lunes, 19 de septiembre de 2011

Despedida del verano en "L'esperó del silenci"

Este viernes me llama Pepe y me comenta si tengo plan para el sábado y empezamos a hablar de posibilidades. Después de un buen rato buscando información me acordé que tenía pendiente de ir a investigar al Roc del Migdia, que a pesar de estar a sólo 5 kms. de Oliana (Alt Urgell), pertenece al Solsonès. La reseña que colgaron sus aperturistas la podemos conseguir en 'Ressenya.net', 'Benvinguts al paradís', 'Kutreescaladores k pa team' ó en 'Joan Asín'. Interesante mirarse los comentarios que figuran en estos blogs antes de ir...

El problema de esta vía es que en la propia reseña indica que dada su orientación sur, es ideal para el invierno y casualmente, aún estamos en verano. El pronóstico del tiempo ya adelantaba que el domingo descenderían temperaturas y que el sábado aún no se notaría dicho descenso. Por si acaso llevábamos plan 'b' en orientación norte, de una vía en las proximidades de Oliana.

Al llegar a almorzar, los 18º que encontramos nos animó a probar suerte. La reseña que llevamos era la estricta de la foto y no copiamos nada más. Al llegar al camping de la Valldan empezaron nuestros problemas...

Tal como pone la reseña lo mejor es dejar el coche en el propio camping (junto al bar), pero después hay que regresar caminando por la pista de acceso y donde vemos que la pista sigue recto, con una indicación de dirección prohibida, hay que seguirla, pasar  una puerta para el ganado (cerrar la puerta) y llegar hasta una balsa. Aquí veremos perfectamente el recorrido de la vía:

No fuimos capaces de encontrar las anunciadas 'marques fúcsies'. Por suerte el bosque es bastante limpio y se puede ir progresando sin dificultad, aunque eso si deberemos sortear algún tramo de reja metálica que han instalado rodeando bastante tramo de la base de acceso a las paredes. Todo ello provocó que en lugar de los 35 minutos anunciados, tardáramos una hora larga para llegar por fin al pie del espolón. Estuvimos un rato dudando y entonces vimos que estábamos entre medio de los dos primeros parabolts Descendimos y por fin llegamos al algo incómodo inicio de la vía. El largo es de roca 'dudosa', prueba de ello es el 'bolo' que se le fue a Pepe mientras hacia de primero:

La R-1 a los 40m de 2 parabolts, aunque es mejor hacer cambio de reunión e irse al árbol que hay al inicio del segundo largo. En el segundo largo, los dos primero parabolts se alcanzan sin complicaciones en libre (Vº), pero a partir de ahí y si no se quiere hacer esfuerzos innecesarios lo mejor es sacar al menos un estribo y progresar en artificial. Pasos desplomados hacen que para los no iniciados en este tipo de escalada puedan 'sudar'. Por cierto en este tramo de artificial se han utilizado parabolts de 8mm que con este tipo de roca hace que ya alguno se mueva bastante...Los últimos metros antes de acceder a la R-2 también tiene gracia con paso de chimenea desplomada. Esta reunión que es de 2 parabolts con dos maillons está un poco camuflada por la vegetación. En los 15m de tirada encontramos 9 parabolts.
En el tramo final del segundo largo

El tercer largo al ser buena parte en travesía es de aquellos que resulta tan o más difícil para el que escala de segundo como para el que encabece el largo (¿6a/Ae?). En 20m llegaremos a la R-3, encontrando 5 parabolts, un clavo y un cordino:
Aire bajo los pies en el tercer largo

El cuarto largo para mi gusto es el más bonito de la vía. Inicia saliendo ligeramente hacia la derecha de la R-3 y después de llegar al segundo parabolt una espectacular  travesía que va sobre el gran techo y que va ascendiendo en diagonal a la izquierda, con seguros 'alejados' (Vº) y un tramo final más fino (V+) todo ello sobre roca buena, y unos metros finales de roca más discreta que nos permiten llegar a los 45m a la R-4 en pleno espolón en una pequeña repisa (en total 8 parabolts).
En plena travesía del cuarto largo

El quinto largo inicia algo por la izquierda esquivando un tramo de roca 'cutre' (IV+) y se va ganando verticalidad hasta llegar al tramo final (V+) con un último paso desplomadillo con roca delicada justo antes de llegar a la R-5 a los 35m (en total 7 parabolts y una rama con un trozo de cuerda lazada).
En pleno espolón del quinto largo
R-5 desde la R-4

El último largo no es difícil (IV+) pero dada la calidad de la roca mejor no bajar la guardia. En 20m llegamos a la última reunión (5 parabolts por el camino).

Desde la cima buenas panorámicas:

Un sendero que va cresteando hacia el oeste nos conduce al collado donde encontraremos la línea de rápeles:
Hacia el segundo collado deberemos bajar para encontrar el descenso

A pesar de que posiblemente con un sólo rápel se puede descender, dada la vegetación que hay, preferimos hacer los dos de 45 y 20m respectivamente.

Nuevamente buscamos las marcas de pintura 'fúcsies' para regresar por el ansiado camino y volvimos a tener que ir 'a saco'.

En resumen una buena jornada con buena temperatura en un bonito rincón de nuestra geografía y que celebramos comiendo algo en el bar del camping (sin querer hacer propaganda, se come bien...).