martes, 6 de julio de 2010

Un par de ‘clasiquillas’ de Sant Benet

Desde que salió publicada la guía ‘Escalades a Sant Benet’ de Antoni Cugat y Josep Mª Alsima ¿en 1995? que tenía ganas de probar la vía Trinxats de La Trumfa, sobre todo porque me sorprendía que una vía del malogrado Josep Mª Alsina pudiera ser ‘fácil’. Como muchas veces pasa con vías de este estilo (2 largos), nunca encontraba el momento o el compañero oportuno para ir a hacerla. Este invierno encontré en el blog de ‘Escalatroncs’ la reseña ’colgada’: ”La Trumfa-Trinxats”, y rápidamente la imprimí y la deje en el montón de reseñas de vías ‘pendientes’.

Este domingo con la semana de calor que habíamos tenido, hizo que inicialmente quedase con Carlos para ir a repetir la vía Original de La Mòmia, con su orientación norte como parte más atrayente. Cual no fue nuestra sorpresa al salir un día bastante cargado de nubes y no tan caluroso. Al almorzar en Monistrol y ver como estaba el día ya se me empezó a ocurrir el intentar de convencer a Carlos de hacer primero la Trinxats. Al llegar al ‘Monas’ parecía que lo de día nuboso ya se acababa. Mientras subimos hacia Sant Benet por los inacabables escalones, el calor no era tan fuerte y seguían alternando la presencia de nubes y sol. Llegamos a Sant Benet y nos dirigimos hacia La Trumfa. Tenía la referencia de que la vía comenzaba junto a la ‘Delinqüents’ (A3e-Vº de otros incondicionales. Jordi Verdaguer, F. y J. Rosell), vía que había subido con Pepe hace 25 años, que la hicimos de consolación después de bajarnos de la Vilanovins del Plátano.

Después de dudar sobre cómo acceder si por arriba o por abajo, finalmente encontramos la vía accediendo por la base de La Trumfa desde su cara sur. Entramos aprovechando el primer espit de la Delinqüents por terreno algo ‘ramposo’ y luego ya hacia la derecha llegando a una repisa, a partir de la cual ya se va poniendo la cosa más vertical, en dirección al gran techo que supera la Delinqüents y que la Trinxats esquiva por su margen derecho, siendo el paso más duro el de acceso a la R-1, que en la reseña original marca de IV+. Había leído que lo más tranquilo es salir del último seguro recto hacia arria y luego flanquear a la derecha para entrar a la reunión. Esta opción me permitió poder colocar un alien y poder hacer el paso más ‘relajado’. Carlos al subir alucinaba que aquel paso estuviera graduado de IV+, y temiéndose que si aquello era IV+ no tenía ánimos para enfrentarse al Vº del segundo largo, me cedió el honor de acabar la vía.
Carlos en el primer largo de Trinxats

Verdaderamente se hace más tranquilo el Vº que el IV+, más que por la dificultad, por la forma en que están ubicados los seguros. Al llegar a la cima pudimos ver como Ferran, Beate y Laia estaban haciendo la Boy-Roca del Elefant. Viendo la Momieta se me ocurrió proponer a Carlos el ir a la Normal de la Momieta, a la que él aún no había subido y no me costó convencerle. Como comentario me sorprendió ver que la instalación del rápel de La Trumfa sigue siendo en la sabina de toda la vida con un montón de ‘bagas roñosas’ y una argolla…
Carlos en el último paso de Trinxats

El tiempo volvió a descubrirse a ratos, pero sin excesivo calor. Esta vía de la Momieta la he subido 2 veces, la última hace 18 años con Josep Emili y tenía un recuerdo ‘fugaz’. Aprovechamos para descansar y contemplar desde su base la impresionante línea de la ‘Santacana’ y la no menos espectacular variante ‘Serrano’:

En cuanto a la Normal de la Momieta, salir del suelo casi diría que, dado el pulimento de la roca, es el paso más duro: 5m de IVº (eso decían antes…) que te juegas un buen ‘castañazo’. Una vez llegado al primer parabolt se trata de seguir la repisa hacia la derecha, encontrando otro par de parabolts y un espit sin ‘chapa’. Desde la reunión sale una buena foto cuando el compañero llega al último seguro. Al llegar a la R-1 Carlos ya se entonó y se decidió a hacer el segundo largo que está cotado de IV+ con 3 parabolts y un puente de roca, que discurre por placa de presas ‘redondeadas’, con un último paso que hay que mirárselo bien. 
Carlos en el espectacular paso del primer largo 

El tercer largo se escala por la placa a la derecha de la fisura que iremos resiguiendo y en la que podremos encontrar un primer buril, 4 parabolts y 5/6 sabinas que podremos utilizar a nuestro antojo. Bonito largo que ya nos conduce a las cercanías de la cima. 
Carlos en el 3er largo

Para bajar primero encontramos la vieja instalación de 4 buriles unidos con un cable, y un par de metros por debajo una reunión de 2 parabolts con cadena y argolla. Un primer rápel de 20m hasta el collado con la Mòmia y de ahí otro de 40m nos devuelve a pie de vía.

Como Carlos o quería llegar muy tarde a casa, dimos por concluida la actividad, que personalmente no me ha desagradado, sobre todo el poder repetir una vía del ‘Alsina’.