miércoles, 18 de julio de 2007

L’ESQUENA DEL DIABLE



























Como siempre que aparece una reseña de una vía de escalada de dificultad baja en un entorno “apetecible”, cuando ví la primera reseña de la vía Jordina (Vº) de nuestro amigo “Paca”, ya me picó la curiosidad. Sólo me retenía la aproximación (1h) y los pocos seguros que prometía (spits y clavos). Pasó el tiempo y apareció la segunda vía “L’Esquena del Diable” ya asegurada con parabolts y algo más fácil (IV+) de 200m de recorrido.
Cómo me viene sucediendo últimamente, al volver a ver la reseña en “onaclimb” me acabó de decidir y por fin el día 7/7/07 junto con Jordi Lletche, Víctor Barbero y Cristina Holle nos dirigimos hacia la Canal dels Avellaners, que nos servirá para acceder a la vía. Con “algo” de embarque que me permitió conocer (sin querer) el pie de la vía Xavier Teixidó de Patriarques y tras 1h larga de dura subida, para mi sorpresa, nos encontramos al inicio de la vía a otro socio del AEC (Joan Antón Rabella) del cual no me acordaba, que acababa de ascender la ruta.
El inicio está marcado con una piedra enganchada con “sica” con el nombre rotulado. El primer largo, a pesar de estar graduado de IV-, la distancia de los seguros (6 parabolts en 55m y en especial el primero) y el recorrido sinuoso que hay que efectuar (si se quiere ir en línea recta de seguro a seguro “cuidadín” que el grado “sube”) nos hará prestar mayor atención al recorrido que normalmente no nos lo requeriría otra vía catalogada con esa misma graduación. La roca es buena sobre placas compactas, y ya empezamos a disponer de una buena panorámica sobre la pared de Patriarques.
El segundo largo (el de más grado: IV+) con 7 parabolts en 45m. Lo único reseñable es que cuesta ver donde está ubicada la segunda reunión, encima de una sabina a la que se accede con una diagonal ascendente hacia la izquierda no demasiado marcada en la reseña del Vertex. El paso de IV+ está en un tramo vertical algo más fino que el resto de la placa por la que trascurre el largo.
El tercer largo es el más asequible (III+) y por consecuencia el menos asegurado (3 parabolts en 50m). Cuesta un poco de localizar los seguros pero la escasa dificultad y la espléndida calidad de la roca permiten ascender rápidamente.
El cuarto y último largo de igual dificultad que el primero (IV-) está asegurado con 4 parabolts en 50m. Antes de llegar al primer parabolts si afinamos la vista nos encontraremos con un doble buril “añejo” que dan cierta tranquilidad, dada la distancia a la que se encuentra el citado parabolt. Se ascienden 2 tramos verticales con buena presa que nos conducen directamente a la cima del Serrat de les Onze (Diablos).