dimecres, 12 d’abril de 2017

De primavera/verano por Camarasa y Sant Llorenç de Montgai

Otra vez aprovechando la hospitalidad de 'Pepe Guerrero', organizamos otro fin de semana de escaladas por la Noguera, en esta ocasión con: Ángel, Rosa, Pepe, Jordi F., Xacó y Xavi:

Aquí casi todos, ya que faltaba el Picu...

Como cada semana también hablamos con Mamerto para contarnos las batallas del fin de semana pasado y al comentarle que íbamos a la Noguera, acordamos que nos encontraríamos y según que planes tuviéramos podríamos coincidir en alguna vía.

Estuvimos por la red buscando las últimas novedades y enseguida surgió el plan para el sábado:


'Martinetti-Ros' (re-equipada recientemente)

 La última de la 'Factoría Juan Gutiérrez'

Tal como habíamos quedado, nos reunimos el sábado por la mañana en Cal Pere, en Camarasa y apareció Mamerto con Joan Escuer y Roger B. Ellos tenían la intención de escallar sólo la Martinetti-Ros, ya que tenían que estar de regreso a casa al mediodía.

Por su parte Ángel, Rosa y Pepe querían escalar la 'Gallifardeu', así que acabamos por decidirnos y escalaríamos con los compañeros la Martinetti-Ros primero y después la Marisa Gil. Como ellos tenían más prisa, les dejamos adelantarse, y cuando llegamos a pie de vía ya estaba Joan en la parte alta del 1er largo.

Roger y Mamerto a pie de vía y asegurados en el 1er largo por Joan

Jordi está un poco tocado y prefiere que empecemos nosotros, así que me adjudican el primer largo y para Xacó el segundo. Un puente de roca a un par de metros del suelo, marca donde comienza la vía, con un tramo inicial de placa hasta llegar al primer parabolt, a partir del cual ya iremos hacia la izquierda, siguiendo fisuras atléticas que permiten asegurar convenientemente con flotantes al gusto. Encontraremos tres parabolts más, hasta llegar a la R-1 en una buena repisa a los 35 metros, con los seguros originales, más dos parabolts más añadidos. Este largo de es un calcáreo excelente y su dificultad V+/6a.

 En el primer largo...
... y mientras estoy acabando el 1er largo, Mamerto en el 2º...
Graffiti en la R-1...
Joan y Roger comenzando el segundo largo
Xacó entrando a la R-1

Siguiendo el plan, cambiamos cuerdas y sigue Xacó con un inicio de largo que 'asusta', pero que después a pesar de tener mucho aire bajo los pies, se van encontrando cantos. Después sigue un tramo vertical y un pequeño desplome, donde está concentrada la máxima dificultad (6a+/6b, no obligado). Sigue por placa vertical de roca tipo conglomerado y que poco a poco se va tumbando (IV+) hasta alcanzar una canal con roca a vigilar que ya nos permite alcanzar la R-2 a los 40 metros, habiendo encontrado un total de 6 parabolts, pudiendo colocar también algún flotantes, sobre todo en este último tramo.

 Xacó en el peleón inicio del 2º largo
Asegurando desde R-1 y detrás, cordada en la 'Cresta del Tío María'
También vemos al 'Sr. Juan' trabajando en un nuevo proyecto deportivo...

Jordi evolucionando por el 2º largo...
 ... Xacó asegurando desde R-2...

... y Xavi en el 2º largo

En la cima nos reunimos los seis y aún estuvimos charrando y disfrutando del buen clima por unos instantes, y sin más demora emprendimos juntos el descenso hasta el aparcamiento, donde ya nos despedimos para ir hacia nuestro segundo objetivo del día.

Estos momentos son los que más se suelen recordar...

El inicio de la Marisa Gil está a unos escasos 5 metros por debajo y a la izquierda de la Martinetti-Ros, con un, para mi, exagerado grabado con sus iniciales:


Estudiamos la reseña y Jordi opta por escalar el 1er largo, que sigue una sucesión de placas de Vº, con algún paso puntual donde hay que esforzarse algo más, llegando a los 30 metros a la R-1, y encontrando en el mismo 7 parabolts y un clavo.



Jordi en el 1er largo
El clavo en la parte central del 1er largo
... y acabando este 1er largo
Jordi y Xacó en la R-1

Tal como llegamos, seguimos con Xacó el 2º largo que consiste en descender unos 8 metros aprovechando una buena cadena que nos permite alcanzar una repisa, que siguiéndola en dirección al sector deportivo Disbilia, pudiendo asegurarse en un árbol para montar la R-2, aunque es como si estuviéramos nuevamente en la base de la pared. Vemos algunos escaladores 'apretando' en este duro sector, que últimamente está de moda.

Jordi descendiendo por la cadena

Hay varias vías deportivas próximas a la vía, pero otro 'grabado' como el de pie de vía, nos marca por donde seguir:

Estamos un buen rato viendo el recorrido y viendo la reseña, no tenemos dudas de que aquí si que hay que apretar. Al final me animo a probar, pensando que evidentemente hacer este largo 'sin tocar' está fuera de mi alcance, pero que había que probarlo. Inicia con un pequeño resalte vertical de cantos bastante romos y asegurado con un par de parabolts, donde ya hay que esforzarse, y que permiten llegar bajo un desplome con roca a vigilar, donde por cierto ya me llevé un pequeño recuerdo que casi alcanza a los compañeros.

Este primer desplome está protegido con dos parabolts próximos, que permiten trampear cómodamente. Se sigue por un tramos vertical con otro par de parabolts más alejados (no se puede 'acerar') y la clave está en el tramo hasta llegar al 7º parabolt, con un primer tramo vertical seguido de un pequeño tramo más tumbado para alcanzar otro resalte algo desplomado. Me lo miro un buen rato y consigo emplazar el totem negro por encima del 6º parabolt y ya veo que toca apretar y elevarse hacia un agujero que se intuye y que finalmente es de esos de canto que casi corta. Este desplome se puede trampear con algo de habilidad para poder alcanzar un último parabolt en la punta de este resalte y ya salir a una placa algo roma que ya permite alcanzar la R-3 a los 20 metros. En cuanto a la dificultad, no podemos decir si es más del 6b+ propuesto, pero si se puede decir que es 6a 'obligado'... 


 Evolucionando por el 3er largo
Jordi y Xacó en el 3er largo
Xacó en el 3er largo

Desde la R-3 tenemos una buena panorámica de las vías deportivas que surcan el gran desplome:

En la R-3

Nos reagrupamos y ahora le toca a Xacó escalar el 4º y último largo, Inicia con un resalte sobre cantos romos para salir de la reunión, alcanzando un primer parabolt. Después encontramos, algo a la izquierda, una reunión de una de las vías deportivas y ya hay que dirigirse hacia un árbol, en la base del gran desplome somital y que evitaremos por un diedro que se dibuja a su izquierda. El diedro es bastante atlético. comenzando por su margen izquierdo y pasando después al derecho, hasta llegar bajo un último desplome con un parabolt a su izquierda y que es el paso clave del largo, ya que hay que pasar de estar cogido en bavaresa invertida del citado desplome a talonear a la izquierda del mismo e incorporarse. Un par de metros más y se alcanza la R-4 a los 15 metros. En todo el largo hay 6 parabolts además de la 'R' intermedia mencionada. Graduado de 6a+, si se quiere trampear, también cuesta...

 Xacó en el 4º largo
Otra cordada en la Cresta del Tío María
Y acabando la vía...

En la cima reposamos un rato y otra vez emprendemos el descenso. Al llegar al aparcamiento recibimos un mensaje de los compañeros, que estaban tomando algo en Cal Pere. Como es habitual nos contamos nuestras batallas del día y algún plan futuro también salió...

La tarde la empleamos, aprovechando que tenemos a Pepe de 'cicerone', para hacer algo de visita turística por Camarasa...



Por la noche acordamos de ir a escalar todos juntos el domingo, y me acorde de unas vías que había visto por la red y que podían ser una buena opción para pasar un día 'relajado':


A todos pareció bien la opción, así que el domingo para allí que nos fuimos, pero el que no estaba de acuerdo fue Picu que no quiso ni salir del coche, intuyendo que se iba a quedar solo como el día anterior, mientras escalaban Ángel y Rosa. Al final Rosa se fue de paseo con el y acabamos haciendo las cordadas: Pepe-Ángel y Jordi-Xacó-Xavi. 

El primer largo es el del Esperó Sud de la Paret de l'Os y como todos ya la hemos escalado, la podemos escalar rápidamente. Nuevamente, como el día anterior, comienzo escalando...

 Pepe y Ángel en el 1er largo del Esperó Sud...
 ... y Xavi detrás...
 ... y Xacó cerrando la comitiva...
 Jordi entrando a la R-1...
... y asegurando desde la R-1...

Tal como llegan Jordi y Xacó siguen por la canal a la izquierda del Esperó Sud, hasta llegar a la base de la Agulleta de l'Os. Es curioso que esta aguja no es visible desde la carretera, pudiendo verse solo desde el Esperó Sud al quedar encajonada entre el Esperó Remacha y la Paret de l'Os.



Cuando llegamos a la base de la Agulleta de l'Os Ángel ya está encaramado y sin problemas escala esta esbelta aguja de 30 metros con pasos de IV+/V en la que encontramos 5 parabolts y 3 clavos en un recorrido con ambiente...
 
Pepe en la Normal de la Agulleta de l'Os

Como iba cargado con el material, para ganar tiempo, sigo de primero en este siguiente largo. En la reunión de la cima hay un parabolt unido con cordino a un par de puentes de roca equipados. Esta via originalmente sigue efectuando un salto hacia la pared de la izquierda, donde se ve otro parabolt, ero para poder enlazar con la Aresta Puki Nuki, hay que rapelar nuevamente hacia la canal y descender hasta media canal que hemos remontado al subir.

 Xavi en la Normal de la Agulleta de l'Os...

 ... y Xacó y Jordi en la parte final...
En la instalación del rápel
 Descendiendo por la canal
Reseña 'Puki Nuki'
 En el inicio de la Puki Nuki...
... y por delante los 'masters': Pepe y Ángel

Esta segunda vía consta de dos largos: el primero de unos 60 metros y con 8 parabolts (Vº), que se pueden complementar con flotantes, y el segundo un tramo de arista de 25 metros de IIº muy aéreo.

Pepe escala de primero y en nuestro caso le toca a Xacó y sin más problemas ya salimos a buscar el camino de descenso que baja del Esperó Remacha.


 En el primer largo de la Puki Nuki
 Xacó en la R-1...
 ... y Jordi llegando a la R-1...

 Xacó en el 2º largo...
... y asegurándole desde la cima...

Como es habitual acbamos tomando algo en Cal  Pere, contentos con la actividad y el buen ambiente que hemos tenido, que es lo fundamental...:


Y la primavera ya ha llegado... o casi, por temperatura, parece verano...