jueves, 13 de septiembre de 2012

Havana Club: interesante vía en La Pastereta

Desde la última visita que hicimos con Mika a 'La Pastereta' que ya le echamos un ojo a la Havana Club.  Posteriormente, el día que estuvimos en el 'Totxo Ponent', nos encontramos con compañeros de Osona que bajaban de hacerla y nos dieron muy buenas referencias de ella.

Al proponerme el compañero Mika este finde el subir  a escalarla, me pareció una buena opción para poder escalar a la sombra por la mañana, así que rápido busqué información, y la mejor reseña que encontré era de la web del Balcó de la Lluna (actualmente está parada por reformas):

Y la de 'ressenya.net': 
Subimos sin prisa, pero sin pausa y no vimos a ninguna cordada en la cara oeste de La Pastereta.Nos sorprendió ver que alguien ha decidido modificar las marcas del Camí del Clot de la Mònica y se ha dedicado a tapar casi todas las marcas azules existentes con una especie de ¿cemento?, que todavía empeora la supuesta acción ¿ecológica?:
Intento de difuminar una de las marcas

 Un descanso y Mika empieza el primer largo, con un primer tramo que en teoría no pasa de Vº, pero la distancia a la que está el primer parabolt y algún tramo de roca más precaria, hace que tengas que agudizar los cinco sentidos. Se trata de un diedro en el que podremos colocar algún friend o allien antes de llegar a dicho parabolt y luego viene un tramo vertical y fino, de 6a, protegido con 4 parabolts, pasando después por un tramo más tumbado (IV+) en el que sortearemos algún tramo de roca delicada. La R-1 (con 2 parabolts unidos con cordino y una argolla), la encontraremos en una cómoda repisa a 40m. En total 5 parabolts en todo el largo.

 Mika en el primer parabolt
En el tramo de 6a del primer largo

El segundo largo es la clave de la vía (6c+ para los buenos y Ao-6a para los menos buenos). Placa vertical con un par de tramos desplomados, con mucha continuidad y perfectamente asegurado con 11 parabolts en 40m. El primer tramo cuenta con los seguros más cerca y la arte final alejan algo más comparativamente hablando. Mika tuvo que esforzarse y consiguió sacarla en libre, con algún descanso obligado. Personalmente conseguí salir airoso con unos cuantos Ao... La R-2 también está equipada para poder rapelar.

Fotos cedidas por Eloy de Mika asegurado por Xavi en el segundo largo

El tercer largo inicia con unos metros en diedro asegurado con un clavo, para luego superar un pequeño desplome sobre el que hay un parabolt (Vº), para salir a una placa tumbada con roca cutrecilla, llegando a la cima de una primera aguja, en la que se puede hacer reunión en alguno de los árboles, o como hicimos nosotros, seguir y bajar un poco hacia la izquierda y montar reunión en otro árbol al pie de la bonita placa del tercer largo (35m empalmando los dos tramillos).

En el el clavo del tercer largo

El cuarto largo discurre por una placa vertical con los seguros espaciados (7 parabolts en 35m), pero siempre en los puntos clave. Tuve que 'soplar' pero conseguí acabar disfrutando de esta bonita tirada que aparece graduada de Vº/V+...
Mika finalizando el bonito cuarto largo

El quinto largo supera un tramo de roca delicado (IIº) que siguiendo el consejo de varios blogs es el mejor punto para acabar la vía, ya que aunque,según la reseña descrita en el  libro de Montserrat Cara Sur de Luichy y X. Buxó aún quedan 70m de IIº y un paso de IVº, la precariedad de la roca hace mejor la opción de ascender hasta llegar a la repisa que desciende hasta encontrar la R-2 de Funció clorofílica y de ahí en dos cómodos rápeles nos permite llegar de nuevo a la base de la pared.
Reseña de Escalatroncs

Mientras Mika hacía el segundo largo, apareció una pareja que se metieron en la Vilmambar, que nos encontramos al rapelar. En ese momento se oyeron unos truenos que provenían de la zona de Piera, que hicieron que todos nos diéramos prisa para llegar al suelo.
Panorámica de la primera mitad de la vía

Quedamos contentos con la actividad en esta bella obra de la factoría Escofet.