lunes, 18 de febrero de 2013

MONT-RAL aún existe...

Aún recuerdo cuando empezó el 'boom' de la escalada deportiva en la Serra de Prades, los muchos fines de semana que habíamos ido a escalar a las incipientes escuelas de La Mussara, Mont-ral, Arbolí, Siurana, Cogullons y la rejuvenecida La Riba, muchas de las veces utilizando el Refugi Musté Recassens en Mont-ral (del Centre de Lestura de Reus) para enterarnos gracias al amigo Pep (por aquella época encargado del refugio) de las últimas aperturas realizadas, para ir a probarlas. En aquella época había muchos fines de semana que incluso tocaba dormir en el suelo del comedor, ya que estaba a reventar.

Todo evoluciona y unos sitios pasaron de moda y otros fueron apareciendo (como por ejemplo Vva de Prades y Margalef) y Mont-ral, sobre todo después de la marcha de Pep Pascual y Helena a Cornudella, parece que quedó como una escuela del pasado en que ya no se abrían más vías. El refugio las últimas veces que he pasado está medio vacío, aunque supongo que la crisis actual también ayuda a esto.

Cuando el año pasado me enteré que se había abierto un nuevo sector, con vías de grado 'medio' (eso es un término difícil de definir...) ya me picó la curiosidad. De la primera persona que tuve referencias directas del sector fue de  la amiga Vero, a la que conocí gracias a los cursos que hizo con Glacera. Sus comentarios hacían referencia a: poca aproximación, buena roca y grado 'apretado'.

Hace un par de meses también estuvieron Josep Emili y Sara y comentaron que cuando ellos estuvieron había bastante personal y que se habían quedado con ganas de haber escalado algo más.

Este finde tocaba salida colectiva de la SEAM, pero como pasa algunas veces, hubo desbandada general y finalmente quedamos Jordi, Assumpció, Josep Emili, Sara y Xavi para hacer una salida de sábado. Inicialmente el pronóstico era de buen tiempo, pero la realidad fue que poco vimos el sol...

Pasamos por el refu, que estaba abierto, pero con una nota de que el guarda estaba fuera. Vimos la reseña del sector Tania y del Totxo Tatxa que están colgadas en la pared y nos fuimos a tomar algo al bar de la entrada del pueblo..

Para ir al sector sólo hace falta aparcar en el campo de fútbol y enseguida veremos un magnífico cartel que nos indica el acceso. El día era bastante gris y frío, aunque por suerte no hacía viento.

Bajamos por un camino bastante marcado con 'fitas' y en unos 10/15 minutos llegaremos al sector, Hay como 3 sub-sectores, pero el que se puede considerar como 'principal' cuenta con 11 vías:
 Reseña parcialmente 'tuneada'  de la existente en el refugio (Vías de 10/15 m)

Empezamos con la más fácil (Ous ecològics-4c), con Josep Emili a la cabeza y no mas superado el primer parabolt pegó un patinazo y casi llega al suelo. Hay que reconocer que esta vía está metida en una zona sombría que sumado a la humedad reinante en el ambiente hizo que pareciera que la roca pareciera más resbaladiza que lo que en realidad es y que nos sirviera de toque de atención a todos...Al descolgarnos dejamos las cintas puestas en '5 de 8' un 6a con un gran desplome al final, a la izquierda de esta.
 Josep Emili después del 'susto'

Siguiendo más a la derecha nos fuimos a El Toubab, un teórico 5b, que es casi más duro que la contigua Estels del Sud, graduada de 5c. Tiene una entrada atlética para seguir por un diedro, para luego seguir por una curiosa travesía hacia la izquierda, bajo los desplomes, para alcanzar con un paso desplomado, el tramo final del largo. 
J. Emili entrando en materia en la 'El Toubab'

La Estels del Sud es un 5c de placa con un paso intermedio donde debemos esforzarnos para encontrar la posición correcta...
Jordi en Estels del Sud

Me animó a probar la '5 de 8' y el último paso me tengo que colgar para mirármelo. Es un paso para superar un gran desplome, aprovechando un pie por debajo del mismo para incorporarse y pillar una fisura que queda muy alejada, al menos para los que tenemos una estatura no demasiado elevada...
 Jordi, el mas alto de los que fuimos, consiguió pasar limpiamente...
  Sara peleándose con el desplome

Seguimos con otra vía de 5b (Lo tiet), con un paso al principio que parece algo más que el grado propuesto, En la parte superior un bonito paso de bavaresa remata la vía.
Xavi en el inicio de Lo tiet

J. Emili en la bavaresa

El sol poco rato se ha dejado ver y el marrón parecía que se iba acercando:

Me animé a hacer otro 6a (Sabina), donde el paso mas complicado está entre el 2º y el 3er parabolt, donde hay que hacer un paso de adherencia con una pequeña regleta para ayudarnos
En el paso crítico de Sabina
Jordi en la misma vía

El clima se puso más crudo y como Jordi ya se había ganado su Magnum, decidimos solidarizarnos y dar por acabada la jornada y buscar en Alcover donde poder comer algo.

Nos vamos contentos con la actividad realizada y haber podido comprobar que Mont-ral sigue vivo...

Por cierto además de las vías reseñadas antes, hay otras 7 vías, entre 6a y 7a.