1993

Principales rutas:



La vertiente Norte (desde Aljažev) es la más escarpada y por el contrario la Sur es la más “apacible”, motivo por el cual es la más concurrida. La “pega” de esta vertiente es que en verano si hace un día soleado, no hay apenas (salvo el primer tramo) bosque donde poder resguardarnos.

Principales refugios de apoyo:

-DOM PLANIKA (2401m): Refugio para el acceso desde el valle de Pokljuka. Aproximación: 4h 30’. También podremos acceder desde: valle Krma (4h 30’), Stara Fuzina (6h) ó Uskovnica (4h 45’)

-GLAVA V ZAPLANJI (2556m): Refugio para el acceso desde el valle de Zadnjica (Trenta). Aproximación: 6h 2’ (vía Plemenice) ó 5h 47’ (vía Dolic). También podremos acceder desde: refugio Aljažev (5h 32’) ó Planina Blato (7h 2’)

-MALI TRIGLAV (2725m): Refugio para el acceso desde el valle de Kot. Aproximación: 5h 30’. También podremos acceder desde: refugio Aljazev (vía Prag) 5h 30’ ó 5h (vía Tominsek).

-TRIGLAVSKI DOM NA KREDARICI (2515m): Refugio para el acceso desde el valle de Krma. Aproximación: 5h. También podremos acceder desde: valle Kot (5h), refugio Aljažev: vía Prag (5h) ó vía Tominsek (4h 30’), valle de Pokljuka (5h) ó desde Rudno Polje (5h 20’). Es el refugio que más gente suele utilizar, por lo que es imprescindible reservar plaza (Tel. +386 4 531 2864).

- TRžASKA KOčA NA DOLIčU (2151m): Refugio para el acceso desde el valle de Zadnjica (Trenta). Aproximación: 4h 30’. También podremos acceder desde: valle de Pokljuka (5h), Planina Blato (5h 15’) ó desde refugio Koča pri Savici (653m)(7h 15’).

La parte “alta” del Triglav:

Sea cual sea el refugio elegido como punto de apoyo, el tiempo para efectuar la ascensión hasta la cima por término medio es de entre 1h y 1h 30’, dependiendo de la “cola” que tengamos que padecer en los numerosos tramos de cables, escalones, etc que encontraremos perfectamente equipados para acceder a la cima por cualquiera de las vertientes. Es recomendable llevar equipo para “ferratas”, aunque como siempre, no es imprescindible…

Sorprende ver en la cima el ya mencionado cilindro metálico que inicialmente mandó construir el monje Jakob Aljaz. El día de nuestra ascensión nos sorprendió un personaje muy pintoresco, que estaba en la cima resguardado con una “capelina” para guarecerse del frío (6º) y que te ofrecía latas de cerveza y el poder sellarte con un sello con el anagrama del Triglav para demostrar que habías accedido a su cima…

Ruta por el Valle de Krma: (adaptado del escrito de Elisa Villa)

El motivo de que nosotros elegimos la ruta desde el Valle de Krma fue por asuntos climatológicos. Eran las 9h y estábamos viendo la previsión del tiempo en Mojstrana y el pronóstico era taxativo: buen tiempo hasta las 11h del día siguiente y después varios días de chubascos. No lo dudamos y tocó acelerar los preparativos: llamada reservando al refugio Kredarici (ante la previsión no había muchas reservas), hacer mochila y rápido hacia la ruta que en principio es la más sencilla.

Comenzamos el recorrido a unos 1000 metros de altura, en unas apacibles praderas desde las que ya se perciben las impresionantes paredes de roca que flanquean la parte alta del valle. Es una limpia, radiante y soleada mañana. El aparcamiento está bastante concurrido de coches. El aparcamiento del Valle del Krma

El sendero asciende al principio muy lentamente, siguiendo el fondo casi plano de un perfecto valle glaciar. A poco de comenzar se interna en un hayedo, sombrío y húmedo, al que más tarde sustituirá un bosque de coníferas. Al salir del bosque la ladera se empina y el sendero zigzaguea hasta ganar sucesivos rellanos y, finalmente, el gran collado que se adivina sobre nuestras cabezas. Bosque en el primer tramo de subida

Vamos dejando a nuestra izquierda unas vertiginosas paredes de caliza, sumidas en la sombra de su orientación norte. La vegetación está ahora compuesta por el pino rastrero, una vigorosa maraña de árboles enanos que sólo gracias a los senderos es posible atravesar.

Por fin, alcanzamos el collado de Konjsko (2020m), punto donde confluyen varios caminos. Vemos de vez en cuando pequeños grupos de montañeros que se desplazan pausadamente. Uno de los senderos sigue ascendiendo hacia el oeste, hacia el refugio Dom Planika y el otro en dirección norte, por él proseguimos hasta al poco rato encontrar otra bifurcación. Cogeremos hacia la izquierda y ahora ya nos meteremos por una inmensa e inacabable tartera. La subida es penosa y hasta poco antes de llegar, no veremos el refugio de Triglavski Dom Na Kredarici. Panoramica de la "fatigosa" tartera
Primera visión del refugio Kredarici Letrero del refugio

Estamos a 2.515 metros y hacia el sur los Julianos se hunden hasta el valle de Bohinj, pero nosotros apenas contemplamos esas inmensas y bellas panorámicas. En aquellos momentos nuestra mirada ha quedado como hipnotizada, fija en una sola dirección: la mole del Triglav que, ya justo a nuestro lado, se levanta como una muralla que encerrase algún enigma.Panoramica de la parte superior desde el refugio

Es temprano y en el refugio un cartel nos informa de que hasta la cumbre sólo hay una hora de ascensión. La tarde es perfecta, con tiempo estable y visibilidad completa. No hay duda: debemos intentarlo hoy. Y allá vamos, preguntándonos qué dificultades encontraremos, especialmente en la parte alta, que se adivina sobrecogedora.
Principio de la "ferrata" hacia la cimaPanorámica de la cima desde el refugio Kredarici

Y así es, efectivamente. La progresión hacia la cumbre nos lleva primero al Mali (Pequeño) Triglav y continúa después por una espectacular cresta cimera. Podemos ver ahora el último gran escalón, cuyas verdaderas dimensiones quedan de manifiesto cuando observamos el pequeño tamaño de las personas que se desplazan por él.
Gente evolucionando por la ferrataEvolucionando por el primer tramo de cables de la ferrataRefugio Kredarici desde la ferrataPanoramica desde el Mali Triglav
Tramo final de la ferrata

Muy cerca de la cumbre percibimos las profundidades del valle de Vrata, situado bajo la impresionante cara norte del Triglav, llamada la Pared, así, sin más, por los escaladores eslovenos. Mil setecientos metros de desnivel aterrador nos separan de su base. Una hora y media desde el refugio nos cuesta poner pie en la cima. Me imagino que el cartel que indicaba 1h es si has dormido en el refugio... Sólo quedan 30m para llegar a la cima...

Hacia el oeste otro valle profundísimo capta nuestra atención: es el valle del río Soca; mirando hacia al sur no sabemos si vemos, o si imaginamos, al mar Adriático, que sabemos tan cercano. Al norte, el Skrlatica, la segunda cumbre de los Alpes Julianos.Y, más allá, muy a lo lejos, brillan los glaciares del Tirol austríaco. Esto era lo que en teoría teníamos que haber visto si no hubiera sido por la niebla que nos quiso "aguar" la fiesta...
En la cima del Triglav
Panorámica desde la cima antes de llegar la niebla

Sólo el frío nos hace recordar que hay que descender.

Llegamos de vuelta al refugio con la duda de si efectuar el descenso aquella misma tarde. Finalmente decidimos quedarnos a dormir en el refugio y al día siguiente madrugar para llegar al aparcamiento antes de las anunciadas lluvias. Anochecer desde el refugio Kredarici

El plan fue preciso y llegamos con un margen de 1h antes de que empezara la anunciada lluvia.

Si se quiere efectuar la ascensión y el descenso en el mimo día contar una larga jornada de entre 12 y 16 horas y los mencionados 1934m de desnivel.


Otras zonas a visitar de Eslovenia:

Del resto de las excursiones por Eslovenia destacaríamos las frondosas orillas del Lago Bohinj; los idílicos rincones del Valle de los Lagos del Triglav (Dolina Triglavskih jezer); el impacto que produce la contemplación de la pared norte del Triglav vista desde el valle Vrata; la amplias vistas que ofrece los Alpes Julianos; el asombroso cañón subterráneo de la caverna de Skocjan o la no menos increíble cueva de Postojna, ya conocida en la Edad Media y abierta al público en 1890, ambas declaradas inscritas como patrimonio natural por la Unesco; la fabulosa costa adriática de Istria, con poblaciones como Koper, Izola, Portoroz ó Piran; ...

En fin, esos fueron algunos de los lugares visitados, pero muchos más se quedaron únicamente en deseo, en intención. No cabe duda: hay que volver a Eslovenia.

Moneda:

Desde 2007 que Eslovenia ya ha adoptado el Euro como moneda nacional

Otras informaciones:

Es conveniente el tener conocimientos de inglés para poder moverse por el país, aunque dada la cercanía con Italia, podemos encontrar gente con la cual nos podremos “entender”. Por regla general el pueblo esloveno suele ser acogedor con los extranjeros.

1 comentari:

Gatsaule ha dit...

El Tríglav em porta molts records, el vaig fer a la tardor per la ferrata, i a la baixada vam trobar abundants petjades d'ós ! Ja havien caigut les primeres nevades...

Un gran cim en un gran país !

PC, t'has currat molt bé la informació !