viernes, 14 de octubre de 2016

Semana descubriendo la escalada en Sardegna

En mayo ya habíamos planeado un pequeño viaje de escalada por Paklenica, pero una serie de acontecimientos provocaron que decidiéramos aplazar la salida. En septiembre ya empezamos más en serio a planificarlo y viendo una serie de inconvenientes para poder realizar dicho viaje, entonces salió la posibilidad de buscar destino nuevo y salió la opción de:




La ventaja era que hay línea de ferry que conecta directamente Barcelona con Porto Torres, lo cual facilita los desplazamientos en la isla. Al final conseguimos ser 8 personas, buen número para poderse distribuir en dos vehículos: Joan Asín, Joan Brunet, Joan Martí (Pascuti), Josep Lluis Alcaraz (Saraban), Josep Santasusana, Remi Bresco, Enric Solé (Xacó) y Xavi Díez.

Empezamos a reunir información y en cuanto a guías de escalada las dos más importantes son:
 Escalda deportiva
Escalada de vía larga

Por la red hay mucha información y de entre ellas se pueden destacar varias:

Agradezco también la información facilitada por Amat que en agosto, junto a otros compañer@s de la A.E.C. estuvieron un par de semanas por la zona y ya habían recopilado bastante información.

A destacar que así como en la vecina Córcega la piedra dominante es el granito, en Cerdeña (castellano)/Sardegna (italiano)/Sardenya (català/alguerès)/Sardigna-Sardinnia (sardo) la roca mayoritaria es el calcáreo, y en la zona norte algo de granito.

Viendo que el mayor número de escuelas de la isla están en el Este, la elección para ubicar nuestro 'campo base' se centró en esa zona.

Joan A. se encargó de la logística y el camping elegido fue en 'Cala Gonone' desde el cual en menos de una hora de vehículo teníamos a nuestro alcance un buen número de posibilidades.



Finalmente salimos la noche entre sábado y domingo, y el barco que en teoría debía zarpar a las 22:15, no acabó de salir hasta las 00:15, llegando a Porto Torres a las 12:45.



Desembarcamos y sin perder tiempo afrontamos los 185 kms que nos separaban desde Porto Torres a Cala Gonone, parando a comer por el camino, por la tarde ya estábamos instalándonos en el camping. Para acceder a la población desde la carretera que proviene de Dorgali, se cruza un túnel desde el cual ya se desciende con fuerte desnivel y numerosas curvas, pudiendo ya contemplar el maravilloso Golfo di Orosei. Por la tarde también aprovechamos para comprar víveres.

Por la noche debatimos donde hacer las primeras escaladas y el lugar elegido fue; Surtana, zona a unos 25/30 kms. de Cala Gonone entre los montes Tiscali y Oddeu y también próximo al barranco de Gorrupu. Forma un valle con unas paredes denominadas 'Pilares' (hay 13) en su vertiente Sud-oeste y otro sector en su zona Norte, encontrando unas 52 vías entre 40 y 320 metros y desde IVº a 7a.


Para acceder deberemos salir de Cala Gonone y una vez cruzado el túnel tomar la SS125 hacia la izquierda y después de un corto tramo de carretera muy revirada, deberemos tomar un desvio a la derecha en dirección a Tiscali, hasta llegar al puente "Sa Barva", distante de Dorgali a aproximadamente 12,5 kilómetros de la ciudad, El puente original, que ya no existe, por la inundación que azotó a la zona en el invierno de 2005. Se ha habilitado un aparcamiento poco antes de llegar a dicho puente y que sirve de base para acceder a Tiscali, Surtana y Gorrupu y como era de suponer, de pago (creo que 6€). Después descubrimos que una vez cruzado el citado puente se puede optar hacia la derecha (hacia Tiscali y Surtana) o hacia la izquierda (hacia Gorrupu) y dejar el vehículo sin que moleste para el paso de otros, ya que no existe ninguna prohibición al respecto... Ya se sabe que la primera vez que vas a una zona, toca 'pringar'...

Cruzando puente 'Sa Barva' (foto Pascuti)

Hacemos la aproximación siguiendo las marcas del GR 281, animados al ver que en la guía indica 'sólo' 20/30 minutos y que se convirtieron en 30/45.

 Camino bien marcado al inicio
Monte Oddeu

El camino supera un pequeño tramo de desnivel considerable gracias a la 'Scala de Surtana' que ya nos permiten alcanzar el valle de Doloverre Surtana y ya más cómodamente alcanzamos la base de la pared del VII Pillar, que era nuestro objetivo. Sólo quedaba remontar hasta su base.

Panorámica del VII Pillar

Nos dividimos de manera que dos cordadas escalarán la Paese Delle Meravigli (27)(5c); Joan B. y Josep S. inician con Hirsche Platz (23)(5c+) y después de 4 largos bajan y siguen por The Sound of Silence (20)(5c), Xacó y Xavi iniciamos por Take Five (21), enlazando en la R-2 con a la via The Sound of Silence (20)(5c), 
Reseña de Pietra de Luna del VII Pillar
Reseña 'Joan Asín'

Los inicios de las vías, aunque no de todas, están marcados con sus nombres y ese fue el motivo que Xacó iniciara bien por The Sound of Silence, pero a medio largo pasó a Take Five, quedando un largo de unos 35 metros y dificultad máxima de 5c.
 Xacó en el inicio de The Sound of Silence
 Josep S. en el 1er largo de Hirsche Platz
Joan A. en la Paese Delle Meravigli

Sigo por una vira en diagonal a la derecha y saltándome la R-2 de Take Five enlazo por un diedro atlético, con la R-2 de The Sound of Silence, resultando un largo de unos 35 metros y una dificultad de 5a/5b. En la reunión atrapamos a una cordada italiana que iban a un ritmo bastante 'pausado'.

Xacó llegando a la R-2 The Sound of Silence
Joan A. asegurado por Saraban y Remi por debajo de ellos

Sigue Xacó por el 3er largo, algo en diagonal a la izquierda encontrando un tramo vertical y muy mantenido (5c) en el que se alternan parabolts y puentes de roca, llegando en unos 30 metros a la R-3 en una cómoda repisa.
Xacó en el 3er largo

Sigo por el 4º largo que inicia con un paso atlético en diagonal a la izquierda siguiendo por un tramo de adherencia que permite alcanzar una fisura vertical y atlética (5b), trás la cual por placa cada vez más tumbada permiten alcanzar a los 20 metros la R-4, alcanzando nuevamente a los italianos que el largo anterior lo hicieron por la Paradise.
Xacó entrando a la R-4

Los compañeros evolucionan por Paese Delle Meravigli

Debemos esperar a que los italianos acaben el último largo y cuando lo hacen, Xacó inicia rápidamente este 5º largo que transcurre por una sucesión de placas y un par de pequeños desplomes, llegando a los 20 metros a la R-5 en una buena repisa.

Xacó superando el último desplome de la vía
 Xacó asegurando a Xavi en el 5º largo
Xavi en el 5º largo

Llegamos al final de la vía y enseguida detectamos que el descenso sería lento, ya que la cordada italiana iban a su ritmo...
Espera 'estoica'...

Rapelando nos cruzamos con Josep S. y Joan B. que escalaban The Sound of Silence...


Mientras acabamos de rapelar hasta la base, vemos que el resto de nuestros compañeros han optado por bajar caminando y por lo que contaron, no era muy agradable al ser una bajada con roca del tipo Pic del Martell, muy afilada, y con bastante vegetación que no permite ningún descuido.

Xacó rapelando
Mi cuerda de 8,5 mm y la de los italianos de 7,3 ...

Acabamos encontrándonos en el camino de descenso y acabamos la actividad tomando unas birras en el bar del aparcamiento:
Todos menos Pascuti que hizo la foto...

Volvimos al camping y empezamos a trazar el plan para el día siguiente,y a propuesta de Joan B. la vía elegida fue en la Pedra Longa. El único posible inconveniente es que si hace mala mar, está desaconsejada su escalada.


Reseña 'Joan Asín'

Por la mañana nos efectuamos inicialmente desde Cala Gonone el mismo recorrido que el día anterior, pero esta vez seguimos hasta Baunei por la SS125 y al poco de cruzar la población encontraremos un desvío a la izquierda con la indicación de Pedra Longa y descenderemos hasta un aparcamiento junto a una pizzeria junto a la mencionada aguja, que aunque en la guía indica que solo está abierta en verano, aún lo estaba. Son apenas 45 kms., pero una hora de recorrido...

Preparando el material
Panorámica desde el aparcamiento

Nos dividimos por cordadas de manera que delante irán Joan A., Joan B. y Josep S. y detrás Xacó, Remi y Xavi. Pascuti y Sarabán no lo ven claro y finalmente ascenderán por la ruta normal para encontrarnos todos en la cima.

Para nuestra tranquilidad el mar está 'sosegado' y el clima apacible. Ya el acceso a pie de vía, aunque sólo es una corta trepada,siempre da respeto que un resbalón te pueda hacer caer al agua. Empieza la primera cordada con Joan A. al frente y mientras el resto nos acercamos a la R-0. El primer largo siendo teóricamente 'fácil' (5b) al empezar tan cerca del mar, siempre hace que la roca tenga un toque especial que obliga a ir con máxima atención. Detrás Xacó empieza con la vía. Al poco rato aparece una pareja de italianos que daban la apariencia de ser un guía y su clienta.



En el primer largo

El segundo largo es más corto (20m), pero más intenso (5c), escalanndo una parte en diedro y otra en placa y un corto flanqueo al final. Sigue Xacó de primero.




En el segundo largo

Toma el relevo Remi y sigue con el tercer largo de 35 metros y una dificultad de 6a con una escalada en placa que describe una diagonal a la izquierda, con un tramo central bastante técnico.




En el tercer largo

El cuarto largo, es el más tranquilo de la vía y en 35 metros afronta un intercambio entre viras con un paso intermedio de 5a.
Comienzo del cuarto largo
Tramo final del cuarto largo

Nuevo cambio en la cordada y sigo con el quinto largo de 30 metros, muy vertical y con un tramo central muy técnico (6a+), que se puede 'trampear' (V+/Ao) y con mucho aire bajo los pies.... 

 Remi en el aéreo quinto largo

El sexto largo sigue una sucesión de placas con un par de resaltes intermedios, destacando en la parte final donde hay un 'aleje' que al no ver el siguiente parabolt parece incrementar la dificultad. Por suerte encima de un desplome está el ansiado parabolt... Sólo son 20 metros, pero intensos que nos dejan en una buena plataforma desde la cual se puede alcanzar la cima fácilmente por su arista, en caso de tener problemas.

En el sexto largo

La primera cordada ya está en la cima donde se han reencontrado con Pascuti y Josep Lluis:



Amablemente nos han dejado cintas colocada en el desplome terminal de la vía que nos confirma que la vía no sale por la arista fácil, sino que toma el diedro desplomado de su izquierda (5c muy atlético) y aunque sol son 20 metros, hacen sudar...


Acabando el séptimo largo

Nos reunimos con los compañeros y como ellos ya han accedido a la cumbre, empiezan el descenso mientras nosotros acabamos de alcanzar la cima caminando y con una breve trepada.

Foto cima
 La pizzeria desde la cima
Punta Giradili con vías de 8b (7c obligado)...

Después de las fotos de rigor emprendemos el descenso y efectuamos un par de cortos rápeles y ya sin más problemas volvemos a alcanzar el aparcamiento y nos tomamos algo ara celebrarlo en la pizzeria...
Xacó en el descenso

De vuelta en el camping decidimos que para el día siguiente podríamos escalar en la pared más cercana de Cala Gonone: La Poltrona, pero dado el clima caluroso que estamos disfrutando, lo mejor es no comenzar la escalada hasta primera hora de la tarde, cuando ya empieza a tocar la sombra.




 Como todos teníamos la ilusión de escalar la Aguglia de Goloritzè y nos han advertido algún compañero que ya la ha escalado que el acceso supone unos 60/90 minutos de bajada, pero después de subida 90/120 minutos, lo más cómodo es efectuar la aproximación con una lancha motora, por lo que hay que encargarse de buscarla. También toca hacer algo de logística y comprar víveres, así que como somos suficientes, unos aprovechan para escalar por la mañana en la zona de Biddiriscottai junto al puerto de Cala Gonone (Josep S., Joan B. y Xacó) y el resto efectuamos las labores de logística mencionadas.

En el puerto nos llevamos una inesperada sorpresa al decirnos en varios de los chiringuitos que ofrecen paseos en lanchas motoras, que para acceder a la Cala Goloritzè está prohibido el desembarco en su playa, al tratarse de un parque natural. Efectuamos las compras correspondientes y de vuelta al camping preguntamos en recepción y nos comentan que sin ningún problema nos ofrecían un contacto para que nos transportara en su lancha motora, pero que no podría ser para el día siguiente al haberse anunciado mala mar, y que el viernes lo podríamos realizar, pero saliendo temprano del puerto (entre las 7 y las 8 horas). Nos quedamos sorprendidos y sin hacer más preguntas quedamos para el viernes.

Regresan al mediodía los compañeros que han escalado una vía de 4/5 largos bastante exigente y que les ha requerido bastante energía para escalarla. Picamos algo y después, aunque aún toca el sol en la pared, ya nos dirigimos hacia allí. Al llegar vemos que hay unos cuantos escaladores en las vías deportivas de su margen derecho, pero en la pared central no hay nadie.

Recorremos a base de la pared y ya vemos que no hay nombres que permitan identificar las vías, y que hay alguna más que lo que indica la reseña que llevábamos, así que la idea original de hacer algun de las vías largas, empieza a descartarse por algunos. Joan B. y Josep S. escalan La Poltrona del Gatto, de 110 metros y 6a como grado máximo y Joan A. y Remi inician la HR 85 (5a) con la intención de seguir por alguna de las vías que continúan hacia la derecha. La escalada discurre por placas de adherencia con gotas de agua que castigan los dedos y con un grado muuuuuy ajustado, que da que pensar que en lugar d 5a, puede ser 5c/6a...

Viendo el plan, el resto anos desplazamos a las vías deportivas de la derecha escalando vías de entre 5b y 5c+, muy interesantes para al menos pasar una buena tarde. Al final todos acabamos la tarde en estas entretenidas vías.
Escalada exigente... en la pared central



Escalada más relajada en las vías deportivas de la derecha
Reseña 'Joan Asín'

De regreso a nuestro campo base empezamos a plantear la estrategia para el jueves y al final en esta ocasión optamos por dos objetivos diferentes. Mientras que Joan A., Remi, Saraban y Pascuti irían a 'Punta Carabidda', Josep S., Joan B., Xacó y Xavi iríamos a 'Gola (Garganta) di Gorroppu', para escalar una vía que el nombre nos atrajo:



Curiosamente en el camping habían instalados un grupo de escaladores sardos que llevaban ese escudo en sus coches, que al parecer corresponde al nombre de su grupo. La vía en concreto es de lo poco más o menos asequible que hay en esa 'Gola', donde esta ubicada una de las vías más famosas de Sardegna: 'Hotel supramonte', vía de 350 metros y dificultad máxima de 8b (7c obligado) y que ha atraído a los escaladores punteros en los últimos años. Evidentemente nuestro objetivo era mucho más modesto:
Reseña de la Guía Pietra di Luna

Por la mañana madrugamos algo todos y nos despedimos para ir cada uno a por su objetivo. Para nosotros se trataba de volver a ir a la zona de Surtana, pero esta vez, ya aprendido el tema del aparcamiento, pasamos de largo de la zona de pago y una vez cruzado puente "Sa Barva" esta vez tomamos el desvío hacia la izquierda prosiguiendo un tramos hasta que ya vimos que la pista se convertía en bastante peligrosa para seguir conduciendo por ella y dejamos aparcado en un punto más o menos a unos 15 minutos caminando del aparcamiento de pago.

Preparando el material en el camping

La pista que va siguiendo el curso del río Flumineddu, con varios sube y baja para entrar en calor. A buen ritmo llegamos en no llega a 1 hora a la entrada de la Gola, donde para nuestra sorpresa había un punto de cobro para acceder al mismo:



Antes de llegar a la entrada vimos un camino marcado que indicaba como para acceder a un aparcamiento, posiblemente para 4x4, desde el cual la aproximación se debe reducir considerablemente. El que cobraba no tenía mucha idea sobre temas de escalada, pero nos dijo que nos quedaban otros 45 minutos para llegar a nuestro objetivo.

Cartel recordando lo que no debería hacer falta recordar...


Finalmente tuvimos que recorrer aproximadamente 3/4 de todo el  barranco, invirtiendo una hora desde su inicio. Al poco rato de comenzar enseguida vimos la pared donde está Hotel Supramonte:


El recorrido va zigzagueando entre medio de numerosos bloques muy pulidos por el paso de agua e incluso con un tramo en el que se han instalado cuerdas fijas en flanqueo para evitar un desagradable patinazo. Al cago de unos 40 minutos vimos una canal a la derecha que ya dedujimos que era la que debíamos tomar. Fuerte subida y al inicio oímos una voces de gente que estban escalando la Lughe 'E Vida Mia.

El recorrido marcado a tramos con pintura y a tramos simplemente con fitas'

Por suerte nuestra vía está perfectamente señalizada:


Como los 'compis' van más fuertes, les cedemos paso y vamos escalando rápidamente los siete largos para los 330 metros de la vía, asegurada con parabolts 'distantes' y donde la escalada predominante es la adherencia, con roca de excelente calidad y con largos de cuerda bastante largos.

En cuanto a la graduación algún 5c puede que sea algo más. El largo marcado como más difícil es el quinto que trascurre por placa a la derecha de un espolón, que en determinados tramos es conveniente utilizar para subir, ya que la placa se pone vertical y lisa....

En dos horas acabamos con la vía, casi a la vez que los vecinos de la vía de al lado. En la cima muchos cartuchos que demuestran que os cazadores suben por allí. Buena panorámica desde la cima sobre todo de la pared oeste de la Punta Cocuttos.

La bajada es larga y fatigosa, invirtiendo unas tres horas para llegar de nuevo al aparcamiento. La vía en si es apreciable por el entorno en el que está enclavada, mas que por su propia belleza y vistos los grados de las vías que hay, se puede considerar como la más asequible de la zona.

En la bajada nos encontramos con los de la vía de al lado que resultaron ser los vecinos del camping y aperturistas de la vía que habíamos escalado, abierta hace escasos 3 años.



 Panorámica desde pie de vía
 Joan B. fotografiando a Josep S.
 Josep en el 1er largo
 Xacó enel 1er largo
 Josep asegurando a Joan en el 3er largo
 Xacó en el 'raro' 5c del segundo largo
 Xacó en el inicio del tercer largo
 Josep asegurando a Joan en el inicio del cuarto largo
 Xacó finalizando el tercer largo
 Josep asegurando a Joan en el quinto largo
 Xacó entrando a la R-4
 Xacó en el fino quinto largo
 Xacó finalizando el 6º largo
 Xacó en el 7º y último largo
Cara Oeste de la Punta Cocuttos

Volvimos cansados pero contentos y al llegar al camping poco después llegaron el resto de compañeros y nos explicaron las diversas vicisitudes que tuvieron en su jornada. 

Por la noche ya dejamos todo el equipo preparado para el gran día que nos esperaba en la Aguglia de Goloritzè, ya que a las 7:30 debíamos estar ya preparados en el puerto para embarcar. Todos teníamos ciertas dudas aún sobre la 'legalidad' del transporte, pero tal como habíamos quedado a la hora concretada, y prácticamente aún amaneciendo. El mar está tranquilo y apenas sopla una leve brisa.

Amanecer en el puerto de Cala Gonone
Emepzamos a embarcar
Potente motor que nos aleja rápidamente de Cala Gonone
La temperatura era 'fresquita'
La Poltrona desde el mar

En el recorrido pudimos contemplar las diferentes famosas calas: Cala Fuili,Cala Luna, Cala Sisine, Cala Biriola, Cala Biriola y por fin Cal Goloritzè.


Y en 30 minutos llegamos a Cala Goloritzè

Al llegar empezamos a entender parte del misterio, ya que unas boyas balizan la zona en la que no está permitido el desembarcar a las lanchas. Justo en el límite nos aproxima a una gran roca donde podremos desembarcar, con lo que aparentemente no infringíamos ninguna normativa. Sarabán quiso ser el primero en bajar y acabó dándose un baño inesperado.

Una vez ya desembarcados

Llegamos a la playa y vemos junto a los escalones que permiten alcanzar el camino de acceso hacia la 'Aguglia', unas sillas, mesa y unos parasoles, que después averiguaríamos para que estaban allí...

Llegamos a la base de la aguja y ya estaba claro por donde iba la ruta elegida, que aún no siendo la más fácil en cuanto a dificultad (6b), si que es la de menor grado obligado (5c), motivo por el cual es la más concurrida:

Reseña 'Joan Asín'

Al pocoo rato empezaron a aparecer escaldor@s, unos que habían vivaquado por allí, y otros que bajaban caminando desde el acceso de la carretera cercana a Baunei. Los primeros que aparecen son la pareja que nos pisaba los talones en Pedra Longa que esta vez iban con un tercer escalador que era un placer verle escalar con la facilidad con la que lo hacía. Aparecieron con otra pareja y acabamos por dejarles pasar.

El plan no sedujo a Pascuti y prefirió quedarse haciendo fotos, con lo que finalmente optamos por formar dos cordadas: delante Joan A., Joan B. y Josep S. y por detras en cordada de cuatro: Xacó haría toda la vía de primero para evitar perdidas de tiempo y detrás Xavi y Remi, de manera que al llegar a la reunión, Xavi aseguraba a Xacó para que siguiese con el siguiente largo y Remi aseguraba a Sarabán que subía por detrás, Aparecieron tres alemanes, pero a estos ya no dejamos pasar...

La entrada del primer largo es un diedro de unos ocho metros vertical y muy atlético con un paso de salida sobre presa roma y pies en adherencia, (6a 'durillo'). Después por terreno fácil seguimos en diagonal hacia la derecha hasta llegar a un desplome que se supera en atlética bavaresa y después ya por placa técnica se alcanza la R-1 a los 30 metros, en una buena repisa, aunque no demasiado grande..

Los italianos en el primer largo

Empieza la vía Josep S. y ha de esperar uno rato para poder acceder a la R-1, colapsada por las dos cordadas italianas.
Josep S. iniciando el 1er largo
 Joan B. y Joan A. remontando el 1er largo
 Xacó en el 1er largo...
Esperando a que la última escaladora italiana comience el 2º largo
Remi legando al paso atlético de la bavaresa
 Y mientras Joan A. sigue por el desplome del 2º largo,,,
...Sarabán escalando el primer largo

El segundo largo a pesar de ser el de graduación más alta (6b), la proximidad de los anclajes permite, esforzándose algo, trampear sin demasiados problemas. El guía italiano ha dejado para su clienta un 'scalextric' para no tener problemas que nos demuestra como poder resolver el paso. Después del desplome la cosa se suaviza al principio y vuelve a tener un tramo muy técnico en la parte final, por placa para poder alcanzar a los 25 metros la no demasiado cómoda R-2.
Xacó asegurando desde la R-2 y Josep S. y Joan A. comenzando el 3er largo
 
 Remi acabando el 2º largo
 Xacó en el 3er largo
Sombra proyectada de la Aguglia sobre la playa

El tercer largo de unos 25 metros asciende en diagonal hacia la derecha surcando una serie de placas con seguros bastante  próximos (6a) y R-3 en una repisa relativamente cómoda.

Joan A. iniciando el 4º largo
 Impresionante techo bajo el que hay unas mesas y bancos para picnic
 Remi en el final del 3er largo
 Mientras Xacó inicia el 4º largo...
 ...Sarabán llega a la R-3

El cuarto largo, de 30 metros, inicia con un paso forzado sobre la reunión, algo ilógico, cuando por su derecha por una fisura se puede superar más fácilmente. Este largo es más obligado que el segundo, con un tramo al final en diedro con un una paso duro para llegar a un clavo, donde es difícil trampear, y que pudiera ser obligado casi 6a.
 La roca de calidad...
...y los primeros playeros empiezan a extender sus toallas
 Remi escalando el 4º largo...
...y Xacó asegurando desde la R-4

El quinto largo no hay que minusvalorarlo, ya que aunque solo está marcado de 5c, tiene un primer tramo asequible, pero en la parte final tien cierta gracia superar un resalte, al ver diversas posibilidades para poder hacerlo, pero cuidado con la opción que se escoge, llegando a los 30 metros a la R-5 en una buena repisa al resguardo del viento.

 Mientras Xacó inicia el quinto largo...
...los compañeros inician el descenso por el inhóspito viento que sopla en la cima
 Sarabán acabando el 4º largo
Remi y Sarabán en la R-4
 
 Remi en el quinto largo
 Xavi en la R-5
Sarabán acabando el quinto largo

Para llegar a la cumbre sólo hay que escalar 3 metros, y al llegar entendemos porque los compañeros no se han esperado. Fotos de rigor y rápido descenso con tres rápels por la vía de la derecha de la que hemos ascendido, dos largos y un último más corto que los compañeros nos han dejado ya instalado.

 Xacó en el último paso de la vía
 Libro registro en la cima
 Sombra proyectada de la 'Aguglia' sobre la playa
 Xacó y Xavi en la cima
 Remi y Sarabán en la cima
Rapelando
Nos reunimos todos en la base de la pared y vemos que numerosas cordadas siguen escalando por la misma vía que hemos escalado. Como quedan casi tres horas para que pasen a recogernos, decidimos bajar a la playa.

Cuando descendemos los últimos escalones, descubrimos el misterio de la mesa, sillas y parasoles: hay un vigilante que lo primero que nos dice es que son 6€ por haber utilizado el camino de descenso...

Pero lo segundo que nos dice ya nos deja alucinados, ya que al preguntar como habíamos accedido a la cala y comentarle que l habíamos hecho con una lancha, puso elgrito en el cielo y nos dijo que eso está totalmente prohibido y que le informáramos del nombre de la persona que nos había dejado allí, cosa que nosotros desconocíamos, y siguió argumentando que avisaría a los carabinieri y que podrían caernos 1000€ de multa...

Le hacemos creer que regresábamos por el camino hacia la carretera y nos dirigimos a pasar el rato en las mesas de picnic bajo el gran techo que veíamos desde la vía. Contactamos telefónicamente con el camping y les explicamos la situación y nos dijeron que tranquilos que esperásemos tal como habíamos quedado y que ya solucionarían el tema.


Haciendo tiempo...

Nos quedamos algo moscas y pasamos un rato de tensa espera para ver como se solucionaba el tema y a la hora pactada bajamos hacia el punto de recogida. El mar estaba ya empezando a estar bastante movido y el embarque podría ser peligroso. Al vernos de nuevo el vigilante nos siguió esperando ver al piloto de la lancha.

A las 17 horas, tal como habíamos quedado se aproximaba para recogernos y en el momento que se aproximó entabó una acalorada discusión con el vigilante que duros un buen rato Entre medio dicho personaje iba efectuando llamadas con el teléfono. Entre tanto otra embarcación venía con personal para dejar en la cala y viendo la situación esperaron más alejados para ver como acababa la historia.

El estado de la mar iba empeorando por momentos y finalmente,suponemos que por teléfono le debieron ordenar que para no producir un accidente, nos dejó finalmente embarcar desde la propia playa, dentro de la zona balizada. Vimos que la otra embarcación ya había ido hacia allí y que a ellos no se dirigía el vigilante. El motivo, dedujimos posteriormente, debía ser porque la cala pertenece al municipio de Baunei, de donde debía ser esa otra embarcación y como nuestra lancha pertenecía a Cala Gonone ese fue el motivo de la disputa...

El embarque de todas maneras fue complicado y gracias a la pericia del piloto pudimos poco a poco ir embarcando todos con nuestro equipo.
 Las dos embarcaciones esperando..
 El grupo al completo
Dificultoso embarque...
..y hasta luego Lucas...

Medio viaje lo tuvimos un poco movido por el estado de la mar, pero la segunda parte ya fue apacible. Nos dimo un buen homenaje culinario para celebrar nuestra última escalada en Sardegna por este año y tuvimos muchos comentarios para esta intensa jornada, que finalmente acabó bien, aunque por momentos no lo parecía...

Para el sábado el plan era desmontar el campo base y dirigirnos hacia L'Alguer y Porto Torres pasando una jornada turística antes de embarcarnos de regreso para Barcelona.




Imágenes de L'Alguer

El viaje de regreso lo tuvimos algo movido y puso punto final a una intensa semana en esta preciosa isla, a la que posiblemente no esa la última vez que vayamos.

La convivencia ha sido genial, a pesar de que la mitad no nos conocíamos y de la gran diferencia de personalidades que habían entre nosotros. Especial mención para Joan Asín por su gran labor logística y al amigo Sarabán por haber amenizado constantemente al grupo, y al resto por haber compartido estos buenos días llenos de actividad...











3 comentarios:

josep Santasusana Segarra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
josep Santasusana Segarra dijo...

Una crònica molt encertada i exhaustiva. Felicitats Xavi

Xavier Díez Mercero dijo...

Gràcies Josep...