miércoles, 19 de marzo de 2008

ALÒS DE BALAGUER: Minyons de Terrassa

Reconozco que soy un adicto al blog de Luichy y que cada vez que cuelga alguna reseña que considero interesante, rápidamente me la descargo para incluirla en “futurible” vía para ascender.(Reseña: "Minyons de Terrassa")


Esta vez fue muy rápido: El lunes cuelga Luichy de su blog la reseña de una vía del “Paca” que no conocía en el Pic de Castellas (donde ya había escalado la super-clásica vía Olga-Frontera). El martes me imprimo la reseña. El jueves me dice Joaquim Ricarte, que lleva un tiempo sin escalar, que podríamos ir a escalar algo que no fuera demasiado complicado. El viernes se apunta también Jordi Lletche. Finalmente el sábado vamos los tres hacia Alós.

La reseña informaba de la vía “Minyons de Terrassa” y de la variante por la que entró Luichy (los 2 primeros largos de la “Canto por soleares”). El equipamiento ya se advertía algo “exiguo”: un espit y un puente de roca en casi todas las reuniones y cuatro pitones y un puente de roca para el resto de la vía. También advertía del elemento predominante en casi toda la vía: tienes la sensación de ir escalando por el filo de un cuchillo.

Llegamos hacia las 10h a Alós de Balaguer con nubes y claros y tras el preceptivo almuerzo en el Restaurante “El Molí” (donde están todas las reseñas), nos dirigimos al aparcamiento bajo la pared. Había una cordada en la segunda tirada de la Olga-Frontera y el tiempo parecía que se estaba “enmarronando”. Nada más colgarnos el material y llegar al pie de vía (tras una dura aproximación de1 ó 2 minutos), empezaron a caer las primeras gotas que no aventuraban nada bueno. Yo ya tenía una remojada experiencia en esta pared, la primera vez que intenté la Olga-Frontera con mi amigo Mariano Arroyo y cuando ya sólo nos quedaba un largo para llegar a la cima, nos pillo una tormenta de 15 minutos que, haciendo un símil, nos dio la sensación de habernos metido en un túnel de lavado de coches, por la cantidad de agua que nos cayó encima, acompañada de banda sonora con una gran ración de rayos que caían encima de nuestras cabezas. Sólo fueron 15 minutos, pero inolvidables…
Con estos antecedentes podéis imaginar con el “mosqueo” que empezamos a escalar. Suerte que poco a poco el día se fue arreglando y acabó con una tarde soleada y calurosa lo que empezó con una mañana fría y nubosa.

. En verde la Olga-Frontera y en rosa la Minyons de Terrassa

Para encontrar el pie de vía no hay más que seguir el camino que sigue paralelo al río “Lo Segre” y justo cuando llegamos a una pasarela habilitada sobre el río a unos 50m de su inicio veremos el diedro del primer largo. Como referencia hay una “bauma” en la parte izquierda de la base del diedro.
. Jordi y Quim en la pasarela al pie de vía

El primer largo inicia saltando por encima de la baranda de la mencionada pasarela, resiguiendo un diedro con buena roca en sus aproximadamente 20m de IVº (existen 2 puentes de roca que podemos equipar y se pueden colocar los friends que se quieran). Tras el diedro y en diagonal hacia su izquierda y cruzaremos una pequeña canal que desciende hacia el río, para acceder a una placa en la que veremos en su parte superior un clavo con un “cordinillo”. Este es un paso delicado ya que según la protección que se coloque, si resbalas llegando al clavo, picas en la canal. El paso es de Vº “duro” y sigue un tramo fácil pero “rotillo” para rematar el largo con una entrada terrosa (que en nuestro caso, por las cuatro gotas caídas, fue más barro que tierra), que dan acceso a lo que según la reseña es la primera reunión en una incómoda plataformilla con un único spit y una raíz de sabina que hace las funciones de puente de roca (35m).
. Jordi en el primer largo

El segundo largo sigue un lomo de III+ con roca “pasable”. Un puente de roca nos marca el recorrido a media tirada. La reunión, de un spit y un puente de roca la encontraremos a los 45m en otra plataforma no demasiado cómoda.
. Jordi asegurando a Quim en el segundo largo

Al poco de iniciar el tercer largo salimos de golpe al “patio”, justo donde encontramos el primer clavo del largo y que asegura un paso graduado de IV+ con algún bloque “sospechoso”. Ascendiendo un poco en diagonal a la derecha encontraremos el segundo clavo y ya con más tranquilidad accederemos a la tercera reunió, a los 35m, de 1 spit y un clavo, situada en una repisa algo más cómoda que las anteriores.
. Jordi en el tercer largo

El cuarto largo resigue sin problemas el espolón (III+) con buena roca. La reunión es a los 30m en una repisa en la que encontraremos 1 spit y un puente de roca. En esta reunió se junta con la variante que realizó Luichy.
. Jordi asegura a Quim en el cuarto largo

El quinto largo tal como señala en su reseña es una “arista afilada” de IIº con mucho ambiente y en 40m llegaremos a un colladito en el que haremos reunión de unas sabinas grandes.

El sexto largo para mi gusto es el mejor de la vía y sigue un diedro de roca excepcional (salvo un bloque inestable al inicio) y de escalada muy agradable (IV+) y con mucho ambiente. En su parte intermedia encontraremos un clavo y a los 45m encontraremos la reunión de 1 spit y un puente de roca en una plataforma cómoda.

. Xavi en el sexto largo

. Quim entrando a la sexta reunión

El séptimo largo inicia con una pequeña “grimpada” (IIº) que nos permite acceder a una ”tarterilla” (Iº) al final de la cual accederemos a la séptima reunión (50m), de 1 spit y un puente de roca, en otra “repisilla”. Junto a la reunión encontramos colgando de una sabina un tascón “super-machacado”.
. Jordi en el séptimo largo

El octavo largo inicia en una zona en la que habrá de prestarse atención con la roca (IVº), que da acceso a otro tramo de “arista afilada”. Aquí tuve una mala experiencia con un bloque en forma de cubo de unos 50cm de lado, que mientras estaba pasando una cinta por una sabina casi se me cae a los pies. Lo tuve que aguantar mientras apartaba la cuerda, avisaba a los “colegas” y retiraba la cinta de la sabina, por precaución, ya que si el bloque caía, en su trayectoria arrasaría con la cinta, la cuerda y la sabina. Al soltar el bloque por suerte sólo se movió un palmo y quedó encajado entre otras rocas. Siguiendo finalmente la arista y tras 40m llegaremos a la reunión de 1 spit, que podremos reforzar con un alien mediano.
. Xavi asegurano a Jordi en el octavo largo
. Quim En el octavo largo

El noveno largo en una cambio de reunión de unos 10/15m que con un tramo de IV- y una desgrimpada nos permitirán acceder a la mejor reunión de toda la vía: 2 parabolts (por los que se puede abandonar la vía con un rápel hacia su izquierda) y una magnífica sombra que agradecimos gustosamente.
. Quim y Jordi descendiendo a la novena reunión

Por último un largo que inicia siguiendo unas viras bajo la arista (Iº) y que con un paso de IVº a su final, nos permiten llegar a los 50m a la salida de la vía Olga-Frontera (reunión sin equipar).
. Quim y Jordi en el último largo
. Panorámica del Segre y Alós desde el final de la vía

El descenso fue la otra sorpresa del día, ya que ahora se efectúa desde prácticamente al lado de donde acaba la Olga-Frontera (antes era algo más complicado), en un árbol a unos 10m por debajo de la última reunión un poco en diagonal hacia la izquierda y equipado con varias “bagas” y un maillón. Con un rápel de unos 40m llegaremos a una canal/tartera que al final nos conduce al mismo camino por el que accedimos a la vía y en 30/40 minutos estaremos de regreso al coche.
En resumen una buena jornada en una vía que podríamos calificar con el típico “para coleccionistas”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Xavi.
En la foto dónde marcas las vías, la Minyons iría más a la izquierda, justo por el filo. Los primeros resaltes quedan fuera de la foto. Lo digo porque por dónde la marcas hay otras vías y puede dar lugar a confusión.
Saludos.
Luichy.

Xavi Díez dijo...

Corregida la foto tal como apuntaba Luichy