martes, 15 de abril de 2008

Montrebei: ¿Gritos y susurros en el Diedro Gris?

Llevábamos varios meses hablando con el amigo Mika Durán de la posibilidad de ir a hacer una de las grandes clásicas de la “Paret de Catalunya”: el Diedro Gris, pero estábamos esperando a que hicieran el cambio de hora, ya que mentalmente parece que “ganas” una hora de luz. En principio habíamos quedado para hacer 2 cordadas: Mika Durán con Enric Solé (Xacó) y Jordi Lletche conmigo.

Planeamos de salir el viernes 4 de abril para así poder hacer la vía el sábado y tener el domingo de “merecido descanso”. La idea original se truncó a las 5 de la tarde del citado viernes cuando Jordi me llamó y me dijo que por cuestiones de “curro” no podía salir.

Quedamos en El Bruc para reunirnos los tres que quedábamos a las 20h 30’ y de camino paramos a cenar en Bellcaire d’Urgell y pasada la media noche llegamos al aparcamiento de acceso a la Paret de Catalunya por Pont de Montanyana.
Mika y Xacó en el aparcamiento

Nos levantamos a la 7h con cierta inquietud al ver un cielo algo “brumoso” que no coincidía con la magnífica previsión de tiempo anunciada. El acceso por el camino tallado del Congost nos demuestra lo bajo del nivel de agua existente, ya que el camino inferior que suele estar tapado por el agua, ahora está a unos 50m por encima del cauce del río. Da pena ver el nivel de agua existente

Recorrido de la vía

La reseña que llevábamos era la que estaba en “Onaclimb” que era la de Luichy del año 89, sin saber que la semana anterior el propio Luichy había repetido su ascensión y había “colgado” nueva reseña con graduación más acorde con la realidad, pero con la denominación de “Gritos y susurros”. Después gracias a la información del blog de Luichy me enteré de la historia de los 3 nombres que tiene la vía: “De los Grenobleses” (nombre utilizado en los tiempos en que se abrió), “Gritos y susurros” (nombre original) y “Diedro gris” (nombre más difundido y por el que prácticamente todo el mundo conoce la vía). Reseña versión 1989 Reseña actualizada por Luichy 2008

Al llegar al pie de vía, primera sorpresa: 3 cordadas esperando para empezar. Suerte que la primera iba a la “Estrella pirata”.

El primer largo resigue un diedro con algunas “lajas gigantes” y con una entrada a la primera reunión con un paso “curioso” (Vº) . La primera reunión (compartida con la “Olmo-Picazo”), en cuanto a seguros, es la mejor de toda la vía: 2 spits unidos con cadena y mosquetón, en una plataforma no demasiado cómoda. Largo de 45m con 1 clavo. Cordada en el primer largo

El segundo largo es una impresionante travesía de 40m con un tramo final descendente (IV-IV+). La reunión es de 3 clavos en una repisa sobre una gran sabina (cómoda para 3 personas). La mencionada travesía encontraremos 3 sabinas y las reuniones “0” de las vías “Incontinencia d’inconsciencia” y “Estrella pirata”. Aquí tuvimos “movida” con una cordada “maña”, ya que en medio de la travesía se le “cruzaron los cables” al que iba de primero y tuvo que hacer reunión intermedia en la “Estrella pirata”, y después tuvo que hacer el paso de bajada a la segunda reunión “top-rope”. Estas maniobras” nos hicieron perder más de una hora, El amigo Mika les persuadió para que se bajaran, y le hicieron caso. En el segundo largo

El tercer largo es de “bavaresa” (V+ “durillo”). La R-3 (30m), de 1 clavo y una sabina en una repisa cómoda. En todo el largo sólo hay un clavo. A pesar que se puede equipar, no es muy cómodo pararse a poner seguros. Cordada en el cuarto largo

Los largos cuarto, quinto y sexto son de parecidas características: diedro/chimenea de 30, 40 y 40 metros respectivamente y de dificultad V/V+. La cuarta reunión es de 2clavos un poco “magui”. La quinta también es de 2 clavos en una repisa no demasiado cómoda. La sexta reunión de 2 clavos y bastante incómoda. En cuanto a seguros: en el cuarto largo hay 2 clavos, en el quinto 1 clavo y 1 puente de roca y en el sexto no hay nada Mika en el cuarto largo

El séptimo largo inicia por una fisura (Vº) y antes de llegar a un gran techo se flanquea hacia la derecha donde encontraremos el paso más duro (V+/6a) de fisura, protegido con un par de clavos. Un tramo final de chimenea (IV+) nos llevan a la séptima reunión de 2 clavos en una “repisilla” algo incómoda. El largo es de unos 30m.

El octavo largo inicia siguiendo la fisura hasta que nos barra el paso un techo que flanquearemos por debajo con una espectacular travesía (V+/6a) protegida con 2 puentes de roca y 1 clavo justo al final de la misma. Aquí un paso muy acrobático para supera un desplome que nos deja acceder a la continuación de la chimenea. Aquí fue uno de los puntos que personalmente tuve dudas, ya que la reunión hay que montarla con 1 pitón que tendremos 1m por encima nuestro y 1 puente de roca que está a nuestros pies. El largo es de25m y se puede decir que es una de las reuniones más incomodas de la vía.
Cordada en la Estrella pirata

El noveno largo sigue por un tramo de diedro “desplomadillo” que es mejor coger por su parte izquierda, llegando a los pocos metros a un tramo de desplome/chimenea bastante “impresionante” desde debajo (V+/6a) y protegido con un puente de roca y 1 clavo. El resto sigue por chimenea más “tranquila” (IV+), hasta encontrar un clavo a partir del cual saldremos en diagonal hacia la izquierda hasta encontrar la R-9 que montaremos de una sabina y 1 clavo en una repisa pequeña pero cómoda.

El décimo largo vuelve a buscar la chimenea que hemos dejado a la derecha. El primer tramo tiene algunos bloques “sospechosos” antes de meternos en la citada chimenea. Un primer tramo de Vº y otro posterior más duro de V+ “curioso”. Nosotros cometimos el error de montar la décima reunión encima de unos bloques, al haber visto la cordada precedente que montaba la reunión allí, cuando si se sigue 5/10m más se encuentra la verdadera reunión en una repisa semi-cómoda con 2 pitones (40m.). Si hacemos el largo de 40m encontraremos 4 pitones.

El onceavo largo (si se pasa sin tocar “nada”) es el más duro de la vía (6a+). Es un diedro vertical y muy mantenido, asegurado con 3 clavos en su tramo más duro, que permiten si no se va tan “sobrado”, el ayudarse con ellos. Por placas fáciles y hacia la izquierda nos conducirán a la R-11 (35m) de 2 clavos en una buena repisa. En el último paso del diedro si se mira hacia abajo se tiene una impresionante perspectiva de toda la pared. Mika en el último paso de diedro

El último largo sigue el diedro por unos metros hasta que encontrar una repisa desde la cual podremos “saltar” hacia su derecha (IV+) y ya por placas más fáciles (IV) y con peor roca llegaremos a los 35m a la arista cimera donde montaremos reunión de cualquiera de los árboles existentes.

El descenso lo encontramos muy marcado y suficientemente “fitado” y en una hora pudimos llegar de nuevo al aparcamiento. Por la información de Luichy nos enteramos del motivo por el que está ya tan marcado el descenso y es porque se ha puesto de moda el salto con paracaídas y utilizan para subir a la pared el camino descrito de descenso Descenso descrito en "ona.climb"

En resumen una larga jornada en una vía muy interesante aunque con bastante “compromiso”, dado su equipamiento.