martes, 7 de junio de 2016

Regreso al renovado sector del Coll Roig y escalada 'social' en Els Graus

Con el clima, tal como está los últimos días, cuesta decidir donde poder ir y no 'pringar' en el intento. Quedamos con Xacó y Jordi F. para el sábado sin concretar. Me vino a la cabeza que cuando estuvimos en el refugio del 'Coll de Merola' nos informaron que en el Coll Roig se había efectuado una renovación  y apertura importante de vías, casi todas por parte del infatigable amigo Santi Sanz, con el que coincidimos en 1987 en el mismo avión que nos llevó a Perú, y en el que, entre otros también iban Xavi Metal, Ángel, Vedo y Josep Solé.

En el Coll Roig en 1988 con Santi R., Mariano y Jordi Ll. escalamos la Vía de l'Alicorn con esta reseña:

En 1989 con Gustavo y Joan C. escalamos el Esperó dels Ripollesos y hasta 1997 no escalamos la Dersu Uzala con Jordi R.

El recuerdo que tenía del lugar era escaso: principalmente el mal estado de la pista de acceso al Coll Roig, la excelente calidad de la roca y en aquella época, los pocos seguros que habían emplazados.

A través de Gustavo conseguí la nueva guía a la que se le puede achacar algún 'detalle' que se podría mejorar, como en el caso de las vías de varios largos, en el que se indica sólo el nombre y dificultad máxima de la vía, echándose en falta los metros y dificultad por largo. En la misma encontraremos información de las vías 'equipadas' de Ogassa, Corones, Clot de l'Espasa, Gomgrèn, Montgrony, Coll Roig, Coll de Merolla, Roc de la Lluna, Malanyeu (sólo deportiva) y Riugréixer.



La semana pasada casualmente el amigo Joan Asín publicó que había escalado 'Dersu Uzala' y se me ocurrió proponer a los compañeros subir a escalar al Coll Roig, sin haber visto la previsión de la meteo. Supongo que ellos debieron pensar que si lo proponía era porque había visto posibilidades de tiempo estable...

El viernes casi a las 12 de la noche me da por ver que decía meteoblue y me quedo alucinado al ver que marcaba casi con un 90% de posibilidad de lluvias a partir de las 11h. Ninguno dijo nada y mantuvimos la idea original, pensando que haríamos un buen almuerzo en Gombrén y poco más. En el viaje fuimos lloviendo hasta las proximidades de Vic y al llegar vemos que hacia el norte cielo aul radiantes y ni una nube, aunque si se notaba que había caído una buena tormenta por la noche. En el pueblo vemos unos carteles anunciando que la carretera quedaba cortada a partir de las 17 horas en dirección Campdevanol, por lo que subiremos con los dos coches hasta las proximidades del santuario de Montgrony. Mientras almorzamos en Gombrén revisando la guía Xacó propone una vía, que nos hizo gracia por el nombre: 'Només hi ha que funcionaris i jubilats', abierta por Santi Sanz en el 2014 y que marca de una dificultad de 6a+ y dos largos, que después se pueden enlazar con la Dersu Uzala (6a), Nil Marín 2 (6b) o Patxaran litrako (6b+).

Reseña 'tuneada' sobre la de 'Joan Asín'

Xacó ofreció su fugo para subir, cosa que agradecí, ya que tengo claro que con mi coche no subo. Al llegar al aparcamiento vimos un par de furgos y vimos a una cordada que había subido andando. En principio localizamos una cordada de tres en la Dersu Uzala y otra en la Ullets d'esmeralda.

 Cartel en el Coll Roig
Escalador en la R-1 Dersu Uzala

El tiempo está radiante y hacemos la aproximación rápidamente y con algo de calor. Advertir que las vías no tiene ninguna señal en su inicio y en nuestro caso la Només hi ha que funcionaris i jubilats tiene un anclaje químico en su inicio:

Se anima Jordi a comenzar con la incertidumbre de que dificultad encontraremos, ya que como he dicho antes en la guía se indica el grado máximo, pero no en que largo está...

Xacó y Jordi preparándose para iniciar la vía

El primer largo describe una ligera diagonal de izquierda a derecha alternado pasos de placa, bavaresa, y desplome. La roca de excepcional calidad, llegando a los 30 metros a la R-1 de dos anclajes químicos unidos con cadena y con argolla para rapelar y algún parabolt adicional. En el largo hay 8 químicos, pero prácticamente se podría escalar utilizando solo elementos de auto-protección. En cuanto a la dificultad V/V+ (6a-?). La reunión es compartida con la vía Nil Marín que sigue en su segundo largo por el visible diedro que hay sobre dicha reunión a su derecha.




 Cuatro imágenes de Jordi en el 1er largo
 Xacó en el 1er largo
  Xacó y Xavi en el 1er largo
 Xacó en el 1er largo 

 Dos imágenes de Xavi en el 1er largo
Jordi y Xacó en la R-1
La cordada vecina en el 2º largo de Dersu Uzala

Toma el relevo Xacó en este magnífico largo con un primer tramos por placa que va ganando en dificultad y verticalidad hasta alcanzar, una atlética bavaresa con buen canto al principio y donde encontraremos en su parte superior el paso más duro de la vía (6a+) en un tramo de 2 metros donde el canto no es tan evidente y la roca varía algo en su calidad, llegando a los 30 metros a la R-2, de parecidas características a la anterior. y encontrando 8 anclajes químicos en todo el largo.



Xacó en el 2º largo
Jordi en el 2º largo
Xavi en el 2º largo
 Xacó asegurando desde la R-2
Jordi entrando a la R-2

Tanto en el largo como en la inmensa lastra que hay bajo la R-2 se aprecia que se ha tenido que colocar bastante 'sica' para evitar ¿males mayores?...

Una vez acabada la vía, nos quedaba enlazar con alguna de las vías citadas anteriormente para poder llegar arriba. Efectuamos con Jordi el destrepe para llegar a la canal que corta la pared en dos, y viendo que está bastante empapada por la lluvia de la noche, optamos por seguir por la más próxima y elegimos los dos largos que quedan de la Dersu Uzala. Mientras el cielo empieza a cambiar de aspecto y por el fondo ya se ven nubes de lluvia...

 Jordi y Xacó destrepando
El panorama va cambiando...

A pesar de que esta parte de la vía ya la había escalado hace 19 años, no recordaba nada, pero ya viendo la reseña de Joan, ya imaginaba que no era fácil. Tomo el relevo y ya acabaré con el resto de la vía. El inicio del tercer largo describe una diagonal hacia la derecha con pasos de adherencia de pies y cantos muy pequeños de mano, que tal como está asegurado no es obligado (6a). Después un  pequeño tramo de diedro atlético, donde se puede colocar alguna pieza mediana (totem verde/rojo) y después sigue más en diagonal a la derecha con resaltes verticales intercalados con tramos de placa, llegando a los 30 metros a la R-3, donde me encuentro con la cordada que nos precedía que estaba rapelando, al haber prescindido de hacer el último largo para bajar y hacer otra vía.

 
 R-2 bis de Dersu Uzala
 Xavi en el tramo de adherencia del 3er largo
 Xavi en el tramo del diedro del 3er largo
 Xacó iniciando el 3er largo
 Xacó acabando el 3er largo
 Jordi acabando el 3er largo

A pesar de que ya empezamos a oír truenos por las cercanías optamos por acabar la vía. El 4º largo va siguiendo la cresta (IV/IV+) con algún resalte vertical en uno de los cuales hay un paso de adherencia (V/V+), llegando a los 50 metros a la R-4 de dos anclajes químicos unidos con cadena y un parabolt.

 Xavi en el 4º largo
 Alguno de los cantos parece una bañera
 Xacó y Jordi en el 4º largo
 Xacó en el 4º largo
 Aunque parezca mentira: Jordi en una cresta...
 El marrón se estaba acercando a mucha velocidad

Optamos por rapelar desde la misma R-4 y con uno de unos 25m llegamos a la canal que nos conduce hacia el camino de descenso.

 Xavi rapelando

Tal como estaba el tiempo agradecimos mucho el equipamiento que se ha efectuado para descender, con numerosos tramos de cable y escalones, simulando una ferrata, ya que al ir pisando el barro que había en la canal, los patinajes hubieran sido peligrosos... 

Jordi descendiendo

Tuvimos tiempo de llegar al aparcamiento, hacer material y al empezar el descenso de la pista, ya empezó a descargar una fuerte lluvia. Como la carretera iba a ser cortada, preferimos volver por el Berguedà y fuimos a reponer fuerzas a Guardiola de Berguedà.

Mientras comíamos comentando el equipamiento que se ha efectuado, me recordó en cierta manera a lo que podemos encontrar en 'Orpierre', aunque en una escala bastante más reducida, cosa nada habitual en nuestra tierra...

El lunes cayó en mis manos la revista Desnivel, que casualmente en el número de Junio ha dedicado un artículo a las vías del Coll Roig y hay una buena fotografía de David Munilla en el que se ve a Santi Sanz (su aperturista) escalando el segundo largo de Només hi ha que funcionaris i jubilats:


Como siempre suele suceder, habrá opiniones para todos los gustos sobre la transformación que han sufrido estas vías, pero el resultado es obvio, de ser un lugar que no iba prácticamente nadie a escalar, cada vez se van viendo más 'piadas' de escalador@s que visitan la zona.

El domingo tocaba 'escalada social' con antiguos compañeros de la A.E.C.: Judit M., Marià y sus hijjos Jan y Roc, Jordi Ll. y Jordi C. La logística vino algo marcada al venir niños y fuimos a la Placa del Pí, sector a la derecha del Totxo de l'Òscar, en Els Graus:

'Reseña' aproximada

Como suele pasar en estos casos, lo importante era más que el escalar, reencontrarse con antiguos amigos para pasar una agrdable jornada y de paso empezar a formar a futuros escaladores para que algún día sean ellos los que nos lleven a nosotros a escalar...

A pesar de que al llegar ya había gente, esta vez tuvimos suerte de coincidir con escalador@s que enseguida nos hicieron un hueco para que pudiéramos escalar.

 Panorámica d la Placa del Pí
 Roc observa como Jan escala en Martinuska
 Jan en Martinuska
 Jordi C. en GMA
 Judit en Martinuska
 Jan en GMA
 Marià en Martinuska
 Roc en GMA
 Jordi en Martinuska
 Judit en Aritjol
Marià en Aritjol

Tranquilamente pasamos la jornada poniéndonos al día de todos nuestros asuntos y quedando para mantener estos encunetros...


2 comentarios:

Sergi Martínez dijo...

Bones Xavi!
Els q anavem a peu al final no ens vam mullar gens....pero pel canto d un duro!
Gracies per l oferiment d baixar-nos
No recordaves be la Derzu pq l obridor va variar l'itinerari quan el va re-equipar
El diumenge tambe vam coincidir a collbato,el mon es un mocador!
El "Picasso" de Cal Barrico

Xavier Díez Mercero dijo...

I tant, quina casualitat...