martes, 30 de julio de 2013

Pasando 'frío' en el Peguera

Este finde tocaba salida colectiva de la AEC, en la que también participaba la SEAM, al Peguera, desde el refugio Josep Maria Blanc.

Como la gran mayoría decidió subir en taxi, nos reunimos todos en Espot para tomar 3 taxis, ya que eramos 18 personas. No conocía esta vertiente, ya que las dos veces que había ascendido al Peguera habían sido desde La Colomina, y desde luego que aluciné de como es la pista para poder subir en vehículo, aunque sean 4x4, los de dentro parece que vayan en una batidora...

El refugio está ubicado en un bonito lugar:

Al ser parte del recorrido de la 'Carros de foc' la afluencia en estas fechas es notable y aún tuvimos suerte de poder dormir todos dentro.

El clima, después de la agobiante  calor de los últimos días por Barna, fue todo un lujo, aunque nos hizo temer lo peor al llegar al collado de Monestero (viento, niebla, lluvía y frío, con sensación de 7º):

Picamos algo mientras nos reagrupábamos y parecía que la cosa se calmaba, así que seguimos hacia la cima, aunque ya con alguna 'baja'.

Con la niebla seguimos las únicas 'fitas' visibles, que luego descubrimos que no eran las que marcaban el mejor camino, y tocó hacer alguna trepada más curiosa de lo previsto, que provocó otro abandono:
La trepada (en este caso era al descender, con sol)

Llegada a la cima y tocó esperar para reagruparnos todos:

Una vez nos juntamos las 14 personas, Gustavo se puso en acción:


Un breve momento que se despejó

Empezamos el descenso y entonces se empezó a limpiar el cielo y pudimos ver la canal por donde se puede acceder más fácilmente. Sólo tuvimos que pisar un poco de nieve en la base de la pared

Nuevo reagrupamiento y descenso rápido

Sin más contratiempos llegamos de nuevo al refugio y en esta ocasión del grupo, 6 efectuaron el descenso a pie (Jordi, Jep, Yolanda, Xavi S., Miquel G. y Pep) y el resto en 4x4.

Como fin de fiesta nos regalamos con una buena comida en las piscinas de Tirvia. Quedamos contentos de la actividad realizada que a algunos nos ha permitido conocer este bello rincón de los Pirineus.