jueves, 7 de noviembre de 2013

Castañada en el Ariège: Auzat-Calamès-Sinsat

Un puente de tres días para pasar una buena castañada nos pareció un buen motivo para volver al Ariège y en esta ocasión nos juntamos: Josep Emili, Sara, Yerko, Doris, Jordi, Assumpció y Xavi, y como suele ser habitual utilizamos el camping municipal de Auzat como base para nuestra actividad.

Josep Emili y Sara salieron el jueves por la tarde y pudieron aprovechas el viernes para escalar en Calamès en el sector 'Le Papy' buen sector donde se puede disfrutar de vías deportivas de un largo de hasta 40m.

El resto llegamos al mediodía y aprovechamos la tarde en Auzat, en el sector a la izquierda de la Pipounette:
Reseñas del 'CAFMA'

Al llegar el día era soleado y con temperatura agradable, pero a media que fueron pasando las horas, se fue tapando y la temperatura bajó considerablemente, entorno a los 10º.
 Jordi en la bonita Chipie (5a+)
 Derecha Doris en Bibidulle (5a) e izquierda Assumpció en Mangatsik (precioso y largo 4c de 35m)
 Yerko iniciando Bibidulle
 Jordi en la peleona Dièdre prilou (5c)
El Montcalm con la primera 'enfarinada'

Al anochecer nos reagrupamos en el camping y empezamos a preparar la logística para el día siguiente. Todos queríamos ir a Calamès, pero el único que tenía claro a que vía quería ir era Jordi que ya llevaba dos visitas intentado escalar la 'Pour Lubeline' (que yo ya había escalado en un par de ocasiones, una con Jordi Ll. y la última con Carlos). Doris y Yerko tenían el problema de que sólo disponían de cuerda de deportiva, con lo que se tenían que acoplar a ir acompañando a alguna cordada que llevara doble cuerda. Josep Emili y Sara tenían idea de ir a a 'La voie des dères tranquilles' (vía que escalamos con Jordi y Assumpció en junio), pero al comentarles que era más obligada que la Pour Lubeline, finalmente se animaron a hacer una colectiva a esa vía.

Reseña propia (croquis general en reseñas del 'CAFMA')

El sábado comenzo un poco 'mosqueante', ya que había llovido algo por la noche y estaba un poco nuboso. Al hacercarnos hacia el aparcamiento, parecía que el tiempo mejoraba y la temperatura había subido notablemente, en comparación al día anterior.

Al llegar a la base de la pared sólo hay un grupo de franceses que estaban buscando la Pilier des Cathares, así que no teníamos a nadie por delante.

Decidimos que vamos de primera cordada Jordi-Assumpció-Xavi, Doris-Yerko detrás y finalmente Josep Emili-Sara. Nos jugamos a la rama más larga para ver quien empieza, y me toca a mí. El primer largo ha sido reequipado, habiendo en la actualidad 10 parabolts (el doble de los que habían). Tirada de 5a donde la escalada que predomina es de regletas, sobre roca excelente. El resto de la vía permanece tal como la había hecho en las dos anteriores escaladas.
Assumpció y Jordi en el primer largo

El segundo largo es el más difícil de la vía y a pesar que sólo está graduado como de 5b+, es una dificultad promediada, por lo que el paso más duro puede ser d 5c (o más...). 
 Xavi iniciando el segundo largo
En el paso 'duro' de la vía
Doris en la R-1

El tercer largo inicia por unas placas de 4c para acceder a un tramo algo 'herborista' que da acceso a una placa que gana verticalidad y dificultad, a medida que se gana altura (5b de promedio).
 Iniciando el tercer largo
Xavi asegurando a Assumpció desde la R-3

Cambiamos de orden y Jordi encabezará los dos largos que quedan. El cuarto largo es el más tranquilo de la vía (5a) siguiendo una sucesión de placas y que en la parte final nos obliga a hacer una diagonal hacia la derecha, primero descendente, para luego accede a un tramo de canal, y sorprendentemente la R-4 en lugar de aprovechar la buena repisa existente, está ubicada en una pequeña repisa que obliga a estar algo 'colgados',
Un par de imágenes de Jordi en el cuarto largo
Curiosa formación sobre la R-4 en forma de ojos y nariz

El quinto largo obliga a buscar el recorrido ya que hay que ir haciendo zig-zag entre los parabolts con escalada variada, que nos permiten llegar a la cresta cimera.
 Jordi iniciando el quinto largo (5b o algo más...)
Assupció en las bonitas placas del último largo

Aguardamos a que aparezca Doris antes de subir a los restos del Castillo de la cima, donde podremos disfrutar de un tarde soleada que invitaba a 'retozar' en los prados de la cima.
 Doris entrando a la R-5
Reposando mientras esperamos a los compañeros
Josep Emili, Sara, Doris y Yerko superando la cresta cimera
El grupo en el castillo, o mejor dicho, lo que queda de el

Bajamos tranquilamente disfrutando de un clima que más parecía primaveral que no otoñal.


El pronóstico para el domingo no era muy alentador, y efectivamente se levantó bastante tapado y con bajada importante de temperaturas. El plan original era escalar un par de vías de 3 largos en el sector 'GR4b+', pero viendo el clima, optamos por hacer deportiva.

Al empezar la aproximación nos percatamos que hay batida de cazadores, pero a diferencia de nuestra tierras, había un cartel avisando del evento y advirtiendo del posible peligro, pero sin prohibición expresa. Nos cruzamos con alguno de los cazadores, que iban muy bien comunicados entre ellos y por fin alcanzamos el 'sector Odin', que es uno de los 'asequibles', que tal como estaba el clima parecía lo más apropiado.
 Aproximación a los sectores deportivos de Sinsat
Panorámica de las paredes de la parte alta de Sinsat
 


Imágenes escalando en el sector Odin de Sinsat

Al mediodía marchamos con Jordi y Assumpció, quedándose el resto a hacer alguna escalada más. En resumen ha sido un find semana con tiempo cambiantes, que se ha podido aprovechar mínimamente.