dimarts, 16 de novembre de 2010

Cara y cruz

El título define la actividad del fin de semana y la realidad de lo que pasa muchas veces. El sábado salió todo ‘redondo’: el fabuloso día, la magnífica vía elegida, buena compañía,… En cambio el domingo fue todo lo contrario: ‘boira’ que no acabó de levantar hasta pasadas las 12h, aproximación más costosa de lo que pensamos, dejamos en el coche algún friend que hubiera ido bien,…

En fin que como pasa en otros ámbitos de la vida, unas veces se gana y otras se pierde. Siempre cabe la resignación de pensar que una retirada a tiempo puede considerarse como una victoria…
Después de la ‘filosofada’ pasaré a detalles más ‘interesantes’.

Ya durante la semana había contactado con Xavi J. para quedar para el fin de semana y finalmente el viernes concretamos de ir el sábado hacia Coll de Nargó , para almorzar en el Tahussà, como es habitual, y entonces decidiríamos que hacer, junto con Yolanda, residente en el Alt Urgell, que se nos añadiría en la cordada. También había la intención para el domingo de ir a la Promio-Moreno de Roca Regina que se ha re-equipado con parabolts (sustituyendo simplemente por cada uno de los antiguos buriles que existían desde su apertura) y también renovando alguno de los viejos clavos.

Revisando mi amplia documentación de vías pendientes de hacer descubrí que el día que hice la Café, copa y puro junto con Pepe G. descubría la existencia de la vía Gran Manitú (no confundir con una vía de igual nombre en la Paret del Llop Blanc en Canalda), abierta el año pasado por mi ‘viejo’ amigo y compañero de la A.E.C., Kush Mañez y su colega Roger Olmos, que también había pertenecido a nuestro centro. Viendo en el blog de Joan Asin: "Gran Manitú"< los buenos comentarios que hacía sobre la ascensión que realizó junto a Jordi Ll. me animaron para sugerir esta vía para el sábado. Además con lo corto que ya empieza a ser el día y la hora que calculé que podríamos empezar a escalar, me pareció una muy buena opción, ya que a pesar de sólo tener 6 largos, la escalada es de 260m, con tres tiradas bastante interesantes, semi-equipadas con parabolts y que además si tiene problemas se puede rapelar perfectamente.


Reseña de 'lanochedelloro'

Como me suele pasar últimamente, al llegar a las proximidades de la vía (calcular unos 45’ de aproximación) nos percatamos que había otra cordada acabando el segundo largo. Por suerte no decidieron rapelar la vía y optaron por la mejor opción que es bajar andando, con lo cual no nos ‘molestaron’ lo más mínimo. Por la reseña podría parecer que los dos primeros largos son demasiado ‘herboristas’, pero la vía va buscando los tramos limpios de roca. Hay que advertir que el nombre de la vía, al menos nosotros no lo encontramos, lo digo porque en la foto que aparece en el blog de Joan aparece claramente pintado en la roca.
Xavi en el primer largo

En el primer largo, aunque el primer seguro pueda parecer que está algo alto, la fisura permite colocar ‘cosillas’ y la dificultad (IVº) hace que se pueda subir sin pasar ‘miedo’. Llegados a una plataforma arbolada deberemos fijarnos bien ya que no se ve el siguiente parabolt. Hay que salir de la repisa en diagonal a la derecha superando un par de metros bastante verticales que da acceso a un tramo mas tumbado en el que ya veremos un par de parabolts bastante cercanos entre sí en un nuevo tramo vertical, saliendo del cual encontraremos un último parabolt antes de acceder a la reunión, a la que llegaremos a los aproximadamente 50m. En total hay 6 parabolts en el largo y la reunión (como todas) es de dos parabolts unidos con un trozo de cuerda y un maillón en el parabolt inferior.

El segundo largo empieza saliendo algo hacia la izquierda en dirección a un parabolt visible desde la reunión, para luego ir a buscar un tramo vertical protegido con otro par de parabolts (IV+) tras el cual se va siguiendo la fisura un poco lavada, al ser el lugar por donde se canaliza el agua cuando llueve. Yo me encontré con el problema añadido que al ser otoño, todo el tramo final del largo que es bastante tumbado, pero liso, estaba lleno de hojas de color amarillo (muy fotogénicas), por que había que ir apartándolas mientras se subía. A los 50m (ó algo más) encontramos la segunda reunión.

El tercer largo empieza por una placa tumbada en el margen izquierdo de la R-2, con un primer seguro bastante lejano (unos 10m de IIIº), al que sin problemas se accede. A la vista tendremos un segundo parabolt en el que por suerte alguien ha grabado una flecha en la roca indicando la dirección en el que sigue el largo (por la derecha del parabolt) para ir a buscar una gran fisura/diedro/chimenea donde está concentrado la dificultad máxima del largo (V+). Este tramo es vertical y está asegurado con 4 parabolts. Acabada la fisura se sale a un tramo herboso y saliendo en diagonal a la izquierda encontraremos a los 60m la R-3.
Xavi J. acabando el tercer largo

El cuarto largo es el que corta un poco el ‘buen ambiente’ de la vía, ya que después de un tramo con buena roca de IIIº, protegido con un parabolt, debemos cruzar un tramo de bosque hasta llegar a los 40m a la R-4, al pie de la magnífica placa del cuarto largo.
Yolanda en el cuarto largo

El quinto largo es sin duda el más bonito de la vía y, conociendo a Kush, el motivo de la apertura de esta vía. Se trata de una placa compacta de roca excelente, con pequeños canalizos, con los seguros ‘alejados’ y en el que te obliga a escalar con los cinco sentidos. Sorprendentemente lo que parece que sea liso e imposible de poder subir, a medida que ganamos metros se van encontrando pequeños cantos que nos van dando ‘vidilla’. Son 60m mantenido de V/V+ con 7 parabolts, en el que se puede utilizar alguna sabina y colocar algún alien o friend, aunque desde luego lo mejor es no parar…
Xavi J. iniciando la quinta tirada
Xavi buscando el canto perdido...

El sexto y último largo inicia en ligera diagonal hacia la izquierda, lo mejor es por debajo del primer parabolt y seguir en diagonal y seguir navegando por la placa con bastante ‘finura’ (V ó más) hasta llegar a una zona desplomada que aparentemente desde la reunión parecía lo más difícil del largo y que sorprendentemente es lo más fácil gracias a los buenos cantos tipo Roca dels Arcs. Superado este tramo ya fácilmente (IV+) llegaremos a la R-6 a los 50m.
Xavi J. finalizando el sexto largo

Yolanda navegando en las placas del sexto largo

El descenso, como ya he comentado anteriormente, se puede hacer rapelando, aunque lo más rápido y cómodo es a ir al collado donde empalmaremos con el camino de descenso que viene desde la cima. Calcular una buena hora para llegar al coche.
Detalles de la parte superior de la vía con el sol de media tarde

Finalmente hicimos noche en casa de Yolanda y el domingo madrugamos para ir hacia nuestro segundo objetivo del fin de semana: la vía Promio-Moreno de Roca Regina. Yo ya la había hecho hace unos 18 años y tenía vagos recuerdos sobre ella. Recordaba que la aproximación la hicimos por la feixa y desde luego que era bastante curiosa, por eso al ver que en las reseñas actuales recomiendan el acceso a través del sendero que va por el otro margen del torrente. En la reseña que llevábamos: "Promio-Moreno"< se indica que hay que seguir unas marcas rojas. No es con ánimo de criticar pero que se repinten los caminos con pinturas de otros colores me parece un poco denigrante, ya que como iba diciendo podemos encontrar en 100m de camino (sin haber ningún desvío que justifique la sobre-señalización con pintura) unas tres marcas de color amarillo, una o dos rojas y otro tanto de verdes…


Después de remontar y pasar de largo la pared, veremos que un desvío del camino baja hacia el torrente, para luego remontar hasta un collado desde el cual ya podremos descender hasta el final de la feixa y al inicio de la vía. Son unos 45 minutos, pero que al hacerlos con niebla y con la incertidumbre de saber que no nos habíamos pasado de largo la pared, se nos hicieron bastante largos.

La niebla no se abría y eso que ya eran casi las 11h. Xavi J. se ofreció a iniciar la vía. Hay que mencionar que llevábamos surtido de material pero de friends sólo hasta el nº 2 (por no haber leído bien la reseña). El largo que va alternando parabolts y clavos tiene un tramo que para tener una cierta tranquilidad conviene colocar un friend del nº 3. Xavi J. entre el ambiente gélido propiciado por la niebla y el no poder asegurar convenientemente el paso decide bajarse y yo que estaba ‘pelado’ de frío asegurándole, le dije que nos fueramos a probar suerte a la Ribes-Vidal, que también ha sido re-equipada con algún parabolt.
Xavi J. en el primer largo de la Promio-Moreno

El recorrido por toda la feixa desde luego que es delicado y más con la humedad que había en el ambiente.Fuimos con bambas y sin encordar hasta que vimos el primer espit, a partir del cual fuimos encordados y pasando los seguros y reuniones con los que te vas cruzando (que tampoco son tantos…). Cuamdo llegamos al tramo del cable ya conseguimos respirar tranquilos al haber ya superado el tramo más delicado. Además entonces salió el sol. Llegamos al pie de la Aresta Ribes-Vidal , pero casi eran las 13h. Vimos una cordada que estaba en el penúltimo largo y entre los dos decidimos que ya habíamos tenido suficiente ‘aventura’.
Recorriendo la feixa de Roca Regina, una experiencia inolvidable...

Al bajar a la carretera antigua vimos como estaba el sector de Les Bruixes, lleno de ‘guiris’. Si había 12 coches, sólo dos eran del país, el resto: alemanes, franceses, ingleses,…
Cordadas en Les Bruixes

Resumiendo fin de semana de cara y cruz…
   
De regreso paramos a comer en Sant Llorenç de Montgai y me sorprendió ver el ‘artefacto’ que han instalado para proteger restos paleolíticos. Para más información: "La Roca dels Bous";




1 comentari:

TRanki ha dit...

BUf,

Encara recordo la TRAVESSIA de la FEIXA, en sentit contrari, per anar a la HAKUNA, en WAMBES, a pèl i carregat amb un petate de 25 kgs...pa matalse.

Records al XAvi J., els rockeros nunca mueren!

Salut