martes, 17 de enero de 2012

Practicando auto-rescate en 'El tresor dels maquis'

Ya desde la semana pasada que Mika me comentó para ir a escalar al sector Plantxa Vermella del Serrat de Sant Joan, en concreto a la vía 'El tresor  dels maquis', vía de X. Teixido y  J. Clotet ('Paca') del año 2005, que según las reseñas que circulan se cataloga de 6b+ (6b obligado) y 210m.

Durante la semana fuimos viendo el avance de las previsiones del tiempo para el fin de semana y recopilamos diversas reseñas y comentarios de blogs. Yo creo que la mejor reseña es la que dibujaron inicialmente sus aperturistas en el libro de piadas del bar Tahussà y que se puede obtener en: 'El tresor dels maquis':


También es buena la información en 'http://alturgell-xgrane.blogspot.com':

Para evitar alguna posible complicación optamos en hacer la escalada el sábado y para allí nos fuimos con Montse y Mika. Optamos por almorzar en Oliana, al bareto clásico de los escaladores (ya que el Tahussà de Coll de Nargó está cerrado por reformas), para ver si veíamos algún comentario de alguna escalada reciente. Al llegar, cruda realidad del invierno: -5º. En el libro d epiadas del bar de Oliana no encontramos mas referencias que las del artículo de Armand B. de la Serra de Sant Joan aparecido en la revista Desnivel.

Fuimos accediendo desde Montanisell, tal como indica el artículo de Armand, aunque la verdad casi me parece más cómodo el acceso desde Coll de Boixols, como pudimos comprobar al regresar por allí. Nos pasamos de largo la pista con cadena que sirve de referencia para encontrar el camino de aproximación y después de estar un rato dudando volvimos para atrás y vimos un par de piedras que marcan la entrada de la estrecha pista, que no es muy visible. Nos pertrechamos con todo el equipo, ya con una temperatura algo más agradable que la de Oliana (+5º), y empezamos la aproximación. Al llegar a una masía en ruinas ya hay que tomar el lomo que sube recto hacia la base de la pared, no seguir la pista porque sino acabareis en unos panales de abejas...

Se van encontrando fitas que nos marcan el acceso.. Al llegar a la base de la pared primero localizamos la cuerda de acceso a la 'cova dels maquis' que preferimos dejar de visitarla para hacerlo a la bajada para no perder tiempo...

Cuesta de ver el primer seguro, un clavo con un cordino que desde pie de pared parece una rama seca...Tal como habíamos visto en varios de los comentarios, el 6b del primer largo te pone a tono enseguida:
  Mika en medio del 1er largo
 Montse tras superar el paso más obligado del 1er largo

Encontramos los mismos seguros que marca la reseña original.alternado clavos con parabolts y en la R-1 un par de parabolts. El arranque del segundo largo hizo sudar a Mika con un inicio atléticooooo... de esos que quitan el hipo. Él consiguió hacerlo 'dignamente' y los demás hicimos lo que pudimos...Por cierto hay un clavo más que lo que marca la reseña original. Una vez superado ese tramo hay que desplazarse hacia la izquierda y ya por placas fáciles (IIIº) se llega a la R-2 en la que al haber una buena plataforma con árboles sólo hay un parabolt al inicio del tercer largo que nos puede servir de 'R'.

El tercer largo inicia con un paso muy explosivo en el que ahora también hay instalado un puente de roca (me parece que más de uno ha hecho herejías por allí...) para después seguir en diagonal a la derecha por unas placas de finura, con un paso más duro, aunque en este caso más 'trampeable':
Montse entrando en el tramo 'fino'

Después se accede a un diedro con una gran sabina en su base. Aquí se pone la cosa seria con pasos exigentes con posibilidad de poner alguna pieza (friends o aliens). Justo donde acaba el diedro una pequeña laja bajo unos arbustos permiten colocar una pieza, importante para asegurar el tramo más obligado en flanqueo, justo para llegar a un parabolt:
Mika colocando una pieza adicional para proteger el arriesgado flanqueo

Después del parabolt se sigue en desplazamiento lateral con un poco de descenso para luego tomar otro tramo vertical con dos puentes de roca. R-3 también de 2 parabolts. Al ser el recorrido tan sinuoso, a pesar de colocar cintas largas, tuvimos bastantes problemas con el roce de las cuerdas. 

Este largo a pesar de estar graduado de igual dificultad que el anterior (6b+) es bastante más exigente y obligado. Con Montse fuimos trampeando como pudimos el largo, pero ya al entrar en el diedro empezaron seriamente los problemas, dados por la dificultad y agravados por el rozamiento de las cuerdas que impedían una normal recuperación de cuerdas desde la reunión. Con todo ello primero Montse y luego yo, tuvimos un pequeño 'vuelo sin motor' con el consiguiente péndulo, ambos 'amortiguados' gracias al allien que Mika había colocado antes del parabolt. En su caso pudo recuperarse ayudándose de mi cuerda. En mi caso caí más metros y que suspendido en medio del desplome y traccionando del citado allien y aquí tuve que hacer uso de lo que siempre se enseña en los cursos para salir de estas situaciones y hacer prácticas, en esta ocasión reales, con un nudo machard y un shunt, pero claro no es lo mismo hacerlo en una simulación controlada en un curso, que en un caso real cuando estas colgado en el vacío analizando la situación y pensado que en este caso los colegas poco pueden hacer por ti, a parte de darte ánimos, y que tienes que remontar lo más rápido posible, esperando que no se saliese el allien. Desde luego son maniobras de esas que todos los escaladore deberían hacer prácticas para no perder la costumbre...

Una vez superado el tramo y reunidos en la R-3, también de 2 parabolts, el tiempo se nos echaba encima y aquí Mika puso el 'turbo'.

El cuarto largo graduado de 6a+ tiene un primer tramo fácil por placas algo tumbadas que dan acceso al tramo de más dificultad concentrado en un tramo vertical de escasos metros y en este caso bien asegurado con dos puentes de roca y un clavo, llegando a la R-4 de dos parabolts.

El quinto largo tiene un recorrido que inicia en flanqueo a la izquierda con 'aire bajo los pies'  muy estético para luego ir haciendo un arco hacia la derecha hasta llegar a un vertical tramo en bavaresa que da acceso a la R-5 de 2 parabolts.

El último largo, a pesar de ser el más fácil (V+), no se puede bajar la guardia sobe todo en el tramo que hay entre los dos puentes de roca instalados, tras lo cual ya fácilmente se llega a la arista cimera donde haremos reunión en la vegetación.

La llegada a la cima coincidió con los últimos rayos de sol del día. Plegamos cuerdas y descendimos por la cresta y ya casi de noche localizamos el árbol en el que hay instalado el rápel de 30m de descenso.

Al llegar al final del rápel, a pesar de llevar frontales, no localizamos debidamente el recorrido del desenso que en teoría nos tenía que levar a una cuerda fija instalada, pero ya se sabe que de noche todos los gatos son pardos...Total que tuvimos que improvisar, incluyendo un incierto rápel de unos 40m que nos permitió accder a una zona más boscosa por la que empezamos a flanquear en dirección al pie de vía. 

Desde luego la bajada se hizo larga y al llegar a la pista se nos planteó la última duda de la jornada ¿el coche estaba a la derecha o a la izquierda? La intuición me hizo optar por la izquierda y cuando ya estabamos a punto de dar media vuelta, pensando que la habíamos cagado de nuevo, encontramos el coche. Eran casi las nueve y la temperatura -2º. Comentamos que si hubiéramos tenido que quedarnos a vivaquear, la noche podía haber sido muy dura...

Regresamos por el Coll de Boixols y fuimos a cenar a Oliana, donde con luz pudimos hacer material y darnos una pequeña recompensa después de la dura jornada. Queda pendiente para otro día el poder ver el verdadero 'tresor del maquis'... otra vez será.