lunes, 1 de septiembre de 2008

Cinglera dels Esplovins: FERRATA REGINA

Ante todo quiero decir que no soy muy partidario de este tipo de “obras” que últimamente parece que se están poniendo de moda.

En varios de mis viajes por Dolomitas tuve ocasión de ascender por algunas clásicas ferratas dolomíticas, cuna de este tipo de ascensiones, que en su origen se montaron con fines bélicos. Ya hace años que existe allí un amplio debate entre los que opinan que se debe mantener esta tradición y los que abogan por desmontarlas.

Como siempre, llegamos con años de retraso y, ves por donde, ahora aquí se han puesto de moda, proliferando por toda la geografía. Prueba de ello es que en poco tiempo han aparecido varias guías dedicadas en exclusivo a este tipo de ascensiones.

Una vez planteada mi opinión sobre el tema, paso a detallar la que para mí es una de las “obras” más ”curradas” (siete años para acabar su equipamiento son prueba de ello): la Ferrata Regina en la Cinglera dels Esplovins, enclavada en el término municipal de Peramola (Alt Urgell).

Adjunto reseña en la que se detalla con precisión el acceso, toda la ascensión, sus variantes, posibles escapes y el camino de descenso (muy interesante de conocer si se escalan las vías que acaban en la parte superior dela pared).

Panorámica de la Cinglera dels Esplovins con inicio marcado de la Ferrata Regina
Cartel al inicio de la ferrata
En el primer tramo de la ferrata
En el primer tramo de la ferrataPerspectiva inferior del puente colgante
Letrero en el acceso al puente colgante
Atravesando el puente colgante
Vista superior del puente colganteLetrero en la repisa que marca inicio del segundo tramo
Iniciando el segundo tramo
En el segundo tramo
Paso aéreo en el tercer tramoEntrando en el paso aéreo del tercer tramo
Saliendo del paso aéreo del tercer tramo
Diagonal del tercer tramo
Superando últimos problemas del tercer tramoDeformación profesional: buzón con libro registro
Últimos metros de la ferrata
Cartel señalizando camino de descenso "Joan Nubiola"
Panorámica del puente colgante desde el camino de descenso

Por lo que he visto en varios comentarios de diferentes blogs, hay actualmente algún cable que está “tocado”.

Es difícil que en un fin de semana no haya “colas” para subir, ya que su espectacularidad y la propaganda que ha recibido es lo que han provocado. Si tenéis oportunidad de poder ascenderla entre semana, os evitareis colas y que gente inexperta os pueda “apedrear”.