dimarts, 17 de gener de 2017

Y nos pilló el frente en Abella de la Conca...

Ya hacía unas semanas que habíamos hablado con Xacó y Jordi F. para subir a escalar a Abella de la Conca y contactamos para reservar plaza en el refu y la primera sorpresa fue al saber que sol estaríamos nosotros y una pareja de alemanes que están ahora por Barcelona por una temporada.

Llevamos algunas vías en la cabeza y al llegar a Abella, nos recibió con una temperatura de 3º, Nos instalamos y después nos decidimos por un par de vías del Joan Baraldés y Antoni Calderón en la Torre Xica:

 'La Pepa'

Parecía que el clima,  aún siendo frío, nos iba a dejar algo de margen para poder escalar, así que preparamos el material y hacia la Agulla Xica que nos fuimos. nos pareció una buena opción comenzar por La Pepa. El 'lío' vino porque habíamos leído que se añadió una entrada de 10 metros con dos parabolts graduado de 6a+ (Ao) y que la Yolanda Cortés también inicia con un par de parabolts y graduado de Ae, pero que en teoría estaba muy marcada en su inicio, y que era la que estaba más a la derecha.

Preparando el material en la puerta del refu
Esperamos encontrar esto...

Resultó que llegamos y vimos una vía que iniciaba con iguales características y que no se veía apenas el nombre:
... y esto es lo que queda actualmente...

Decidimos el reparto de largos y Jordi se apuntó a hacer los dos primeros y que el resto ya decidiríamos entre Xacó i yo. Arranca un tramo vertical por una fisura en el que ya se ve una sabina con un cordino lazándola y que permite acceder protegido a la placa de su derecha, donde están los dos parabolts. No conseguimos ninguno de los tres pasarlo limpio, no se si por la temperatura reinante (unos 6º), aunque superar el primero aún le vimos posibilidades, llegar y superar el segundo, ya tiene bastante más 'guasa'. Siguió algo más de los 10 metros en que creíamos que debía montar la R-1 y equipó con flotantes una buena reunión a unos 20/25 metros.

 1er largo de lo que creíamos La Pepa...y que al final era de Yolanda Cortés

 Jordi en el 1er largo...
...y Xacó también...

Al juntarnos en nuestra R-1, ya vimos que algo no cuadraba, ya que en teoría nos tocaba seguir una repisa caminando hacia la izquierda hasta llegar bajo un placa que originalmente era del 1er largo. Salimos con Xacó en ensamble hacia la izquierda en un verdadero tramo de 'matojin' y después de estar un buen rato perdidos empezamos a ver los parabolts de la 'Mariquita Pérez' y entonces descubrimos una reunión de dos puentes de roca equipados para poder rapelar y ya vimos claro que aquella ya correpondía verdaderamente a la original R-1 de La Pepa.

Y por fin sabemos donde estamos...

Sigue Jordi y desde la reunión ya se ve un resalte protegido con 3 puentes de roca (IV+) que dan paso a un tramo tumbado de IIIº que permiten alcanzar a los 35 metros la R-2 de dos parabolts.

 Jordi en el resalte del 2º largo...
...y asegurando desde la R-2...
Xavi y Xaco acabando el 2º largo

Lo que sigue tiene muy buena apariencia asi que me animo y sigo con el 3er largo en el que hay que ir navegando por una estupendas placas (Vº del bueno) hasta que en la parte superior seguimos en diagonal a la izquierda para alcanzar un desplome que superaremos por su izquierda para encontrar la R-3 de dos parabolts a unos 30 metros. El último tramo es conveniente asegurarlo con flotantes convenientemente ya que en caso de caída esta no es limpia... En el largo hay 3 parabolts y varios puentes de roca equipados.

 En la parte inicial del 3er largo...
 En la R-2
... y en la parte final...
R-3
 

 Jordi y Xacó en el 3er largo
 Jordi en la parte final del 3er largo y en la R-3

 Xacó en el 3er largo
 Asegurando desde la R-3
Xacó en la parte final del 3er largo

Cuando llega Xacó a la R-3 enseguida vemos que no está muy fino, al parecer se ha quedado algo frío y enseguida me ofrezco para acabar con el 4º y último largo. Inicia el largo en ligera diagonal a la derecha con un resalte muy vertical sobre buena roca (Vº) llegando al primer parabot, desde el cual ya se accede a otra placa bastante lisa donde iremos encontrar otros 4 parabolts y que dada la temperatura ni se nos ocurre probar en libre (6a+?) y se puede ir trampeando sin demasiados problemas, y después a unos 10 metros ya accedemos a la parte del espolón final junto a la Mariquita Pérez, con algún tramo de roca a vigilar (IV+). Me salto la R-4 que está a la derecha y por debajo de la cima y llego directamente a la instalación del rápel de la Mariquita Pérez. Cuando pasa alguna nube tapando el sol, la sensación es de mucho frío.

 Xacó asegurando a Xavi en el 4º largo
 Xavi en el 4º largo...
 ...y Xacó también...
Jordi llegando a la cima
No hace falta decir nada más...

Aunque nos daba tiempo de descender y poder escalar otra vía, la climatología no anima demasiado y optamos por regresar al refu y empezar a encender la estufa para calentar algo el gélido ambiente.

 Preparando el rápel

Como si Murphy estuviera por allí, al hacer el rápel se montó un lío de esos que cuando ya llevas 10 minutos desliando las cuerdas y ves que aún hay para rato, te entran ganas de cortarlas. Pero hay que tranquilizarse y como siempre se acabó deshaciendo el ovillo...

En el 'laborioso' rápel
Regresando a nuestros aposentos...

En el refu estuvimos solos hasta que a última hora apareció la pareja de escaladores alemanes. Dedicamos el resto de la tarde a poder revisar las numerosas guías y libros que hay a disposición del público y nos sirvió para poder plantear futuros planes.

Por la mañana, al levantarnos, sorpresa: estaba nevando, aunque por suerte no lo suficiente para que cuajara y pudiera poner en peligro el tránsito por la carretera. Después de un buen almuerzo, nos dimos una vuelta por el pueblo, y aunque ya se veía que la nevada ya paraba y que parecía escampar y querer salir el sol, la temperatura no animaba para quedarse a escalar.

 Dicen que año de nieves, año de bienes...

Emprendimos viaje de regreso y se nos ocurrió pasar por Vilanova de Meià, y primero tomamos unos cafés en el bar de los escaladores ('Cal Cirera'), revisando los libros de reseñas y nuevamente apuntando más planes de escaladas pendientes.

Subimos a la Font de la Figuera y pudimos ver que eran ya las 14 horas y había escalando 3 ó 4 cordadas, alguna de ellas en los inicios de la Vía de les Nenes, y Musical Exprés, que debieron salir sin mucho margen para alegrías. El viento gélido no invitaba a escalar y nos resignamos a contemplar las tapias...

La majestuosa Roca dels Arcs

En resumen un fin de semana condicionado por la meteo y que aunque tuvimos cierta embarcada en la Torre Xica, los dos largos finales de La Pepa ya nos dejaron un buen sabor de boca...









1 comentari:

Jaumegrimp ha dit...

Què valents ! amb el fred que feia i cap al Prepirineu ole tú !! hahaha
No pareu ni congelats BRRRR