jueves, 29 de agosto de 2013

Escalando entre 'boires'

Esta semana parece que el clima anuncia que empieza acabarse el verano, con tormentas dispersas casi a diario. 

Con Alberto hemos escalado un par de tardes en La Facu y en La Font de l'Ametlló y en ambos casos estuvimos completamente solos y con una agradable temperatura. En La Facu lo de siempre, hacer metros y disfrutar de la roca. En La Font de l'Ametlló pudimos hacer la vía que vimos equipar a Bermu hace unos meses, que inicia por la Mary Brown y coge el desplome de la derecha. Hay una reunión nueva que permite el no tener que hacer reunión en la misma de la Mary Brown (esta reunión que está metida demasiado alejada de la pared siempre nos había dado problemas cuando íbamos de cursillos). El paso de arriba tiene buen canto, pero hay que 'tibar' (V/¿V+?)

El sábado pasado cuando nos encontramos a Joan B. que comentó que venían de hacer la normal del Cavall Bernat, a Alberto se le iluminó la idea de que podríamos ir a hacerla, así que ayer nos decidimos subir. 

Mientras almorzábamos en Monistrol, las nubes y nieblas iban jugueteando. Aparcamos en el Monestir y cogimos los bártulos con conciencia de que posiblemente llegaríamos (si no llovía antes) al pie del Cavall Bernat y que la niebla o el viento o un aguacero, nos harían desistir.

Optamos por la aproximación por el camino del Monestir hacia Sant Jeroni, en lugar de la de Santa Cecilia-Canal del Cavall que se recomienda en ciertas reseñas, y tras un pequeño despiste a la hora de coger el último desvío que lleva hacia la base de la roca, conseguimos llegar.

Descansamos un rato mirando de reojo las nubes y cuando ya nos decidimos, desplegamos las cuerdas y estoy apunto de empezar a escalar el pedestal, va y empiezan a caer una gotas gruesas. Mosqueo ya pensando que se nos había acabado la actividad del día, Nos desencordamos y cunado casi comenzamos aplegar cuerdas, parece que la niebla se abre y para de lloviznar. Dudamos y decidimos que o nos metíamos ya o nos volvíamos para casa.

Hago el largo del pedestal y rápido sube Alberto detrás.

Llega animado a la reunión y se decide a probar el famoso flanqueo, pero cuando ya está a punto de 'chapar' el parabolt da marcha atrás. Hago el largo y desde luego tal como está de sobado,me pareció mucho más V+ que no V, pero bueno cada uno puede opinar lo que quiera...

Para no perder tiempo sigo rápidamente escalando el diedro,viendo las clavijas que lo aseguran:
Una de las clavijas
Alberto asegurando en la 'R'

El diedro está bastante más pulido que lo que recordaba (hace 9 años de mi última ascensión), por lo que iba progresando muy atento de pegar un patinazo, hasta llegar al tramo final, donde ya recordaba que lo mejor es poner la directa y no parar. Advertir que mas vale no caerse al superar la última clavija (que sobresale unos 30cm), ya que si caes sobre la misma...

Llego a la reunión y antes de empezar a asegurar a Alberto puedo disfrutar de la panorámica de la Paret de Diables:

El compañero sube con algún que otro comentario 'exabrupto' y llega finalmente a la reunión.

Se anima y sigue con el último largo, que a pesar de ser 'fácil' la ausencia de seguros obliga a ir atento. Advertir que pasado el desplome (donde se puede colocar algun friend) existe una buril con chapa para tener un seguro antes de llegar a la cima...

Hace el largo y mientras está montando la reunión vuelven a caer cuatro gotas,que ya me hacían sospechar que nos obligarían a tener movida en los rápeles.

Un par de fotos y rápido descenso, en el que por cierto salió todo a la perfección, salvo un pequeño lío de cuerdas en el segundo rápel.

Estiramos las cuerdas y sin ningún enganche de cuerdas, cosa que pocas veces me ha ocurrido en estos rápeles, podemos dar por finalizada la ascensión. Como ocurre también muchas veces, mientras nos cambiábamos de calzado, salió el sol por un rato:

Poco duró esta apertura de claros, ya que al llegar a Monistrol se volvió a cerrar y volvió a caer alguna gota. En fin ha sido uno de esos días extraños que parecía que nos íbamos a poder hacer nada y al final hemos 'triunfado'. Para mi ha sido la séptima ascensión a esta vía y la quinceava que subo a esta emblemática aguja.

Le insistí a Alberto que aprovechara la 'XXI' trobada del Grup Cavall Bernat' para hacerse socio...