martes, 22 de marzo de 2011

¿Restauración de vías?

Este sábado me había comprometido con Laura para que me llevara a escalar donde ella quisiera. Me propuso inicialmente la Vía de la Núria de la Miranda de Santa Magdalena, avisándome que hasta principios de abril el funicular de Sant Joan no funcionaba y que tocaría 'patear'.

Sabiendo que la orientación de la vía aconsejaba primero hacer otra, le propuse hacer una vía de parecido grado de dificultad en la Magdalena Superior: 'The Puretas Climb' así comprobaría el estado actual de las vías de esta vertiente.

En la aproximación pudimos comprobar que el Patronat sigue apostando fuerte por los 'Itineraris de les ermites de Montserrat', colocando carteles como este:

De igual forma les ha dado por limpiar las escaleras que directamente suben hacia el pie de la Miranda de Santa Magdalena e instalar unas cuerdas sujetas con diversas clavijas cimentadas como en las fotos:

Yo hace años había escalado tanto la Super Frío como la Cuca  y la Normal, todas ellas con bastante 'gesto' aunque fáciles. Al llegar al collado con el Ullal de la Magdalena y empezar a recorrer la pared, me quedé perplejo al ver varías líneas de parabolts sin entender muy bien a que vías correspondían.

Posteriormente gracías a esta reseña que encontré: 'Magdalena Superior-Cara Este'  comprendí el jeroglífico:

Me quedo sorprendido viendo que la vía Cuca abierta por dos amigos (Manel Sugranyes y Pepe Guerrero) haya sido 'Restaurada'. La reseña original de la Cuca:

Por cierto según diccionario, la palabra restaurar tiene varias acepciones (recuperar o recobrar, reparar, renovar, restablecer o componer) en ningún caso creo que lo que se ha hecho con esta vía sea restaurar. El amigo Kush lo denominaría 'retro-equipar'.

Entiendo por una parte que el autor ó autores hayan querido dejar todo este paño de pared con vías de parecida dificultad y con buen equipamiento, pero lo que me parece poco correcto es que se haya hecho sin consultarlo a sus equipadores. 

Finalmente nos dirigimos a The Puretas Climb, que era la que me faltaba por recorrer. La vía estaba a la sombra en sus primeros 5 metros (el de peor calidad de roca de todo su recorrido) y un viento gélido nos obligó a abrigarnos. Laura cumplió y se marcó los tres primeros largos:
Laura en el primer largo (3 parabolts en 15m)
Laura en el segundo largo (5 parabolts en 20m)
Laura en el tercer largo (3 parabolts en 15m)

El último largo me lo dejó Laura al no tener muy claro cual era el recorrido:
Laura acabando la vía
Xavi en la cima

Al rapelar pudimos comprobar el retro-equipamiento que se ha hecho con la vía Normal. Para empezar, estoy de acuerdo que la instalación del segundo rápel estaba algo oxidada, pero desde luego mejor montado que las dos anillas que se han instalado a la misma altura, lo cual provocará 'rizamiento' en las cuerdas:
  
Bajando vimos que esta ruta que no disponía de ninguna expansión ha pasado a estar 'cosida' hasta incluso se ven restos de 2 reuniones intermedias que han sido eliminadas posteriormente, pero en las que los restos de los parabolts se siguen viendo de forma 'estridente'. No es que diga que si antes se subía a pelo que la gente lo deba seguir haciendo, pero pasar al 'polo opuesto' tampoco me parece correcto.

Nos dirigimos hacia la 'Vía de la Núria' y entonces nos percatamos del ambiente que reinaba en Gorros gracias a la inoperancia del funicular de Sant Joan y que daba un aire de tranquilidad que últimamente no percibía en esta zona.

Al llegar a la vía parecía que estábamos en otro clima, con calor y nada de viento. Empalmamos largos y Laura se encargo del primero+segundo y de los quinto+sexto, quedándome con el tercero+cuarto, convirtiendo de esta manera la vía en tres largos de casi 60m.
Laura en el penúltimo largo
Xavi asegurando en la R-4

Al llegar a la R-4 me sorprende una turista 'perdida' que asomaba la cabeza y me preguntaba que si el camino de las ermitas seguía por donde estábamos subiendo...

Tanto letrero que han puesto y no han marcado como que el camino acaba, en este ramal, en la cima de la Miranda de Santa Magdalena. Por cierto, en la referida cima también pudimos comprobar el efecto nocivo que está provocando la presión turística: botellas, papeles, restos de comida,...¿no debería plantearse por parte del Patronat que si apuestan por favorecer este tipo de infraestructuras para personal no acostumbrado a relacionarse convenientemente con el medio ambiente deberían contar con personal que limpiara dichos caminos...? 

En el acceso desde el Monasterio hacia Sant Joan, en la bajada previa a la estación del funicular, Laura tuvo un pequeño 'retorcijón' de tobillo que no le impidió, aunque con molestias, hacer la actividad. Ahora, al comprobar que finalmente se hizo un esguince, le tocará el consabido reposo que tanto nos gusta a los escaladores/as...

1 comentario:

"PACA" dijo...

pues nada hombre! ya tienes faena para el proximo finde: martillo,llave inglesa,cincel y a dejar todo bien limpio i como ha estado siempre!!!