dimarts, 30 de maig de 2017

Unas escaladas por el centro peninsular: Galayos/Torozo/Pedriza/Pico de la Miel

Nuevamente con Xacó habíamos planeado una salida para mayo, repitiendo casi las misma fechas que el año pasado por 'Aragón' y barajando varias posibilidades acabamos por decantarnos por una visita al centro de la península, donde Xacó había hecho alguna salida con no demasiado buen tiempo por La Pedriza y yo por Gredos había estado hace 24 años con mi gran compañero Joan C. y en La Pedriza con una colectiva de la SEAM-AEC hace 28 años, así que nos pareció una buena oportunidad para volver por la zona.

Recogimos toda la información posible, y en especial se agradece la facilitada por Albert R., que había estado por allí no hace demasiado tiempo, y nos pasó buena información de la parte de Galayos:


Y también Jordi C. que nos facilitó un buen número de guías, con indicaciones sobre las mejores vías que habiéndolas escalado nos recomendaba.

Optamos por ir primero a la zona más lejana, que en este caso era Galayos, y hacia Guisando nos dirigimos. Averiguamos que aunque no está autorizado expresamente, hacen la 'vista gorda' para poder montar el campo base en el Nogal del Barranco si se va con furgo o autocaravana, siempre que se sea 'discreto'. Este lugar es además donde inicia el camino de acceso hacia el refugio Victory.

Nogal del Barranco
Inicio del camino...

El lunes que era festivo en la Comunidad de Madrid (San Isidro) sabíamos que el refugio Victory posiblemente estaba con todos sus mínimos servicios disponibles, pero tal como confirmamos después, no está abierto totalmente hasta mediados de Junio, así que aunque sólo pensarlo ya me cansaba, optamos por realizar las escaladas subiendo y bajando cada día desde el Nogal del Barranco, lo cual supone entre 1h 45' y 2h 30', según el objetivo seleccionado, de camino de aproximación, aunque eso sí 'sólo' con el material de escalada.

En mi anterior visita con Joan hicimos un intento de escalar la Punta Maria Luisa, pero se quedó en intento, ya que media vía ya estaba con una ligera capa de nieve. Viendo reseñas creímos que una buena opción para iniciarse es la:

'Rivas Acuña a la Punta Maria Luisa'
Reseña de Desnivel 

Es una buena vía que merece ser escalada, pero no pensar que es una vía para pasearse, y en las condiciones que la encontramos nosotros, sobre todo en la parte inferior, con bastante humedad por la supongo nieve que hubo hasta hace poco. Eso si, se puede ir asegurando bastante bien. Al ser el primer día, y estar 'frescos', pudimos realizar la aproximación en 1h 45' y enseguida ya nos percatamos que al tener orientación oeste, desde luego que no íbamos a pasar calor,

En la canal de acceso

Para acceder a la vía hay que ascender por un diedro/canal que en 40 m de II/III nos llevan a una brecha donde empieza la vía propiamente dicha. Encontramos para montar la R-1 un par de puentes de roca equipados con cordinos.

 Desde la brecha se ve a unos 5 metros un clavo que marca el recorrido y desde el que iremos enlazando una serie de lajas, que en nuestro caso encontramos algo húmedas, encontrando un puente de roca equipado con un cordino, que dan acceso a un tramo de fisura en cuya salida hay que prestar atención a la roca (V-) accediendo a una gran plataforma en cuyo extremo derecho existe un techo bajo el cual se puede montar la R-2 a unos 35 metros aprovechando un par de puentes de roca equipados con cordinos y maillón para poder rapelar.

Accediendo a la gran vira bajo la R-1

El tercer largo sale por el margen izquierdo de la R-2, evitando el techo que hay sobre ella y siguiendo por un tramos de fisuras algo musgosas, que nos llevan al paso con más ambiente de la vía, al tener que efectuar un paso en descenso hacia la izquierda para alcanzar una fisura que en diagonal hacia la izquierda ya seguiremos hasta la R-3 a los 40 metros en una aérea cornisa (IV+).

Saliendo de la R-2

El cuarto largo es de apenas 20 metros, y discurre por una fisura con pasos técnicos (V) encontrando un clavo en su parte central. R-4 en una cómoda y amplia repisa.

El quinto largo surca un muro (V-) en ligera diagonal hacia la derecha para ir a buscar una amplia chimenea que ya nos conduce hasta la cima en el que encontraremos unos cordinos rodeando el 'capuchón somital' para montar la R-5.

 En el 5º largo
En la R-5 cimera con el Torreón de Galayos detrás

Unos instantes para contemplar las buenas panorámicas desde la cima y aprovechamos los cordinos instalados y el maillón para efectuar un corto rápel en dirección al Torreón.

 El valle que forma el río Pelayos al pie de los Galayos
 Aguja Negra y Torre Amezua
Refugio Victory

Después se sigue destrepando hasta un collado con un gran bloque adosado, desde el que podemos elegir si hacia la derecha para mediante con un largo rápel de 55m de una reunión con cadena y parabolts alcanzar la canal de la Aguja Negra, o destrepar hacia la izquierda para alcanzar otra instalación de rápel de iguales características y que con un largo rápel de 60 metros y una posterior destrepada de unos 15 metros que ya nos permite alcanzar la base de la aguja.

 Buena instalación de rápel para alcanzar la base de la pared
 Rapelando con el refugio al fondo

Llegamos a la base y nos fuimos hacia el refugio para picar algo y contemplar las panorámicas y ya visualizando nuestro próximo objetivo: el Torreón de Galayos.

 Puerta del refugio Victory
 Panorámica de Galayos desde el refugio
Torreón de Galayos

Después de entablar conversación con los responsables del refugio y tras un buen descanso, emprendimos el descenso, que también se hace algo largo. Por la tarde viendo las reseñas tomamos la decisión de optar por la forma más asequible de ascender al Torreón: entrar por la Lucas y salir por la Sur.


El martes, al ya no ser festivo, nos encontramos a menos gente y esta vez efectuamos la aproximación a un menor ritmo y en 2h 15' llegamos a la base del Torreón, pasando primero por el refugio donde unos escaladores nos explican como efectuar la aproximación, que casi se puede decir que es donde más te juegas el tipo, ya que se trata de una grimpada de III° que al ir sin encordar y encontramo tramos que bajaba agua,  mejor no tener ninguna equivocación... hasta llegar a la Plataforma de las flores que es como se conoce a la repisa donde inician la Lucas y la Norte Clásica (a la derecha de la anterior).

Recorrido aproximado del acceso a la vía Lucas

Seguimos sus indicaciones al pie de la letra y llegamos a la Plataforma de las Flores donde ya vemos una fisura en diagonal hacia la izquierda por la que se va subiendo y superando algún resalte que otro llegando a unos 40 metros a la instalación que se utiliza como R-1 con parábolts y cadena, desde la que efectuaremos un rápel de unos 20 metros en diagonal hacia la izquierda, yendo a una repisa donde poder montar reunión. En este punto la Lucas sigue recto por unas verticales fisuras, y si se sube con ligera tendencia hacia la izquierda ya conectamos con la Sur, que viene de más abajo.

Primer largo de la Lucas: la chimenea es de la Norte Clásica y la vía sigue todo en diagonal por su izquierda
El rápel aún unido con un cordino a la vieja reunión y en el que hay que prestar.atención al recuperar las cuerdas

Sigo unos 20 metros y al encontrar una buena repisa con un clavo, optó por montar R-2. Después, al seguir Xacó, descubrió que unos 10 metros más arriba había otra plataforma con dos clavos en la que al parecer se suele montar la referida reunión. Xacó la lazó y siguió para arriba con escalada de fisura atlética de V° del bueno y no viendo claro si le llegarían las cuerdas hasta la cima, optó por montar la R-3 aprovechando otro clavo en una exigua repisa.



 Evolucionando por el diedro de la Sur
 Uno de los dueños del Torreón nos observa detenidamente...

La salida de esa reunión tiene un exigente paso atlético que se puede proteger con un camalot del 4 ó 5 y que puntualmente puede que sea V+. Viendo el panorama le cedo el honor a Xacó y ya sigue por la fisura que sigue siendo atlética y Vº mantenido, hasta llegar a la brecha superior en el que unos pasos con bastante aire bajos los pies permiten alcanzar finalmente la cima del Torreón, donde tal como nos advirtieron en el refugio, hay que ponerse de pie para considerar de esta manera que si has acabado la vía. La cima en como un rectángulo de unos 90cm de ancho y unos 2m de largo, con la curiosidad que la vertiente opuesta por la que hemos subido tiene una caída vertical de más de 80 metros. que cuando te asomas, impresiona de verdad...







Nos contaron como anécdota que en una de las primeras ascensiones, al existir dudas sobre la misma, el autor la volvió a repetir y para demostrarlo se llevó una bolsa con excrementos de cabra que recogió en el refugio y los esparció en la cima... Nosotros cumplimos el ritual de ponernos de pie, pero fue complicado el poder hacer las fotos...

Descendemos con un rápel de 20 metros desde la potente cadena de la cima hasta una reunión de cadena y dos parabolts y desde ahí con otro de unos 60 metros alcanzamos las cercanías de la plataforma de las flores, donde vimos que había instalado en un sólido bloque un rápel con dos anillos de cuerda y un maillón que nos permitió en 60 metros llegar al inicio del último tramo del destrepe.

Llegamos de nuevo al refugio y aún pudimos obervar como unos escaladores estaban en el último largo de la 'Gran Diedro' a la Punta Maria Luis (V+, pero con los dos largos anteriores de 6b):


Bajamos hacia nuestro campamento y ya decidimos de cambiar de lugar e irnos hacia el Puerto del Pico, punto base para acceder a La Albujea y El Torozo:



El miércoles pagamos la novatada y fuimos tan felices hacia nuestro siguiente objetivo, con uuna reseña que no daba muchas pistas y que nos provocó una embarcada que ya nos desanimó y nos hizo perder una jornada. Después  unos escaladores nos enseñaron la última guía editada de El Torozo en el que aparecen un montón de vías que n sabíamos qe existían. También por la red ya conseguimos esta reseña que muestra bien por donde comienza la vía y por donde nos metimos nosotros:

Con este tipo de reseña, cuesta encontrar la vía...
...y aquí el error cometido...
 Majada del Tío Manteca al inicio de la aproximación( entre 45'y 1h...)
 Panorámica de El Torozo

Al llegar a la base  Xacó siguió por lo que según nuestra reseña más se parecía e incluso encontró rastros de un viejo clavo ya inutilizado. La fisura que creíamos de la vía estaba algo mojada y obligo a hacer unos movimientos por placas muy difíciles de proteger hasta que llego a una repisa con un clavo de mejor ver. Montó reunión, y luego yo tras subir con muchas precauciones para no pegar un buen 'botafumeiro' al reunirme con él y pensar que si aquello era la vía y marcaba IV+, más vale que nos fuéramos a otro lugar. Entonces vimos una reunión a la izquierda y un poco por debajo, con dos remaches con argollas, que finalmente resultaron ser la verdadera reunión. 

 Lo que creíamos primer largo..
 Escalador con La Albujea detrás suyo...
Cambiando de reunión y para abajo... 


No lo vimos claro, después del enorme tiempo perdido con las maniobras y decidimos rapelar, viendo un par de cordada, una de ellas en la Gollum.

El tema nos dejo un poco mosqueados, y al día siguiente, después de haber alcanzado por la noche una mínima de 0º y ver que estaba medio lloviendo, ya nos decidió dedicar un día de relax 'turisteando' por Ávila. Hay que reconocer que eso de hacer turismo también cansa...

La famosa muralla de Ávila...
El casco antiguo...
Un par de frases lapidarias...

A la tarde el tiempo ya fue mejorando y barajando posibilidades para el viernes nos pareció una buena oportunidad para conocer otra escuela cercana: Villarejo. Nos desplazamos y cuando aparcamos junto al camino de acceso, sorpresa:


Estaba a punto de anochecer y había que pensar rápido y, aunque con cierta reticencia, optamos por volver a intentar el Gran Diedro al Torozo, y dada su proximidad, nos pareció lo más oportuno. Esta vez con más información y con fotos que parecían desvelar por donde comenzaba la vía.

Nos levantamos con mejor temperatura que el día anterior y la aproximación ya no nos planteó ningún tipo de duda. Llegamos y Xacó comenzó ya viendo claro el recorrido y teniendo claro donde estaba la R-1.


 3 imágenes del 1er largo

Este primer largo va subiendo buscando una fisura chimenea con un paso a vigilar en su salida, por su margen derecho hasta encontrar la R-1, a unos 35 metros, de dos cáncamos negros habilitados para rapelar.

Tomo el relevo con un segundo largo que va surcando una sucesión de placas, que sin ser difícil tiene su gracia (IV+/V) y en el que encontramos dos expansionesy un clavo llegando a la la R-2, de igual características a la anterior, a los 20 metros aproximadamente. 

 Acabando el 2º largo

El 3er largo resigue ya el inicio del diedro encontrando también pasos de bavaresa con buen canto (V) y alcanzando a los 50 metros la R-3 de iguales características  a las anteriores.


 Un par de imágenes del 3er largo
 Xacó acabando el 3er largo y sobre él el vistoso 4º largo

Me toca el largo 'guapo' de la vía, que tiene dos secciones separadas con una repisa intermedia en la cual actualmente ya no hay anclajes de reunión,  aunque se podría montar con flotantes, resultando de esta manera un potente y atlético largo de unos 35 metros (V/V+), en el que en su primera mitad no Jay ningún seguro y en la parte superior un clavo y un allien clavado muy próximo que me hizo dudar de si montar reunión  de ellos. Por suerte decidí seguir y bajo el gran techo encontré la R-4 que ya fue la última que encontramos bien montada para poder rapelar.

 Acabando el 4º largo

El quinto largo flanquea hacia la izquierda bajo el gran techo (IV+/V) y a partir de ahí ya se va tumbando y el camino a seguir no tan claro, por lo cual puedes ir colocando flotantes al gusto y montar la reunión al gusto a ls 40/50 metros.

 R-4
En el quinto largo

El 6º largo, al igual que el anterior, es seguir la intuición y con pasos de IIIº ir superando algún resalte que otro. Monté la reunión también a unos 50 metros y junto a dos espárragos de parabolts que demuestran que alguien ha hecho limpieza...

 En el sexto largo

Desde ahí ya queda otro largo de III/II que ya nos conduce a la cima, donde nos encontramos con una cordada que había escalado una vía de más a la izquierda. Disfrutamos un buen rato de las panorámicas y después ya iniciamos el descenso. Se puede ir destrepando, pero si se quieren evitar emociones, el tramo mas peliagudo se puede salvar con un corto rápel de unos 20 metros, gracias a otra instalación de dos cáncamos. Después ya es ir bajando siguiendo fitas, hacia la pared de la Albujea y después ya seguir por el mismo camino por el que hemos hecho la aproximación hasta el Puerto del Pico.

 Y en el 7º largo...
 Foto cima
Desde el Torozo abajo La Albujea

Una vez solventada la cuenta pendiente del Torozo, decidimos poner rumbo a La Pedriza y gracias a que Xacó conocía de su anterior visita donde poder aparcar en Manzanares el Real en el Tranco, que siendo no demasiado amplio, enseguida se llenó el sábado. Es una buena alternativa al muy concurrido aparcamiento de Canto Cochino, aunque toca caminar 20/30 minutos más si se quiere ir hacia allí.

Mientras cenábamos acoramos ir a escalar al Yelmo, y optamos por una vía, aparentemente 'tranquila: Walkiria.
Reseña de la Guía de Desnivel de 1998

La aproximación desde nuestro aparcamiento era en torno a dos horas, con tramo bastante escarpado al inicio. Llegamos y vimos algunas cordadas en la Hermosilla. Nonos costó encontrar el pie de vía y nos tomamos un buen descanso.

 Primavera esplendorosa que apreciamos en la subida...
 ... y por fin vemos El Yelmo....
 Agujas singulares junto al Yelmo...
 El 'hombro' del sector Walkiria
 Descansando al pie de vía 

Decidimos hacer el recorrido original que inicia por un espolón hasta llegar a una vira descendente hacia la derecha (parabolt al inicio) en cuyo final encontramos una buena reunión de dos parabolts (IVº) con argollas a unos 15/20 metros.

 En la fisura descendente del 1er largo

Sigue Xacó tomando una fisura paralela a la que hemos descendido hasta la R-1 y remonta en dirección nuevamente al espolón donde encontraremos unos 3/4 parabolts. Escalada que va incrementando su dificultad, que a nuestro parecer bien podría ser V+ muuuy duro, o incluso 6a en un paso puntual.

 En el segundo largo, volviendo hacia el espolón
 Cordada en una vía contigua...

Alucinamos bastante con este largo que en alguna guía aparece de V- y al intentar el tercer largo, con un expuesto flanqueo hacia la izquierda de 'IVº' para buscar el gran diedro que hay al fondo, y viendo que un patinazo supondría caer en una gran llastra, y tras intentarlo los dos, optamos por retirada a tiempo. Descendemos con un solo rápel hasta el suelo y barajando la posibilidad de subir escalando por la Valentina, que en teoría es una delas vías de descenso, y ver que el destrepe podría tener mucha gracia, acabamos por decidir de hacer cima por la 'ruta Normal', por la que había gran afluencia de personal. Al ir cargados con las cuerdas y material, el ascenso por las estrechas chimeneas para acceder a la cima. se hicieron algo dificultosas...

 Recorriendo la base de la pared sur, en busca de la ruta normal
 Panorámica desde la cima del Yelmo
 Auto foto en la cima

Descendemos contemplando la belleza del entorno y viendo numerosos ejemplares de cabras...


Al llegar frente al Risco de los Principiantes,(curioso nombre para una roca con vías bastante curiosas para el aprendizaje en el 'cacharreo' y que puede ser una opción para escalar el domingo



El domingo, que se levantó con un tiempo algo encapotado, decidimos que lo mejor era escalar vías de fisura, donde al menos se pueden colocar flotantes al gusto, y aún estando 'limpias', resultan menos expuestas que las vías plaqueras y hacia el Risco de los principiantes que nos fuimos. Aproximación más cómoda y en una hora estamos en nuestro objetivo.

 Mientras nos acercamos al Risco de los Principiantes...
 ...alguien nos vigila...

Al llegar vemos a una pareja que están en el inicio de la vía Diedro. La Normal va más a la izquierda. A pesar de que en esta reseña aparece como que acaba donde la vía del diedro, en realidad sigue hasta la cima.




Escala Xacó  el primer largo en el que ya encontramos un paso de fisura desplomado con bastante gracia para ser 'IV°' pasos finos de adherencia se intercalan con los típicos de diedro, llegando a unos 30 metros a la R-1 que se monta lazando unos bloques.

En el 1er largo

Sigo con el 2° largo y primero chapó la R de la vía Diedro y desde ahí en teoría debía de navegar por la placa de su izquierda para encontrar algún anclaje, pero la realidad es que actualmente está limpio y hay que seguir avanzando con pocas posibilidades de colocar ningún seguro. Viendo que aunque la dificultad no pasaba de IV/IV+ y para evitar un susto,  preferí seguir flanqueado en diagonal hacia la izquierda hasta alcanzar un pequeño arbusto donde poder montar la R-2 reforzando con algún flotante.
Llegando a nuestra R-2

Siguió Xacó y llegó hasta una buena plataforma donde poder montar una cómoda reunión.

En nuestro 3er largo

Desde la repisa sigo por terreno tumbado en diagonal a la derecha donde hay que elevarse en un resalte para alcanzar una vira en diagonal a la izquierda donde dos arbolitos nos permiten asegurarnos, aunque, aún poniendo cintas largas, provocó un gran roce, que hizo que tuviera que montar la R-4 bajo la cabeza somital. Sube Xacó y estuvimos un rato reposando y emprendimos el descenso por la canal posterior que sin problemas  nos permitió llegar al pie de Diedro.

Saliendo de la vira del 4º largo

Estaba la pareja de escaladores madrileños probando un 6b y estuvimos comentando sobre nuestros problemas con las adherencias y entonces ella nos comentó que en La Pedriza hay un dicho que dice: 'si aleja es que se deja' que refleja la mentalidad que hay que llevar para este tipo de escaladas...

Chacó que ya la había escalado en su anterior visita. me cede el honor de escalar la vía Diedro, toda una fisura para practicar la colocación de flotantes, empotradores, y todo lo que se pueda encastar. Cuando la ves desde el suelo impresiona, pero a medida que vas ganando altura, deseas que siguiera bastante más (V/V+).
 La parte final del Diedro...
 Saliendo del Diedro

Nos comentan los compañeros que si rapelamos desde la reunión de la 'Nunca tantos follaron tan poc', que era el 6b que ellos estaban probando, la cuerdas se recuperan mejor. Estuvimos un rato esperando y finalmente nos dejaron utilizar su cuerda para descender.

 Accediendo a la reunión de 'Nunca tantos...'
 Desde la 'R' de 'Nunca tantos...' se ve en el collado la R de la Diedro
 La compañera madrileña acabando la Espolón del niño (6c/7a)
Vivac 'Ángel Antonio'

Bajamos ya hacia el aparcamientos con el temor que nos fuera a enganchar la lluvia en cualquier momento, pero hubo suerte y apenas cayeron cuatro gotas. Supongo que la meteo hizo que la gente se retrayera de venir y para ser domingo, no estaba saturado de escaladores, aunque no se puee decir lo mismo en las cercanías del río en la que a pesar de la prohibición, había bastante gente...

Los días ya se nos acaban y no queríamos dejar de escalar en el Pico de la Miel, la clásica y obligada vía cinco estrellas de esta escuela:

Buena reseña publicada por Desnivel

El traslado desde Manzanares el Real hasta La Cabrera es de poco menos de 40 kms y el mejor aparcamiento, en el que se puede pernoctar con furgos o autocaravanas, está en el bar de camioneros junto a la gasolinera. El camino de acceso se localiza visualizando que en el pequeño muro de unos 50 cms que se ve en la parte trasera del mencionado aparcamiento, hay un pequeño paso en forma de dos escalones donde ya inicia un sendero que inicialmente sube junto a una valla metálica hasta llegar a un camino transversal que hacia la derecha marca el PR que sube al Pico de la Miel, y un poco hacia la izquierda seguiremos hasta que ya veremos  rastros de sendero que sube en dirección al marcado espolón de la vía.
 Panorámica desde el aparcamiento

En unos 20 minutos alcanzamos la base del espolón y reconocemos fácilmente su inicio. Xacó rompe el hielo y escala este primer largo. Se inicia por la izquierda de una canal con algo de vegetación hasta llegar a una vira desde la que nace hacia la derecha una fisura amplia en diagonal a la derecha. Al inicio d esta fisura se encuentra el único parabolt existente y alcanzamos la R-1 de dos parabolts a los 35 metros. En cuanto a la dificultad, a pesar de que lo marcado en la reseña es IV-, puede encontrarse algún paso puntual de IV+.

 Panorámica desde el pie de vía

 En el primer largo
En el Pico de la Miel, también ha llegado la primavera...

El segundo largo sigue por una fisura fina en el que no hay ningún seguro emplazado y en el que podemos colocar alliens, totems o empotradores de los digamos pequeños. La dificultad marcada de IV, puede tener algún paso que para mí era de Vº. A los 35 metros se alcanza la R-2 de 3 parabolts.

En el segundo largo

El tercer largo inicia or la izquierda de la R-2 siguiendo un diedro en el que encontraremos pasos de adherencia, que en la guía 'Las 100 mejores escaladas de la zona centro' de Pablo Aguado y David Gómez, aparece cotado de V+, alcanzando a los 25 metros la R-3 de dos parabolts, habiendo encontrado en el largo otros tres. Aquí ya nos encontramos en la base del muro central de la vía en el que se vislumbran 3 fisuras en paralelo.

En el tercer largo

Inicio este cuarto largo por la izquierda de la reunión en dirección a una placa metálica, sobre la cual y a su derecha encontramos un primer parabolt. Aquí inicia un tramo muy vertical sobre un muro con setas entre medio de las dos fisuras de la izquierda. Al alcanzar el tercer parabolt veremos que hay que marchar hacia la izquierda pudiendo colocar flotantes en las fisuras y alcanzar un distante cuarto parabolt (Vº mantenido desde el inicio) desde el que ya alcanzaremos a los 30 metros la R-4 de tres parabolts.

 Placa conmemorativa

 En el tramo inicial del cuarto largo
 Cordada en vía contigua y alcanzando el cuarto parabolt
 Entrando a la R-4

El quinto largo sigue un vistoso y aéreo espolón con pasos de V/V+ y en el que no hay ningún seguro, excepto un friend abandonado y que está 'clavado', pero en el que se pueden colocar flotantes al  gusto, alcanzando a los 35 metros la R-5 de dos parabolts.


 En el elegante espolón del quinto largo...
... y un flotante 'clavado'...

Desde esta reunión existe un posible escape hacia la derecha, pero optamos por la salida original, que sin dudas es el largo más difícil de la vía y que amablemente cedí a Xacó. Inicia por una atlética fisura que permite alcanzar una repisa sobre la cual encontramos un duro resalte con una fisura de dedos que da paso a un off-width, tras el cual y a 40 metros encontramos la R-6 en un puente de roca con un recio cable. Este largo aparece en algún sitio como V+ y  en otros como 6a,y está completamente limpio de seguros.


 En el sexto largo
 Auto foto cima

Con una destrepada por la parte de atrás alcanzamos ya un sendero para el descenso, pero en lugar de bajar desde el collado Soyermo de nuevo hacia la base de la pared, seguimos por el PR que dando lago más devuelta, desciende hasta el aparcamiento.

Al llegar abajo vimos una cordada que estaban escalando el vistoso cuarto largo:


Con esta bonita vía dimos por acabada nuestra visita a la zona centro, en el que hemos podido disfrutar de alguna interesante vía y conocer alguna de las escuelas de vías largas más frecuentadas por los escaladores madrileños. Quedaron en el tintero numerosos proyectos que quedarán pendientes para otra visita, que espero no pase tanto tiempo como desde la última vez...