martes, 26 de junio de 2012

"Revetlla" inesperada en el Pedra

Este "finde" ha sido uno de esos que podríamos definir como algo diferente a los habituales.

Primero tuvimos una semana con algo de tensión en el ambiente de la SEAM motivada por algunos mensajes de e-mail cruzados entre miembros de la sección (que espero acaben por esclarecerse) y definitivamente el jueves acordamos mantener la salida que se había programado, que ya se había cambiado de fechas en un par o tres de ocasiones, para intentar acabar otra de las vías del 100tenari AEC, en esta ocasión en la cara sur del Calderer (Pedraforca), con la participación de Gustavo, Josep Emili, Sara y Xavi.

A los cuatro nos atraía la idea de pasar la "Nit de Sant Joan" alejados de los habituales saraos de petardos y excesos de alcohol que suelen darse por estas fechas y el Pedra parecía un buen lugar.

Salimos temprano el sábado y fuimos a almorzar a Saldes donde acabamos de concretar la logística del día. El plan era acceder por la tartera, pero por su margen izquierdo, que prácticamente permite ascender todo el desnivel tocando pocos tramos de verdadera tartera, hasta llegar a la altura de la "Bauma del Calderer", donde se debe cruzar, siendo este el tramo más incómodo del recorrido. A unos escasos 50m a la derecha de la bauma comienza la vía 100tenari AEC, que ya tenía 4 largos abiertos por Kush hace un tiempo y que por lluvia tuvieron que postergar y que nos pareció una buena alternativa para incluir en el proyecto de vías del 100tenari. Dejamos los bastones de esquí que tan buena ayuda nos prestaron en la ascensión y alguna mochila.
Recorrido aproximado de la vía

Había equipados cuatro largos, y se acabaron de equipar tres más, aunque el último se trata de la vía Voll-Damm, que equiparon Kush y Roger, que quedó desequipado al acabarse  la batería que llevaban.
Kush indicando el recorrido del primer largo
 J. Emili en el "paso" del primer largo
 Sara en el tercer largo
 Kush en el cuarto largo
 J. Emili y Kush en el técnico 6º largo
 J. Emili en el último largo, común a la Voll-Damm
Desde la cima del Calderer la sombra del Pedra sobre Saldes

Todas las reuniones disponen de 2 parabolts unidos con cordino i argolla para rapelar, excepto la R-3 que es de un árbol+1 parabolt y la R-6 (común a la Voll-Damm) que se hace en un buen árbol. La vía está semi-equipada por lo que conviene llevar juego de friends+alliens. En alguno de los largos más fáciles sólo hay un parabolt intermedio con el fin de marcar la dirección del recorrido. La dificultad máxima 5b/c y 400m de recorrido aproximado.

Del final del séptimo largo, ya sólo queda una fácil trepada para acceder directamente a la cima del Calderer. El problema fue  que ya se había hecho un poco tarde (20h 30') y no teníamos mucho margen para embarcarnos. Josep Emili recordaba que junto a Xavi J. habían enlazado la Estasen con la Estorac y habían bajado por la vía que sube desde las cercanías de la enforcadura, en lugar de seguir la cresta que se dirige hacia la cima del  Pollegó Superior en la que se utiliza una serie de cables que facilitan la progresión. Su recuerdo era que era un descenso fácil de seguir y sin complicaciones...
Kush en la cima del Calderer
 Cordada en la cima del Pollegó Superior
Inicio de la canal por la que descendimos

Nos asomamos y desde el collado que hay por debajo del Calderer, empezamos a ver marcas amarillas (pintura muy desgastada) y "fitas" y el sendero bastante marcado. Parecía el tema tan claro que empezamos a bajar en principio fácilmente. Luego ya en algún punto empezamos a dudar, ya que hay que hacer algún sifón y esquivar algunas agujas, que la poca visibilidad de las marcas de pintura y la poca luz que iba quedando, nos hizo perder tiempo. En un tramo que parecía quedar cortado acabamos haciendo un pequeño rápel, que luego desde abajo no parecía tan complicado de destrepar, pero la sensación desde arriba era otra, ya que un resbalón allí podría ser de malas consecuencias... Seguimos serpenteando y ya con la luz tenue llegamos a otro resalte bastante vertical y con algo de piedra suelta que nos volvieron a hacer dudar. Aquí sin apenas luz ya decidimos montar un nuevo rápel que ya nos permitió acceder a terreno fácil. Aquí nos sorprendió encontrarnos una mochila que tenía apariencia de haber caído desde muy arriba (había un paquete de galletas triturado) con algunas provisiones sorprendentes: una lata de pulpo, una lata de navajas y otra de atún. Por las fechas de caducidad no debía de llevar demasiado tiempo por allí...Seguimos bajando ya por terreno fácil y ya con el frontal encendido por fin pisamos la deseada tartera.

No había tenido el gusto de bajar la tartera de noche, pero ya sólo el tramo para llegar hasta la Bauma del Calderer, ya se hizo costoso. Al reunirnos los cuatro hubo diversidad de opiniones sobre que hacer: vivac a "pelo" o arriesgarse a continuar bajando con el cansancio que ya llevábamos acumulado. Gustavo era el que lo tuvo más claro desde el principio, argumentando que la buena temperatura reinante nos permitiría pasar una noche sin demasiados problemas. Finalmente acordamos pasar la noche allí. En ese momento empezó la "revetla" en Saldes. Al principio muy bonito todo viendo desde este privilegiado  balcón la pirotecnia que tiraban, primero desde el camping que hay antes de Saldes, y luego ya desde el propio pueblo, mientras nos instalábamos. Después comimos las provisiones que nos quedaban y las latas de pulpo y navajas que nos habíamos encontrado. Al poco rato empezó la parte musical, que acabó siendo nuestra tortura toda la noche, ya que descubrimos  que la configuración y ubicación de la bauma la convierten en una perfecta caja acústica de resonancia, lo cual un par de horas hubiera sido incluso interesante, pero cuando son las 6h 30' y no has podido pegar ojo ni cinco minutos, desde luego que la opinión era otra. La temperatura tampoco ayudó mucho para que pudiéramos descansar, ya que empezó a ratos a soplar un fuerte aire que hizo descender la temperatura.
Despertar en la Bauma del Calderer

Cuando se acabó la música ya estaba clareando y nos fuimos desperezando. Aproximadamente a las 7h empezamos el descenso utilizando el mismo recorrido que a la subida. Al pasar por el refugio se rieron a nuestra costa al explicarles la magnífica "revetlla" que habíamos disfrutado...

Próximamente confeccionaremos la oportuna reseña para informar al personal...   

Al bajar a Saldes fuimos a tomar algo y nos sorprendió el nuevo producto artesano que se ha comercializado, en sus tres versiones: "La Suau", "La Torrada" y "La Negra":




5 comentarios:

Joan B dijo...

felicitats per la via i per l'aventura !!

Estarem a l'espera de la ressenya !!
Salut i a tibar

Anónimo dijo...

Hola, felicitats per l'activitat. Tens la ressenya o saps on la puc trobar? Moltes gràcies per endavant
Ramon J

joan asin dijo...

Cara pinta bé aquesta via, a veure quan feu la ressenya. Enhorabona.

Jaumegrimp dijo...

Vaja nit del lloro!!! però les cerveses Pedraforca segur que us van fer oblidar la "mala nit" i recordar-vos dels bons mments a la via!
la ressenya, volem la ressenya.

Gatsaule dijo...

Bona aventura! També quedo esperant la ressenya!