dimecres, 12 d’agost de 2015

Briançonnais: una semana de escalada 'plaisir'

Para empezar las vacaciones, después de comentar con varias personas diversas posibilidades, quedamos Josep Emili, Sara, Jordi F. y Xavi para hacer una nueva visita al 'Briançonnais' sin ningún plan ni vía en concreto y con un sólo propósito: escalar y pasarlo bien...

Esta vez establecimos nuestro 'campamento base' en el pueblo de Pelvoux gracias a la información que nos pasaron Jordi C. y Assumpció de su visita del año pasado y el día 1 de agosto al mediodía ya estábamos por allí, recibidos con un pequeño aguacero....

Como buenos comerciantes que son nuestros vecinos franceses, regularmente van reeditando las guías de escalada de sus zonas, y en este caso como más recientes están:
 Es la más actualizada (2015) y han añadido más zonas que la anterior (2012)
Esta sigue siendo la más actualizada de Ailefroide (2013)(11€)

Para el domingo 2 acordamos por comenzar con una de las clásicas de Ailefroide que ya había escalado en mi primera visita en el 2000 con Jordi Ll.: Palavar les Flots y que en aquella ocasión como estaba muy concurrida hicimos en 'ensamble' salvo el largo, marcado de V-V+(ó Ao).


Madrugamos y después de una aproximación de 30' por fuerte pendiente, al llegar al pie de vía nos encontramos con tres cordadas que nos precedían que eran de un grupo de Briançon en la que los más veteranos iban en la 3º cordada,  los hijos, en la 1ª cordada, y unos amigos en la 2ª. El ritmo que llevaban no nos hizo demorarnos demasiado.

Acordamos que como ya conocía la vía iríamos primero Jordi y yo y nos seguirían Josep Emili y Sara, aunque la verdad es que después de 15 años y de la forma que la hicimos los recuerdos no eran muy precisos, pero como la vía está equipada generosamente para el grado que es, solo se trata de seguir las chapas...

Es la vía que suele ser buena para comenzar a hacer algo largo y sin demasiadas dificultades, ya que salvo dos largos, uno de Vº y otro con un par de metros de V/V+ (no obligado), el resto es de ir haciendo (IV/IV+).
 Aproximación corta pero intensa
 Xavi en el 1er largo

 Jordi en el 2º largo
 Xavi en el 3er largo
 Jordi en 4º largo (Vº)
 Xavi en el 5º largo
 Jordi el el 6º largo 
 Xavi en el 7º largo
 Jordi en el 8º largo superando el paso de V/V+
 
 Xavi en el 9º largo
 Josep Emili y Sara en la zona intermedia de la vía
 En la R-9 paramos a picar algo
 
 Jordi en el 10º largo
 Xavi enlazando los largos 11 y 12
 Jordi finalizando el 12º largo
 Esperando turno para empezar a rapelar
 Cordada en la vía Les Prédateurs
 Jordi en el 1º de los siete rápeles
 J. Emili asegurado por Sara en el 12º largo
 
 Las instalaciones de rápel de 'calidad'...
Y el suelo cada vez más cerca...

Todo iba bien hasta que un error en la búsqueda de un emplazamiento de rápel casi nos cuesta un disgusto. El tema es que hay dos líneas de rápeles e íbamos siguiendo una de ellas y me pasé a la otra sin darme cuenta, resultando un rápel de 61 metros que tuvimos que solventar echando imaginación...

Un par de rápeles más nos permitió llegar al collado que forman la pared de Palavar con la Premiere Pointe de Palavar donde encontraremos unos cables algo 'vetustos' para poder destrepar un último tramo, que se puede optar por rapelar y que nos permite alcanzar flanqueando, hacia la derechaa, el camino utilizado para la aproximación.

Después celebramos la ascensión en el bar de los escaladores de Ailefroide y comentando la actividad pensamos que los 400 metros de la vía deben ser de desnivel, ya que por recorrido se aproxima más a los 500 metros.

Para el lunes 3 optamos por otra clásica del valle, con algo más de dificultad y sensiblemente más corta: Ecrins Total en La Poire, en la que también con Jordi Ll. en el 2000 habíamos escalado otra vía: La Cocarde.
Buena reseña del blog de 'Xabier Larretxea'
Y si quieres llevar la reseña más a mano...

Aunque el tiempo de aproximación es similar a la de Palavar les Flots, desde luego es mucho más cómoda ésta, ya que poco desnivel tendremos que superar, ya que el camino llanea por encima del río hasta llegar a la vertical de La Poire.

Al llegar a la base había sólo una cordada que estaban apunto de empezar y otro par de cordadas en dos vías diferentes.

Volvemos a comenzar Jordi y yo, pero esta vez es Jordi el que inicia. El estilo de vía es como la del día anterior con la salvedad que los seguros son una mezcla de parabolts y espits

Primer largo de 35m con 4 espits y 6 parabolts iniciando por un espolón que seguiremos unos 25m para luego desviarnos hacia la izquierda donde encontraremos el paso más difícil del largo para superar un pequeño desplome (paso no obligado de 5b, o algo más, según estatura...) y después por un tramo de placa alcanzamos la cómoda R-1.
 Llegando a la base de La Poire
 No hay perdida para saber donde comienza la vía...
 Ala izquierda la cordada que nos precedía y a la derecha en La Cocarde
Jordi en el 1er largo y afrontando el desplomillo
Xavi en el 1er largo y J. Emili y Sara en la base

El 2º largo es el más sencillo de la vía (4b/c) y va superando una sucesión de placas, encontrando en 30 metros 3 espits y 4 parabolts.
 Xavi en el 2º largo
 La cordada que nos precede en el interesante 3er largo
Jordi en la última curiosa placa entrando a la R-2

El tercer largo inicia con un flanqueo a la derecha, protegido con un parabolt y un espit, para alcanzar una canal en la que también hay una posible reunión con un espit y un parabolt al pie del primer muro 'peleón' (5c o algo más...), con un paso de cantos romos muy curioso protegido con tres parabolts. Se alcanza una pequeña vira y en diagonal a la derecha alcanzamos un segundo muro, encontrando un parabolt en el trayecto. Este segundo muro vertical y con un parabolt en la parte superior con un cordino que cuelga que facilita su chapaje (5c más asequible que el anterior). Sigue un flanqueo aéreo hacia la derecha con un espit y un parabolt, desde el cual descenderemos ligeramente hasta encontrar a los 35m la R-3 en una pequeña repisa no demasiado cómoda.
 Jordi en 1er muro del 3er largo
  Jordi en 2º muro del 3er largo
 Jordi en el flanqueo de entrada a la R-3
 J. Emili en el 2º largo
 J. Emili montando R-2 y Xavi iniciando el 3er largo
Xavi en el tramo final del 3er largo

El cuarto largo con una dificultad mantenida de 5b/c puede que sea el más homogéneo y para mi gusto el más bonito de la vía, encontrando una sucesión de placas de adherencia, vertical en su inicio, describiendo después una ligera diagonal hacia la izquierda en dirección a un pequeño techo que superaremos por su margen izquierdo por un muro vertical, alcanzando a los 35m la R-4, y encontrando en el recorrido 11 parabolts.
 Xavi en el 4º largo
Jordi en el 4º largo y J. Emili en la R-3

El quinto largo describe una diagonal de derecha a izquierda primero bajo un espolón, que después cruzaremos hacia la derecha para alcanzar la R-5 a los 35 metros, encontrando en el largo 3 parabolts y dos espits y una dificultad de 5a.
 Jordi en el 5º largo
 Cordada en la 3ª instalación de rápel
Xavi entrando a la R-5

El 6º largo empieza por placa tumbada que va ganando verticalidad (4c) y que en el último tramo nos obliga hacer una travesía hacia la izquierda con pasos de adherencia más finos (4c/5a), llegando a los 30 metros a la R-6 y encontrando 4 parabolts y 3 espits. Mientras hago el largo una cordada rapela por mi lado izquierdo y después, al llegar a la R-6, sin previo aviso, me caen encima las cuerdas de la cordada que nos precedía que empezaban a rapelar. No se si me entendieron, pero menos guapos les dije de todo...
 Xavi en el 6º largo
 Xavi asegurando desde la R-6
 Jordi en el 6º largo y escaladores en la 2º instalación de rápel
Jordi en el final del 6º largo

El 7º largo comienza en horizontal a la izquierda sorteando un techo por su izquierda, subiendo por un muro vertical con bastante aire bajo los pies, donde está concentrada la dificultad del largo (5c 'amable'), para acceder finalmente a una placa de 'slab' bajo el espolón que conduce a la cima de La Poire.
 Jordi en el 7º largo
 Jordi en la R-7 en la cima de La Poire
 Xavi acabando el 7º largo
Haciendo pic-nic en la cima de La Poire

Emprendemos el descenso que hay dos líneas diferentes para rapelar y optamos por la que describo en la foto con cuatro rápeles de unos 50 metros:
Reseña 'tuneada' de Xabier Larretxea


 En el descenso nos cruzamos con J. Emili y Sara con los que nos reuniremos en la base de la pared.
 Xavi en el primer rápel
 J. Emili en el 6º largo
 Xavi en el 2º rápel
 Jordi en el 4º rápel
J. Emili y Sara en el tercer rápel

Mientras esperábamos que bajaran, llegó una cordada de veteranos que hablaban algo incomprensible y que se metieron en la entrada directa de 'Et on tuera tous les afreux', un 6b muy atlético. El compañero pasó con un par de Ao, pero su compañera no veía como hacerlo hasta que Jordi le hizo entender como se resuelve un paso con un 'pie en baga' y desde luego le entendió...

Retozando en la hierba mientras esperábamos...

Y por fin llegaron J. Emili y Sara con el último rápel:


Bajamos de nuevo a Ailefroide a tomar algo y pasamos la tarde dando una vuelta por Le Pré de Madame Carle, punto de partida para los que acceden a la Barre dels Ecrins. Después dirán que no hay cambio climático.... En la oficina del parque hay unos grabados que explican como ha ido evolucionando la regresión de los glaciares y es impresionante...

 Plano de ubicación
 Carteles indicadores
 Matrícula que trae ciertos recuerdos...
 Y después dirán que no hay cambio climático
Glacier Blanc
 A la izquierda la Barre des Ecrins
 Refugio de Le Pré de Madame Carle
Otro deporte muy practicado en Ailefroide: escalada de bloque
De regreso aún vimos alguna cordada apurando las últimas luces

El martes 4 con una previsión de meteo algo incierta, mientras Sara prefería hacer un pateo los demás nos fuimos a hacer deportiva a la Rocher Baron, escuela que cada vez que he ido al Briançonais he dedicado una visita a esta entrañable escuela de roca cuarcita en la que es fácil ver escalar a abuelos con hijos y nietos. Lo bueno que tiene para días inciertos es que el sector de vías más accesibles distan a unos 100 metros del aparcamiento...
Panorámica de Rocher Baron con el pueblo de St Martin de Queyrières en su base

Para Jordi y J Emili era su primera escalada en este tipo de roca que requiere un tipo de escalada especial, generalmente de regletas. Como el tiempo estaba raro y la cosa era hacer metros, empezamos por uno de los sectores tranquilos a la izquierda de 'La sieste au soleil'.
Puede apreciarse la 'gran' aproximación...

Primero cuatro vías de 4a según la reseña, pero que en algún paso podría ser de 4c.

Calentando en los 'cuartillos'...

Junto a nosotros había un grupo de niños conducido por un guía  que estaban escalando las vías de al lado, ero l que de verdad nos sorprendió es que todo un guía (iba identificado con la chapa 'legal') a la hora de desmontar los tinglados no se le ocurrió otra cosa que subir cogiéndose a la cuerda hasta la reunión sin usar ningún tipo de aseguramiento, por lo que si llega a soltar las cuerdas, le hubiera pasado como al coyote y delante de todos los niños...


Pasamos más a la derecha y ya nos metimos en un buen 5c:

 J. Emili en Vive la vie
Jordi en Vive la vie
Xavi en la misma vía

Al bajar veo la vía contigua: Pas de bile (6a) y me animo a hacerla:


Xavi en Pas de bile
J. Emile en Pas de Bile

Hicimos una parada para picar algo y a pesar de que nos toca en ese momento el sol, vemos por el fondo unas nubes muy sospechosas:

Vemos como un veterano escalador local (calculo que con 60 y muchos años) escala La fureur de vaincre (6b) con una facilidad asombrosa...

J. Emili se anima y se mete en Mi-Noël, un 5c+ con un paso casi más duro que la vía que anteriormente hemos escalado..
 J. Emili en el tramo más 'picante' de Mi-Noël
Xavi en Mi-Noël

Con esto ya nos dimos por satisfechos ya que un día que apuntaba como dudoso, lo hemos podido aprovechar 'dignamente'...
Volviendo hacemos la tradicional foto en el monumento a Wimper

Vemos por la noche que para el día siguiente la meteo era buena así que con Jordi acordamos hacer otra vía emblemática de Ailefroide:
Reseña de 'lanochedelloro'

Finalmente Sara prefiere ir a patear y al final se nos une al proyecto J. Emili. Como los comentarios eran de que era una vía bastante repetida optamos por madrugar. La aproximación no es muy larga (20/30 minutos) pero sí bastante intensa. Llegamos a pie de vía y ya vemos que estamos solos en toda la pared. Al poco rato aparecen un par de cordadas que se metieron en la Oh! Désespoirs! que discurre a la derecha de Orage d'étoiles.

Nos dividimos la vía en 3 tramos empezando J. Emili, siguiendo Jordi y acabando yo. 

El primer largo al estar muy lavado por el agua está de un pulido muy curioso que dan la sensación que el grado es superior al apuntado. Al meterse bajo los bloques, toma el lado derecho en lugar del izquierdo que es por donde están los seguros, aunque si encuentra un cordino en un puente de roca. En total 30 metros hasta la R-1 en una buena repisa con 4 parabolts si vas por donde va la vía.
 J. Emili iniciando el 1er largo
Xavi entrando bajo los bloques

El 2º largo sigue por placas fisuradas con pasos muy técnicos (V ó algo mas...) y viendo que la R-2 está a apenas 25m, J. Emili decide empalmar con el 3er largo, más tranquilo (IV+) con un final en flanqueo algo herboso, resultando un largo de 55 metros, encontrando 5 parabolts hasta la R-2 y 6 más hasta la R-3.
 J. Emili empezando el 2º técnico largo
 J. Emili superando la R-2
 Jordi en el 2º largo
 Xavi llegando a la R-2
 J. Emili asegurando a Xavi desde la R-3
Jordi en el 3er largo

El 4º largo sigue por una sucesión de placas de Vº mantenido encontrando a los 35 metros la R-4, encontrando 7 parabolts en el recorrido.
 J. Emili en el 4º largo
Xavi asegurado por J. Emili desde la R-4

El 5º largo tiene dos partes: en la primera por placas tumbadas se llega a unas viras algo terrosas, que atravesaremos en diagonal a la izquierda para entrar en un tramos de placas muy mantenido (según la guía de M. Cambon 5c+, y donde un cordino en un parabolt marca el punto de máxima dificultad. Este largo que en teoría ya no le tocaba a J, Emili, al haberse unido dos largos nos vendió 'la moto' de que aún le tocaba a él... En total 40 metros con 6 parabolts.
 J. Emili iniciando el 5º largo
 J. Emili en el tramo más técnico
 J. Emili asegurando desde R-5 a Xavi
Jordi en el tramo más técnico

Cambiamos de cuerdas y sigue Jordi con el 6º largo con placas verticales que desde abajo parecen lisas, pero que después se van superando sin demasiados problemas, para luego seguir en diagonal a la izquierda con pasos de adherencia más mantenidos, llegando a los 40 metros a la R-6, no demasiado cómoda, encontrando 8 parabolts en el recorrido.
 Jordi en el 6º largo
 J. Emili y Xavi asegurando desde la R-5
 J. Emili y Xavi en el 6º largo
J. Emili en el tramo final del 6º largo

El 7º largo es otro de los marcados como 5c+ y sigue con la tónica de placa muy técnica con pasos de adherencia mantenidos con 45 metros sin desperdicio, encontrando 7 parabolts en el recorrido.
 Jordi en el inicio del 7º largo
 Jordi en la parte final del 7º largo
 J. Emili y Xavi en el 7º largo
Jordi y J. Emili en la R-7

El 8º largo comienza por placa tumbada en diagonal a la derecha para situarse bajo un pequeño techo que se debe superar de derecha a izquierda, siguiendo después por una especie de espolón mantenido en 5b, llegando a los 45 metros a la R-8, encontrando 7 parabolts en el recorrido.
 Jordi llegando al 1er alejado parabolt del 8º largo
 Una vez superado en techito del 8º largo
 Jordi asegurando desde R-8 a J. Emili
 J. Emili en el 8º largo
Xavi en el 8º largo

Volvemos a cambiar de cuerdas y sigo con el 9º largo que sigue un marcado espolón  de 4c, que en 45 metros nos permite llegar a la R-9, la más cómoda de toda la vía, encontrando 6 parabolts en el largo.
 Xavi iniciando el 9º largo
 Xavi en la parte superior del 9º largo
J. Emili y Jordi en el 9º largo

El 10º largo cruza la gran vira por la que después se desciende hasta llegar al pie de un muro vertical, con un primer parabolt algo elevado. Tramo algo expuesto por la repisa que hay debajo y donde l mejor es no parar. Se chapa un segundo parabolt y el paso más difícil (5c o algo mas...) es salir de ese para llegar al 3º, para lo que hay que llegar a un canto algo alejado que los de estatura estándar no llegamos demasiado bien, pero todo tiene solución y trampeando consigo llegar al ansiado canto. Después un respiro antes de meterse a una especie de tobogán algo liso de 5b mantenido y después de 50 metros se llega a la R-10, con 7 parabolts en todo el largo.
 Buscando el 1er parabolt del 10º largo
 En el 1er parabolt del 10º largo
 Buscando el canto salvador' del 10º largo
 Superando el paso del 10º largo
 En el tobogán superior del 10º largo
 J. Emili y Jordi en el 10º largo
Xavi asegurando a J. Emili desde la R-10

Como los largo 11 y 12 se pueden empalmar, es lo que hago, superando un primer tramo por un espolón vertical de 4c que posteriormente se va tumbando encontrando 3 parabolts en los 35m hasta la R-11 y siguiendo ya por rampas de 3b por 20 metros más hasta la R-12, sin ningún seguro más.

 Xavi en el inicio del 11º largo
 J. Emili y Jordi en la R-10
 Xavi Superando la R-11
 Jordi en el tramo final del 12º largo
 J. Emili en el tramo final del 12º largo
Foto cima
Altura máxima alcanzada
R-12 que sirve como instalación del 1er rápel

Tocaba bajar y aquí si que hay que advertir que el mejor descenso no es el propio de la vía tal como se indicaba en la reseña de Luichy, ya que se han instalado reuniones en paralelo, por cierto todos con parabolts y cadenas inox de Fixe de manera que con siete rápeles llegamos de nuevo a pie de vía, de esta forma:

-Rapel 1 que se puede realizar bien desde la R-12 ó desde la R-11 y que con uno de 45m (si lo efectuamos desde la R-12) podemos alcanzar la vira que hemos cruzado en el 10º largo, y caminando alcanzamos la R-9, junto a la cual y a su derecha encontramos la primera instalación rápel.
-Rápel 2 de 47m que nos lleva a la segunda instalación rápel ubicada a la derecha de la R-8 y unos metros por debajo.
-Rápel 3 de 48m que nos lleva a la tercera instalación rápel ubicada a la derecha de la R-7 y unos metros por debajo.
-Rápel 4 de 47m que nos lleva a la cuarta instalación rápel ubicada a la derecha de la R-5 a su misma altura.
-Rápel 5 de 47m que nos lleva a la quinta instalación rápel ubicada a la izquierda de la R-4 y unos metros por debajo.
-Rápel 6 de 48m que nos lleva a la sexta instalación rápel ubicada a la derecha de la R-1 y algo por encima de la R-1 de la variante de entrada directa.
-Rápel 7 de 42m que nos lleva directo a pie de vía.

En el descenso aprovechamos la amplitud de la vira para hacer un pic-nic y ver como la cordada de la Oh! Désespoir! hacía el último largo (6b):
La gran vira que nos lleva a la R-9
Último largo de Oh! Désespoir! 

A pesar de la ola de calor que está padeciendo por toda Europa, en la vía hemos tenido un clima agradable, pero al ir bajando ya se notaba más calor y ya teníamos a la vista nuestro siguiente objetivo marcado con un toldo anaranjado: el del bar de escaladores de Ailefroide:

Los ràpeles los fuimos encadenando rápido, en parte motivado por la cordada vecina que se nos engancharon detrás en los rápeles...
 Encadenando los 7 rápeles
 Sector deportivo de Les Étoiles
Y al bar frente a la Maison de la Montagne

Después de la actividad se imponía para el jueves día 6, algo más relajado y mientras J. Emili y Sara Harían un pateo, como para Jordi era la primera visita a la zona, se imponía algo de turisteo por Briançon a la mañana y por la tarde algo de escalada deportiva por los alrededores.

 Entrando a la Cité Vauban
 Briançcon y Les Tenailles de Montbrison al fondo
 Plano del casco antiguo
 Turistear también cansa...
 Desde el Forte las paredes de La croix de Toulous
 Monumento dedicado a la France...
 Rosa de los vientos que nos indica de donde venimos
 El gran artífice del casco antiguo de Briançon
La calle donde se centra el turisteo de Briançon

Desde luego que hacer turismo en Briançon un día de calor de agosto, puede agotar más que alguna d las actividades que hemos hecho, así que al mediodía compramos papeo en uno de los súper de la periferia y nos fuimos a comer en el acceso al Col d'Izoard en un prado bucólico y pastoril.

Para la tarde buscamos una escuela que yo aún no conocía de roca cuarcita: Laus de Cervières, equipada en 2005 por la FFME, con 23 vías de hasta 20 metros y dificultades entre 3c y 6a. Otra de las escuelas donde es fácil encontrar familias escalando. Su orientación oeste permite pasar una buena tarde en días de calor. La aproximación es de 5 minutos para la vía más alejada.

Fuimos haciendo las vías de izquierda a derecha, comenzando por la fácil pero bonita:
Jordi en La première (3c)

Seguimos con la siguiente a la derecha, con un paso atlético de entrada:
Xavi en Après coup (5b)

La siguiente a la derecha  por una placa mantenida de agradable canto:
Jordi en Olé (4c)

Tuvimos que desplazarnos más a la derecha al estar ocupadas las siguientes vías y escalamos una bonita vía con algún paso de bavaresa:
Xavi en L'escalier (5b)

Seguimos con la siguiente a la derecha que va por una sucesión de placas de adherencia combinadas con regletas:
Jordi en Un Pas (5c)

Vemos que vuelve a quedar libre la vía más 'difícil' del sector, que tiene incluso una reunión intermedia. Esta vía engaña ya que un desplome al principio parece ser lo más difícil de la vía, y en realidad el paso está en las placas de la parte final:
 Xavi en inicio de  Two for one (5b/c)
 Xavi en 2º tramo de  Two for one (6a)

Para acabar la tarde hicimos otra vía de placa donde has de ir buscando el canto conveniente:
Jordi acabando la tarde en La Mitigée (5b)

Volvimos contentos por la actividad del día, que, sin ser muy exigente, nos ha servido para pasar un agradable día.

Para el viernes 7, que era el último de actividad de nuestra visita, mientras Sara se haría otro pateo, el resto decidimos hacer otra vía clásica de Ailefroide: Chaud Biz (h):
Reseñas del sector derecha de 'Paroi au dessus de la Draye' de la guía de Ailefroidela 

Para no cargar con la guía Jordi se marcó una reseña 'minimalista':

La idea original era después hacer una segunda vía (Remonte-Pente Directe (5c), pero no contamos que por primera vez en estos días, nos iba a tocar hacer cola, con lo que la idea original de poder hacer la primera vía a la sombra (en verano hasta las 11h no empieza a tocar el sol) quedó como un simple propósito, ya que sólo hicimos dos largos y medio sin sol.

Al ser siete largos era difícil repartir equitativamente los largos, así que acabamos repartiendo de manera que J. Emili haría los tres primeros, yo el 4º y 5º y Jordi los dos últimos.

A pesar de la reseña minimalista fue fácil averiguar el comienzo de la vía ya que al haber bastantes escaladores, preguntando fue fácil y en apenas 10 minutos ya estábamos en el inicio. Vimos una pareja de alemanes (¿?) que estaban en la R-1, en la que ella iba bastante justa de fuerzas y que fueron los que provocaron el 'embotellamiento', Detrás una veterana escaladora con una escaladora 'novel'  y un escalador joven al que le dejaron los dos largos más atléticos.

No quisimos empezar hasta ver que la R-1 estaba ya a punto de quedar liberada y J, Emilio inicio el 1er largo por un paso de entrada de romos que actualmente podría graduarse de 5c 'duro', y que es fácilmente evitable chapando el primer parabolt y desplazándose un par de metros a la derecha. En apenas 15m se alcanza la R-1, encontrando unos 5 parabolts en el recorrido.
 J. Emili en el paso muy 'tonto' de entrada
 El resto del 1er largo de placa de adherencia
 Jordi en el 1er largo
Xavi en el 1er largo

 El 2º largo empieza con una travesía algo descendente hacia la derecha hasta llegar a un desplome que una vez superado (5b) nos permite meternos en un gran placa que superaremos en diagonal a la izquierda bajo un gran desplome, bajo el cual encontraremos a los 30 m. la R-2 a los 25m.
 J. Emili bajo el primer desplome del 2º largo
 Una vez superado el mismo paso
 J. Emili asegurando desde R-2
Jordi en la travesía para alcanzar la R-2

El 3er largo que es el primero que marca de 5c empieza por un desplome con dos chapas de esos que hay canto pero mejor no te pares...para luego salir por una sucesión de placas que nos permiten alcanzar la R-3 a los 27m. en una buena plataforma y en la que ya nos toca de pleno el sol. Las dos cordadas precedente han estado un buen rato para hacer este mismo largo, sobre todos las dos escaladores inexpertas de ambas cordadas, lo cual nos hizo reflexionar la conveniencia de meter a novat@s en vías de este tipo, por muy bien aseguradas que estén...
 J. Emili superando el atlético desplome del 3er largo
 Xavi asegurando desde R-2
 Jordi iniciando el 3er largo
 Panorámica de la pared de la vía Orage d'Étoiles
Xavi en el 3er largo

Me toca continuar con el 4º largo que en 38 m nos permite llegar a la R-4, pero antes tendremos que esperar un buen rato ya que la cordada precedente no podía avanzar al estar la primera cordada colapsada en el desplome del 6º largo. Este 4º largo tiene tramos de placa de adherencia de 5b alternados con otros más fáciles de 4c.
 La cordada precedente en la R-4
 Jordi y J. Emili en la R-3
 Empiezo el largo y aquí debo esperar que se descongestione la R-4
 Montando la R-4
Xavi asegurando a J. Emili desde R-4
 J. Emili y Jordi en el 4º largo
Jordi en el tramo final del 4º largo

El 5º largo sigue por placas tumbadas con un último tramo de roca a vigilar llegando a los 27m a la R-5, bajo una vira que puede utilizarse hacia la derecha como escape. Esta reunión estaba parcialmente sombreada. 10m más arriba estaba la cordada precedente que habían preferido montar la R-5 en un gran árbol con una buena sombra mientras veían como la primera cordada afrontaba el largo más duro de la vía.
 Xavi comenzando el 5º largo
Jordi en el tramo final del 5º largo

Toma Jordi el relevo y tal como ha hecho la cordada precedente hacemos un cambio de reunión al árbol mencionado anteriormente, esperando que dicha cordada dejasen libre la exigua R-6.
La cordada precedente en la incómoda R-6


Cuando ya tenemos la R-6 libre, Jordi empieza el largo con un primer tramo de placa tumbada para acceder a la vira de escape hasta llegar a la base del desplome, donde también se puede montar reunión. El tramo del desplome son 15m atléticos que pueden graduarse de 5c+/6a-. Escalada de esa que es mejor no parar... Desde el árbol unos 40m
 Jordi en el primer tramo del 6º largo
 Jordi en paso clave del 6º largo 
 Escaladora holandesa en la vía Chaud Chichon
 Xavi en el 6º largo
 Xavi entrando a la R-6
 J. Emili entrant a la R-6
Jordi a la R-6

El 7º largo en apariencia parece tranquil, pero nada más lejos de la realidad. Se inicia saliendo por la derecha de la reunión por unas placas bastante lisas con movimientos muy técnicos que va perdiendo verticalidad a medida que se va subiendo. Reunión a los 23m que es mejor saltarse y montarla en uno de lo grandes árboles en el propio camino de La Draye.

 Jordi comenzando el 7º largo
 Jordi habiendo superado el tramo más técnico del 7º largo
 Jordi asegurando a J. Emili desde R-7 en el camino de La Draye
 Desde el camino de descenso se ven los dos último largos de la vía
 Cartel señalizador del camino de La Draye
Panorámica de la Paret au dessus de la Draye


La calor ya pega fuerte y nos vamos a refrescar por última vez este año en el bar de Ailefroide. Hacemos resumen de la actividad realizada y la buena convivencia vivida y creo que todos pensamos que no será la última vez que volvamos...








2 comentaris:

Jaumegrimp ha dit...

Vaja tip d'escalar que us vau fer! nosaltres també érem per la zona, concretament a la vall de la Clarée a set quilòmetres de Briançom direcció Itàlia. Vaja calor vam passar la primera setmana eh?
A Aillefroide no ens hi vam acostar només que per anar a la Bare i al Dome ens vam centrar en els cims mes propers com el Gran Galibier, Thabor etc. La Vall estreta semblant a Aillefroide té bones parets per escalar ara que no de granit sinó calcari dolomític i una pissarra extranya a les zones d'esportiva, parets dels Militars.

Petrus ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.