dimecres, 17 d’octubre de 2007

Cobo-Pamplona de Patriarques: Vía reequipada!!!!













Jordi Lletche en el inicio del 2º largo























Xavi Jordana abordando el terroso flanqueo de entrada a la R-2





























Xavi Jordana en el curios 3er largo





























Jordi Lletche en la R-2






























Xavi Jordana en las placas del 4º largo



























Xavi al inicio del 6º largo

























Jordi Lletche al final del "artifo" del 6º largo




























Jordi Lletche sobre la R-7























Xavi Jordana en la arista final

























Panorámica de la Paret de l'Aeri












Con aún la “resaca” vacacional, Xavi Jordana me comentó que había leído sobre el reequipamiento de la vía Cobo-Pamplona de Patriarques y de los debates filosóficos que habían surgido en numerosos blogs respecto a la métrica de los parabolts utilizados para dicho reequipamiento (que si los de 8mm son demasiado pequeños, que si los de 10mm es lo suyo, etc). A última hora se unió el amigo Jordi Lletche y finalmente el día 2/9/07 nos dirigimos por la canal de Avellaners en busca de la vía mencionada.
El primer largo inicia con un trozo de cuerda que nos ayuda a superar un tramo algo herborístico/descompuesto y luego sigue un diedro de IV+ y a los 30m encontraremos una plataforma donde está la R-1 (5 buriles).
El segundo largo tiene dos parte muy distintas: la primera parte interesante (IV+/V) equipada con 4 pitones y 1 buril y con roca aceptable. Por el contrario la segunda parte (IV y II) sobre descompuesto y con un final de “infarto” con un flanqueo hacia la izquierda de unos 10m sobre tierra “movediza”, sin seguros ni posibilidad de colocarlos. La R-2 después de 40m, se encuentra al pie de un perfecto diedro (1 parabolt y 3 buriles).
El tercer largo discurre por el mencionado diedro, graduado en varias reseñas como de V-, y que a nuestro parecer diríamos que se acerca más a un 6a “durillo” (en este tramo de unos 25m hay 4 pitones). Aún quedan otros 10m por una placa, en diagonal hacia la derecha, equipada con 1 parabolt y 3 buriles. La R-3 es de 1 parabolt y 4 buriles.
El cuarto largo es combinado de libre y artificial (V/V+ y A1) y en 35m encontraremos 3 parabolts, 3 pitones y 8 buriles. La R-4 es de 1 parabolt y 3 buriles y no es demasiado cómoda..
El quinto largo se puede considerar el más duro (A2 con un tramo de 4 piezas seguidas a colocar (aliens y tascones). En los 35m del largo encontraremos 2 parabolts, 8 pitones y 5 buriles. El tramo para llegar a la R-5 es de roca delicada. En la reunión encontraremos 1 parabolt, 1 pitón y 2 buriles sobre una buena plataforma.
El sexto largo antiguamente era prácticamente todo en artificial. Ahora en alguna reseña pone 6b/b+ con 3 puntos de ayuda y un tramo final de V. Se puede forzar al gusto y encontraremos en 40m 6 parabolts, 16 buriles y 2 pitones, encontrando la R-6 en una repisa bajo un desplome, con 1 parabolt, 1 spit, 2 pitones y 1 buril..
El séptimo largo resigue un diedro a tramos bastante decompuesto, con pasos en chimenea algo precaria (V). En 40m encontraremos 3 pitones y 5 buriles. La r-7 se efectúa en un gran árbol y 1 pitón.
El octavo largo nos conduce por terrero menos severo (III/IV) al tramo de la arista final. En 50m encontraremos 2 buriles y 1 pitón. Montamos la R-8 en un árbol.
A partir de aquí se junta con la vía Xavier Teixidó y en 2 largos llegaremos al final del espolón derecho del Serrat dels Patriarques,de baja dificultad (III/IV), pero con mucho ambiente y equipado con unos 3 parabolts por largo.
Precaución con lo que queda: hay que continuar “carenando” hasta llegar al punto culminante del Serrat con un paso vertical (en el que hay un parabolt) justo antes de llegar a la cima. Desde aquí desgrimpar por la vertiente opuesta a la subida y descender por la canal que nos conducirá al “Camí de Sant Jeroni”. Si se va sobrado de horario, lo más corto es volver a la canal dels Avellaners y descenderla. Si no es el caso (como nos paso a nosotros) lo más sensato es dar toda la vuelta por el Monestir.
Llegamos al coche ya de noche y los tres opinamos lo mismo sobre la vía: la habíamos infra-valorado pensando que habiendo parabolts iba a ser un “paseo”. Nada más lejos de la realida, ya que se trata de una vía con compromiso…


Reseña: "Cobo-Pamplona"<